Se encuentra usted aquí

Yiftach Ziv intenta justificarse demonizando a Coviran Granada

  • Polémica afirmación de Ziv sobre su salida de Granada: “No hay duda de que es porque soy israelí y judío. Simplemente me condenaron al ostracismo.”
  • Foto: ACB Photo / Fermín Rodriguez

Yiftach Ziv fue uno de los fichajes estrella de Coviran Granada el pasado verano, uno de los pilares sobre los que construir un nuevo y ambicioso proyecto, segundo en Liga Endesa, para dar un paso de calidad.
La pretemporada realizada por el equipo nazarí dio muestras de acierto, Ziv se mostró como un base habilidoso, dinámico, enérgico, capaz de generar un juego diferente al de los otros bases de la plantilla, misión cumplida.

Pero la ACB es una competición muy exigente, por mucho que vengas de todo un Maccabi, aquí se juega “a otra cosa”, y aunque sus primeros partidos en la mejor liga de Europa fueron buenos (9.6 puntos y 6 asistencias de promedio), se le vio incapaz de controlar el ritmo de juego además de, cosa curiosa, no ser capaz de defender a los bases rivales con eficacia, cuando venía con vitola de gran defensor.

EL PUNTO DE INFLEXION

Todo cambió el 7 de octubre de 2023. Ese día el mundo fue un poco peor tras el ataque de Hamás a Israel.
Yiftach, jugador joven que nunca había salido de su país, obviamente recibió un duro golpe en lo personal, su familia se encontraba en zona de peligro, y su cabeza dejó de estar en Granada y en el baloncesto, algo humanamente entendible.

Desde el primer momento Coviran Granada, y la afición granadina, se volcó con su jugador para mostrarle su apoyo. El cuerpo técnico dirigido por Pablo Pin arropó al jugador, fue apartado del foco de la prensa (nos fue imposible hablar con él desde aquel día), lo protegieron y le dieron espacio, tiempo y apoyo. Pin cada semana en rueda de prensa mostraba su preocupación por la situación personal del jugador, a pesar del problema deportivo que generaba la situación.

 

 

MALA ACTITUD

Ziv pasó a ser una persona obsesionada con el contacto con su familia, vivía por y para su teléfono móvil, algo lógico, algo que entra dentro de lo normal, pero que lo apartó mentalmente de todo y de todos.

La obsesión por conocer las noticias que procedían de su país, con un único punto de vista, lo introdujo en una espiral de “paranoia” donde todo parecía estar en su contra, se sentía "agredido". No me consta ningún tipo de insulto, improperio, desaire o mala palabra hacia el jugador ni dentro del seno del club ni en la ciudad de Granada o algún pabellón de los que visitara Coviran Granada con Ziv en sus filas.

Toda esta situación repercutió negativamente en el rendimiento deportivo de Ziv, promedió en los siguientes cuatro partidos unos paupérrimos 1.5 puntos, 1 asistencia y 3 pérdidas por partido, pero más allá de los números, se veía un jugador que deambulaba por la pista, sin actitud, sin concentración, sin ganas de estar allí.

NO SE PODIA ESPERAR MÁS

Coviran Granada se presenta en la jornada 8 de Liga Endesa con tan sólo una victoria y un problema en uno de sus pilares, ha pasado un mes desde que estallara el conflicto de Hamás y el jugador le consta a esta redactor que comienza a ser un elemento desestabilizador dentro del seno de la plantilla, por lo que Pablo Pin decide apartarlo de las convocatorias, de los entrenamientos y comenzar a buscar un sustituto. Esta situación fue debidamente comunicada tanto a jugador como a su agente.

Dos meses después, en los que el jugador puede ejercitarse con normalidad, pero fuera de la disciplina de grupo, y en los que no dejó de percibir su salario, encontró acomodo en Francia, dejando Granada antes de la Navidad de 2023. Tengo que reconocer que personalmente me sorprendió su destino, sinceramente pensaba que volvería a su país de origen.

 

 

INJUSTA JUSTIFICACIÓN

Esta semana el base israelí realizó unas desafortunadas declaraciones al medio hebreo ynetnews en el que afirmaba que el club le abandonó por antisemitismo:

"Tenía miedo de hablar hebreo por la calle. No dejas de mirar a derecha e izquierda. El mayor problema fue que el equipo simplemente no me apoyó; me abandonaron«, decía Ziv sobre su situación en Granada. «Llegaron a la decisión de que simplemente no me querían [por ser israelí]. Nadie me lo dijo directamente, pero esa fue mi sensación. No es razonable que desde el 7 de octubre, nadie hablara conmigo. No hay duda de que es porque soy israelí y judío. Simplemente me condenaron al ostracismo. Me dejó una cicatriz porque era la primera vez que iba a Europa, y me hacía mucha ilusión.”

Dibuja Ziv una situación que sólo existía en su cabeza. Granada ha sido históricamente crisol de culturas y en ella conviven actualmente ciudadanos de todo el mundo, por su carácter universitario, en armonía multicultural a pesar de ser una ciudad pequeña. Hay un refrán muy andaluz que dice "de bien nacidos es ser agradecidos" y Ziv creo personalmente que ha olvidado lo que realmente vivió profesionalmente en Granada para centrarse en sus demonios personales, trasladando la proyección de su sombra hacia la entidad nazarí.

COVIRAN GRANADA NO QUERÍA, PERO HA TENIDO QUE RESPONDER

El club granadino, que no ha publicado un comunicado oficial, sí envió su parecer al periódico IDEAL de Granada en el que se apuntaba que la baja del jugador atendió a un aspecto “meramente deportivo, fue bajando en números de juego y en importancia dentro del equipo antes del 7 de octubre, tal y como se puede demostrar y hacer constar en sus estadísticas acumuladas durante los partidos disputados antes de estallar el conflicto”.

El club también apunta que fue la actitud de Ziv la que lo apartó del grupo: “Continuó entrenando junto a sus compañeros hasta el mismo momento en el que la poca implicación mostrada en los entrenamientos provocó un bajón en el ritmo de los mismos, por lo que no quedó otra solución que se ejercitase con el entrenador ayudante, Andrea Pecile, mientras se le buscaba una salida”.

En cuanto a la sensación personal de abandono expuesta por el jugador, el club granadino ha expresado que: “Cuando Yiftach Ziv habla de que no estábamos interesados en ningún momento en su vida personal es totalmente incierto. Se demuestra en varias ruedas de prensa de Pablo Pin, en las entrevistas a Óscar Fernández-Arenas y en las innumerables ocasiones en las que se le preguntó de forma directa por su situación personal y familiar. En todo momento el club muestra interés por su situación. De hecho, en el viaje del equipo a Bilbao ya sabíamos que habían llamado a su padre y a su hermano para participar en el conflicto y esa misma mañana conocimos que parte de su familia estaba viajando hacia Gaza. Es más, nos interesamos tanto en su seguridad que es incierto que tuviésemos un coche de policía en Bilbao, ya que contamos con la seguridad que nos proporcionaron hasta 3 coches de policía. Incluso, la policía estuvo presenciando el entrenamiento realizado en el pabellón tras solicitarlo el club de forma oficial a la Policía Nacional en Granada”.

Con respecto a las quejas por su seguridad personal, dio casualidad que había un precedente en la ciudad con el jugador del Granada CF Shon Weissman, que contaba con apoyo de la embajada de Israel en España, el club granadino “puso en contacto a Yiftach Ziv con la embajada, pero el jugador mostró un nulo interés. Cuando el jugador habla de antisemitismo y del miedo de hablar hebreo nos llama mucho la atención, ya que sabemos que en reiteradas ocasiones acudía a un casino de Granada y hacía vida social por la ciudad”.

 

Sobre el autor

 
Imagen de jequ Jesús Quero @JesusQueroMi pasión por el baloncesto se encendió cuando era un niño, con las retransmisiones radiofónicas, las pocas retransmisiones de TVE y aquellas maravillosas décadas que van de los 80 al 2000. He visto con mis ojos muchos cambios en el deporte de la canasta, ojos curiosos que siempre han tratado mirar un poco más allá del resultado, y esa curiosidad me llevó, casi por casualidad, a solobasket. Tras 16 años escribiendo en esta web, mi pasión ha aprendido a ser analítica y crítica, además de poder crecer personalmente aprendiendo cada día de aciertos y erorres, propios y ajenos, en esta apasionante aventura. He podido vivir el baloncesto desde dentro, conocer a mis ídolos de dentro y fuera de la pista, ponerle piel a "Dioses del balón naranja" y comprobar que no sólo son terrenales, sino que en las distancias cortas tambien son humanos, con todo lo que ello conlleva. Hasta que la pasión me aguante seguiré intentando transmitir cómo vivo el baloncesto, y lo haré donde siempre me he sentido como en casa, aquí, en solobasket.com. Informático de profesión, cronista por vocación, basketballer por devoción, honesto por convicción, no me pliego a filias y fobias, soy fiel a la honestidad y receptor de cualquier crítica constructiva.
Antiguedad: 
16 años 6 meses
#contenidos: 
1,132
#Comentarios: 
6,531