Solapas principales

Los Hombres de Negro rozan la "bilbainada" ante los Sixers (104-106)

  • Raül López tuvo en sus manos la victoria bilbaína

Llegó la tan esperada cita en el BEC. A pesar de no ser precisamente la franquicia más atractiva de la NBA a día de hoy, la visita de los Sixers a Bilbao era un hito histórico preparado con mimo por las instituciones de Bizkaia. Además, no pocos consideraban que la organización  de este NBA Global Game podía ser una prueba de fuego para que el Bilbao pudiera ser la sede donde dispute el Team USA sus partidos de primera fase de la Copa del Mundo de 2014, objetivo por el que pujan muy fuerte las instituciones del territorio histórico de Bizkaia. Los eventos celebrados en días previos habían sido un éxito y la impresión por parte de la familia de los Sixers sobre la ciudad era inmejorable (quedaron impresionados con, por ejemplo, la limpieza de la ciudad). Solo faltaba la guinda, el partido entre los Sixers y Bilbao Basket. La afición respondió y el choque también colmó las expectativas. Hubo partido, vaya que si lo hubo. Para los de casa poco tuvo de amistoso. Se vistieron de camuflaje para ir a la guerra y compitieron como saben hacerlo. Se dejaron la piel en la pista y a punto estuvieron de dar la campanada. Los de Pueyo estuvieron a un solo tiro de la victoria (104-106)

1386002_10151625640407377_72282579_n.jpg

Axel Hervelle y Evan Turner lucha por la posición (Foto: Bilbao Basket)
A pesar de llevar una semana entrenando juntos, los de Philadelphia demostraron en el inicio del partido la diferencia existente entre ambos equipos en el aspecto físico. Aún sin el turbo encendido, corrían el contraataque a una velocidad supersónica, llegaban a las ayudas y asfixiaban a los Hombres de Negro. Los de Pueyo ponían toda la carne en el asador, querían agradar al público congregado en el Bizkaia Arena, pero sufrían de lo lindo ante unos atletas de primer nivel. La línea de tres parecía quedarles lejos a los MIB y dentro las cosas eran complicadas. Sin despeinarse demasiado y con un Evan Turner tirando de recursos, los Sixers dominaban 20-27 el marcador al final del primer periodo.

Los locales siguieron intentando recortar distancias en el marcador, pero las pérdidas provocadas por la buena defensa de los de Pennsylvania (hasta 16 en los primeros 24 minutos) y nada menos que los 29 tiros libres lanzados al descanso por los de Brett Brown eran un duro lastre para los bilbaínos. Un arranque de calidad de Dairis Bertans permitiía a Bilbao Basket alcanzar el descanso con un esperanzador 50-55.

Al regreso de vestuarios, la bravura de un Axel Hervelle que ya sumaba un doble-doble en el ecuador del tercer periodo y un Dairis Bertans colosal permitían soñar a los Hombres de Negro. Por primera vez en el choque, los de casa se ponían arriba en el marcador (65-64, min. 30). El letón, que un abrir y cerrar de ojos firmaba 18 tantos, se tenía que ir al banquillo por un problema en su abductor izquierdo. Malas noticias para un Bilbao Basket muy metido en el partido, que mantendría su tensión en ambos lados de la pista. La intensidad en la cancha subía paulatinamente, ya no había jugadas de cara a la galería, buscando el highlight. El criterio arbitral también cambió y se permitía una mayor dureza defensiva. Las gradas del BEC ardía trasladando el infierno de Miribilla y los Hombres de Negro se movían como pez en el agua en este contexto.... Con todo un cuarto por delante, Bilbao Basket mantenía la delantera en el luminoso (80-79, min. 36).

Pese a no contar con Dairis Bertans, que no pudo volver a cancha, los experimentados Hombres de Negro seguían pujantes, con el claro objetivo de consumar la "bilbaínada". Los Sixers podían tener las piernas, el talento, pero los kilometros que acumulan los Mumbrú, Grimau, Hervelle o Raül López son un tesoro impagable. Los de Brett Brown tuvieron que echar mano de los hombres de referencia para intentar parar la marea negra. Un triple de Spencer Hawes y un par de acciones de enorme calidad de Evan Turner permitían tomar oxígeno a los Sixers a tres minutos y medio de la finalización del choque (95-101, min. 45). Los de Pueyo se volvieron locos durante un par de minutos y en el caos y la anarquía siempre iban a salir victoriosos los NBA. La espuma del éxtasis bilbaíno bajó y un triple de Thaddeus Young acabó fulminando, aparentemente, las opciones vascas (95-104, min. 46)...

Pero si hay algún equipo que destaca por no bajar los brazos nunca, esos son los Hombres de Negro. 6 puntos consecutivos de Germán Gabriel igualaban el marcador a 6 segundos para el final (104-104). Los de Pueyo decidían hacer falta para tener la última bola. Spencer Hawes no fallaban los tiros libres (104-106). Tras tiempo muerto, Bilbao Basket tenía 4 segundos para la machada. El tiro fue de Raül López, pero el lanzamiento no quiso entrar.... "estos tiros son así, a veces entran y otras... pero lo importante son las buenas sensaciones con las que ahora afrontaremos la liga", afirmaba tras el partido el protagonista de este intento.

En el plano individual, Evan Turner (23 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias) demostró su calidad, sus recursos. Esta debe ser su temporada y debe liderar una franquicia en periodo de transición. James Anderson (17 puntos y 7 rebotes) también probó estar preparado para el reto de ser un jugador importante en los Sixers tras prácticamente no contar con oportunidades en los Rockets. Thaddeus Young (14 puntos y 6 rebotes) y Tony Wroten (16 puntos) tuvieron momentos de gran lucidez, aunque el segundo pecó de individualista y poca capacidad de entender el juego en equipo.

En Bilbao Basket, soberbio hasta su lesión Dairis Bertans, que sumó 19 puntos en tan solo 16 minutos de juego. El cohete letón va a ser un jugador muy importante en Bilbao Basket. Axel Hervelle (14 puntos y 14 rebotes) fue un coloso en la zona, Raül López volvió a ofrecernos su magisterio (11 puntos y 7 asistencias), mientras que Roger Grimau (14 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias) fue el chico para todo, el junior de 35 años que estuvo omnipresente.

En sala de prensa, Brett Brown, entrenador de los Sixers, afirmaba que "he sacado sensaciones muy positivas. Estamos trabajando con un grupo muy joven de jugadores pero lo bueno es que quieren ser entrenados, quieren aprender y han demostrado que estaban dispuestos a mantenerse unidos. Lo han hecho durante todo el partido. Se avecina una temporada muy dura y sin duda nos queda mucho trabajo por hacer. Sin embargo, tenemos que mantenernos positivos y  aprender, tanto nosotros como los jugadores.”

Al final del choque, Thaddeus Young nos confesaba estar sorprendido "por el gran ambiente y la atmósfera del Bizkaia Arena, el público ha estado muy intenso". Algo que también confirmó Spencer Hawes ("ha sido un público increíble"), además de destacar "la dureza que se vivió en la cancha a pesar de ser un encuentro amistoso. Ellos son jugadores muy experimentados". Y es que Bilbao Basket sabía lo que se jugaba. Tras el varapalo del viernes en la Supercopa, tal y como destacaban Roger Grimau y Alex Mumbrú, los Hombres de Negro tenían que dar un golpe en la mesa para demostrar a su afición que pueden esperar mucho más de ellos. Y dieron el callo.

Rafa Pueyo, entrenador de Bilbao Basket, en sala de prensa (Dpto de Comunicación de Bilbao Basket):

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
16 años 6 meses
#Contenidos: 
3,665
#Comentarios: 
36,313
Total lecturas: 
27,203,825

Comentarios

Los Sixers.... el roster más barato de la Nba.... no van a necesitar ni hacer tanking para luchar por el número uno del draft, les falta el bombo para completar la banda..... vaya apuesta la de Bynum... hicieron un all-in, perdieron, y no les quedan ni los calzoncillos....

caro peaje la lesion de bertans.
veo dificil que juegue contra cai y cedevita.
y hace falta...
he vivido en directo el partido del viernes y el de ayer.
esta claro que el viernes bajaron los brazos y que lo de ayer estuvo bien.

No veo la mención a que se ha jugado con reglas Nba, 4x12' cada tiempo, y en contrataques se permitia botar en el segundo paso y eso es una ventaja de salida de 1 metro y medio, y en Acb no, se ha permitido a los Sixers dar leña y luego todos igual pero no ha habido ni un mal gesto de nadie, yo he contado casi 30 pérdidas-robos de balón, demasiadas, pero lo comento por añadir, no como pretexto, era un partido para competir , para disfrutar y se ha logrado, cierto que es una pena el tiro de Raül pero ha merecido la pena ir al Bec. Y para mi lo mejor es que a este equipo si le conozco y no al del viernes, hoy han demostrado orgullo, y también la confirmación de Kavaliuskas y especialmente de Betrans. Lo de Gabriel se esperaba, insisto una buena tarde de basket.

Fue una cagada de jugada...pero dudo que Puello no ideara una jugada de 3.......de lo que se pone en la pizarra a lo que se lleva a término puede haber diferencia y tu ya le estás fusilando de por vida. O estabas con los jugadores y cuerpo técnico durante ese tiempo muerto....o simplemente eres un bocachancla vamos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar