Solapas principales

Los premios de la NBA de la Década III (2011-20)

Entre 2015 y 2018 el mundo, salvo un minúsculo resbalón en 2016, fue dorado. Cantaba a ritmo de la Dub Nation, se vestía con el atuendo típico de la Bahía de San Francisco y caminaba en compases de tres en tres. Al igual que lo hicieron los Golden State Warriors, el máximo dominador de la NBA en su último lustro y la última dinastía que se asentó en la historia de la NBA este decenio. Y como culpables de ellos hay muchos.

Desde Stephen Curry, del que ya hablamos en la primera parte de estos Premios del decenio, hasta el último de los aficionados del Oracle Arena pasando por toda la plantilla, el staff técnico, cada uno de los trabajadores de la franquicia y la cabeza de todo ello, Bob Myers y Joe Lacob. Un hombre, Myers, que junto a otro nombre conocido, Steve Kerr, hicieron que todo fuera posible. Incluso lo que parecía para todo el mundo, salvo ellos dos, verdaderamente imposible.

Y por ello, y sus galardones de 2015, 2016 y 2017 -dos para Myers y uno para Kerr-, son nuestros Entrenador y Ejecutivo del Decenio.

entrenador del decenio

Ha habido 8 Entrenadores del Año en estos últimos 10 años, y hay un denominador común entre 3 de los últimos 5. Ser, haber entrenado con, o haber jugado para Gregg Popovich. Y el que ha conseguido destacar sobre todos ellos tuvo, no sólo la oportunidad de ser tutelado por el entrenador con la 3ª cifra mayor de victorias en la historia si no que fue también base suplente estrella del 3º entrenador con mejor porcentaje de victorias y derrotas en la historia de la Temporada Regular: Phil Jackson. Y es que Steve Kerr tuvo de donde aprender, y además tuvo un equipo a su disposición que, con él, se potenció lo máximo posible, hasta llegar a donde nadie contaba con que alcanzasen.

Steve Kerr Best of Wired

Cuando Kerr llega los Warriors habían conseguido la temporada anterior 51 victorias de la mano de Mark Jackson, pero habían caído en Primera Ronda contra los Clippers en un 7º partido muy apretado, muy marcado por el parcial 4 a 17 que sufrieron en el 3º cuarto y que les acabó costando el partido, la serie y, en consecuencia, la post-temporada. Un 3º cuarto que, precisamente, Kerr convertiría en punto fuerte. Tras su llegada, y en cuestión de una temporada, convertirá a Golden State en campeón de la NBA, en un conjunto que intentaba 27 triples por noche -la media de la liga estaba en 22- y que pasó de anotar 104 puntos por noche y repartir 23 asistencias a superar los 110 tantos y los 27 pases de canasta convertidos.

Pero este, su primer año, 2014-15, no fue el año por el cuál logró el COY -que ganaran la NBA sería, en realidad, una sorpresa, con lo que se esperaba de ellos-. Si no que fue el año siguiente. La mejor temporada, objetivamente, de un equipo en la historia de la Regular Season. 73 victorias, 9 derrotas, un comienzo de 24-0 de forma apabullante... y superando a su maestro Phil Jackson. Con un juego del que "Lord of the rings" estaría orgulloso. Y es que fueron líderes en puntos, asistencias, rebotes defensivos, porcentaje en tiros de 2, porcentaje, intentos y aciertos de 3... y el segundo mejor taponador de la NBA.

Y aunque la campaña acabara de forma trágica para sus intereses con la derrota ante los Cavs en las Finales, aquella temporada -y la labor de Kerr como coach- será histórica por siempre.

También recibieron votos: Mike Budenholzer (2 - Hawks), Gregg Popovich (1)

ejecutivo DEL DECENIO

Harrison Barnes, Draymond Green, Andre Iguodala, Marreese Speights, Steve Kerr, Shaun Livingston, Justin Holiday, Leandro Barbosa, Kevon Looney, Ian Clark, Damian Jones, Patrick McCaw, Kevin Durant, David West, Zaza Pachulia, JaVale McGee, Jordan Bell, Nick Young, Quinn Cook, Eric Paschall, D'Angelo Russell, Andrew Wiggins, James Wiseman, Kelly Oubre Jr, Kent Bazemore... y lo que vendrá. Estos son los nombres que han llegado, o llegaron, a los Warriors desde que Bob Myers comenzara a tomar decisiones deportivas en los de San Francisco, allá por 2012.

Por ellos, y por convencerlos no sólo a fichar si no a adoptar el rol que Kerr les propusiera -como Iggy "as a 6th man"-, recibió el premio a Ejecutivo del Año en 2014-15, y también en la 16-17.

En el primer año de Steve, los jugadores más destacados que llegaron al equipo fueron Shaun Livingston y Leandro Barbosa, que no se convirtieron en estrellas pero, sobre todo el primero, volvieron a redescubrir su baloncesto. Y por eso, y por el drafteo de jugadores como Draymond Green, la NBA decidió premiar su labor como arquitecto del mejor equipo de la NBA. 

gallery_medium.jpg

El genio en la sombra (Foto: sfchronicle.com)

Y en el año posterior a la subida a la gloria de los Bulls y la bajada al infierno del 7º partido de Kyrie Irving, esta vez el golpe fue mucho mayor. Porque se hizo con Kevin Durant -le ganó la partida a Oklahoma o Boston-, Ian Clark, Patrick McCaw, David West, Zaza Pachulia, Damian Jones, Anderson Varejao y JaVale McGee entre otros. Es decir, reestructuró una plantilla que después quedaría 67-15 en RS y 16-1 en PlayOffs y sería el primer y único conjunto desde el año 1985 en sumar más de 115 puntos y 30 asistencias en la misma temporada. Es decir, tuvo que rehacer una plantilla, con su química -y la ayuda de Steve Kerr- y sus roles, y acabó formando otro equipo igual de dominante -o más- que el año anterior.

También recibieron votos: Daryl Morey (1), Masai Ujiri (1), Pat Riley (1).

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 6 meses
#contenidos: 
171
#Comentarios: 
366
Total lecturas: 
472,365