Las dificultades de Shaquille O'neal para poder vestir el dorsal #33

  • Shaquille solo lució el #33 en una franquicia siendo este el número que siempre prefirió.

No se trata de un dorsal cualquiera. No es un simple número de doble dígito. El #33, la edad de Cristo, el rango masónico del Soberano Gran Inspector de la Orden. El número que han lucido en sus espaldas más de cinco y de seis superestrellas. Con el que algunos se han retirado. El que ahora cuelga en los techos de varios estadios, en honor a trepidantes hazañas en el parqué. Por eso y mucho más, hablamos del #33 como un número mágico. Un número que ha hecho historia en la NBA, el cual solo lo viste gente sobrada de talento.

Para hablar de las tres decenas y las tres unidades, se puede hacer referencia a gente como Larry Bird, el legendario #33 de Boston Celtics; mencionar a Scottie Pippen, el feroz #33 y escudero del mejor Michael Jordan; también a Kareem Abdul-Jabbar, a quien le retiraron el #33 Milwaukee Bucks y Los Angeles Lakers; y por último, Alonzo Mourning, el mítico #33 de Miami Heat.

Los Clippers muestran su gratitud a Grant Hill (Twitter Clippers)

Denver Nuggets también retiró el #33, justamente el de David “Skywalker” Thompson. Sin embargo hay una anécdota curiosa en otro #33 retirado que no es el suyo. Sucedió en Phoenix, el #33 de los Suns, Alvan Adams, jugador de la década de los 70 y los 80. Tras el fichaje de Grant Hill a la franquicia de Arizona en 2007, Adams le cedió los derechos de llevar dicho dorsal a la nueva incorporación de los Suns. A pesar de ya estar retirado, el último en lucir el #33 en Phoenix fue Hill. Precisamente este, todo lo contrario que otros, pudo llevar dicho dorsal en todas las escuadras que jugó. No obstante, hubo alguien que también lo quiso vestir y no pudo. Este hombre es ni más ni menos que Shaquille O’neal.

Kareem Abdul-Jabbar lanzando un 'sky hook' en el mítico y desaparacido Boston Garden (Foto: Miqui Forniés)
Kareem Abdul-Jabbar lanzando un 'sky hook' en el mítico y desaparacido Boston Garden (Foto: Miqui Forniés)

Situémonos en verano de 1992. Estamos en el Draft de la NBA y pendientes de unos posteriores Juegos Olímpicos. Estos devendrán históricos por el nacimiento del Dream Team. Esa pasada temporada O’neal estuvo marcando tendencia en las canchas universitarias y consiguió que se oyera su nombre por todo el mundo. De hecho, ese mismo verano se disputó con Alonzo Mourning y Christian Laettner la plaza para formar parte del combinado nacional. Elegido por Orlando Magic, el joven Shaq tenía bien claro el dorsal que anhelaba llevar en la camiseta. Como intuyes este era el #33, en honor al ídolo de su infancia y adolescencia, Patrick Ewing. El #33 de New York Knicks. A su pesar, el #33 de Orlando Magic estaba ocupado por uno de los jugadores más veteranos de ese roster, Terry Catledge, quien dijo al rookie que si quería su dorsal debería recompensarlo con bastante dinero. Propuesta que el joven Shaq rechazó y prefirió escoger el #32. Años después, ya en los Lakers, a Shaquille se le presentaba otra oportunidad para homenajear a su ídolo. Pero allí el #33 colgaba en el techo del Staples. Kareem Abdul-Jabbar era el homenajeado. Entonces, optando de nuevo por el #32, se encontraba que estaba retirado en honor a Magic Johnson, de modo que cambiaría de dorsal y esta vez escogería el #34.

Alonzo Mourning (Foto: NBA)
Alonzo Mourning (Foto: NBA)

Traspasado a Miami Heat, en el equipo de Florida el #33 pertenecía a la leyenda de la franquicia, Alonzo Mourning, todavía en activo por aquel entonces. Por ello Shaq volvería a su inicial #32 para hacerse con el anillo de campeón junto a Dwyane Wade. Después de Miami, su destino se hallaba en Phoenix. Allí coincidiría con el #33 de Alvan Adams, también Grant Hill y la historia que ya hemos contado. También es gracioso que justo una temporada antes Amar'e Stoudemirehubiera decidido dejar su antiguo #32 para pasarse al #1, pero eso no es más que otra vuelta de tuerca al caso de Shaq con el dorsal que más prefería.

Finalmente Shaquille O'neal llegó a la franquicia de Ohio, Cleveland Cavaliers. Allí por fin podría cumplir su sueño: homenajear a su ídolo vistiendo el #33. Dorsal libre hasta su llegada. Por último, en la etapa final del legendario pívot, Boston Celtics se hizo con sus servicios. Allí O'neal tampoco podría lucir el #33 debido a que ya lo habían retirado en honor a Larry Bird. De nuevo se encontraba que el #32 volvía a estar retirado, siendo el protagonista Kevin McHale. Además el #34 era el dorsal de Paul Pierce. Es entonces cuando por propia iniciativa;decidió lucir en su elástica el #36, haciendo tributo al sexto equipo de la NBA en el que estaba. Son bastantes los que actualmente también lucen el #33 en su espalda y entre ellos, Marc Gasol. Quién sabrá el motivo del #33 en su camiseta, o la historia que han vivido estos para lucir este significativo, mágico, y simbólico dorsal. Pero si de una cosa podemos estar bien seguros es que el valor del #33 no morirá con la retirada de Shaq, sino que todavía más estrellas se atreverán a llevar consigo el número con el que se han hecho grandes y legendarios jugadores del tamaño de Patrick Ewing, entre otros.

En el siguiente vídeo puedes ver como O'neal llora emocionado hablando de Ewing, tras este haber estado minutos antes en el plató de televisión:

Shaq Cries Talking About Patrick Ewing

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 9 meses
#contenidos: 
108
#Comentarios: 
374
Total lecturas: 
384,090

Comentarios