Solapas principales

Los Warriors obran el milagro y empatan las series con un gran Harrison Barnes

  • Tiraron de épica en Oakland y los Warriors remontaron un partido que se les puso cuesta arriba en la primera mitad arropados por el espectacular ambiente del ORACLE Arena
  • Con Curry infiltrado por la lesión en el tobillo y la mala noche de Klay Thompson, apareció el rookie Harrison Barnes para sostener a su equipo y anotar algunas canastas decisivas

SAN ANTONIO SPURS - GOLDEN STATE WARRIORS 87-97 (2-2)

Se obró el milagro en el ORACLE Arena. Los Warriors ganaron un partido en el que no les salió nada bien durante los primeros 24 minutos y empataron la serie a unos atónitos Spurs. La cara que se le quedó a Popovich después del encuentro era el reflejo del sentimiento de los tejanos, que eran perfectamente conscientes que habían perdido una oportunidad de oro para encarar la eliminatoria con el 3 a 1. El inicio del enfrentamiento fue un auténtico calvario para Golden State, que al minuto seis veía como Bogut y Landry estaban en el banquillo con 3 faltas cada uno. Tim Duncan (19 puntos y 15 rebotes) se aprovechó de ello y se comió a Festus Ezeli y Andris Biedrins, que nada podían hacer contra "The Big Fundamental".

Manu Ginobili (21 puntos), que solo había metido cuatro triples en los partidos anteriores de la serie, se presentó en el ORACLE con 3 dianas desde más allá de la línea de 7,25 ya en el primer cuarto, y acabó la primera mitad con 14 puntos. El argentino, junto a Duncan, lideró a unos Spurs que no fueron capaces de dar el golpe de gracia a unos desacertadísimos Warriors que no podían anotar con fluidez, faltos del movimiento de balón y la alegría en ataque que les caracteriza. Al descanso se llegó con un 37 a 45 favorable a los tejanos, muy superiores en la cancha y sin embargo con todo el trabajo por hacer.

Danny Green's High-Flying Follow Slam

Dicho y hecho. A estos Warriors no se les puede perdonar y se subieron a la barba de los Spurs tan solo comenzar el tercer cuarto. Dos triples consecutivos de Stephen Curry (que acabó con 22 puntos jugando infiltrado por la lesión en el tobillo) empataban el encuentro con mucho partido por delante. Se llegó a los instantes finales con todo por resolverse, y entonces apareció Jarret Jack. El sexto hombre de Mark Jackson se redimió de su mala serie anotando varias canastas de mucho mérito y sosteniendo a su equipo cuando más lo necesitaba. Pese a ello, ni él ni Manu Ginobili fueron capaces de romper el empate a 84 en los últimos segundos y se llegó a la prórroga en Oakland.

"Hace 30 minutos nos dicen que estaríamos en la prórroga y no nos lo creemos. Hay que aprovecharlo" dijo Mark Jackson a sus jugadores antes de empezar el tiempo extra. Y eso hicieron sus hombres. Los cinco minutos de prolongación fueron un recital de Golden State, crecido anímicamente y muy acertado en ataque. Las canastas de Jack (24 puntos), Curry y Harrison Barnes (el máximo anotador del encuentro con 26 tantos más 10 rebotes) mataron a los Spurs, desencajados y superados por sus rivales y por el impresionante ambiente del ORACLE Arena. Al final 93 a 84 y todo abierto en la que seguramente es la mejor semifinal de esta campaña.

Harrison Barnes Throws Down with the Foul

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 1 mes
#Contenidos: 
72
Visitas: 
289,490
Comentarios: 
397

Comentarios

Equipazo de presente y de futuro estos warriors,Curry,Thompson y Barnes si siguen así van a ser all-stars perennes,de hecho que Curry no haya ido este año es una vergüenza.La gran duda es el estado físico,Curry y Bogut son de cristal,si se mantienen sanos mucho ojo,van 2-2 que podría haber sido un 3-1 para Warriors tranquilamente con Curry cojo y Lee a lo Willis Redd en el anillo de los Knicks,increible!!

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar