Solapas principales

Lakers y Hollywood, la pareja más glamurosa de la NBA

  • La historia del cómo y el cuándo se convirtieron los Lakers en el equipo predilecto de las celebridades

l.a. "ciudad de los sueños"

Los Ángeles, conocida como "la ciudad de los sueños", es una ciudad de contrastes y contradicciones. Las historias de éxitos alcanzados y de sueños truncados se entrelazan en ella, bañadas por el sol y salpicadas por ese ambiente tropical que otorga el paisaje de palmeras. Y es que no muy lejos de las mansiones de Beverly Hills se encuentra el otro gran icono de su cultura: la playa y el surf.
 
Los Ángeles es la capital del mundo del espectáculo, el lugar de nacimiento de la cultura hippie, el centro de la industria tecnológica y de cualquier otra cosa que se espere de una ciudad como ella. Descrita en cierta ocasión como "72 suburbios en busca de una ciudad", L.A es una metrópolis diversa y dinámica, la segunda ciudad más poblada de EEUU.
 
En L.A "todo el mundo es una estrella", o al menos, aspira a serlo. Y es que las artes escénicas han jugado y juegan un papel muy importante en la identidad de la ciudad, que reúne más actores, artistas, cineastas, escritores, bailarines y músicos que ninguna otra. 
 
Es la casa del cine, donde se fundaron los grandes estudios cinematográficos como The Walt Disney Company y los estudios de Hollywood, en la época dorada del séptimo arte, y la casa de las grandes estrellas, desde Marilyn Monroe hasta las caras más reconocidas de la actualidad. Artistas como David LaChapelle han documentado ese je ne sais quoi que es LA: algo que oscila entre lo glamuroso y lo vulgar.
 
En concordancia con el alto standing de la ciudad se encuentran los Lakers, una de las franquicias más gloriosas de la NBA. No hay ninguna duda de que los angelinos son un equipo especial, no solamente por los éxitos cosechados en el campo, sino también por toda la expectación que generan fuera del mismo . Y qué decir de sus aficionados. No hay un equipo tan venerado por Hollywood como Los Angeles Lakers.
 

celebrities_nba.com_.jpg

Celebrities lakers (nba.com)
Mientras los jugadores pelean en el parqué del Staples Center, a pocos metros de distancia, estrellas de Hollywood como Jack Nicholson, Denzel Washington, Andy García, Cameron Diaz, Dustin Hoffman, Leonardo Di Caprio, Drew Barrymore, Charlize Theron, Hillary Swank y un largo etcétera apoyan desde la grada con más glamour del deporte.
 
La presencia del star system de Hollywood en las gradas del Staples Center, es un negocio ideal para los Lakers, que pueden ampliar su impacto comercial más allá del deporte, y para la NBA, que gana con ello en popularidad.
 
A algunas de estas celebridades les encanta interactuar con los jugadores. La primera persona que se nos viene a la cabeza es el fan número uno de este club VIP: Jack Nicholson. El ganador de tres premios Oscar y doce veces nominado, disfruta de esa ubicación en el estadio desde hace tres décadas. No sólo arenga y critica a los jugadores, sino que también habla con los entrenadores de ambos equipos e incluso presiona a los árbitros, pudiendo incidir de alguna manera en el desarrollo del juego.
 
Los asientos a pie de pista cuestan un dineral y a un selecto grupo de famosos se les concede la prebenda de "participar" en los partidos. A pesar de todo, el propio Nicholson reconoce que nunca se ha sentido obligado a hacer algo más que presenciar los partidos. A fin de cuentas, el deporte profesional tiene un alto componente de espectáculo, y de eso saben mucho en Los Ángeles. Pero, ¿cuándo y como se convirtieron los Lakers en el equipo de las celebridades de Hollywood?
 

jack-nicholson-lakers.jpg

Jack Nicholson, el Laker VIP número 1 por excelencia

vandeweghe y "the fabulous forum"

Nos situamos en la ceremonia celebrada en el Staples Center con motivo de la inauguración de la estatua de Jerry West afuera del pabellón. Cuando se leen los nombres de los invitados a la ceremonia: Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, Elgin Baylor, Jerry Buss... la grada se derrite en aplausos. Sin embargo, los aficionados solamente ofrecen un respetuoso homenaje cuando se anuncia el nombre de Ernie Vandeweghe. Es el tipo de ovación que uno daría en una graduación al escuchar el nombre de una persona a la que no conoce. Su nombre está lejos de ser conocido por los fanáticos de los Lakers, pero no debería ser así.
 
Vandeweghe, jugador de los Knicks en su juventud, fue el primer médico deportivo de los Lakers cuando el equipo se mudó a Los Ángeles en 1960. Era cirujano en la Facultad de Medicina de UCLA cuando conoció a Bob Short, dueño de los Lakers de Minneapolis, que estaba en proceso de trasladar el equipo a Los Ángeles. Short no solamente quería que Vandeweghe sirviera como médico, sino que además le ayudara a compreder el mercado de Los Ángeles y a construir la marca Lakers en la ciudad.
 
Fijándose en el éxito del equipo de beisbol, los Dodgers, que se habían mudado dos años antes a Los Ángeles desde Brooklyn, lo primero que le dijo Vandeweghe a Short fue que necesitaba contratar a un hombre que retransmitiera los partidos del equipo. Alguien como Chick Hearn, comentarista de fútbol americano y baloncesto de la USC en aquel momento, para conectar de esta manera con el aficionado. "Sentí que Chick sería la voz perfecta para los Lakers, y cuando hablé con otros escritores deportivos, todos me dijeron que Chick era el mejor".
 
El otro gran objetivo era dotar al equipo una base de admiradores reconocidos. Le dijo a Short que le permitiera distribuir los asientos en los partidos de casa, en el Los Angeles Sports Arena, y así podría atraer a celebridades para que vinieran a ver los partidos.
 
"Me dieron un montón de entradas", dijo Vandeweghe. "Mi esposa - Colleen Kay Hutchins, Miss América en 1952 y antigua actriz de Broadway - y yo conocíamos a mucha gente en Hollywood, sobre todo ella, que me abrió las puertas de ese mundo. Iba a cada estudio y les daba cuatro entradas a cada uno, pero con la condición que cada uno de ellos tenía que venir acompañado de una estrella, y así es como lo construímos".
 
Doris Day, la estrella más taquillera de la época, se convirtió en la primera celebridad del equipo. Poco después, cuando Jerry West y Elgin Baylor llevaron a los Lakers a siete finales (perdidas) en nueve años, los rostros de Dean Martin, Walter Matthau y Jack Lemmon, se convirtieron en habituales de la cancha.
 

doris_day_en_un_partido.jpg

Doris Day fue la primera gran estrella seguidora de los Lakers
 
Sin embargo, sería en el Forum, el lugar donde los Lakers se convertirían realmente en el equipo de Hollywood y en "el epicentro de la genialidad de California".
 
De no haber sido por Vandeweghe, el Forum se habría construido en el Valle de San Fernando, un extenso suburbio que se extiende al norte de Los Ángeles y que poco o nada tenía de glamouroso. En 1965, el empresario canadiense Jack Kent Cooke compró los Lakers (y los Kings de la NHL de hockey) por 5 millones y poco después planeó construir su propio pabellón.
 
"Quería levantar el Forum en el Valle, construirlo junto a unos campos de golf en el Valle de San Fernando, y yo le dije que no podía hacer eso. Se necesitaba espacio y la gente de Hollywood Park tenía todo ese estacionamiento". Así que Inglewood era el lugar perfecto por su proximidad al aeropuerto y su amplio estacionamiento al lado del Hollywood Park.
 
"The Fabulous Forum", como lo llamaría Cooke, se convirtió en 1967 en el nuevo hogar de los Lakers (y de los Kings). Sin embargo, no fue hasta que Jerry Buss compró el Forum, los Lakers y los Kings por 67,5 millones de dólares, en aquel momento, la transacción más grande en la historia del deporte, cuando el Forum se convirtió en sinónimo de cartel de estrellas de Hollywood.
 

jack_kent_cooke.jpg

Jack Kent Cooke durante las obras de construcción del Forum

"It's showtime!"

Desde un primer momento, Jerry Buss tendría una visión muy clara de lo que buscaba para el equipo. El nuevo propietario quería que el equipo montara un espectáculo cada noche, un show capaz de llenar estadios en cualquier ciudad y tener los ojos de todos los aficionados de la NBA en cada uno de sus partidos.
 
Buss era un cliente frecuente de The Horn, un club nocturno en Santa Mónica que atraía una clientela muy exclusiva.
Más allá del lugar y el glamour del mismo, lo que realmente le fascinaba a Jerry era el acto de apertura de todas las noches, que incluía un juego espectacular de luces (único en su época), seguido de un canto dramático de la melodía característica del lugar, “It´s Showtime!”. Buss lo tenía más que claro, quería convertir la casa de los Lakers, The Forum, en una versión a gran escala de The Horn. Y así fue, ir a ver al cuadro angelino se convirtió en un auténtico espectáculo en todos los sentidos. El sonido local y el juego de luces eran una novedad para el deporte estadounidense, e ir a ver a los Lakers se convirtió en una experiencia total. 
 
Aquella relación que había nacido en la década de los 60, se convirtió en un matrimonio consolidado a principios de los 80, cuando Magic, Kareem, Worthy, Wilkes, Nixon, Byron Scott, Michael Cooper o Kurt Rambis, marcaron el comienzo de "la era Showtime". Parte del éxito correspondía también a Pat Riley, que con sus trajes de Armani y su peinado a base de gel fijador no solo daba el tipo para aquel banquillo, sino para un casting de Hollywood. Los Lakers se entrelazaron en comunión con las celebridades del mundo del espectáculo, que acudían en masa al Forum para verles jugar.
 

lakers_showtime.jpg

Jerry Buss y los Lakers del Showtime dieron un paso más en el espectáculo (Pinterest)
 
"Cada vez que la CBS hacía algún partido en el Forum, querían una lista de celebridades y querían saber dónde estaban sentados" comentaba Josh Rosenfeld, director de relaciones públicas de los Lakers de 1982 a 1989. "Nuestro acuerdo con ellos fue que se la daríamos siempre que mantuvieran una distancia y no les pusieran una cámara en la cara". Esta medida venía dictada desde la cúpula por Jerry Buss, para no molestar a los famosos. Los veía como a clientes que pagan para ver el partido, no para hacer entrevistas con los medios o ser molestados.
 
Los Lakers eran tan populares en aquella época que algunas celebridades ni siquiera podían hacerse con entradas cuando contactaban con el equipo. "Recuerdo que antes de un partido contra los Celtics en 18987, recibí solicitudes de Ted Danson y Michael J.Fox, cuando eran superestrellas. Jerry Buss preguntó: ¿para cuántos partidos han pedido entradas este año? El hecho de que solo quisieran venir para el partido contra los Celtics a final de temporada impidió que les dieramos entradas", recordaba Rosenfeld.
 
Cuando el antiguo propietario Cooke construyó el Forum Club; un restaurante y salón dentro del Forum, su idea era dotar al pabellón de un ambiente familiar donde los fans pudieran cenar antes o después de los partidos. Pero cuando Jerry Buss se hizo con las riendas de la franquicia, transformó el Forum Club en el club nocturno más popular de todo Los Ángeles.
 
En la cancha, los Lakers del Showtime rendían a las mil maravillas, pero la noticia también se encontraba detrás de bastidores, concretamente, en la Sala VIP del Forum Club, un bar con servicio completo. Traspasar el umbral de aquel selecto club, el único existente en un pabellón de baloncesto, significa adentrarse en el lado más oscuro de aquellos míticos Lakers.
 
Un guardia se aseguraba de que solo 'invitados con las credenciales adecuadas' pudieran ingresar. Jerry Buss, el dueño de los Lakers en ese momento, tenía una mesa privada para él y otros invitados, incluidas muchas mujeres jóvenes y atractivas, algunas de ellas 'groupies', que a menudo se paraban cerca de la puerta cuando los jugadores llegaban después de un partido. El jugador Michael Cooper dijo una vez: “Tenías que llegar antes que Magic si querías salir con las groupies. Si Magic estaba allí, no había nada que hacer. Él era la primera elección".
 
Se corrió la voz en la liga y la ciudad de que The Forum Club era el lugar para estar. Mientras operaba, el club sirvió como anfitrión de ejecutivos, actores y escritores de Hollywood, brindando la oportunidad de codearse con la élite. A los equipos de la NBA de la época les encantaba jugar en Los Ángeles, en gran parte debido a lo que sucedía después de los partidos.
 
Todos vivían la buena vida, incluido (para algunos) el consumo de drogas. La cocaína era la droga más popular del momento, y se dispensaba libremente. Las esposas de los jugadores no estaban permitidas en el club. Lo que sucedió allí fue un secreto hasta que la esposa del jugador Mark Landsberger, preguntó: "¿Qué pasa allí?" Landsberger respondió honestamente, y ese fue el principio del fin.
 

the_forum_club_2.jpg

The Forum Club se convirtió en el club más popular de LA
 
Jerry Buss normalmente celebraba allí cenas privadas con sus invitados, antes de presenciar los partidos en su "Caja", que era básicamente, un área delimitada de unos 30 asientos, debajo de la bandera estadounidense y al lado de la banda de música de la USC. Por allí solían deambular Don Johnson, Lee Majors o cualquier personalidad del momento. Si no tenían un asiento a pie de pista, todos querían sentarse con Jerry.
 
Rosenfeld, director de promociones del equipo en 1981, y después agente de Magic Johnson, dijo en una ocasión: "Muhammad Ali fue invitado por Buss para ver un partido en la caja. En la segunda mitad bajó, y acabó sentado en mi asiento, en la fila de prensa. Le dije: "Champ, estás en mi asiento, pero está bien, lo único es que si suena el teléfono, ¿podrías cogerlo? Por aquel entonces recibíamos llamadas durante el partido, de parte del teletipo deportivo, preguntando por el resultado del partido, por lo que allí estaba Muhammad Alí, cogiendo el teléfono y diciéndoles a aquellas personas cómo transcurría el partido".
 
La interacción de Buss y sus amigos famosos con los medios, también era mucho más afable en aquel entonces de lo que es ahora. En muchas ocasiones, después de los partidos, la sala de prensa del Forum estaba tan animada como el Club. Era una sala donde Jack Nicholson podía tomar un café y ver la televisión, o Jerry Buss jugar al póker con antiguos compañeros, mientras Chick Hearn mezclaba bebidas.
 
Por mucho que el espectáculo que ofrecían aquellos Lakers en la cancha ayudó a atraer celebridades a los partidos, una de las mejores incorporaciones de Buss desde el punto de vista del entretenimiento fueron las Laker Girls.
 
Buss era un gran fanático del baloncesto universitario y también del fútbol americano, desde su época de estudiante, y quiso trasladar ese ambiente a la NBA. Por ello, una de sus primeras medidas fue la de tener una banda en vivo y animadoras. "Las Laker Girls tenían mucho que ver con la atmósfera que rodeaba al equipo y al Forum en ese momento. Jerry sabía que esto iba de entretenimiento y fue una estrategia de mercadotecnia brillante. Había porristas en la universidad y en la ABA, pero no en la NBA. A la gente le encantaba. Lo convirtió en un espectáculo. Cuando comenzamos eran solo chicas de la USC y de UCLA, pero luego se convirtió en una gran oportunidad profesional y tuvieron lugar grandes pruebas de selección", decía Rosenfeld.
 

paula_abdul.png

Paula Abdul y las laker girls fueron una parte importante del espectáculo
Entre todas ellas destacaba Paula Abdul, la más famosa de todas (con estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood incluida), e incluso en una ocasión, Michael Jackson ayudó a coreografiar una rutina de las bailarinas. Por todo esto y por más, Rosenfeld definió al Forum "el epicentro de la genialidad de los años 80".
 
Han pasado ya unos cuantos años desde que los Lakers jugaron por última vez en el Forum, que paradójicamente ha sido comprado por su rival en la ciudad, los Clippers. En 1999 se mudaron al actual Staples Center, pero su atracción por las celebridades nunca ha sido tan grande como en aquella época. A pesar de todos los cambios y mejoras, la única constante es que los famosos siguen acudiendo para ver a los Lakers. Desde Doris viendo a Jerry West en el Sports Arena a Nicholson animando a Magic en el Forum, hasta llegar a Leonardo DiCaprio disfrutando de Kobe Bryant o recientemente de Lebron James en el Staples Center
 
Lo único que cambia en esta gran producción son los protagonistas y el escenario. Según Rosenfeld: "Fue muy emocionante estar rodeado de toda esa atmósfera, y sigue siendo así hoy en día en el Staples Center". Todo cambia en esta vida: la tecnología, la estética, el juego... por eso la imagen de hoy es algo diferente, pero en lo sustancial, las cosas no han cambiado en Los Ángeles, que para muchos sigue siendo y será siempre "la ciudad de los sueños".
 

nicholson_deportes.mx_.jpg

Nicholson posando junto a Cooper, Scott, Rambis y Magic Johnson
 
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
126
#Comentarios: 
117
Total lecturas: 
295,882

Comentarios

Interesante reportaje!

Nicholson por lo visto tiene más de una localidad, cuando le molesta algún coach impertinente suele subir a anillos superiores.

p.D: je ne sais quoi (me la apunto)