Solapas principales

¿Qué ganan los Lakers con el traspaso de Lou Williams? ¿y Houston Rockets?

  • Los Rockets incorporan al mejor anotador partiendo desde el banquillo

Magic Johnson, que ayer fue nombrado nuevo presidente de operaciones de baloncesto de los Lakers, no ha tenido tiempo ni de acomodarse en su nuevo despacho. No hace ni 24 horas que ostenta su nuevo cargo y ya ha tenido que tomar una de sus primeras decisiones.

Esta mañana nos hacíamos eco del traspaso entre los Lakers y los Rockets, donde los angelinos mandaban a Lou Williams a Houston, a cambio de Corey Brewer y una primera ronda del draft de 2017.

Un traspaso que a simple vista parece favorable a los Rockets, pero que conviene analizarlo con detenimiento.

Los de Houston se hacen con uno de los aspirantes a sexto hombre de la temporada. El ya ex jugador de los Lakers está promediando 18.6 puntos y 3.2 asistencias en los 24.2 minutos que disputa saliendo desde el banquillo. Un anotador que este año está promediando más de 2 triples por encuentro con un 38.5% de acierto y que parece encajar a la perfección en el sistema que plantea Mike D´Antoni. Un juego ultraofensivo, muy rápido y alegre, a veces hasta algo anárquico, que tiene a James Harden, reconvertido a base por el propio D´Antoni, como principal baluarte. La llegada de Lou Williams hace que los Rockets suban un peldaño más en sus aspiraciones por luchar con los mejores del Oeste.

Lou Williams' 137 Pts Off Bench Most Ever in 4 Game Stretch!

Pero, ¿Qué ganan los Lakers con este traspaso?

Deportivamente nada. Es más, los Lakers van a tanquear de aquí a final de temporada. La primera decisión de Magic Johnson va encaminada a reconstruir un equipo que actualmente divaga por la liga.

Pero hay que remontarse hasta 2012 para entender bien el traspaso de uno de sus máximos anotadores. Aquel verano, unos Lakers que soñaban con volver a ser los más grandes, se hicieron con Steve Nash y Dwight Howard, sin saber que estaban hipotecando su futuro. Llegaron a entregar cuatro rondas de draft por Steve Nash y todavía hoy, están pagando sus consecuencias.  El pick de este año, que es protegido top-3, pertenece a los Sixers vía Suns. ¿Qué quiere decir esto? Que si a los Lakers les toca elegir entre los tres primeros, la ronda se la quedan ellos, de lo contrario, esta volaría a la ciudad del amor fraterno. Por lo tanto, cuanto peor queden los Lakers, más posibilidades tendrán de retener una elección que les permita hacerse con una futura estrella. Ser el peor equipo de la temporada da un 64.3% de opciones de llevarse una ronda top-3 protegida, mientras que quedando segundo las posibilidades son de un 55.8% y de un 46.9% quedando terceros. Además, contarían también con la primera ronda de los Rockets, aunque esta no vaya a ser muy alta.

Actualmente, la franquicia que dirige Luke Walton, marcha penúltima en la Conferencia Oeste y es el tercero por la cola si tenemos en cuenta las dos Conferencias. Así que parece clara la premisa de estos Lakers, que esta vez miran al futuro sin tener en cuenta el presente.

Pero este traspaso no solo afecta a Lakers y Rockets, si no que los Sixers, acostumbrados a tanquear en las últimas temporadas, podrían verse afectados por la misma moneda y perder una muy buena opción de pescar algo interesante en el próximo draft.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
3 años 8 meses
#contenidos: 
93
#Comentarios: 
168
Total lecturas: 
292,925

Comentarios

Los americanos se quejan de que en Europa el campeón pueda no decidirse en el último partido pero esto de que un equipo esté interesado en obtener el peor puesto posible es perverso.
Una cosa: no se dice 'contra más', sino 'cuanto más'. Gracias