Solapas principales

Tyler Herro está encontrando su sitio en los Miami Heat

Por fin estamos viendo al Tyler Herro que nos habían prometido. Ese jugador capaz de incendiar partidos tan rápido que el equipo rival es incapaz de reaccionar. Y es que tras las dudas que generaron su aportación y conducta de la temporada pasada, esta campaña en la que el baloncesto vuelve a la normalidad era la mejor ocasión para recuperar las sensaciones que el escolta de los Miami Heat nos dejó en su año rookie.

UN EQUIPO EN SINTONÍA

La franquicia de Florida ha arrancado la temporada en un estado de forma espectacular y ahora mismo ostenta la primera posición de la Conferencia Este junto a los Chicago Bulls, ambos con un 6-1 de balance. Los Heat están haciendo muchas cosas bien. Al sólido bloque del año pasado que llegó a las Finales en la 19-20, aunque fue más irregular en la pasada campaña, se le ha sumado la incorporación de un Kyle Lowry que está otorgando un equilibrio, una circulación de balón y un plus -si cabe- en la defensa perimetral que Goran Dragic no daba para volver a poner a Miami en el top del Este y de la NBA.

miami.jpeg

Herro es el relevo en ataque de Lowry y Butler

En estos momentos, tal equilibrio se refleja en que son prácticamente los mejores tanto en ataque como en defensa: máxima eficiencia defensiva de la liga con sólo 98.4 puntos encajados por cada 100 posesiones y su 115.1 es el segundo mejor 'offensive rating'. Uno de los máximos beneficiados -y culpables- de esta dinámica positiva en el equipo es Tyler Herro. En este sentido, Miami ha conseguido cómodas, aunque trabajadas victorias, habiendo logrado triunfos por ventajas de dobles dígitos seis veces consecutivas. La segunda racha más larga de la franqucia en un inicio de temporada. 

HERRO, ASUMIENDO SU ROL

El escolta, desde su llegada a la NBA, se dio a conocer como un jugador prolífico a la hora de anotar. Y en este arranque se está apreciando un proceso de maduración de ese talento ofensivo que tanto ayuda a Miami desde la banca. Herro esta encontrando su lugar en los partidos saltando a la pista como suplente. La temporada pasada, a raíz de su buen hacer como novato, fue añadido por Spoelstra en el quinteto titular. La irregularidad y la poca productividad para lo que se esperaba de él, que estaba más pendiente de cuestiones extradeportivas que de asuntos baloncestísticos, lo relegó al banquillo a los catorce partidos, lo que precisamente dio lugar a una racha de cuatro victorias para Miami. Desde entonces, únicamente fue titular en el último partido de Temporada Regular hasta la fecha.

Con su rol establecido como revulsivo y líder ofensivo de la segunda unidad, Herro está mejorando sus aportaciones, promediando 22.4 puntos, 6 rebotes y 4.4 asistencias con un 40.8% en triples por partido. Si mantiene estos números, firmaría 7 puntos más por partido que el año pasado y habría superado todas sus estadísticas anteriores, incluidos los porcentajes, aunque con una pérdida más por encuentro, asumible viendo el aumento de su porcentaje de uso. El nivel en el que se encuentra Herro es tal que sus 157 puntos desde el banquillo son la máxima marca de un jugador en un tramo de siete partidos desde Ricky Pierce, con 170, en la temporada 1989-90, superando a jugadores que ha sido iconos en esta faceta, como Jason Terry, que sumó 156 tantos en la 2007-08. Pierce ganó el premio al Sexto Hombre del Año esa temporada y Terry, un año después. 

¿CANDIDATO AL SEXTO HOMBRE DEL AÑO?

Una de las 'debilidades' de Miami es el escaso fondo de armario con el que cuenta. Antes del comienzo de la campaña se les atribuía una falta de profundidad que, a largo plazo, podría ser perjudicial en cuanto a posibles lesiones, fatiga o alternativas 'in game'. Y, realmente, así es. Lo curioso es que Herro se las ha apañado -sin quitarle mérito a Spoelstra- para ser la cabeza de una segunda unidad que ha superado en anotación a todos los banquillos de los rivales a los que se han enfrentado en estos siete partidos. Cómo no, también es el mejor arranque de la historia de la franquicia en este apartado. Aportar en tan poco tiempo es señal de eficiencia, y es que es el tercer escolta con las estadísticas más eficientes (20.7 de Efficency Recap), superando a figuras como Donovan Mitchell, Devin Booker, Bradley Beal o CJ McCollum.

El último partido ante los Dallas Mavericks fue la guinda que puso Herro para obligarnos a prestarle atención. El '14' ayudó en la victoria de su equipo con 25 puntos, 4 asistencias y un +/- de 21. De esos 25 puntos, 14 fueron en un tramo de 12 minutos en el que Miami pasó de tener una desventaja de 6 tantos a ir ganando por esa misma cantidad. Herro es uno de los síntomas del buen hacer de los Heat, que en dicho encuentro tuvieron hasta a cuatro jugadores (Lowry, Butler, Herro y Adebayo) con más de 22 puntos cada uno, algo nunca visto hasta ahora en Miami. Siendo conscientes de lo poco que llevamos de temporada, Herro parece ser el desahogo perfecto para una primera línea como la de Miami y este arranque de temporada que nos está ofreciendo sólo lo hace susceptible de ser pretendiente del premio al mejor Sexto Hombre o, quién sabe si al Jugador Más Mejorado si continúa alimentando sus números e impacto en uno de los mejores equipos de la liga.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 2 meses
#contenidos: 
58
#Comentarios: 
130
Total lecturas: 
142,434