Solapas principales

Miami Heat no quiere homenajes y pone el 3-2

  • Miami evita que los Lakers levanten el trofeo en el primer match-ball
  • Jimmy Butler vuelve a las andadas con otro triple-doble
  • Duncan Robinson entre los grandes de la historia desde el perímetro
  • LeBron firmó un partido monstruoso
  • Markieff Morris contra la lógica en la última y decisiva jugada

Disney se vestía de gala para recibir el game 5 en lo que suponía el primer match-ball de esta NBA 2020, aquella que durante mucho tiempo pareció que nunca acabaría. El duelo comenzaba de la mejor de las maneras, con espectáculo, gracias a un alley-hoop culminado por Bam Adebayo. Ambos equipos arrancaron muy frescos, sobre todo en defensa, siendo muy rápidos y veloces en los cambios y ayudas. Jimmy Butler se presentó muy incisivo en la zona "Laker", doblando el balón y encontrando a tiradores acertados. Butler cayó en las redes de la "desestabilización" del veterano Dwight Howard, protagonizando una tangana con el pívot angelino en el primer cuarto.

Los dos equipos proponían juego rápido con posesiones cortas. Los primeros cambios no tardarían el llegar con Kendrick Nunn y Andre Iguodala por parte de Miami y con Rajon Rondo y Kyle Kuzma por parte de Los Ángeles. Los Heat activaban y desactivaban la defensa zonal con un buen resultado. Las alarmas saltarían al ver al mejor jugador, por el momento, del partido retorcerse de dolor en el suelo. Anthony Davis se lamentaba mientras tocaba su talón derecho y colocaba la preocupación en el rostro de todos los aficionados angelinos. Afortunadamente no fue más allá y "La Ceja" volvería a la cancha.

8 alternancias y 4 empates en el marcador durante el primer cuarto que demostraban que ningún equipo había llegado esta noche para perder. Miami arrancaría el segundo cuarto con un parcial de 6-0 que rompería LeBron con su primer triple de la noche. Los Heat continuaban involucrando a más y más hombres en su ofensiva sumando puntos mientras que los Lakers con Davis aún fuera, hacían aguas en defensa. Tras la vuelta del 3 angelino, los californianos comenzarían a mover el balón en ataque de lado a lado y a recortar los 10 puntos de distancia que Miami había colocado en el marcador. LeBron James reducía distancias desde el triple, demostrando sus galones y experiencia en este tipo de citas. Su mente estaba muy fría y sus compañeros debían "contagiarse" de esa "Mamba Mentality". 

El partido se ponía precioso con Butler y James liderando a sus equipos. Miami no se encontraba cómodo en ataque, terminando sus ofensivas con tiros muy forzados o en malas situaciones debido a una buena defensa de los Lakers, quiénes hacían visible su superioridad física con una serie de contraataques de vértigo. A pesar de ello, los Heat lideraban en el marcador debido a su victoria en el rebote ofensivo (6 a 2) lo que le daba más balones y más ataques. El partido se iría al descanso con triplazo de Jimmy Butler que, con 22 puntos, demostraba que quería hacer un partido igual o mejor al del game 3. LeBron con 21 puntos (15 en el segundo cuarto) estaba siendo el hombre más destacado de los Lakers a pesar de no lograr poner a su equipo por arriba en el marcador antes de la pausa. 60-56 y lo mejor estaría aún por llegar.

202010081643602158743.jpg

LeBron defiende a Butler (@nba)

La final volvió y lo hizo a lo grande. 5 triples seguidos sin fallo entre ambos equipos con LeBron y Caldwell-Pope especialmente entonados e igualando el partido. Los angelinos estaban excelsos desde el perímetro superando el 50% de acierto, especialmente James con un increíble 5/7. Mientras tanto Anthony Davis maniataba y desdibujaba la labor de Bam Adebayo en el partido. El center de los Heat era incapaz de superar a "La Ceja" pero su equipo no se resentía, anotando triples sin cesar con Crowder y Duncan Robinson como protagonistas. Los Heat desaprovecharon la oportunidad de despegar definitivamente en el marcador debido a 6 pérdidas en este cuarto. El último periodo entraría en escena con 88-82 en el marcador y los Lakers contra las cuerdas.

El cuarto arrancó con otro triple (de nuevo) para Duncan Robinson que ponía a los Heat 9 arriba. Kendrick Nunn mejoraba a cada segundo que pasaba, moviéndose y anotando en momentos calientes como si de un jugador de una larga experiencia en la NBA se tratase. Anthony Davis iba a la línea de tiro libre sin fallo (0 fallos en las finales) y KCP con un triple desde la esquina ponía a los Lakers arriba en el marcador por primera vez desde el primer cuarto. Miami perdía balón tras balón y colocaba la cuenta en 23 puntos al contraataque de Lakers por 6 de Miami. Duncan Robinson sostenía a los suyos anotando triples sin cesar (7/13) mientras Jimmy Butler y LeBron James volvían a coger el testigo del partido anotando en el clucht y alternando a sus equipos en el marcador. 

ej8c3z0woaarl0x.jpeg

Duncan Robinson (@espn)

Caldwell Pope lanzó un triple que no tocó el aro y Anthony Davis cogió un rebote ofensivo que valía un campeonato para anotar a placer y poner un punto arriba a los Lakers. Spoelstra pedía tiempo muerto y LeBron le pedía a los suyos airadamente una defensa más. La pizarra de Spoelstra fue clave y un grandioso bloqueo de Jae Crowder dejó un pasillo a canasta a Butler que se encontró con Davis en el intento de bandeja recibiendo falta. Jimmy no falló y puso a los suyos de nuevo con un punto de ventaja a falta de 16 segundos para el final. La tensión se palpaba en la cara de todos.

Frank Vogel instruyó a los suyos para que el balón llegara a James y así fue. LeBron se llevó en su camino hacia el aro a 4 defensores de Miami y en el último instante sacó el balón atrás hacia Danny Green, quién se encontraba solo en la línea de 3. Incontestablemente Green se quedó corto en su lanzamiento y su compañero Markieff Morris capturó el rebote ofensivo para regalarlo a Miami lanzando un globo para Anthony Davis mal medido y sin sentido teniendo a Green y Caldwell Pope sin marca y listos para tirar. Herro certificó la victoria desde la línea de personal y los Heat fuerzan el sexto partido tras vencer 111-108.

los mejores de la noche

Jimmy Butler, quién jugo todo el partido a excepción de 48 segundos, fue el mejor de Miami tras realizar de nuevo otro triple-doble de 35 puntos 12 rebotes y 11 asistencias, además de 5 robos y 1 tapón con 11/19 en TC (57.9%). Duncan Robinson no quiso quedarse atrás y protagonizó un partido para la historia con sus 7 triples. Solo Ray Allen y Stephen Curry han anotado más triples que él en un partido en la historia de las finales.

p>Por parte de Lakers, LeBron James fue el mejor de su equipo con 40 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias y 3 robos anotando 15/21 en TC (71.4%) y 6/9 en triples (66.9%). Anthony Davis le secundó con 28 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 3 robos, 9/15 en TC (60%) y 2/5 en triples (40%).

Miami Heat se aferra a la única vía que le queda, la remontada heroíca y por el contrario Los Ángeles Lakers pierden una oportunidad de oro de cerrar unas finales que pueden complicarse si las molestias de Anthony Davis en el tobillo empeoran. El domingo tendremos game 6 a la 1:30 de la madrugada (h española). 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 2 meses
#contenidos: 
51
#Comentarios: 
78
Total lecturas: 
144,411