Solapas principales

Stephen Jackson saca pecho, Karl llama estúpidos a Nuggets y Ginóbili medita retirada

  • Los partidos no sólo se juegan en la cancha, las declaraciones juegan. Las ofensas duelen y los piropos escasean
  • Stephen Jackson se siente orgulloso de haberse peleado con aficionados y George Karl lanza un dardo a la franquicia de Colorado.
  • Kidd, recién retirado, ya tiene trabajo... y Ginóbili podría ser el siguiente en bajarse del barco.

Se acerca el final de la temporada en la NBA. Tras la victoria de los Spurs en el quinto partido, las autocríticas en los jugadores son totales y los elogios hacía Danny Green se disparan. Sin embargo, lejos de la actualidad puramente deportiva, los lesionados ya piensan en volver, las franquicias preparan la próxima campaña y algunos se recrean recordando el pasado. Una semana más os traemos el Trash Talking de la NBA.

Uno de los mejores del quinto partido fue Manu Ginóbili, que recibió el apoyo y la confianza de Popovich, Parker y compañía: “Siempre he jugado con Manu y he confiado con él. Sabía que le entrarían”, afirmaba Parker. “Manu es un tipo duro y competitivo, él sabía que no le salían las cosas y se ha autoexigido más”, declaraba Popovich. En Twitter, Batum mandó un recado a Messi con el siguiente tweet: “Ginóbili es el mejor atleta argentino. #SorryMessi”.

Pero las alarmas saltaron hace unos días cuando Ginóbili no negó la posibilidad de retirada al final de esta campaña: “Realmente no lo sé aún. Durante la temporada he estado pensando que jugaría uno o dos años más, pero cuando te das cuenta de que tienes 36 años, y voy a tenerlos muy pronto, todo se centra en ir día a día. Cuando termine la temporada y vea cómo me siento tomaré una decisión. No puedo imaginarme sin jugar al menos una campaña más aquí, pero el tiempo será quien diga lo que haré”.

Tras la derrota en el quinto partido, Wade fue contundente y aseguró que los Spurs les tienen “en un hoyo”. Lebron, más optimista, ya piensa en el sexto: “No podemos preocuparnos del séptimo partido, porque antes tenemos que jugar el sexto. Volvemos a casa y tenemos que preocuparnos de ganar ese encuentro. Luego ya veremos. Tengo que jugar muy bien en sexto partido, mostrar mi mejor nivel para mantener la serie viva y forzar el séptimo encuentro. Tengo que aceptarlo. Mi reto es el sexto partido. Sólo me preocupo del presente. El siguiente paso es el partido del martes. Tenemos que ver vídeo y pensar en lo que hay que cambiar y después hacer que eliminatoria siga viva. No hay más”.

Lejos de las finales, Pau Gasol aseguró en un acto celebrado en España que sigue sin saber su futuro, aunque entiende que depende mucho de dónde vaya Howard. Además, mandó un recado a la directiva y pidió refuerzos. Al día siguiente, la ESPN publicaba una noticia en la que se aseguraba que Kobe está preparando ya su vuelta y con sorpresas: “Quiero ganar más de cinco anillos. Tengo mucha fuerza. Volveré y me vengaré con dos nuevos cracks”. Veremos si los consigue, ya que el margen salarial de los Lakers es reducido.

Una de las noticias de más eco en la NBA ha sido la llegada de Kidd a Brooklyn, algo que ilusiona al máximo accionista, el ruso Prohkorov:“La Liga tiene mucho potencial, pero al mismo tiempo carece un poco de entrenadores estelares. Por supuesto, nosotros estamos muy contentos de poder decir que vamos a ver crecer a una nueva estrella y finalmente, con Jason Kidd en el banquillo, ganar la NBA de forma natural”, sentenciaba al New York Times.

Deron Williams explicó precisamente, que la rivalidad entre Knicks y Nets irá cada vez a más, sobre todo por este regreso de Kidd a los Nets: “Cuando los reporteros nos preguntaban si la rivalidad entre Brooklyn y New York era un asunto importante para nosotros, creo que le restamos un poco de importancia. Pero está claro que la energía que hubo en esos cuatro partidos que nos enfrentamos durante la temporada fue la más intensa que hemos tenido en todo el año. Cuando ellos o nosotros ganábamos, la forma en la que se celebraba esa victoria no era la misma que con la que se celebra un partido normal de temporada”.

jackson.jpg.jpg

Stephen Jackson rapea como habla, habla como rapea
Una de las declaraciones más polémicas la encontramos en Stephen Jackson, que explicó a ESPN sentirse contento por los puñetazos propinados a los aficionados hace años: "Después de todos los insultos racistas que escuché, las palabras sobre mi madre, mi manera de jugar y mis hijos... después de todo eso, no voy a engañar a nadie. Me sentí bien pegando puñetazos a los aficionados"

.

La noticia más agradable de la semana la dio Tom Thibodeau, que aseguró ver de nuevo a Rose con la misma explosividad de siempre: “Trabajé con él hace una semana, y fue grandioso. Viendo la forma en la que se está moviendo ahora, hay una gran confianza. Nunca llegó hasta la explosividad con la que se sentía cómodo, pero creo que está ahí justo ahora. Se siente muy bien, y eso es la cosa más importante”.

Finalmente, uno de los despidos más difíciles de entender, el de George Karl de Denver, ha sido calificado como estúpido por el propio despedido: “En la conversación que tuvimos sobre la decisión, yo le dije: ‘Creo que debería decirte que sois muy estúpidos’. Y desde entonces no entiendo nada”.

La semana que viene haremos el Trash Talking conociendo el campeón de la NBA 2012-2013.

Sobre el autor

Antiguedad: 
6 años 10 meses
#contenidos: 
125
#Comentarios: 
332
Total lecturas: 
579,649