Se encuentra usted aquí

Las peores elecciones del Draft de la última década

A menudo, las directivas de las franquicias NBA encuentran dificultades para juzgar el talento joven y, sobre todo, el internacional. Aunque eso ha ido cambiando en el Draft durante los últimos años, seguimos y seguiremos viendo piezas que a lo largo de los años no cumplan con las expectativas, al igual que equipos equivocándose estrepitosamente en sus elecciones. Sin ir más lejos, el doble MVP Nikola Jokic cayó a los más profundo de la segunda ronda de 2014. Luego, existen otros como Dragan Bender, quien fue reclutado con el cuarto pick y a los 23 años ya estaba fuera de la NBA.

2014: NICK STAUSKAS - SACRAMENTO KINGS, Nº 7

En la offseason de 2015, Nik Stauskas ya era el favorito de la hornada  para esta desafortunada distinción después tras estar sufriendo para tener algo de impacto con los Sacramento Kings. Con un promedio de solo 4.4 puntos, 1.2 rebotes y 0.9 asistencias, el escolta de Michigan tuvo solo un 36.5% en tiros de campo y el 32.2% en triples, con un muy pobre PER de 7.5.
 
Según el modelo estadístico FATS, basado en comparaciones históricas y demás factores, había evidencia de que Sacramento jugó como un equipo de 35,4 victorias cuando Stauskas estaba en la banca y como un equipo de 24,4 victorias cuando estaba en la cancha. Stauskas siempre fue una opción cuestionable para los Kings, especialmente dado que ya habían seleccionado a Ben McLemore solo un año antes. 

2015: FRANK KAMINSKY - CHARLOTTE HORNETS, Nº 9

En este caso, no se trata del jugador en sí, pues Kaminsky ha tenido regularidad y ha formado parte de las rotaciones de sus equipos durante años. Sin embargo, aquí la mala decisión recae sobre el mismísimo Michael Jordan, dueño de la franquicia. En su caso, parece que valoró más utilizar la novena selección en el Draft de 2015 que seis selecciones futuras. Teniendo los ojos puestos en el alero de Duke, Justise Winslow, los Boston Celtics estaban preparados para dar hasta seis selecciones de draft solo para reclutarle.

Si bien Winslow es sin duda un buen jugador para tener en cualquier equipo, no ha estado exactamente a la altura de sus expectativas del día del draft. Danny Ainge y los Celtics estarán contentos de haber podido conservar los seis picks y no intercambiar por Winslow. Por su parte, Jordan lamenta no haberse atrevido a dar el paso. No es que Kaminsky sea un jugador terrible, pero que Jordan deje pasar tantos activos futuros dice mucho. Debe haber creído que Kaminsky sería una de las futuras piedras angulares de los Hornets, pero se quedó en jugador de rol.

2016: DRAGAN BENDER - PHOENIX SUNS, Nº 4

Dragan Bender, de Croacia, comenzó su carrera profesional en Europa y a los 15 años ya prometía mucho en el KK Split. Tras una trayectoria ascendente en su país natal, partió a Israel dos años después de su debut profesional. Fue aquí donde comenzó su carrera con Maccabi Tel Aviv. Sus primeras dos temporadas las pasó cedido, pero se destacó en su primera campaña real con el equipo (2015-16). Bender fue clave en la Copa de Israel en 2016 y fue seleccionado como All-Star extranjero. 
 
Bender fue seleccionado con la cuarta selección por los Phoenix Suns. Estaban desesperados por encontrar talento y pensaron que habían encontrado una futura estrella. Se suponía que Bender crearía un futuro dúo de estrellas junto a Devin Booker. Bender tuvo una cantidad de partidos decentes, pero nunca estuvo realmente a la altura. Su récord en puntos llegó en 2018, con 20 ante Oklahoma City, algo que debería estar promediando. La franquicia rechazó su opción en su último año de contrato y el croata pasó por dos equipos más, otra vez Maccabi y una rotura de cruzado hasta llegar al Monbús Obradoiro, con quien parece que renovará para la siguiente temporada.

2017: MARKELLE FULTZ - PHILADELPHIA 76ERS, Nº1

Una vez más, los Sixers no tuvieron fortuna a la hora de esoger a su futura estrella por culpa de las lesiones. Si bien es cierto que Joel Embiid tardó en recuperarse, ha sido todo alegrías para Philadelphia. Sin embargo, Fultz no tuvo esa suerte. Los parones por lesión se cebaron con el base originario de Maryland.

La calidad del jugador es innegable y en Orlando nos ha regalado magníficos partidos y highlights. No obstante, un jugador que ha disputado 191 partidos en 6 temporadas y que ha sido seleccionado en el número uno, por delante de Jayson Tatum, Bam Adebayo o Donovan Mitchell, entre otros, solo puede catalogarse como la peor elección del Draft, por mucho talento y potencial que albergue.

2018: KEVIN KNOX - NEW YORK KNICKS, Nº 9

Knox atrajo mucha atención después de su desempeño en la Summer League, donde promedió 21.3 puntos por partido, pero desde entonces ha hecho poco para garantizar que lo reclutaron tan alto en 2018. Sin embargo, con solo 21 años, todavía hay mucho tiempo para convertir cosas alrededor
 
Sus números, para el poco tiempo que ha podido disfrutar sobre la cancha, no son tan malos. De hecho, hubo un período de tiempo durante la 20-21 en el que lideró la liga en porcentaje de tiros de esquina. Sin embargo, es una de las peores elecciones de su año, si no la peor, por el poco aprovechamiento que se le ha sacado a un pick dentro del Top 10. Tom Thibodeau, que no es muy dado a dar oportunidades o a variar sus rotaciones, terminó con las aspiraciones de Knox en Nueva York que, al momento de irse, era uno de los jugadores que más tiempo llevaba en la franquicia.

2019: JARRETT CULVER - MINNESOTA TIMBERWOLVES, Nº 6

Jarrett Culver fue seleccionado sexto en la primera ronda para los Minnesota Timberwolves. Un escolta proviniente de Texas Tech, caracterizado por ser eléctrico, con buen toque para los tiros de media distancia al igual que de tres, pero no mostró la misma habilidad y desparparjo ofensivo en la NBA.
 
Culver no ha protagonizado demasiadas noches dignas de mención en la NBA. Mientras que otros fracasos en el Draft han tenido, por lo menos, momentos sólidos que han dado alguna esperanza y han hecho que el golpe sea aún mayor, el escolta está pasando sin pena ni gloria por la liga. No ha promediado más de 9.2 puntos por partido en una temporada determinada, lo cual es terrible para un tirador que quiera ganarse la vida en esto. Si bien siempre ha tenido rachas, Culver no ha tenido una buena racha notable como profesional.

2020: KIRA LEWIS JR. - NEW ORLEANS PELICANS, Nº 13

Debemos bajar unas cuantas posiciones en esta generación, pues todavía es demasiado pronto para determinar completos fracasos en sus carreras y por el hecho de que, realmente, muchos jugadores están cumpliendo a su manera las expectativas puestas en ellos. Esta clase del Draft está muy bien compensada, con estrellas del presente, emergentes y jugadores que son y serán clave para sus entrenadores.

En ninguna de estas categorías entra Kira Lewis Jr., un jugador que se suma a esta lista por eliminación -y algún que otro demérito propio-. Todavía hay tiempo para que florezca y alcance su techo, pero las señales de que es un fracaso comienzan a acumularse. Lewis Jr. jugó 16.7 minutos por partido como novato, el máximo de su carrera. Ese número ha disminuido constantemente durante sus primeros tres años.

El base ha lidiado con lesiones y no ha podido ganar minutos consistentes en su tercer año cuando estaba sano. Solo tiene 21 años y ha habido algunas señales positivas cuando se le ha dado la oportunidad esta temporada, pero necesita mejorar significativamente si quiere evitar caer en la ruina.

2021: JALEN SUGGS - ORLANDO MAGIC, Nº 5

Otro caso marcado por las lesiones. Entre Suggs, Fultz y Cole Anthony, Orlando no gana para disgustos en la posición de base. El drafteado en la quinta posición hace dos años ha disputado 101 partidos de 164 posibles. Una marca más que mejorable y que interesa mejorar, sobre todo, en sus primeros años como profesional en un equipo en reconstrucción. 

Suggs ha jugado más como un escolta en Orlando al lado de Fultz o Anthony, pero no es que haya sido un gran tirador. Suggs ha anotado solo el 23.4% tiros de tres puntos durante su carrera. Eso hace que su rol para los Magic sea un poco complicado. El único atributo que tiene Suggs que lo puede separar de otros escoltas es su velocidad y su potencial para ser un jugador bidireccional, con cualidades defensivas.

2022: JOHNNY DAVIS - WASHINGTON WIZARDS, Nº 10

Podría decirse que ningún jugador significó más para su equipo en el baloncesto universitario que Johnny Davis para Wisconsin la temporada pasada, lo que le valió los honores de Big Ten Player of the Year y, en el proceso, lo impulsó en muchos 'mock drafts'. Su actuación de 37 puntos y 14 rebotes contra Jaden Ivey a principios de enero abrió los ojos en todo el mundo de la NBA.
 
 
Ahora, en lugar de dirigir en situaciones de pick-and-roll, necesita expandir su juego sin balón e idealmente iniciar una transición a un jugador 3&D. Su perfil atlético no se presta para ser un defensor de élite de la NBA, y sus números desde el triple puntos cayeron en su segunda temporada universitaria. En su año rookie, 5.8 puntos por partido con un récord de 20 tantos en uno de ellos. Tirando 2.5 trples por partido, registra un 24.3 por ciento desde más allá del arco.
 
 
 
 
Foto de portada: Russ Isabella / Icon Sport

 

Sobre el autor

 
Imagen de Sergio Llebrés Sergio Llebrés Orellana@llebres11Sergio Llebrés es un periodista especializado en el mundo del deporte procedente de Valencia, España. Habiendo cursado un grado universitario en Comunicación Audiovisual y un Máster en Contenidos y Formatos Audiovisuales, Sergio se ha dedicado a ganar experiencia en distintos ámbitos de la comunicación para trasladarlos al ámbito de la actualidad y análisis deportivos. Entre algunas de sus etapas laborales destaca su estancia en Superdeporte, periódico referente español y varios proyectos televisivos y cinematográficos en À Punt Media y Telecinco. Su gran pasión desde la cuna es el baloncesto, deporte que ha practicado toda su vida y sobre el que realiza aportaciones actuales en los portales digitales Nostresport y Solobasket.
Antiguedad: 
3 años 3 meses
#contenidos: 
832
#Comentarios: 
160