Solapas principales

NBA, el resumen Atípico (XII): Howard y Rondo vuelven a inicios de década

  • Los Warriors caen todavía más, y los Celtics interrumpen su buena racha.
  • Donovan Mitchell desaparece pero Jordan Clarkson coge su testigo.

Esta semana los reyes magos nos hicieron regalos -en tiempo o tardíos- convertidos en recuperaciones milagrosas de diferentes equipos de la NBA, jugadores lesionados que han vuelto a jugar o han anunciado su próximo retorno, o equipos que han dado historias también negativas. Porque aunque no guste, las historias, a pesar de lo negativo, siempre son un regalo. Y nosotros, como cada semana, analizaremos lo sucedido entre el lunes 6 y el domingo 12.

EQUIPOS Y RACHAS

-Rachas positivas:

 

  • Milwaukee Bucks: 3-1 (Golden State Warriors, Sacramento Kings, Portland Trail Blazers / San Antonio Spurs)

  • Los Ángeles Lakers: 3-0 (New York Knicks, Dallas Mavericks, Oklahoma City Thunder).

  • Utah Jazz: 4-0 (New Orleans Pelicans, New York Knicks, Charlotte Hornets, Washington Wizards).

  • Memphis Grizzlies: 3-0 (Minnesota Timberwolves, San Antonio Spurs, Golden State Warriors).

 

-Rachas negativas:


  • Boston Celtics: 1-3 (Washington Wizards, San Antonio Spurs, Philadelphia 76ers / New Orleans Pelicans).
  • Chicago Bulls: 1-3 (Dallas Mavericks, New Orleans Pelicans, Indiana Pacers / Detroit Pistons).
  • Golden State Warriors: 0-4 (Sacramento Kings, Milwaukee Bucks, Los Ángeles Clippers, Memphis Grizzlies).
  • Charlotte Hornets: 0-4 (Indiana Pacers, Toronto Raptors, Utah Jazz, Phoenix Suns).
  • New York Knicks: 1-3 (Los Ángeles Lakers, Utah Jazz, New Orleans Pelicans / Miami Heat).
  • Atlanta Hawks: 0-4 (Denver Nuggets, Houston Rockets, Washington Wizards, Brooklyn Nets).

BUENA DINÁMICA

Comenzamos hablando por los dos equipos más en forma de la liga en las últimas semanas, y que en la última han mantenido inmaculado su casillero de derrotas. En primer lugar, los Utah Jazz de Quinn Snyder, que han logrado el mejor récord semanal con cuatro victorias ante Pelicans, Knicks, Hornets y Wizards. Los de Salt Lake City tuvieron un comienzo algo dubitativo, pero ya es costumbre que los Jazz vayan de menos a más, y parece que este año vuelven a confirmar esta dinámica. Ya son nueve las victorias consecutivas, y 14 en los últimos 15 encuentros. La parte más positiva para ellos es que no están necesitando un Donoval Mitchell especialmente estelar (se perdió además el partido frente a Washington), sino que es su fuerza como bloque y la profundidad de su plantilla lo que está resultando más determinante. Así pues, son varios los nombres que están aportando frecuentemente, entre los que esta semana podríamos destacar (de nuevo) a Bojan Bogdanovic, que ha promediado 25’5 ppp. Pero otro de los factores, relacionado con lo anterior, es la aportación desde el banquillo de la plantilla de Utah. Ahí han destacado jugadores como Jordan Clarkson, con 17’5 puntos en la semana saliendo siempre desde el banco. Mudiay o Niang son otros dos que han sido determinantes como secundarios de una plantilla de la que ya se presuponía un gran potencial, como les adelantamos en la previa de la temporada (link: https://www.solobasket.com/nba/utah-jazz-buscando-su-sitio-en-la-elite ). 
 

El otro gran equipo enrachado es uno de los máximos aspirantes al anillo, los Lakers de LeBron y Anthony Davis. Los angelinos acumulan ocho victorias seguidas, tres en la última semana (Knicks, Mavericks y Thunder), y todo ello tras su peor racha de la temporada, cuando perdieron cuatro consecutivos a finales de 2019. Sus victorias han sido holgadas (30, 15 y 15 de diferencia), y hay que destacar que no han necesitado de especialmente de sus dos rutilantes estrellas para seguir con la buena dinámica: Davis sólo jugó el partido del martes, aportando 5 puntos, y fue baja los dos siguientes. LeBron estuvo bien en los dos primeros (31 ante NY y 35+16 asistencias frente a los Mavs), pero también se ausentó en el duelo ante OKC. Ante estas bajas, Kuzma ha vuelto a reaparecer para seguir demostrando su potencial, tras la polémica de hace unas semanas. Ha ido in crescendo, con 16, 26, y 36 puntos (26 de media), además de aportar 6’5 rebotes por choque. También Howard, Rondo o KCP han aportado positivamente. Les viene una semana con dos duelos “asequibles” en casa  -Cavs y Magic- y uno teóricamente más complicado en su primera visita de la temporada al Toyota Center de Houston.

Pero la sensación de la semana, y una de las mayores sorpresas actualmente en la liga, llega desde Tennessee. Los Memphis Grizzlies están de enhorabuena con su racha actual de cinco victorias (tres en la última semana, todas ellas en casa), su mejor serie de lo que llevamos de curso. Esto les ha llevado a escalar hasta la octava plaza del Oeste al final de la semana, y a estar actualmente por delante de Spurs, Suns, Blazers o Wolves. Jenkins (ex ayudante de Budenholzer) ha traído un nuevo estilo a Memphis, y las similitudes con su “mentor” parecen evidentes:

 

 

Su trío estelar está funcionando de maravilla: desde el center Valanciunas (21+9 y 31+19 en las dos últimas victorias), pasando por su estrella, el Rookie Ja Morant que está impactando (esta semana ha promediado 19’3 puntos, 4 rebotes y 9’3 asistencias) hasta el prometedor Jaren Jackson Jr. (22 y 5 rebotes en los tres últimos). Pero a ellos se le añade el factor sorpresa de Dillon Brooks, que fue importante en las victorias ante Wolves y Spurs con 28 y 22 puntos respectivamente, cerrando su racha más regular de la temporada (seis partidos seguidos, con cinco victorias, promediando 21 puntos).

EQUIPOS EN PROBLEMAS

Y de un equipo joven que está empezando a despuntar y pelear por los PlayOffs, a un equipo joven -con algunas piezas que no lo son tanto- y que empezó la temporada maravillando a todo el mundo pero que lleva inmerso en una racha negativa desde hace casi un mes. Y es que en los últimos 12 partidos, los Charlotte Hornets han ganado 2, y además llevan ya una racha de 5 derrotas consecutivas. Y hay 3 razones para ello. La primera es la defensa del rebote defensivo y la pelea por el ofensivo, la segunda es la inconsistencia desde la línea de 3, y la tercera es la mala defensa de la línea de pase de sus rivales, y cómo estos logran asistencias con gran facilidad. Así que vayamos paso a paso. 

En cuanto al rebote, hay dos cifras que destacan claramente. En sus últimos 5 encuentros, han atrapado una media de 41 rebotes -con 9 ofensivos-, teniendo una mínima de 37 en los partidos ante Utah y Phoenix -donde anotaron la misma cantidad de puntos-. En cambio, sus rivales estas 5 noches, han estado en un promedio de 46 rebotes con 11 ofensivos, quedando además siempre por encima de los Hornets. Aunque este no es el único problema, porque como comentábamos también está la cuestión del tiro de 3. Ya que han tirado 33 veces por noche anotando únicamente 11, lo que da cerca de un 35% de acierto. Algo que no está mal, hasta que se observa cómo ha sido en concreto la derrota ante Phoenix -8 de 35, 23%-, ante Utah -8 de 26- o ante Indiana -10 de 30. Y ya por acabar, la cuestión de las asistencias. Porque más allá de sus 24 de promedio, las 28 de sus rivales destacan con claridad. Además de las 34 de Toronto o que sólo provocan 13 pérdidas, con un ratio de asistencia por pérdida superior a 2 puntos, algo muy bueno en la competición.
 

Charlotte Hornets vs Indiana Pacers | Full Game Highlights | Jan 6, 2020 | NBA Highlights Today

 
Y de unos jóvenes decepcionantes, a dos equipos decepcionados. Y es que unos, por lesiones, y otros, por talento y experiencia, están decepcionados con cómo ha ido la temporada hasta el momento. Y con cómo está yendo la semana. Ellos son los Warriors y los Hawks, y además de su situación colectiva, tienen en común que sus dos estrellas principales son -Trae de Steph- un paralelismo andante. Y Trae, el que está jugando, está también decepcionado.
 
15 derrotas en 17 partidos para los Hawks, un 0-4 esta semana, y 13 en 17 para los Warriors, que además del 0-4 también están en una racha de 8 encuentros perdidos consecutivos. Y eso, no es positivo. Porque no sólo son las derrotas en sí, si no cómo llegan. Y es que Atlanta, salvo el encuentro ante Brooklyn, ha perdido sus últimos 4 partidos por menos de 10 puntos. Y con Golden State lo mismo. Y la igualdad entre ambos continúa cuando analizamos el porqué. Un porqué dividido en que permiten 116 -los de Georgia- y 112 puntos -los de la Bahía-; que están ambos en menos de un 40% en tiros de 3 y en tiros de 2; y que les atrapan más de 50 rebotes por noche. Especialmente preocupante, por cierto, lo de los Hawks en este caso, que han promediado 55 capturas rivales con 59, 57 y 62 en sus últimos 3 encuentros. Cuando ellos han estado en 47 en estas 3 noches.
 
Y ya para acabar con equipos que están en una mala dinámica, en este caso con comillas, toca hablar de los Boston Celtics. Un equipo que es segundo todavía en la Conferencia Este, pero que estos pasados 78 días ha perdido 3 partidos en 4 enfrentamientos. 3 derrotas además dolorosas. Especialmente el partido ante Philly, que ganó de 11 repartiendo sólo 17 asistencias, habiendo tirado únicamente 8 veces desde la personal y sin Joel Embiid en el campo. Un encuentro en el que los de Massachusetts tuvo a Hayward, Brown y Tatum en un combinado de 10-36 en TC, un 3-12 en T3. Además de haber sido una semana en la que han fallado en la defensa del rebote ofensivo, ya que tanto Philadelphia como los Pelicans atraparon más de 13 balones en el aro contrario. Un defecto a pulir por Brad Stevens.

JUGADORES

Nos adentramos ahora en los nombres propios. Aquí tendremos otros dos apartados: en el primero trataremos de poner el foco en aquellos jugadores con menor visibilidad mediática pero cuyas actuaciones, a la sombra de las estrellas, ha resultado importante para el buen hacer de sus equipos durante la última semana. Por otro lado, alumbraremos a los jugadores de perfil alto cuyas prestaciones no estén siendo las esperadas para sus estatus. 

"LOS OTROS"

Cada semana, esta sección del artículo estará orientada a ver aquellos jugadores que, sin ser la primera espada de su franquicia, han ayudado a que esta logre alzarse en la clasificación o vencer todos sus enfrentamientos de la semana. Y, por eso, hoy hablaremos de Jordan Clarkson, Dillon Brooks, Dwight Howard y Rajon Rondo
 
Empezando por el de Utah. Y es que los Jazz encontraron en Jordan todo lo que otros equipos buscaban -entre ellos los Sixers-: una pieza de NIVEL para el banquillo. Y Clarkson se ha convertido en ello. 2º máximo anotador de los Jazz esta semana, superando a Mitchell, Gobert o Ingles entre otros, ha sido clave para conseguir la racha de victorias que llevan los mormones las últimas semanas. A base de anotación, anotación y más anotación. Porque se le caen los puntos de los bolsillos. 18 puntos en 27 minutos, con 7 triples lanzados por noche, y además una presencia defensiva necesaria -1 robo y 1 tapón.
 

 
Tras Clarkson llega Brooks, otro jugador que lleva sorprendiendo desde que llegó a la NBA. Y al que se le achacaba, en parte con razón, que su protagonismo y brillantez venía de estar en un equipo como los Grizzlies, es decir, perdedor. Pero ahora los de Memphis ganan y él, en esta racha de 5W que acumulan, ha aportado la friolera de 22 tantos por noche, con 5 triples anotados o más en 3 de las 5 noches. Y todo ello, en 29 minutos. Pero al igual que Jordan, no sólo anota. Si no que también participa en labores organizativas -6 asistencias ante los Spurs-, reboteadoras -4 capturas de media- y de liderazgo a pesar de su juventud.
 
Y para completar el círculo, a estos dos jóvenes -uno de ellos ex-Laker, por cierto- se le unen dos leyendas del baloncesto actual que han vuelto a redescubrir sus orígenes. Su baloncesto, su forma de apoyar. Uno de ellos, Rajon Rondo, que nunca se había ido, pero siempre mostraba dudas en la Regular Season; y el otro, Dwight Howard, al que se ha retirado los últimos 3 veranos, y7 este año ha encontrado la felicidad bajo el sol de California. El ex-Celtic, en su caso concreto, ha vuelto a sus días de All-Around Player eficaz, con 13 puntos anotados, 7 rebotes, 7 asistencias, 1 robo y un 43% de acierto. Y Howard, que tuvo su actuación cúlmen ante los Cavs -21 puntos, 15 rebotes, 9 de 11 en TC-, ha estado esta semana en un doble-doble de 10 tantos y 11 capturas, además de colocar una soberbia cantidad de 3 tapones y anotando con un 73% de eficacia. Así es como han conseguido cubrir la ausencia de AD los 3 pasados partidos.

ESPERAMOS MÁS DE ELLOS

Hay estrellas que, por contexto, lesiones o, simplemente, desconexiones cualitativas, bajan su nivel durante una semana y no ayudan a que su equipo se aúpe en la clasificación, o simplemente mantenga su nivel habitual logrado hasta el momento. Y esta semana ha habido diversas opciones que han destacado negativamente según estos parámetros, como han sido Donovan Mitchell, Gary Harris y Draymond Green
 
Lo que ha destacado esta semana, como demuestra el caso de Mitchell y Harris, son los jugadores que deberían destacar en el contexto ganador de su equipo -ambos han tenido 3 victorias- pero que han hecho lo contrario: desentonar. En el caso de Donovan, que ha sufrido la "parálisis anotadora" que lleva sacudiendo el rendimiento de Joe Ingles toda la campaña, su falta de acierto y ojo anotador fue cubierto por sus compañeros, como el ya mencionado Jordan Clarkson o Royce O'Neal, a los que Donovan debe agradecer el cubrirle las espaldas. Y es que estos 7 días no sólo ha bajado en minutos, promediando 27, si no que también se ha quedado en 13 puntos, un 26% en tiros de 3, 3 rebotes, 5 asistencias y 1 pérdida. Además de cometer 4 faltas por noche, una cifra algo elevada para un base-escolta.
 
Y el caso de Harris es similar. Un jugador que lleva vagando en el desconcierto los últimos 3 meses, que ya ha aparecido en algún otro momento en esta sección de los resúmenes, y que esta semana ha vuelto a hacer méritos para ello. 32 minutos disputados, 5 tiros de 3 intentados, y menos de 1 anotado de promedio. Lo que deja un 16% desde el perímetro, un 32% en tiros de campo generales, 9 puntos, y prácticamente aportación nula en rebotes -2- y asistencias -menos de 2-. Además de una regresión espectacular desde 2018, su mejor año, habiendo bajado 7 puntos y 5 tiros de campo intentados, además de un 8% desde el triple.
 
Y hemos hablado de Utah, de Clarkson y de Mitchell. Y ahora toca continuar con los Warriors, y hablar de Draymond Green. Un jugador que este curso está a "años luz" de su mejor nivel -y que es posible que nunca vuelva a llegar a su techo- y que no sólo está bajando sus prestaciones, si no que se encuentra en un nivel "mediocre" en este sentido. Porque nunca ha sido un anotador, si no más bien un Point Forward, pero una cosa es no destacar por meter canastas, y otra muy distinta es irse a 5 puntos con un 23% en tiros de 2, además de cometer 3 pérdidas, en 29 minutos. Y sí, aporta en rebotes -lo justo, con 5- y asistencias -7-, pero no logra nada más. Y no es el ancla, sin duda alguna, que esperaba tener D'Angelo Russell con él cuando se recuperara. Porque D'Lo, ahora sí, está sólo en un barco que se hunde en la temporada. Y no hay botes salvavidas suficientes para todos.
 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 7 meses
#contenidos: 
117
#Comentarios: 
288
Total lecturas: 
281,617

Comentarios

Boston debe elegir entre Brown y Tatum. Dos treses puros, pero igual de jóvenes e irregulares. Brown un poco menos talentoso cara al aro, lo cambiaría por un escolta puro tipo T-Ross de Orlando junto con A. Gordon... el equipo seguiría con buenas piernas, y algo más de experiencia. Pero los celtas deberían ceder algo más dar algo más.

De Denver tb espero noticias importantes, o el proyecto se les puede ir de las manos. Lo más importante un base experto ya, D-Rose?