EUROBASKET 2009 DIA 3: RECONSTRUYENDO LA FOTO EN PEDAZOS

Solapas principales

Ahora mismo estamos entre amigos. O cuatro gatos. No, entre amigos. Que los que quedan en el pabellón son los periodistas y algún familiar de jugadores. Mientras veo la rueda de calentamiento del Gran Bretaña-Serbia, respiro hondo e intento ordenar las sensaciones que tengo tras el partido. Porque las de las últimas dos horas se mezclan con las del resto del día, que reconozco que me levanté tan tristón como ayer. Que el disgusto no me lo quitaba nadie. Que ganamos a los ingleses, pero habíamos perdido un sello.
Recuerdo el reportaje de “Informe Robinson” sobre la Eurocopa del 2008, donde los médicos de la Selección hablaban que en el combinado futbolero se empezaba a gestar una buena sintonía “parecida a la que habíamos oído que tenían los de baloncesto”, decían. Hoy me sonaba todo eso muy lejano. Pero tras una mañana visitando tanques y fotografías de una Varsovia humeando por los bombardeos en 1944 en un museo militar, la cabeza se me iba despejando. Almuerzo ligero que había que ir al pabellón, que el plato fuerte, España-Eslovenia era el primero de la jornada.
Ya gana Serbia 13-9. Andrew Betts ha sido sustituido. Y menos mal, porque se está luciendo. Los serbios, cada vez más cómodos. No nos van a dar el gustazo de perder. Lo digo por hacernos ser primeros de grupo, básicamente.
Pues hoy España ha ganado, sí: 90-84 tras prórroga. Con caras muy distintas en diferentes fases del partido y una sensación global bastante mejorada. Por momentos se ha demostrado que sí se puede defender con orden y con todos los jugadores en sintonía, y que se puede atacar con paciencia y bien cocinado. Malditos primeros minutos del último cuarto que echamos por la borda los 11 puntos de diferencia que nos metía en la segunda fase como primeros de grupo.
También ha habido prórroga tras permitir una canasta sobre la bocina. Pero hay situaciones en las que soy bastante “ferrandizta”: os aseguro que prefería la prórroga a ganar por dos, porque tenía la sensación de ganar en ella claramente y una última intentona de ir por los 11 puntos que tanto ambicionaba, perdidos con anterioridad. Finalmente se quedaron en 6. Peleamos por ellos, que no es poco.
Mate de Pops Mensah Bonsu en “alley-oop” culminando un contragolpe. A ver si los británicos se una vez las virtudes que tienen. Que aunque sean pocas, algunas tienen: 22-14 pierden.
Supongo que la Selección Española se habrá reunido anoche o esta mañana para hablar largo y tendido entre ellos. Lo digo por la anulación del entrenamiento de hoy. Era muy difícil que cayesen eliminados (eso pasaba por perder frente a Eslovenia y que Gran Bretaña ganara por más de 8 a Serbia) y con ese espíritu no se puede competir –y posiblemente convivir- durante los próximos siete días. Me cuenta Roberto Hernández que alguien ha recuperado de su discoteca los “greatest hits” escuchados en los vestuarios durante el Mundial de Japón. Y eso ha servido para saltar a la pista con mucha agresividad.
Ante los gritos de ánimos de los eslovenos que completaban casi las gradas, la intensidad inicial ha sido mucha: Pau Gasol, Reyes, Navarro, Rudy y Ricky Rubio fueron los cinco de salida. Scariolo, ante la falta de solidez mostrada por Claver y Mumbrú, los aleros altos del equipo, ha seguido fiel a un sistema de tres pequeños, que no ha abandonado a lo largo del partido de hoy. Arriesgado, pero acertado.
Los problemas florecen bien pronto. Jaka Lakovic y Bostjan Nachbar salen fácil de los bloqueos y anotan triples que les dan primeras ventajas. Y si la jugada era de bloqueo y continuación, Primoz Brezec nos anota dos triples, abriéndose al exterior. En esta situación, Scariolo ordena un cambio de asignación, que no pasa nada que sea Llull quien coja a Brezec. Total, para puntear los tiros… Sale Carlos Cabezas que hoy ha tenido más protagonismo que sus dos efímeras presencias en los choque previos. Sigue terriblemente tenso.
Serbia se va 10 puntos por delante al descanso: 39-29. Ahora, partido ramplón, ramplón.
A lo que vamos. En ataque España estaba mucho más concentrada, más relajada y se juega entre pívots, sobre todo con los hermanos Gasol en cancha, lo que maldije viendo a Macvan y Krstic el primer día y nosotros no. Y matizo: habrá tenido actuaciones muy discretas en Varsovia, pero Marc Gasol es un jugador impresionante. Y con un pase suyo se consigue el segundo triple consecutivo de Sergio Llull y la primera ventaja importante, con 29-22. Adquirimos un notable nivel ofensivo, pero la defensa, ahora en zona, es trágica: siguen tirando solos.
Venga, que los británicos ya están a seis: 35-41. Los pobres son incapaces de sacar un contragolpe sin perder el balón y se vuelven locos tirando, pero están ahí.
Con decisiones arbitrales discutidas (lo del lituano Brazauskas es de traca), el partido se calienta y sacamos tajada. A Juri Zdovc le señalan técnica. Penetración de Jurica Golemac cuando los dos Gasol en pista, que no debiéramos permitir. Pero lo disculpamos porque en ataque hay paciencia, con Navarro anotando triples producto de sistemas trabajados. Son nuestros mejores minutos de todo el torneo y nos vamos al descanso con 43-35 y en mente que lo de primeros de grupo es factible (total, tampoco es muy importante mientras gane Serbia después. Aún así, opino que psicológicamente, sí).
Las tretas tácticas de Eslovenia sorprenden durante poco tiempo. Dos triples de otro pívot que opera desde exterior, Goran Jagodnik, dan alas al equipo y sobre todo a la afición, algo silenciada. Todo se pule y nos quedamos con una defensa que por fin sí llega a los tiradores en las esquinas, que rota, que hace dudar y fuerza malos tiros. Suena a sinfonía de Chopin, “paisano” de Varsovia, por cierto. El golpe de violín lo da Nachbar cada vez que falla. Y en ataque, ahora con Felipe y Pau, se sigue jugando entre pívots, y Navarro y Rudy muestran toda su agresividad forzando faltas y entradas a canasta. Llegamos a 62-47 y al final del tercer período con 62-49. Perfecto.
Inciso: 58-44 para Serbia a falta del último cuarto. Dejemos que terceros es lo que hemos conseguido.
Y en los últimos 10 minutos, entramos en una fase que nadie quería ver. Hasta tres robos consecutivos de Goran Dragic y tres bandejas posteriores levantan al pabellón, casi tomado por los eslovenos (Ljubljana está a 7 horas en coche de aquí) y su maestro de ceremonias, un personaje con casco militar y una camiseta del ¡Estudiantes!, suponemos que de Udrih o Lorbek, de pie, alzando a las masas. Brazauskas se traga el pito, pero no es excusa para tener ese rosario de errores y pérdidas de balón. El partido se iguala (64-63) y en los minutos finales, ya ni soñamos con los 11 de diferencia. Más bien, se piensa en ganar el partido y ya. Juan Carlos Navarro (21 puntos) nos hace mantener la delantera en el electrónico forzando faltas y anotando todos sus tiros libres.
Nos lamentamos de la falta de frescura en los últimos segundos cuando nos remontan los 5 puntos, con el tiro anotado por Erazem Lorbek sobre la bocina final. ¡Por Dios, que no vuelva a suceder! Y el final, ya sabemos. En la prórroga, lo que intuía. Les íbamos a dar un repaso. La pena es que con algún error nos quedamos en esos 6 de ventaja. El partido adjudicado y la convicción que se puede mejorar, y mucho. Pero nos parecimos por momentos a lo que somos. El camino para encontrar la comodidad de los nuestros. Hay mucho que ganar en la segunda fase, pero parece ganable. Seguimos siendo los mejores, aunque no nos acordemos.
 

Comentarios

Es que faltan jugadores importantes aqui. Yo hubiera llevado a Calderon, Vidal o Berni, Jimenez y a Fran Vazquez. Por unas razones u otras, no han venido. Con ellos, el nivel seria mucho mas alto. Yo no hubiera llevado a Raul Lopez, Cabezas, Mumbru y Garbajosa, pero no habia eleccion. Aun soy optimista y creo que ganaremos el oro.

y a mi que no me parece para tanto. Vale que la selección ha perdido chispa, y que Scariolo los ha mareado un poco, pero, realmente estamos tan mal? o mejor dicho, realmente es tan diferente a Japón o Pekin? Me explico: evidentemente el tema tiros libres ha de solucionarse, porque hubiera dado muchísima más tranquilidad y el partido de Serbia no tiene lectura positiva. Pero, la verdad, teniendo en cuenta que el acierto ha bajado un poco (más bien se ha normalizado, lo de la final de Pekin fue único e irrepetible, la volví a ver ayer y me quede nuevamente impresionado), que se trata de un europeo (queramos o no, por mucho que busquemos el oro, somos el equipo a batir, el que ha llevado casi todo su potencial, y nos falta la motivación americana / argentina de otros torneos) y, aunque nadie lo comenta, el acierto que están teniendo los rivales en momentos muy puntuales y en tiros sobre la bocina o tiros despues de un rebote largo, bien cuando españa tiene acierto para romper el partido, bien coincidiendo con la pajara del último cuarto), yo no lo veo tan mal. Además, esto es deporte, y quizá se ha vendido el oro de una forma soberbia (sí, nos consideramos ambiciosos, pero fuera se ve como soberbia). El rival también juega. Posiblemente estemos ante la Eslovenia más completa de los últimos años, Grecia parece más o tan peligrosa como siempre (rival a batir), Francia parece que no juega pero siempre da lo justo para ganar, etc. Creo que España va a estar en la lucha por las medallas, pero eso de que sólo nos vale el oro, etc... es un poco vender la piel del oso antes de cazarlo. No obstante, creo que españa va a dar la talla en la segunda fase, la gente ya está metida en dinamica de competición, y vuelve a ser la españa con calidad pero luchadora y con cojo.. de años anteriores.

Ah... se me olvidaba. Unos detallitos: ¿cuánto tiempo tardamos en anotar una canasta en juego en el último cuarto? Menos mal que Navarro nos sacó las castañas del fuego a base de meter libres. Por otra parte, sin entar a valorar más cosas, lo de Navarro y Rudy, por momentos, fue de traca, y eso que compartieron titularidad. Si tú no me las pasas, yo no te la paso. Ahora me la juego yo como si estuviera en el patio del colegio, me las paso tres veces por debajo de las piernas demostrando lo bueno que soy, pero fallo la bandeja, y ahora te la juegas tú aunque yo esté solo esperando tu pase después de que amases 15 segundos tú el balón y no sepas ya qué hacer con él. Ahora yo no se la doy a Ricky porque aunque perdamos 5 segundos de ataque necesito hablar con un compañero para decirle no sé qué cosa, así que Ricky espérate a que lo diga para darte el balón y empezar a jugar, y ni se te ocurra quitármelo de las manos hasta que acabe de decir lo que tengo que decir.

Aún con estos y otros detalles, ¿alguien duda que tenemos los dos 2 más determinantes del campeonato? Es sencillo: remar todos en la misma dirección. Que se contagien de la actitud de Felipe baloncestísticamente hablando.

Y por favor... ¡balance defensivo! Que a veces es de escándalo.

Pero aún así, ayer invitaron a que seamos optimistas, aunque en su justa medida. Y ojalá, victoria ante Turquía y golpe de efecto.

Después de este partido me quedo con la sensación de que se ha mejorado, se han hecho las cosas mejor... pero que en cuanto se tuercen un poco las cosas vuelve nlos problemas entre los jugadores. De todos modos, parece que la charla protagonizada por Pau Gasol (más lo que pudiera haber habido después en el hotel, cosa que, de momento, desconozco) ha hecho que España se pareciese más a España que a lo de los dos días anteriores. De todos modos, es de hacerse mirar lo de los comienzos de los últimos cuartos. Parece que nos vamos de 15 y los jugadores empezasen a pensar como Andrés Montes e Iturriaga, que vieron el partido ganado en ese momento... y en dos o tres más durante el último cuarto. Poca visión... si no les da para un poquito más, y no ven en la pista que no están las cosas claras, no tienen más que no escuchar a Calderón para saber que las cosas no están nada claras. Cuando Calde no habla es por algo. Falta concentración en momentos claves. Pero lo de ayer, lejos de ser lo esperado, invita al optimismo. Creo que los jugadores hubo momentos que intentaban de nuevo ser una piña, apareciendo gestos que no se vieron en los dos primeros partidos, aunque siguió habiendo otros gestos malos entre los propios jugadores a poco que se torcían las cosas. Y Cabezas, por dios, si pierdes dos balones seguidos y se pide un tiempo muerto, no pierdas otro exactamente igual nada más volver de un tiempo muerto. Ahora dos días de descanso, y ganando a Turquía daremos un golpe de efecto tanto en la moral de los jugadores como en la de los equipos rivales.

Para mí, el problema no está en ganar o perder el oro, sino en dejar transmitir ese buenrollismo y sensación de esfuerzo al máximo que se transmitía, que tanto han utilizado las empresas publicitarias para sus intereses, ¿tiene sentido el anuncio de San Miguel con la imagen que se está dando?

No he podido ver el partido (tenía entrenamiento con mis chicas y eso es "sagrao") pero las referencias que me han hecho llegar mi gente me habla de algo de recuperación en el juego. Sirva esto para que, asimismo, se recuperen anímica y físicamente en estos dos días de descanso. Por cierto, el rebote y canasta que forzaron la prórroga, nunca se debieran haber permitido. Saludos. JOSEMI

No estamos muy allá, pero le hemos echado cojones y hemos ganado un partido dificil. Vale, el juego no es muy brillante pero de lo de hoy a lo de Gran Bretaña media un abismo. Un abismo en solo 24 horas, no deja de ser curioso...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar