Solapas principales

Tony Parker (Foto: NBA MEDIA).

La Noche Americana: Tony Parker estrena triple doble; Gary Neal hace el partido de su vida; Curry se desmelena en su casa; Claver estrena titularidad y presencia la expulsión más absurda del curso

  • Solobasket te resume lo mejor de la jornada en la NBA

Los Western están ambientados, en muchas ocasiones, en territorios desconocidos e indómitos que viven bajo la amenaza del ataque de los indios, o en ciudades sin ley en las que los bandidos campaban a sus anchas. En el reparto de anoche en el derbi tejano entre San Antonio Spurs y Houston Rockets no figuraban John Ford ni John Wayne pero el largometraje que se rodó  en el Toyota Center fue majestuoso. Los focos se centraron en Tony Parker (22 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias), que consiguió el primer triple doble de su carrera, y Jeremy Lin (38 puntos y 7 asistencias), que justificó por primera su suculento contrato y recuperó el nivel que le propulsó a la fama en New York. Spurs sodomizó el entusiasmo unos Rockets (126-134) que no contaron con James Harden (esguince de tobillo). Entre ambos conjuntos anotaron 260 puntos y 30 triples. Aunque los dos equipos alcanzaron la prórroga con el cuentakilómetros trillado, a Houston, superiores atléticamente pero con menor experiencia, se le fundieron los plomos y se obcecaron en estrellarse con Tim Duncan (10 puntos y 13 rebotes). Gary Neal (29 puntos con 7 triples) desempeño el papel de asesino silencioso en el mejor partido de su carrera NBA.

El contagio anotador llegó hasta sus compañeros de Estado, Dallas Mavericks, que arrollaron a su adversario favorito durante los últimos años (17 victorias consecutivas en casa), Sacramento Kings (119-96). O.J. Mayo (19 puntos y 7 rebotes) y Chris Kaman (18 puntos y 3 rebotes) volvieron a liderar un excelente trabajo gremial de Dallas. 11 de sus jugadores anotaron al menos 5 puntos y dejaron en mera anécdota los 25 tantos por cabeza que consiguieron Francisco García y DeMarcus Cousins.

El salto de madurez de Stephen Curry sitúa a Golden State entre la aristocracia de la liga. Anoche fue profeta en su tierra, Charlotte, y ofreció una clase magistral de liderazgo (27 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias) en la cuarta victoria consecutiva de Warrios (96-104). El base sumó su octavo partido seguido por encima de 20 puntos, lo que supone un record en su carrera. Su compañero de fechorías fue David Lee (25 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias) le ayudó a abrir una abismo nada más comenzar el segundo cuarto antes de que se soltara la melena con 15 puntos en el tercer periodo para liquidar a Bobcats.

El otro choque más igualado de la noche deparó un triunfo casero de Philadelphia sobre Detroit (104-97) gracias a la finura de Jrue Holiday (25 puntos y 8 asistencias) y al partido todoterreno de Evan Turner (18 puntos, 11 rebotes y 7 asistencias), que en su tercer año en la liga está cumpliendo las expectativas que se habían depositado en él. 

Víctor Claver estrenó titularidad tras dos partidos en la D-League en el triunfo de Portland sobre Toronto (92-74), uno de los peores partidos de la historia en porcentaje de triples: 3/41 entre ambos equipos. El alero español estuvo fallón (2/12) y terminó con 4 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias en los 25 minutos que disputó. Los 30 puntos y 12 rebotes de LaMarcus Aldrige tumbaron a los canadienses. Ni las ausencias de Matthews y Batum ni el 0/20 en triples de Portland fueron argumentos suficientes para unos Raptors desalmados, un año más.Tras mostrar su descontento, Calderón jugó 31 minutos (12 puntos y 6 asistencias) al lesionarse Kyle Lowry. El sinsentido del choque fue la expulsión de Amir Johnson. El pívot se acercó a coger el balón tras el primer tiro libre de un jugador de Portland. Agarró la pelota al mismo tiempo que el árbitro, que no tenía intención de soltarla. Ambos se hicieron un ademán de quedársela y se acercaron de forma inconsciente. La reacción del colegiado fue mandar a vestuarios al jugador de Toronto.

La fórmula LeBron-Wade suele ser sinónimo de victoria. El dúo mostró su versión Zipi y Zape en la victoria de Miami sobre Atlanta (101-92). Entre los dos combinaron 53 puntos con un fantástico 21/29 en tiros de campo y se bastaron para derrotar a unos Hawks que resistieron con más fortuna que fe durante 32 minutos. Ya en vestuarios, Wade ignoró las críticas que ha recibido: "No he escuchado el ruido. No le he prestado atención... Nunca he estado preocupado por el ruido que se ha generado".
 

También destacamos:

  • Décimo doble doble para Omer Asik (21 puntos y 10 rebotes) en 20 partidos.
  • Tony Douglas (17 puntos y 4 asistencias) completó su cuarto encuentro en dobles dígitos de anotación.
  • Manu Ginobili (22 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias) fue decisivo en la prórroga.
  • Al Horford terminó con 20 puntos y 11 rebotes.
  • Kemba Walker fue el mejor de Charlotte con 24 puntos y 6 asistencias.
  • Miami tiene un balance de 8-0 cuando deja a su rival en menos de 100 puntos.
  • Brandon Knight y Greg Monroe anotaron 22 puntos cada uno en la derrota de Detroit.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 12 meses
#Contenidos: 
46
Visitas: 
198,567
Comentarios: 
325

Comentarios

bueno, alucino un poco. ya me chirrían frases en la crónicas tipo " fulano atesoró 5 asistencias"..pero lo que me encuentro en el primer párrafo de esta crónica( faltas o ausencia de acentuación aparte) ya..manda carrallo, que se dice por estas tierras. Leo " ..Spurs SODOMIZÓ el entusiasmo unos Rockets..."(sic). Si amigos, 2sodomizó" ni más ni menos. Y nadie dice nada. hasta este momento, que yo sepa, "sodomizar" es..bueno, mejor que me remita a la Academia, la cual nos informa que "sodomizar" consiste en ( y es una única acepción) "SOMETER A PENETRACIÓN ANAL". Así que según el cronista, Spurs sometió a penetración anal el entusiasmo unos Rockets (sic). Fenomenal. Señoría, no tengo más preguntas

Creo que Claver se ha metido en un callejón de difícil salida a corto plazo. Se había estancando en Valencia. Su proyección mediática no se correspondía con su rendimiento en pista. Parece que no tenía buena relación con la presión y ahora en Portland no tiene ninguna, lo que tampoco termina de ser positivo para su crecimiento competitivo. Puede que esta situación le ayude a adquirir ese carácter que demanda lecherachi.

Siempre me ha gustado Gary Neal. En el FC Barcelona no supieron explotar su talento, tal vez su individualismo chocaba con otras espadas. Qué bien le vendrían ahora al Regal 15 puntitos por partido made in Neal.

Por cierto, que poco le ha tenido que gustar a Popovich el correcalles de su equipo en Houston... que Lin te meta 38, Douglas 17 y Asik 21 le ha tenido que provocar una noche de insomnio, cuando no sean dos... más bien hasta que vuelva a ver a su equipo defender como suele hacerlo...

Sobre Toronto ... se ha quedado sin objetivos 40 días después de empezar la competición. Y ya van unas cuantas temporadas. El general manager de Raptors debe ser uno de los que acumula peor balance en los últimos 3 años. Pobre confección de la plantilla y nula capacidad para revertir el rumbo. Toronto carece de madurez táctica y necesita dosis industriales de carácter. Lo peor es que en la NBA se puede seguir cayendo hasta abril. A nivel mental es dificilísimo sobreponerse a una dinámica tan negativa.

Claver tiene un grave problema con su tiro. Anoche ejecutó muchos lanzamientos abiertos y no punteados que le hubieran ayudado a sumar. En cuanto al conocimiento del juego le veo en un nivel superior a varios de sus compañeros. En la NBA, si no eres un primer espada tienes que especializarte en algún apartado para ganar importancia. Un buen modelo a seguir es Vucevic (Orlando), que en su temporada rookie no se metía en charcos pero se consolidó como un jugador solvente en la faceta reboteadora. Este curso tiene casi 30 minutos y sigue con una progresión prudente pero lineal.

Pufff, Claver sale dos veces en el resumen del partido, la primera es para regalar la posesión, y la segunda para dejar a su oponente el camino hacia canasta libre, en las dos hay algo que se repite, el amigo baja la cabeza, como si le diera vergüenza estar jugando.... ESE es el principal problema de Claver... has perdido la bola o se te ha ido el adversario, pues haz una falta y corta el contraataque o ve al tapón con todo, pero no des esa imagen que desespera a todo el que te ve y hasta a ti mismo..... CARÁCTER, Claver, me acuerdo cuando apenas debutabas y te encarabas con Hervelle y Felipe, ¿que ha sido de ese tipo? Por cierto, la expulsión es lo más lamentable que he visto en mucho tiempo, como se gusta el octogenario árbitro...

El primer paso ya lo tiene hecho, hay que jugarselas. Lamentablemente como meta una de cada seis no va a disponer de muchas oportunidades así. Y en relación a lo del árbitro David Jones es una prueba más de que árbitros ineptos y protagonistas no solo están en España. Si de mí dependiese no volvería a pitar un partido, es absolutamente bochornoso expulsar a alguien de un partido por algo así.

bueno al menos Claver ya se ha dado cuenta, que o se la juega o se come un colin, es un paso, Toronto es una pena, con fichajes, progresión de jugadores, rookies, se esperaba un equipo interesante, pero parece que les sale todo mal

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar