Solapas principales

San Antonio Spurs: Una inquietud llamada Leonard

Mes de febrero para olvidar, Gregg Popovich preocupado, Kawhi Leonard no vuelve y las cuentas no salen. Con este caldo de cultivo de inconvenientes se encuentran los Spurs creando cierta zozobra en los aficionados, en Popovich por no poder contar con Leonard por lo que resta de temporada y con la complejidad de no encontrar soluciones que aporten regularidad. Siete derrotas en nueve partidos, con un All-Star Weekend de por medio en el que solo participó LaMarcus Aldridge como jugador de los Spurs disputando 4 minutos formando parte del Team LeBron, ha encendido todas las alarmas en el equipo texano.

El segundo mes del 2018 ha llevado a los de San Antonio a ocupar la quinta-sexta plaza de la Conferencia Oeste, con una diferencia de más de 11 partidos con respecto a Houston Rockets; equipo que liderado por James Harden está firmando una temporada regular de muchos quilates colocados en la primera posición de dicha Conferencia.

“Me sorprendería que volviera Kawhi”, así metía presión Popovich a Leonard y su recuperación de la tendinopatía del cuádriceps derecho. Una lesión que le ha hecho perderse gran parte de la temporada 2017-2018 ya, debido a que el propio jugador no se sentía preparado para poder jugar. Asimismo, fue a visitar a otros médicos para recibir una segunda opinión con el consiguiente deterioro de las relaciones con los Spurs.

Relaciones que, por la opción de convertirse en agente libre en el verano de 2019, preocupan que se vayan deteriorando cada día más. Hace unos días el propio ‘Pop' quiso enfriar la situación: “(Kawhi Leonard) está haciendo lo que se supone que debe hacer. Está trabajando duro y cuando se sienta listo, jugará”, admitió el entrenador horas después de que se rumoreara su probable vuelta en marzo.

Y es que el afamado técnico de los Spurs está en su temporada 21ª, pero muy lejos de conseguir el mejor balance de la NBA en la presente temporada, algo que ha  conseguido en cinco ocasiones como técnico en San Antonio. Ahora se encuentra en el grupo de equipos que se mantienen en 2 partidos la diferencia entre el tercer clasificado y el octavo de la Conferencia Oeste. Además, pese a ser la mejor defensa de la temporada, en una NBA en la que se juega con tantas posesiones y tantos puntos, son el cuarto peor ataque de la competición.

Ataque que bien ha podido ser clave para conseguir 36 victorias en 63 partidos, complicándose el superar las 50 victorias en la temporada; algo que no ocurre desde la temporada 1998-1999 (37-13), año de 'lockout' y desde la 1996-1997 (20-62) en una temporada en la que sí jugaron 82 partidos. Una marca que viendo el calendario que se le viene a los Spurs con entrentamientos ante Warriors, Thunder, Rockets, Wizards, Pelicans o Timberwolves bien nos puede hacer pensar que no lo conseguirán. 

sin kawhi leonard, nada es igual

El propio entrenador campeón cinco veces con los Spurs, se ha visto obligado a contar con una amplia profundidad de banquillo para poder suplir lo que podría dar Leonard y desde Kyle Anderson que se ha asentado como el alero titular de los Spurs, hasta Manu Ginóbili, Danny Green, Davis Bertans o el mismo Rudy Gay han ayudado para tratar de dejar en la mejor situación a los Spurs hasta que volviera el MVP de las Finales de 2014.

Pero es que la vuelta no parece probable o, al menos, a un rendimiento tan alto como para que puedan dar el salto de calidad esperado en un principio. Leonard en los 9 partidos disputados en  esta campaña, renqueante como estaba, promedió 16.2 puntos, 2.3 asistencias y 4.7 rebotes, lejos aún de los más de 25 puntos que promedió la pasada campaña antes de caer lesionado y no ser parte del equipo tras el primer partido en las Finales de Conferencia ante los Warriors, contra quien cayeron los Spurs 4-0.

Esos promedios le sirvió a los texanos para conseguir un récord de 5 victorias y 4 derrotas, no muy lejos de lo que han podido amarrar sin su presencia en el parquet, por lo que una vuelta de Leonard estando en una situación de molestias continuas en el cuádriceps  no asegura que los Spurs vayan a pelear el anillo en una Conferencia Oeste donde cada vez hay más equipos competitivos para tratar de ser alternativa a los Warriors.

¿Oportunidad perdida?

 

Con la Conferencia Este en busca de un equipo que domine de cara a Playoffs, tras el fracaso del proyecto inicial de los Cavaliers en esta temporada, en el Oeste tenemos a los Rockets poniéndole las cosas muy complejas a los Warriors para conseguir el mejor récord, pero a partir de la tercera plaza la irregularidad marca el devenir de la presente campaña.

Con un Kawhi Leonard óptimo para poder aportar al más alto nivel, LaMarcus Aldridge limado y adaptado al rol que Popovich pretendía, con el relevo de la posición de base recién cogido por parte de Dejounte Murray a Tony Parker y un Pau Gasol que raro es que no salga de un partido cerca del doble-doble, los Spurs tendrían opciones de ser muy peligrosos de cara a una hipotética Final de Conferencia, de nuevo, ante los Warriors.

Por si fuera poco, tener la veteranía de Tony Parker y Manu Ginóbili con la mezcla de un revulsivo como Patty Mills desde el banquillo, además de contar con jugadores en busca de un anillo como son Rudy Gay, e integrantes muy aptos como Bertans, o Danny Green que aunque con problemas físicos se ha convertido en un gran ‘3-and-D’, haría una gran mezcla en busca del éxito, pero sin Leonard todo cambia.

Asimismo, el problema no es ya la lesión ni el tiempo que podrá estar de baja, un hándicap importante en esta situación es que la media de edad de los Spurs es de 28 años, algunos inexpertos y jugadores como el argentino Ginóbili (40 años), Gasol (37 años) o Parker (35 años) a las puertas de la retirada. Otra duda existente es si el desarrollo de los jóvenes lo llevará a cabo el propio Popovich; con sus años y su veternaía tiene un acuerdo firmado con USA Basketball y todo ganado en la NBA.

Una preocupación aún mayor si tenemos en cuenta la posibilidad que tiene Kawhi Leonard de salir a la agencia libre en el verano de 2019; Leonrd tiene firmado $18 millones en esta temporada pero $40 sumando las dos próximas campañas, por lo que traspasarle no será una opción viable y un equipo recibir a ‘La Garra’ con problemas físicos, se antoja alto complicado.

¿Que harán los spurs?

En medio de una temporada, ya tan avanzada, es muy complicado actuar en consecuencia cuando se había planificado la temporada para estar contando ya con Kawhi Leonard y tratar de llegar lo más preparado posible para Playoffs, dándole una importancia capital, como siempre, al calendario a partir del parón del All-Star. Por lo tanto, el funcionamiento en pista, que corre a cargo de Gregg Popovich, tendrá el funcionamiento sólido y acostumbrado aunque las victorias pueden no llegar.

En el verano y las decisiones que tomen podrá estar el asegurar el futuro exitoso de la franquicia, o por el contrario, hipotecar a un equipo campeón en las últimas dos décadas, como así lo marcan los cinco títulos, a un largo plazo con el equipo en manos de jóvenes jugadores, sin la seguridad de pelear por campeonatos.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
5
#Comentarios: 
12
Total lecturas: 
13,267