Solapas principales

Los Timberwolves despiden a Thibodeau: ¿qué falla en Minnesota?

  • La decepcionante defensa impidió el salto de calidad
  • No ha hecho progresar a Wiggins y Towns

Los Minnesota Timberwolves han decidido despedir a su entrenador y general manager, Tom Thibodeau, de ambos puestos, con lo que deja de estar ligado a la franquicia, según ha confirmado Adrian Wojnarowski, de ESPN.

La trayectoria de Thibodeau ha sido muy destacada, pero en los Wolves no ha logrado dar con la tecla para cumplir con los objetivos propuestos por el propietario. Thibodeau fue el asistente principal de Doc Rivers en los Celtics, donde se labró una merecida fama de especialista defensivo. Allí contribuyó a ganar el anillo de 2008, lo que le ayudó a conseguir su primer trabajo como entrenador jefe en 2010. Los Chicago Bulls necesitaban un impulso y Thibodeau se lo dio, tanto que sorprendentemente ganaron 62 partidos en su primera temporada y Derrick Rose fue nombrado MVP. Sin embargo, la tiranía de LeBron James daba al traste una y otra vez con las esperanzas de los Bulls de Thibodeau, que no consiguieron llegar a la Finales de la NBA, lo que provocó la marcha del técnico en 2015.

Tras un año sabático, Thibaudeu era contratado por los Timberwolves como entrenador y jefe de operaciones. En un franquicia que llevaba más de una década sin entrar en playoffs y que contaba con promesas como Andrew Wiggins y Karl-Anthony Towns, el fichaje de Thibodeau fue un soplo de optimismo. Sin embargo, el afamado entrenador no pudo cumplir el objetivo de los playoffs en su primer año, que terminó con un pobre balance de 31-51.

En el verano de 2017, los Wolves lograron el traspaso de Jimmy Butler, un All-Star a quien Thibaudeu había forjado en Chicago. Parecía que se forjaba un Big Three para muchos años en Minnesota, pero el errático rendimiento de Wiggins y la apatía de Towns impidió que los Wolves se auparan a la parte alta de la exigente Conferencia Oeste. Por lo menos, la temporada (y el puesto de Thibaudeu) se salvó por la clasificación in extremis a playoffs, lo que terminaba con 14 años de maldición en la gélida ciudad del norte de Estados Unidos.

Win Or Go Home! Nuggets Vs T'Wolves!

A pesar de esa leve mejora, este verano estallaba el escándalo. Butler informaba de que no iba a renovar con los Wolves y como consecuencia pedía un traspaso. Thibaudeu dejó pasar el tiempo, lo que provocó críticas a su gestión, pero finalmente cedió y traspasó a su estrella a los Sixers a cambio de Dario Saric y Robert Covington.

Sin Butler y sin el ansiado paso delante de Wiggins y Towns, los Wolves han hecho una digna temporada en la que siguen peleando por no descolgarse de la lucha por los playoffs. Para ello, han contado con la colaboración de actores inesperados, como la segunda juventud que está viviendo Rose o el rendimiento del rookie Josh Okogie. Sin embargo, el despido de Thibodeau es entendible por la gestión que ha tenido del equipo, tanto desde la faceta técnica como en los despachos.

Como entrenador, Thibodeau no ha podido trasladar el rendimiento defensivo que tuvieron sus Bulls a la plantilla de los Wolves, ni siquiera tras la adquisición de un perro de presa como Butler. Esta temporada Minnesota ocupaba el 17.º puesto en ratio defensivo (109,1), lejísimos de la élite de la liga, lo que se esperaba que sucediera tras el fichaje del afamado entrenador. Además, se pretendía que el equipo se basara en el crecimiento de Wiggins y Towns, pero Thibodeau no ha logrado sacar lo mejor de ellos.

En la faceta de general manager, se le pueden achacar varios errores. Ha firmado renovaciones costosísimas a jugadores que no han dado el rendimiento esperado, como Dieng y Wiggins (a no ser que mejore mucho) y ha fichado por una millonada a complementos como Jeff Teague y Taj Gibson. Estos movimientos han provocado que los Wolves apenas tengan margen de maniobra para mejorar el equipo, lo que es criticable si tenemos en cuenta que es un equipo alejado de la élite de la liga.

Según Wojnarowski, suena Fred Hoiberg para sustituir a Thibodeau, pero no parece que el nuevo entrenador vaya a ocupar también el puesto de general manager, de modo que Minnesota tiene trabajo por delante, con una temporada en la que siguen metidos en la lucha por los playoffs y con un mes por delante hasta el trade deadline.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 12 meses
#Contenidos: 
174
#Comentarios: 
485
Total lecturas: 
510,395

Comentarios

Lo único sólido de ese equipo es KA Towns. Wiggins, muy a mi pesar, tiene demasiados apagones. Tiene condiciones para ser el mejor dos de la liga, pero se va del partido... Y del resto: Teague un sobrevalorado, Tolliver un hombre de otra época.... Sobre Towns, Saric...se podría construir algo serio. Rose me parece muy aprovechable como tio veterano de extrema calidad...y Wiggins...no sé si Minny podría conseguir algo en este próximo draft...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar