Solapas principales

La tragicomedia griega de los Bucks cambia de protagonistas

El aire de Milwaukee lleva unos meses enrarecido. Desde que sucedió lo que todos ya sabemos, y nadie querrá nombrar, ante Miami Heat en la burbuja, alrededor de las instalaciones de los Bucks, y del propio Fiserv Forum, se ha levantado una burbuja espesa de bruma más propia de Silent Hill -que ya ha vuelto a ser tendencia, porque así de originales somos los españoles-, que del gran estado de Wisconsin. No disipan las dudas y preocupaciones de los transehúntes, y ya no hablemos de los dirigentes de la franquicia, las declaraciones de Giannis Antetokounmpo, pasándoles la patata caliente, anunciando que solamente firmaría una extensión en su contrato si hacían bien las cosas, y cambiaban piezas de la plantilla. En un objetivo claro de pelear, a ver si ahora sí, por el anillo.

Y Jon Horst lo ha hecho. Volviendo a los orígenes de los deadline day de toda la vida, aunque no estemos en febrero -pero la temperatura diga lo contrario-, completó en una misma noche dos movimientos extraordinarios, que traerán mucha cola, y que pueden cambiar la historia a corto plazo de la NBA. Pero debemos recordar que son dos movimientos independientes. Si llega a conseguir todo ello en un traspaso a 3 bandas, aunque básicamente sería lo mismo, la epicidad habría aumentado un palmo.

Así quedan los Milwaukee Bucks

Antes que nada, desgranemos los traspasos.

En primer lugar, Milwaukee envía a Donte DiVincenzo, a Ersan Ilyasova y a DJ Wilson a Sacramento, a cambio de Bogdan Bogdanovic, en forma de sign-and-trade, y Justin James. Bogdanovic, por cierto, pasará a cobrar alrededor de 15 o 16 millones de dólares, que es lo máximo que puede percibir viendo las piezas que han movido.

En segundo lugar, Milwaukee envía a Eric Bledsoe, a George Hill y 3 primeras rondas futuras del Draft (más alguna posibilidad de swap o intercambio) a cambio de Jrue Holiday.

 

 

Teniendo en cuenta esto, los Bucks se quedan con 7 jugadores en plantilla, y solamente 15 millones bajo el límite salarial para reforzar el equipo. Lo positivo, de ser un candidato a todo, es que habrá jugadores que te puedan dar mucho desde una posición de veterano, y que cobrarán únicamente el mínimo -que no afecta para el límite salarial estrictamente hablando-.

En definitiva, Milwaukee ha dado un paso de un kilómetro hacia adelante. Se ha quitado de encima a Eric Bledsoe, que llevaba ya un año y medio dando a entender por su rendimiento sobre la pista que él no tiene el nivel para pelear por el anillo, y hay agujeros en su juego. Se tiene que desprender de Hill, que fue una pieza importante en el vestuario, y a Donte DiVincenzo. Pero recibe a Jrue Holiday, que es de los mejores defensores de perímetro de la NBA y además tiene más anotación y creación que Bledsoe. Y a Bogdan Bogdanovic, que ya ha demostrado en Sacramento poder ser el base titular de un equipo -no sorprendería ver a Jrue en el 2-, y un joven como Justin James con potencial por explotar.

El encaje de Holiday y Bogdanovic

A simple vista, y sin haber hecho más cambios en la plantilla, el quinteto inicial de los Milwaukee Bucks cuenta con Jrue Holiday, Bogdan Bogdanovic, Khris Middleton, Giannis Antetokounmpo y Brook Lopez. Teniendo en cuenta esto, y que en la NBA, hoy más que nunca, cuentan más los roles que las posiciones "estrictas" que te den sobre el papel, los ex-jugadores de Pelicans y Kings tienen un encaje muy interesante. Sobre todo, por lo que sustituyen.

El año pasado Eric Bledsoe y Wesley Matthews, que se irá libre de Milwaukee, fueron titulares en todos los encuentros que disputaron. Ocuparon el puesto de Jrue y de Bogdan.

Bledsoe, por su parte, fue el tercer anotador del equipo con prácticamente 15 puntos por partido, dando a mayores 5 asistencias, 5 rebotes y menos de un robo y un tapón. En sus porcentajes de tiro, tuvo un 34% en 3 intentos por partido desde el triple, un 53% en 8 intentos por partido de 2, y un 79% en 3 intentos y medio desde la línea de la personal. Si prestamos atención a la métrica del "adjusted shooting", ya analizada hace unos meses en la web, vemos que Bledsoe ha tenido una anotación en el triple 4 puntos por debajo de la media de la liga. En sus tiros de 2, estuvo 2 puntos por encima de la media. Además, fue el único jugador que tuvo un % de pérdidas superior al 15% de aquellos que superaron los 1000 minutos disputados en la plantilla de los Bucks. Giannis, Middleton o Lopez tuvieron, respectivamente, un 13%, un 12% y un 9%. Si contamos cuantos "touches" dieron por cada pérdida, tampoco sale muy bien parado. Porque Giannis dio 22, Middleton dio 26, y Bledsoe dio 23. Es decir, con más de 1500 toques de balón menos que el griego, tienen prácticamente la misma proporción de pérdidas.

Wesley Matthews, que tuvo un USG% menor al de Bledsoe -13% por 24%-, anotó más de 7 puntos por partido, con casi 3 rebotes y 1 asistencia, y menos de un robo+tapón si combinamos ambas cifras. Si atendemos a su efectividad en el tiro, vemos que tuvo un 36% en poco más de 4 intentos por noche desde el perímetro, un 47% en 2 intentos dentro del mismo, y un 77% en un tiro libre intentado de media. En su caso, el "Adjusted shooting" refleja que Matthews estuvo por encima de la media, con 102 puntos para su triple, aunque en los tiros de 2 tiene un descenso hasta 90. Su eFG+, la eficacia de su tiro con respecto a la de toda la liga, se quedó un punto por debajo. Es decir, Matthews, que tuvo un año aceptable desde el triple, podía haber estado mejor.

Jrue Holiday BEST Highlights From 2019-20 Season | CLIP SESSION

Jrue Holiday, por su parte, tuvo un año sólido y notable. Promedió 19 puntos, 7 asistencias, 5 rebotes, casi 2 robos y 1 tapón. Añadiendo un 35% en tiros de 3 en 5 intentos por noche, un 51% en 11 intentos de 2, y un 71% en 3 tiros libres por partido. En otras palabras, una mejoría obvia sobre Bledsoe. Sobre todo, teniendo en cuenta que tiene más volumen de tiro que Bledsoe, y supera sustancialmente su producción ofensiva y defensiva. Y aunque puede haber dudas con respecto a sus pérdidas, si se observa simplemente el número básico -3 por noche-, tuvo cerca de 1500 toques más que Bledsoe, lo que lleva a perder el balón cada 26 toques. Una cifra bastante bejor a la del otrora base de los Suns. A mayores está su USG%, que estuvo en 24'5%, y su % de pérdidas, que se quedó en 14'5%. Y ya como guinda sobre el pastel -"the cherry on the top"- está el hecho de que tuvo minutos como base, como escolta -con el 65%-, como alero e incluso -un 1%- de ala-pívot. La versatilidad es su fuerte. Lo que deja un espacio obvio que, si todo sale como previsto, ocupará Bogdan Bogdanovic esta nueva temporada.

El exjugador de los Kings protagonizó el mejor curso de su carrera en la NBA. Superó los 15 puntos por partido, los 29 minutos disputados, alcanzó un robo por encuentro y a mayores 3 rebotes y 3 asistencias de media. Con un positivo 37% en 7 intentos desde el triple, un 53% en 5 intentos dentro de la línea, y un 74% en 2 tiros libres por noche. Y menos de 2 balones perdidos, dando lugar a una pérdida cada 28 toques, lo que le situaría en la cima de la plantilla de los Bucks. Su tiro, por supuesto, superó la media de la liga en todos los parámetros. Ya ha quedado claro, por tanto, que la eficiencia del serbio es un arma que Budenholzer deberá potenciar y explotar lo máximo posible. Pero es que, a mayores, este curso también tuvo minutos como escolta, como alero y como ala-pívot. Y a pesar de que no hay "registro" estadístico de que lo hiciera en la 19/20, también ha tenido minutos en su carrera en la posición de base.

Pero como decía, lo importante no es el lugar que ocupen, sino el rol que desempeñen. Y yo tengo claro que Mike Budenholzer es consciente de esto, y sabrá que papel darle a cada uno. Quitarle más aun el balón de las manos a Giannis en campo propio, en la transición ofensiva al ataque estático, para dárselo dentro de la zona con incluso más asiduidad. Abrir espacios con Lopez, Middleton, Holiday y Bogdanovic -4 buenos e incluso grandes tiradores- para que puedan también explotar los huecos que dejen las defensas rivales dentro del perímetro. Y aprovechar el físico y el potencial defensivo de Jrue para que se encargue del mejor jugador exterior del equipo rival, sin importar su posición, pues Bogdan y Khris pueden adaptarse a lo que se les ordene.

En otras palabras, lo que ha hecho Jon Horst esta noche es un cambio de paradigma en el Este. Los Bucks están mucho más reforzados. Y si bien es cierto, que les falta algo de banquillo, no me cabe duda que lo conseguirán. Milwaukee cambiará los aires de tragicomedia que rodeaban la ciudad desde septiembre, convirtiéndose en un blockbuster propio de Michael Bay, que ha hecho volar todo por los aires para tratar de subir al primer puesto de la cartelera. Y de la NBA.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
167
#Comentarios: 
358
Total lecturas: 
446,935

Comentarios

A priori parecen fichajes muy buenos para Milwaukee. Bledsoe resultaba evidente que iba a salir del equipo, dados sus malos playoffs y la sensación de que había dejado de pintar en el esquema de juego del equipo, en el que Anteto era prácticamente el que ejercía de base. Holiday es un jugador que te dará lo que le pidas, sea mucho o poco. Bogdanovic es un jugadorazo, que hace muchas cosas y que ayudará mucho al equipo. Quizá le habría venido mejor el otro Bogdanovic, que es menos completo pero mejor tirador y con Anteto te vienen de perlas los buenos tiradores. Yo creo que el equipo mejora y tiene la obligación de por lo menos pelear por el anillo

El valor de Holiday es que se complementa bien en el combo, lástima de la salida de Brogdon. Además es un jugador con quién cambiar pues aguanta bien incluso a pívots. Su tiro de 3 no es de lo más consistente. Su lado competitivo encaja muy bien con Giannis. Necesitan que Middleton se centre en el lado oscuro en las rondas calientes y no sea otro Paul George más centrado en sus números. Y necesitan un center porque con Brook no puedes ir muy lejos.