El Barça y luego Grecia: títulos, Obradovic y escupitajos

Solapas principales

 

Me han preguntado a menudo sobre mi experiencia en Barcelona y en el Panathinaikos. Mi segunda temporada con el Barça fue genial. Allí me dieron, por primera vez, la oportunidad de jugar en un club que podía conseguir títulos y competir contra algunos del mejores equipos de Europa.

Nosotros ganamos dos ligas ACB en España en esos dos años que jugué en Barcelona. El primero fue contra el (Unicaja) Málaga y el segundo contra (entonces Caja San Fernando) Sevilla.

Las finales en Málaga fueron el título más duro de los que he conseguido en mi carrera porque los 5 partidos que jugamos fueron muy difíciles aunque al final ganáramos. Yo estaba muy feliz porque fue mi primera liga ACB.

En mi segunda temporada batimos al (Caja San Fernando) Sevilla por 3-0.

Las siguientes 4 temporadas también fueron en España: 3 en Girona y en el Joventut. No fue un tiempo agradable para mí porque no ganamos nada. Yo echaba de menos ganar títulos así que cuando me llamaron de uno de los top teams de Europa, el Panathinaikos, yo no lo podía creer. Ellos acababan de ganar la Euroliga. Allí tendría la oportunidad de intentar ganar titulos europeos i esa fue la meta esa primera temporada, que por cierto conseguimos.

Cuando llegué a Grecia para empezar la temporada no sabía que me iba a encontrar, me refiero a jugadores o Obradovic. Había oído algo de que él era un entrenador muy duro pero eso no me daba miedo porque él siempre ganaba donde quiera que iba, así que ya sabía que si quería ganar otro título eso requeriría trabajar a tope. Eso no me importaba porque yo disfruto entrenando y jugando duro y eso era justo lo que Obradovic espera de sus jugadores: to work 100%. Los entrenos eran muy intensos. Todos trabajamos duro y cada uno sabía su rol en el equipo, lo que es muy importante cuando tu tienes un conjunto de 15 players que pueden, sin duda, ser titulares en cualquier equipo de Europa.

Con el equipo que teníamos nosotros podríamos haber batido a algunos NBA teams. Así que cuando tienes un equipo con jugadores de tanta calidad, tú necesitas también un coach de nivel muy alta. Alguien al todo el mundo respete, sin importar cuánto dinero ganes o quién seas.

Obradovic trataba a todo el mundo igual, incluso si no jugabas mucho. Cuando eso pasaba nadie se volvía loco como ahora. Todo el mundo conocía su lugar en el equipo. Nosotros hacíamos una excepción con eso porque sabíamos en qué tipo de equipo estábamos y entendíamos cuales eran nuestras metas para ganar tantos títulos como fueran posibles.

En mi primera en Europa llegamos a la final (Suproleague), pero perdimos contra el Maccabi (Nate Huffman MVP). Aquello fue una locura porque sabía que nosotros éramos mejor que ellos pero me prometí a mí mismo que la próxima temporada iba a ser diferente. Y así fue, volvimos a las finales, esta vez de la Euroliga, nos enfrentamos a la Kinder Bolonia, fue en su campo, que era una pista muy difícil. Fue un partido muy duro. Ellos llegaron a ganar de 15 pero no nos entró el pánico. Les metimos tiros decisivos y ganamos. Fue increíble. Lo mejor que me ha ocurrido como jugador. Finalmente lo conseguimos.

Yo había venido a Atenas para ser campeón y al final lo conseguí. Quería deciros a todos en las 4 temporadas hicimos eso y además ganamos las cuatro ligas y dos copas griegas. Lo único que yo no he ganado es la Copa del Rey en España, así que... ¡a lo mejor este puede ser mi año!

Volviendo a Grecia, esa fue una gran experiencia por poder jugar contra los mejores y ser un pupilo del Top Coach de Europa ahora mismo, Obradovic.


También me gustaría explicaros un poco a cerca de los fans en Grecia. Yo he jugado en 5 países diferentes ante fans difíciles pero todos sabemos como son los aficionados en Grecia. Si alguno de vosotros quiere ver algo verdaderamente salvaje que vaya a ver un partido entre el Panathinaikos i el Olimpiakos ¡Es una locura! Estás en un gym con 20,000 personas pero necesitan cerca 5,000 policías. Yo nunca había visto algo así.

Me acuerdo cuando jugué mi primera final en mi primera temporada allí. No paraban de lanzarse bengalas unos a otros, pequeñas bombas caseras, fuego, rocas y botellas desde un lado del gym al otro mientras el partido transcurría. Yo lo veía i no lo creía, así que le pregunté a uno de mis compañeros por parar el partido y él me dijo que no, porque eso era algo normal porque pasaba cada vez que se jugaba fuera, y que aquello no era tan malo, que habían cosas peores como cuando podían escupirte ¡Después no he visto nada tan fuerte como aquello!

¡Y sí, ellos te escupían y a los árbitros también! Yo veía que un día u otro algo podía pasar en partidos tan tensos, así que lo único que podías hacer era esperar a que un día alguien haciese daño de verdad a otro y se hiciera algo de verdad, pero lo cierto es que, por entonces, la liga permitía a los fans hacer lo que ellos quisieran porque esa es la tradición allí y es algo normal.

De todos los países en los que he jugado, el más organizado es España y el que mejores aficionados tiene porque ellos de vez en cuando también pueden enloquecer pero nunca lanzarán cosas a los jugadores ni les... escupirán como pasaba en Atenas.

Comentarios

Darryl, el artículo es muy interesante, pero podrias explicarnos que es lo que hace a Obradovic el mejor entrenador de Europa....relación con los jugadores, trato personal,....

No dejes de escribir, Darryl. Tienes muchas + cosas que contar que muchos periodistas, no por faltar al respeto sinó por tu experiencia. Tengo entendido que estas navidades Mbaram Okon "Iki" (pivot nigeriano de 19 años) ha estado entrenando con vosotros. Si es así, ¿le ves futuro en nuestra liga?

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar