Solapas principales

Se encuentra usted aquí

'Winning Time' cancelada: los inicios del ‘showtime’ en Los Angeles Lakers

Los amantes del baloncesto estamos de enhorabuena en el momento de las plataformas. Durante la cuarentena de 2020 pudimos disfrutar del serial documental The Last Dance sobre la carrera de Michael Jordan en Netflix, y nada más aterrizar en nuestro país, la plataforma HBO Max estrenó la serie Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers, y que gira en torno a cómo se dio el éxito de Los Angeles Lakers en la década de los 80. La serie, sin embargo, ha sido cancelada solo un mes y medio después del estreno de la segunda temporada, y con ello, se pone fin a una de las ficciones sobre el mundo de la canasta.

¿POR QUÉ HA SIDO CANCELADA 'WINNING TIME'?

'Tiempo de victoria' ha sido una de las grandes apuestas de HBO y una de sus ficciones de mayor calidad en los últimos años. La serie, que gira entorno a la creación de la dinastía Lakers con Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabar como grandes protagonistas, ha sido, sin embargo, cancelada tras una bajada de audiencia considerable en el estreno de su segunda temporada. Si bien es verdad que desde la productora lo tenían previsto y por eso el capítulo final es un cierre digno aunque precipitado que se preparó "por si acaso".

El clima que ha acompañado a este estreno de la segunda temporada no ha sido el mejor. Se ha dado en agosto, sin baloncesto en Estados Unidos, y en plena huelga de actores y guionistas que ha hecho que la promoción haya sido nula. Esto, sin duda, han sido razones que explican la bajada de audiencia, que, sin embargo, se ha quejado en redes sociales ante el final de una serie de calidad. Hay que comentar que la primera temporada tuvo buenos números de audiencia al coincidir con los playoffs NCAA, seguidos ampliamente en EE.UU, con lo que se creó el mejor contexto posible.

 

 

crítica de la temporada 1 de 'tiempo de victoria'

inicio prometedor: la historia de magic johnson

Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers comienza fuerte con su primer capítulo, dirigido por Adam McKay, director de películas como La gran apuesta o No mires arriba. En este primer episodio, ya podemos observar las que serán las señas de identidad: ritmo frenético, personajes dirigiéndose a la cámara y una imagen granulada por ordenador simulando los videos de los años 80. Precisamente esa estética técnica es la que nos consigue trasladar ya a simple vista a 1979.

La serie arranca con un flashback hacia el futuro, en el que vemos a Magic Johnson en la consulta de un hospital, a principios de los 90, cuando se le diagnosticó el virus del VIH y que significó el final de su carrera baloncestística. Y ya arrancamos directamente al momento en el que Jerry Buss, magnate conocido por el ambiente Playboy, decide entrar en la NBA comprando Los Angeles Lakers.

Fotograma de la serie en el momento de la presentación de Magic Johnson como jugador de los Lakers. Foto: HBO

Sí, en los primeros episodios de Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers el baloncesto es testimonial, pero se centra en darnos un buen contexto antes de la acción. Es interesante ver el trabajo previo a la primera temporada de estos Lakers del ‘Showtime’, el de los despachos y la dirección técnica, y esos primeros momentos en los que coincidieron dos estrellas como Kareem Abdul-Jabbar y Magic Johnson.

Y además estos primeros episodios hacen buen trabajo previo de enganchar al espectador y en esto juega un papel importante la buena caracterización de los personajes. Los parecidos son razonables y el reparto está perfectamente escogido, con actores más consagrados como Adrien Brody, Jason Clarke, Jason Segel, o John C. Reilly, con otros menos conocidos pero que hacen un gran trabajo como es el caso de Quincy Isaiah como Magic Johnson o Solomon Hughes, que debuta con el papel de Kareem Abdul-Jabbar.

Llega el lakers del ‘Showtime’ 

Una vez pasan los capítulos de contexto, llega por fin el baloncesto y con ello el momento de más acción de Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers. Con el inicio de la pretemporada ya vivimos los momentos más entretenidos, con esos primeros rifirrafes entre Kareem Abdul-Jabbar y el ‘rookie’ Magic Johnson, y cuya relación pasa por altibajos también durante la temporada y que se convierte en un elemento de atracción sobre el que gira la serie.

Fotograma de la serie que muestra a Johnson y Abdul-Jabbar antes de comenzar un partido. Foto: HBO

‘Tiempo de Victoria: la dinastía de los Lakers’ tampoco deja pasar la rivalidad de Magic Johnson con el otro ‘rookie’ estrella de la temporada como era Larry Bird, en los Boston Celtics. Es cierto que aquí prima la subjetividad, y vemos una dualidad ficcionada del bueno de Johnson frente al rudo rural de Bird.

Todo esto engloba a los momentos en los que la serie emula partidos icónicos de esos Lakers, y que se convierte fácil en lo mejor de esta ficción, sobre todo para los amantes del baloncesto. La realización y la recreación es tan buena, que consiguen que se viva al máximo y sea lo que más se disfrute desde el otro lado de la pantalla. Dicen que lo bueno se hace esperar, y en Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers es así, pero lo mejor es que llega y lo hace de diez.

Aflora la nostalgia del basket de los 80

En definitiva, Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers es una serie recomendable para los amantes del baloncesto y del deporte en general, pero obligatoria para los que disfrutan del espectáculo de la NBA y son fans de Lakers. Es cierto que se dan licencias, como suele ocurrir en los proyectos de ficción, pero consigue transmitir perfectamente el comienzo de ese Lakers del ‘Showtime’ al más estilo Hollywood.

Pero, sin duda, lo que más funciona de Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers es la nostalgia. Y es que su buena ambientación, caracterizaciones y la técnica nos trasladan directamente a aquella California de los 80 y a aquel baloncesto de Los Angeles Lakers. Y no solo eso, también transmiten perfectamente todo el ambiente de lujo y excesos que rodeaban a Jerry Buss.

Y que mejor que una serie que nos permita revivir esos momentos de baloncesto de los 80, que significaron un antes y un después en la NBA y el deporte de la canasta en general. A muchos los trasladará a su adolescencia, a su infancia y para los que no hemos tenido suerte de vivir aquella época de basket, acercarnos todo lo que aquello significó y lo que rodeó una leyenda como fueron aquellos Lakers. ¡Qué empiece el showtime!

Sobre el autor

 
Imagen de andreablez Andrea Blez@andreablezPeriodista deportiva freelance. Escribo contenido sobre baloncesto en Solobasket desde hace casi 5 años, con enfoque en baloncesto femenino, pero también con punto de vista internacional gracias a los dos años en Alemania que me han hecho conocer el deporte de la canasta allí y los cinco idiomas que hablo. Disfruto de las entrevistas y los reportajes largos cuando el tiempo lo permite. Periodista deportiva freelance. Andrea escribe contenido sobre baloncesto en Solobasket desde hace 5 años, con enfoque en baloncesto femenino pero con un punto de vista internacional gracias a los dos años que pasó en Alemania. Estudió el Grado de Periodismo y cursó un Máster en Redes sociales. Colabora además con radios como Plaza Radio, Radio Esport Valencia y el famoso podcast de baloncesto Tirando a Fallar. ¿Lo que más le gusta? Las entrevistas y los reportajes largos cuando el tiempo lo permite. Es nuestra redactora más internacional, con conocimiento de hasta 5 idiomas.
Antiguedad: 
6 años 2 semanas
#contenidos: 
1,111
#Comentarios: 
351
Total lecturas: 
2,274,946