LA DESHONESTIDAD DE LA FALTA DE ATAQUE

Solapas principales

La pasada semana, aún inmersos en la primera fase, uno de los invitados al "Sport Center" de "La Sexta" fue Alfredo Julbe, con el que posteriormente tuvimos el privilegio de escuchar sus comentarios durante el partido Turquía-Brasil. Hablando de todos los aspectos positivos y negativos que había dado el baloncesto en su evolución en estos últimos años, precisamente hablaba del título de este artículo, aunque realmente sus palabras textuales fueron "la deshonestidad en el juego cuando alguien se interpone delante", que para el caso es lo mismo. "Con el enorme scouting de hoy día, se consigue destruir, pero creando a su vez otras aportaciones positivas. Pero en esta jugada se destruye sin crear nada a cambio". Creo que metió el dedo en la llaga en uno de los claros más evidentes del reglamento del baloncesto: la personal en ataque.

Recuerdo como hace 25 años, la personal en ataque era toda una lacra del juego, en el que los malos defensores se refugiaban en ella, para sacar partido y beneficio. El arbitraje incluso consentía que un hombre se pusiese debajo de alguien que ya estaba en el aire, y que con el único requisito de estar quieto en el momento del contacto, aunque el atacante hubiese soltado el balón momentos antes, y su salto estaba en trayectoria descendente. Claro, que lo que casi siempre sucedía es que se concediera la canasta. Pero no era suficiente. Con las escasas rotaciones de banquillo que había por aquellos años, era un motivo más para los titulares de cargarse de faltas, y no acabar los partidos por estar eliminados. Y eso, se ponía siempre sobre el tapete, sobre todo en los campeonatos internacionales. Recuerdo en el Europeo de Praga, que lo de la falta de ataque era toda una invasión, un virus en nuestro deporte al que había que buscarle remedio.

Y creo que el remedio, como bien decía Alfredo Julbe, se encuentra en la honestidad de los jugadores a la hora de realizar ese tipo de acciones. Y me preocupa que tras unos años en que parecía que no era tanto el problema (sí lo apreciaba más en el baloncesto universitario estadounidense), con la cantidad de estas faltas que han sido señaladas en este Mundobasket, el problema vuelve a ser de actualidad.

Yo no digo que se suprima esta falta, porque es imposible y sin mucho sentido, la verdad. Pero hay mucha diferencia entre el atacante que arrasa con todo lo que haya por su camino, o el señor que tras una estupenda acción individual para poder irse de su hombre, se eleva en el aire, y ahí está el avispado de turno, que se sitúa en la trayectoria final de su recorrido, para que caiga sobre él, y le castiguen con una falta personal. Es ilógico.

Se probó ese semicírculo bajo el aro, en cuya zona estaba penalizado el forzar falta en ataque. Y no me parecía  mala idea, pero su diámetro me parecía escaso, y tampoco solucionaba mucho el problema. Eso al margen de las presiones, en las que se fuerzan faltas en ataque a media pista, o incluso más adelantado, si pillas desprevenido al rival, o que venga a trompicones tras dribling y se sitúe uno en su camino. Forzar una falta de este tipo, a 20 metros del aro, me parece francamente ridículo.

La solución la desconozco. Aquí lo fácil es decir que doctores tiene la iglesia. Pero sí que no estaría de más buscar algún tipo de sanción, o no sanción, cuando se provocan estas faltas, que por regla general, evitan entradas a canasta con majestuosos vuelos o principios de contragolpes, que suelen ser dos de las acciones más espectaculares de nuestro deporte.  Difiero con Jack Ramsay, que decía que prefería una falta en ataque que un tapón. Efectivamente, es mucho más provechoso. Pero la falta en ataque debería ser un accidente, algo que el defensor no planea, que le salva de llevárselo por delante cuando un "animalito" inicia su camino hacia canasta, y no una estrategia del juego. Con el juego tan físico que hay hoy día, donde se busca el dinamismo por encima de otras cosas, la falta en ataque es algo que suena a trasnochado, y de cara al reglamento, debiera ser así.

Comentarios

La deshonestidad de esta falta en ataque se puede entender endemica a la deshonestidad de los jugadores. Entendiendo esta deshonestidad el espiritu de simular y engañar que engloba al aspecto ofensivo y defensivo.
Si alguien se puede cansar del abuso de la normativa para sacar faltas en ataque que pueden parecer ilogicas, muchos tambien quedan hartos de los aspavientos de los jugadores para sacar faltas a los defensores tan ilogicas como estas faltas en ataque.

Las faltas en ataque provocadas en medio campo debido a la buena presion defensiva son dignas de halago al trabajo defensivo, y es que una buena presion defensiva de \"los tres pequeños\" ahogando la salida del equipo contrario provocando perdidas de balon y faltas en ataque tambien levanta de la silla al aficionado.

Eso si coincido totalmente en una cosa, yo por mi parte no entiendo que un jugador pueda cometer falta en ataque cuando esta en trayectoria descendente tras un tiro en movimiento o una penetracion.

Lo primero felicitarte Antonio por el trabajo que haces comentando los partidos de baloncesto ya sea NBA, NCAA u otras competiciones. En un momento en que los aficionados \"puristas\" somos castigados a comentarios banales y sin sentido durante los encuentros es grato escuchar a verdaderos expertos en el juego como Moncho Monsalve, Joan Creus o tú. Respecto del tema que nos ocupa es cierto que en los últimos años se ha ido incrementando el número de faltas en ataque en los partidos, pero quizás no solo debamos centrarnos en la parte arbitral del asunto, sino en la incapacidad de los jugadores atacantes para evitar las \"trampas\" que les ponen los defensores. ¿Cuántas veces habremos visto penetraciones en que el atacante está con los ojos en el parqué en vez de lo que tiene delante?.
No obstante, es clave aclarar que la regla está muy clara en el reglamento FIBA, si el contacto se produce cuando el balón ya ha salido de la mano del lanzador y el balón entra en el cesto debe valer, que haya errores de aplicación en la regla es otro asunto bien distinto. Otro aspecto de la regla que mencionas en el blog y que en mi humilde opinión la tienes equivocada es que si un jugador se pone debajo del atacante en el momento que este empieza el salto el contacto que se produzca será siempre responsabilidad del defensor. Por último añadir que ¿por que no premiar al defensor?, me explico si lee bien la jugada de ataque y ocupa una posición antes que el atacante y este le golpea en el torso ¿por que no sancionar con falta en ataque?, creo que hay que premiar las buenas acciones defensivas. Un saludo y un abrazo

Estimado AR:

El tema de las faltas simuladas en ataque me viene preocupoando como aficionado desde la ominosa época en que Aito cargaba de faltas a los piviots de la Penya ( Reggie Johnson y cía) y otros rivales con las simulaciones de David Wood, Wallace Bryant, Julian Ortiz, más tarde seguidas por los Andreu y cía.

En esto, Lagarto creo escuela culé de salto de trampolín desde 2 metros.

Siempre penseé que la falta simulada en atque es la jugada más injusta pues tiene 3 efectos negativos: perdida de balón, cargar a un jugador con protagonismo ofensivo con faltas e inhibirle el resto del partido ante el miedo de que se repita la frenta.

Además, normalmente esta falta premia al mal defensor, que ente su falta de técnica recurre alk efectismo para engañar a los árbitros.

En mi opinión, esta falta no debiera existir a efectos de eliminación, y solo acarrear pérdida de bola, que ya es bastante castigo.

Además, la simulación si debería castigarse con técnica, pues es una deslelatad grave al juego y a los espectadores.

un saludo

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar