Patty Mills, la conciencia del hijo de "La Generación Perdida" aborigen

  • Defensor de los derechos de los aborígenes australianos, su madre fue dada en adopción forzosa

Patty Mills (1.85/25 años), base suplente de los Spurs que vive su temporada de explosión como jugador de basket, es junto con Nathan Jawai, el primer aborigen australiano en llegar a la NBA.

Los habitantes originarios del principal país de Oceanía fueron uno de los muchos pueblos colonizados por potencias europeas. Fueron sometidos al yugo de la Corona Británica en su propia tierra y solo a finales del siglo XX se vivió un proceso de reconciliación entre el Estado y esta minoria cultural, reconociéndoles su derecho a la diferencia. Con todo, actualmente el pueblo aborigen continúa sufriendo graves deficiencias en ámbitos básicos como la educación o la sanidad y ocupan el último escalón en el cuadro económico y social. 

Patty Mills, hijo de una aborigen, mientras que su padre procede las Islas del Estrecho de Torres (conjunto de islas situadas entre Australia y Papúa Nueva Guinea), se muestra orgulloso de su origen:  "Mi herencia y mi cultura, el lugar del que procedo, suponen todo para mi" afirma en declaraciones recogidas por NY Times

La biografía familiar de Patty Mills está marcada a fuego por el drama vivido por las minorías étnicas en Australia. Tal y como relata el New York Times, su madre, Yvonne Mills, pertenece a lo que ha sido denominada "La Generación Perdida". Durante muchos años (desde finales del Siglo XIX hasta su ilegalización en 1969), miles de niños aborígenes fueron dados en adopción forzosa a familias "blancas" en una política promovida por el gobierno australiano. Separada de su familia natural cuando tenía dos años y medio, Yvonne trabaja actualmente en programas del gobierno australiano de promoción de políticas sanitarias y educativas para minorías aborígenes. Tampoco su marido Benny es ajeno a esta problemática, dirigiendo el programa The Shadows, que permite a los menores de origen indígena una formación integral y una oportunidad para integrarse en la sociedad a través del baloncesto. 

Precisamente Patty Mills se formó en el mundo del baloncesto dentro del programa The Shadows, para dar posteriormente el salto al Instituto Australiano del Deporte, donde vivió en sus carnes la lacra de los prejuicios raciales. Los aborígenes eran minoría entre los atletas de elite que formaban parte de este programa gobernamental para deportistas de primer nivel. Patty respondió a estos prejuicios en la cancha, demostrando su valía cada vez que pisaba el parquet.  

Conocedor de todo lo sufrido por sus antecesores y los prejuicios aún existentes, que ha vivido en sus propias carnes, la concienciación de Patty Mills sobre la cuestión de los derechos de las minorías es nitida y manifiesta. Inspirado por el trabajo de sus progenitores y deseando ser un modelo para sus congéneres, el base de los Spurs ha realizado un documental llamado "For My People", que, como su propio nombre indica, rinde homenaje a sus orígenes culturales. 

"Hay muchas cosas sobre nuestro origen que estoy aprendiendo y que me siguen sorprendiendo. He aprendido de forma gradual y cada vez conozco más nuestras raíces. Es un proceso largo. Aprender sobre nuestro pasado es muy importante, no solo para los australianos, sino para los ciudadanos de todo el mundo. Australia no debe avergonzarse de ello. Es parte de nuestra historia. Es parte de nosotros".

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
14 años 2 meses
#Contenidos: 
3,652
#Comentarios: 
36,391
Total lecturas: 
24,103,882

Comentarios

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar