Solapas principales

LeBron James será agente libre este verano. ¿Medida de presión?

Según anuncia el periodista de la ESPN Chris Broussard, Ritch Paul, el agente de LeBron James , afirma que The King opta por ejercer la cancelación anticipada de su contrato. En el acuerdo que llegó en 2010 cuando decidió firmar con Miami Heat, el jugador procedente de Cleveland Cavaliers, aceptó un contrato de 4 años. Pasado este periodo tendría la opción de continuarlo un año más en la temporada 2014-15, y finalizada esta, otra vez tendría derecho a la misma opción para la temporada 2015-16. Por todo lo contrario, y es lo que ha sucedido, también contemplaba la posibilidad dejar atrás su equipo y llegar a la agencia libre. En la que sería su quinta temporada James hubiera cobrado 20.590.000$.

Una de las opciones que manejaba era romper el acuerdo con los de Florida, y dejar atrás los 109.830.000$ conseguibles en seis temporadas, para volver a ser agente libre sin restricciones. Y así ha sido, pero todo viene precedido de cuatro temporadas de desgaste y de que verdaderamente, el jugador duda de si puede tener su mejor futuro en Miami o no. Habiendo madurado en su estancia en los Heat y dejado atrás muchos haters por el camino, no parece que LeBron volverá a cometer la insensatez que fue toda la polémica en torno a “The decision”. El cuatro veces MVP y bicampeón de la NBA quiere observar la posibilidad de jugar para otra franquicia la temporada que viene, pero vayamos a desglosar porqué a día de hoy, el agente de LeBron James, ha anunciado que el jugador quiere escuchar ofertas.

En primer lugar LeBron ha estado diciendo a lo largo de toda la temporada que él no se veía jugando fuera de Miami la siguiente temporada, pero después de la derrota ante San Antonio Spurs en las pasadas Finales, parece que algo ha hecho cambiar su perspectiva a la hora de ver su situación. Siempre hacía referencia a su familia cuando le preguntaban por su futuro y afirmaba que ellos estaban a gusto en Miami, que no se imaginaba fuera  del equipo.

Sin embargo, este verano se presenta muy suculento en cuanto a las acciones de mercado. Carmelo Anthony está también sin contrato y parece que quiere valorar sus prioridades y estudiar las opciones de futuro. No hace mucho, la franquicia de Micky Arison hacía público su interés por intentar fichar al jugador de New York Knicks, pero la gente veía muy complicada la opción de que le pudieran conseguir. La verdad es que el único modo de contratarlo era que el Big 3 de Miami (Dwyane Wade, Chris Bosh y LeBron James) optara por la agencia libre y firmaran un nuevo contrato con sueldos menos elevados. Junto a ellos, Udonis Haslem y Chris Andersen también deberían optar por el mismo proceso y rebajarse sus sueldos de manera que tomaran espacio salarial suficiente para el alero de La Gran Manzana.

Mientras que Bosh declaró ver esta opción muy complicada, Haslem le contradecía, y recordaba que otras veces en Miami los jugadores han aceptado tener un sueldo menor para que vengan nuevos jugadores. Pero ahora ¿hay el mismo feeling en el vestuario de los de South Beach como hace cuatro años atrás? Una de las cosas que ha caracterizado el éxito de este equipo era que actuaban como una familia, pero existen hechos que denotan cambios en ello. De entrada, el mismo LeBron se mostraba muy insatisfecho y disgustado por la marcha de Mike Miller del equipo para rebajar el salario global del roster, mientras que otras cosas se han ido sumando a esta trifulca.

Andersen ha optado por su player option y este verano será agente libre. Ray Allen con 39 años está valorando en qué equipo jugar esta futura campaña y, quizás, Mario Chalmers en este período estival acabe siendo traspasado. Para colmo, Shane Battier ya ha oficializado su retirada del baloncesto profesional. El equipo por el cual James firmó pasará por un proceso de cambio generacional este estío y según él no debe ser lo que más le conviene.

Hay que tener en cuenta también que hay equipos dispuestos a ofrecer al de Akron un sueldo máximo, mientras que en su equipo actual esta posibilidad es mínima de querer mantener el Big Three. Actualmente James todavía tiene la posibilidad de firmar un buen contrato, mientras que si alargara su contrato con Miami Heat, dentro de dos años, las posibilidades de firmar un contrato máximo disminuirían, ya que el jugador empezaría a tener una edad y quien sabe si será tan determinante como lo es actualmente.

Asimismo, la opción económica es un factor que influirá mucho en la decisión final de James, pero no sólo esto: los Heat están en un proceso de regeneración. LeBron puede esperar los movimientos de la franquicia y tomar una decisió final las próximas semanas. Y es que su mayor objetivo es ganar. Con los Heat o con otra franquicia. En cualquier caso, no le faltarán novias tocando a su puerta.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 11 meses
#contenidos: 
108
#Comentarios: 
374
Total lecturas: 
483,750