Solapas principales

Lo más destacado del inicio de la NBA

  • La primera semana de acción NBA nos ha dejado algunas situaciones de las que hablar

La NBA no para. Sin todavía haber digerido el anillo de Los Angeles Lakers la temporada pasada, dos meses después arrancó la pretemporada. Entre dos y cuatro partidos de preparación jugaron los equipos en un periodo de tiempo más corto de lo normal. Ahora, ya adentrados en la primera semana de la Fase Regular, podemos volver a disfrutar de la liga y sus estrellas. Treinta equipos y miles de historias que están por venir. Estas son algunas situaciones a destacar en el arranque de la temporada 2020-21.

LOS NETS ASUSTAN

Los primeros pasos del, denominado por el propio Steve Nash, “bebé” no han podido ser más estruendosos. Con un entrenador en su primera experiencia como ‘Head Coach’ y estrellas como Kyrie Irving y Kevin Durant, que reaparecen tras sus lesiones de larga duración, algún escéptico no podía evitar tener alguna duda sobre química de éstos sobre la pista y en el vestuario, pero ya en pretemporada demostraron que su proyecto va en serio y que los dos buques de la franquicia parecían estar totalmente en forma. En los partidos de preparación Durant ya mostró que no importaba que estuviera año y medio fuera de las pistas, con unas sensaciones inmejorables, quitándole el temor a los aficionados de no volver disfrutar del nivel habitual del que fuera MVP en 2014 y cuatro veces máximo anotador de la NBA.

Los 22 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 3 robos en 25 minutos ante los Warriors en el partido inaugural de la temporada y los 29 puntos con buenos porcentajes, 4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 33 minutos demuestran que Durant llegó para hacer de su nuevo equipo un ‘contender’. En su partido ante los Hornets se fue hasta los 29 también pero no fueron suficientes para superar al equipo rival. Por otra parte, Kyrie Irving siguió por la misa dirección que KD. Con la asignatura pendiente de resarcir su mala fama como tóxico para el vestuario, Irving no pudo hacerlo mejor sobre la cancha. 29.3 puntos en los 3 primeros partidos con un 61.1% en tiros de campo y un 56% en triples. Además, al igual que Durant, dio la sensación de encajar en el estilo de juego que plantea Brooklyn y puede generar mucho para sus compañeros desde el uno contra uno

Únicamente son tres partidos y no se debe sobrereaccionar, pero los Nets ofrecen a estas alturas este un gran nivel de juego, con una rotación profunda y con jugadores muy aptos para quitarle carga ofensiva a las dos referencias de Brooklyn. Además del ‘tuya-mía’ de Kyrie y Durant, los Nets cuentan con Spencer Dinwiddie como tercera opción en el quinteto titular, con Caris LeVert como comandante de la segunda unidad y accesorios de lujo como son Landry Shamet, Joe Harris o Jarrett Allen. El resto de equipos deben estar alerta del peligro que significa el nacimiento de esta nueva realidad.

NUEVAS VIBRAS EN PHILADELPHIA

Los Sixers se vieron al término de la pasada temporada entre la espada y la pared, con la presión de tener que tomar alguna decisión trascendente para cambiar el rumbo del proyecto. Los movimientos de Daryl Morey con el objetivo de renovar el ambiente en Filadelfia están dando, de momento, resultado. Junto a los dos partidos de pretemporada, los de Doc Rivers -tras su último triunfo, acaba de entrar en la lista de los diez entrenadores con más victorias de la historia- empiezan la competición con buenas asociaciones entre los recién llegados y el bloque de la campaña anterior.

Hasta cuatro jugadores están promediando más de 12.5 puntos en este arranque de temporada (Joel Embiid, Ben Simmons, Tobias Harris y Seth Curry). En contraposición, solamente dos jugadores del resto de la plantilla (Dwight Howard y el ex Joventut de Badalona,  Dakota Mathias, que sólo jugó un partido) superan los 6 puntos por partido. La falta de profundidad puede ser un problema a largo plazo para los de Pensilvania, que, si bien han reforzado su primera unidad adecuadamente, pueden tener problemas a la larga al cargar de minutos a ciertos jugadores, ya que hasta cinco de ellos están superando los treinta minutos de juego. Por lo que le corresponde, Seth Curry, procedente de Dallas Mavericks, llegó con el objetivo de ser un accesorio importante que supla las incompatibilidades de Simmons y Embiid. En sus tres partidos de ‘Regular Season’, registró unos correctos porcentajes en sus 12.7 puntos por partido, con un 52’2% en tiros de cap y un 44’4% en tiros de tres. Esto junto a lo que puedan aportar desde fuera otros jugadores como Milton, Kormaz, Green, Harris o Scott ayudará a Simmons y Embiid en su escalada a la cima de la Conferencia Este.

No se puede dejar pasar el buen pie con el que ha comenzado Joel Embiid. El camerunés de 26 años, viene de sumar 29 puntos y 14 rebotes ante los Washington Wizards y 27 puntos y 10 rebotes ante unos New York Knicks que tampoco presentaron demasiada oposición. Sin embargo, el pívot no jugó en la derrota ante los Cleveland Cavaliers 118-94) por problemas en la espalda. Las buenas sensaciones han vuelto a la franquicia, como reflejó Simmons tras el partido en Nueva York. Doc Rivers llegó al equipo sabiendo de sus necesidades."Jugar para otro entrenador es diferente. Él ve cosas diferentes en nosotros que antes no nos veían. Yo también veo cosas diferentes. Estoy tratando de aprender todo lo que pueda sobre él y tratando de mejorar lo máximo posible para esta plantilla y esta franquicia", explicó Simmons sobre lo que significa la llegada del nuevo entrenador.

 

embiid.jpg

Embiid fue el más destacado de su equipo en esta primera semana

LOS ÁNGELES, CAPITAL MEDIÁTICA

Un año más, los focos apuntarán a Los Angeles como médula espinal de la liga, en cuanto a narrativa, en lo deportivo y en la rivalidad entre ambos equipos. Los dos conjuntos angelinos siguen siendo los primeros en todas las quinielas para llevarse el campeonato esta nueva temporada. Tan sólo llevamos poco más de dos semanas de acción NBA, pero ya hemos tenido la ocasión de disfrutar de tres encuentros entre los Clippers y los Lakers, dos en pretemporada y otro en la jornada inaugural. Los partidos de pretemporada fueron de color oro y púrpura. Pese a las bajas de LeBron James y Anthony Davis en los Lakers y la presencia de Paul George y Kawhi Leonard en los Clippers, los de Frank Vogel se llevaron el gato al agua en ambas citas, con un Talen Horton-Tucker que tuvo la oportunidad de demostrar su potencial, con 52 puntos en total en los dos encuentros.

En el partido de temporada regular, los Clippers se aprovecharon de la ceguera de los Lakers provocada por la entrega de los anillos para sacar una buena renta en el primer tiempo. Los Lakers encajaron 39 puntos en el primer cuarto, anotación que no habían permitido en ningún primer cuarto de la temporada pasada. Pese a las buenas actuaciones de Dennis Schröder y (14 puntos,12 asistencias y 8 rebotes) y de Montrezl Harrell (17 puntos y 10 rebotes), para acompañar a LeBron y AD. Paul George explotó en la segunda mitad para determinar la victoria de su equipo. Aunque días más tarde sería mejor no hablar de éste tras el batacazo ante los Dallas Mavericks.

ldn-l-lakers-clippers-030-1223-1.jpg

Paul George lideró la victoria de Los Angeles Clippers frente a los Lakers

Por su parte, los Lakers vencieron con comodidad en su segundo y tercer partido de la temporada, ante los Dallas Mavericks (138-115) de un Luka Doncic que, pese a los abultados números, debe mejorar su porcentajes y selecciones de tiro y ante los Minnesota Timberwolves (127-91). Los 4 Fantásticos de oro y púrpura (LeBron, Davis. Schröder y Harrell) volvieron a brillar para dejar sin opciones a los de Rick Carlisle, pero ante los Wolves Anthony Davis descansó por molestias musculares, dando espacio para brillar a Kyle Kuzma (20 puntos) y Marc Gasol (12 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias).

Mientras, los Clippers pasaron del día a la más oscura noche en cuestión de una jornada. Tras ganar con comodidad su partido ante los Denver Nuggets (108-121) en un choque que se tradujo en venganza ‘clipper’ por su eliminación de los Playoffs, cayeron a lo más hondo con una de las mayores derrotas que se recuerdan y la más contundente de la historia de la franquicia angelina, que no contaba esa noche con Kawhi Leonard. Los Mavericks destrozaron a los de Tyronn Lue por 124-73, yéndose al descanso con una desventaja de 50 puntos, la más holgada de toda la historia. Los Clippers sólamente anotaron un triple de 19 intentos en la primera mitad, mientras que los Maverick fimraron 9 dianas de 20. Para comprender la magnitud de la derrota, si Dallas no hubiera anotado en toda la segunda parte, éstos hubieran ganado de todos modos, ya que Los Angeles sumó 46 puntos en esta mitad.

HOUSTON ROCKETS Y JAMES HARDEN

Las circunstancias sanitarias condicionaron y seguirán condicionando el desarrollo de la competición, aspecto que la liga ha intentado normalizar con sus medidas de prevención y protocolos de seguridad. El segundo día de competición, correspondiente todavía a la primera jornada, la liga ya se vio obligada a actuar, aplazando el choque entre los Thunder y Rockets, debido a que los de Houston no contaban con efectivos suficientes para jugar, debido a que varios jugadores fueron positivo en COVID-19 y otros tantos debieron mantenerse aislados, como es el caso de James Harden, quien se saltó el protocolo de seguridad. ‘La Barba’, en medio de un culebrón sobre su futuro como jugador, también acaparó titulares por su polémica aparición en un club nocturno.

Después de todas las pruebas pertinentes, pudo jugar en la derrota en la prórroga de Houston frente a Portland (128-126). Recordó a todo el mundo porqué siempre se le tiene que tener en cuenta para el MVP con unos números al alcance de muy pocos: 44 puntos y 17 asistencias en 43 minutos. Pese a ello, su última pérdida de balón causó la derrota de su equipo.

harden.jpg

Pese a los números de Harden, los Blazers superaron a los Rockets

Aunque esperemos que no ocurra, probablemente no sea la única vez que se de una situación similar, en la que la liga deba aplazar un partido porque un equipo no cuente con efectivos o por medidas de seguridad. Incluso será un condicionante más que pueda provocar bajas relevantes y repentinas para los equipos. La nueva normalidad ya está aquí.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 meses 1 semana
#contenidos: 
12
#Comentarios: 
22
Total lecturas: 
19,716

Comentarios

Pues la nueva normalidad es de todo menos previsible en la NBA.
Si la temporada siguiera con lo que está pasando en estos tres partidos sería un frenesí de locura.

De momento tenemos a Cleveland, Orlando e Indiana como líderes, seguidos como Atlanta y OKC como invictos... Toronto, Houston y Denver sin victorias.

A día de hoy se quedarían fuera de PO Utah, Portland, Dallas, Houston, Memphis, Denver, Toronto, Milwaukee y Boston... aunque obviamente esto ni ha empezando.

Por otro lado este ya es el año de la bajada clara de los "spaniards" en la NBA. Salvo Ibaka que tiene que ser importante en Clippers los demas los veo como jugadores de rol o de relleno. Me preocupa especialmente el caso de los Wolves, donde - pensando en Ricky - hay exceso de jugadores de perímetro y tampoco parece que Juancho acabe de afianzarse en un rol con minutos.