ADN anotador, capítulo I

Solapas principales

 
Adrian Dantley en un cromo de la época

 Leyendo acerca de Elvis Presley. ¡El Rey! (el verdadero) Sin duda conseguiremos miles de historias sobre su  fabulosa música, su transcendente estilo de baile; sus patillas y aquel cabello con aceite de rosas, vaselina y lubricante. Moldeado en un tipo de peinado tupé.

 Cualquier biografía de Elvis solo  supone un breve repaso desde su primer grado en la escuela East Tupelo Consolidated, hasta su último año como estudiante de la Humes High School.

 Difícilmente se encuentre buena data referencial del “Rey” sobre sus números en alguna disciplina deportiva en toda su estadía estudiantil (y si la tienen o la  consiguen, os pido enviármela).

 Pero bien es conocida su participación en el Football-Team de la Humes. Y que en sus ratos libres (ya en el estrellato)  no perdía oportunidad de participar en algún juego con su entorno, cual patio trasero de su vecindario. Y bien fue notable su afición por aquel juego, donde  era capaz de ver hasta tres football game a la vez. Siendo Los Cleveland Browns y Los Pittsburg Steelers sus equipos favoritos.

 Sin duda alguna es muy escasa la data de Elvis como atleta. Y (como debe ser) todo su contexto gira en torno a su inicio y desarrollo en el ámbito que Dios le diseñó… La música.

 

Creo en la Biblia. Creo que todas las cosas buenas vienen de Dios. No creo que cantase como lo hago si Dios no hubiese querido… Elvis Presley.

 Hay quienes dicen que su paso por el Football-Team en Humes High School no fue algo a destacar por sus dotes atléticos.  Y verdaderamente que no me extraña.

 Pues sus pocas luces como football player, aunado a su amor y afinidad por las costumbres de los afroamericanos. “copiando” su estilo de baile y  música (elevándolo a un cenit que ningún tío de “color” pudo lograr aquellos días). Me llevan a “querer” concluir que Elvis se equivocó de disciplina. Y debió optar por el deporte de la cesta.

 

 -Alguna vez leí que al oír por La Radio  el estilo de su  voz, todos creían que Elvis  era un tío… “Negro”-.

Pues analizando muchas de las más célebres frases y declaraciones que nos dejó Elvis, bien pudiesen confundirse con las del ADN de  cualquier Scorer que hayamos conocido… Sí… Con las de un Anotador. Y, de los mejores.

 

  Y es que en mis años leyendo, viendo y estudiando el baloncesto, jamás he conseguido una frase que defina más a un Anotador, que esta acuñada al legado del Rey:

El Ritmo es algo que TIENES o NO tienes, pero cuando lo tienes… LO TIENES TODO”… Elvis Presley.

 Todo ello lo traigo a colación pues esta season 2018-2019,  todos vimos y vivimos el episodio novelesco desatado dentro de Los Warriors de Golden State entre Draymond Green y Kevin Durant. Producto del “robo” del rebote que le hace Green a Durant, para luego “intentar” resolver y solucionar aquel juego (empatado) vs. Los Angeles Clippers. Es decir. Green creyó por unos instantes tener el Ritmo.

 Éste post que les traigo hoy tratará de mostrarles el contexto del grave error histórico (y verán poco a poco el  por qué) de Draymond, al no pasarle la bola a un jugador que en las últimas dos Finales de Liga (y casualmente, en ambas, en el  juego # tres (3) ante Los Cleveland Cavs) ha sentenciado y definido las cosas;   en la mismísimas narices de un épico como lo es: Lebron James.

 Haremos un breve repaso de la evolución en el  ADN de los SCORERS, desde sus comienzos,  hasta llegar a ese “eslabón” que hoy conocemos como: KD.

 Un jugador con el instinto innato de todos los anotadores visto. Pero con unas habilidades únicas para tal envergadura, y que jamás se habían reunido en un ANOTADOR. Óigase bien: Jamás en toda la historia del baloncesto.

 Bien sé que vosotros cuentan con bastante megas en sus móvil y disfrutan de un  buen internet. Por lo que os adelanto que no es el tradicional post de nombrar a todos aquellos tíos que han pasado por la liga dejando buenos  registros de puntos, o llevándose uno que otro título de anotación. Aquí únicamente os traigo la “créme de la créme”. Intentando  desarrollarles quienes de ellos contribuyeron a  la personalidad, al instinto, al ego y demás actitudes; dignas de tal rol… El rol de ANOTAR.

 

 Pero para ello considero necesario comenzar con un desglose puntual y breve  de Draymond Green quien como bien lo predijo el mismísimo Rey del Rock and Roll:

“… es algo que tienes o NO TIENES”.

  Y como vimos en aquella escena. Green no lo tuvo, no lo tiene y; jamás lo tendrá.

  Pues ser Anotador es algo de nacimiento. Muy difícilmente creo conseguir un Scorer que haya sido pre-fabricado (sólo conozco uno, ya os mostraré).

 Sí,  han existido jugadores que van siendo direccionado, y poco a poco van acumulando temporadas de 7 ppg,  15, luego 22, hasta incluso llegar a 25 o 28 puntos por juego (¿una pista?). Pero a la hora de resolver, (o de la chiquita. Como le dicen aquí en mi país). Queda en evidencia que el tío, no nació con el Ritmo del que habla el Rey.

 Por lo que aquella frase de Elvis es definitiva a la hora de intentar  compararla con el rol de anotar:

“… pero cuando lo tienes, LO TIENES TODO”.

 Hablando de los “dotes” ofensivos de  Draymond os digo algo que pocos os traen:

 Green  promediaba dos asistencias (redondeando) por juego jugando más de 20 minutos con los tíos del banquillo.
 Se lesiona  en aquellos días David Lee, y  Green pasa a ser titular al lado de Stephen Curry y  Klay Thompson (dos de los  mejores triplista de la historia). Y en un sistema dedicado al lanzamiento  desde el arco; y donde luego se sumó la llegada de un ejemplar como KD (de quien hablaremos al final).

 Entonces Draymond pasó de promediar aquellas dos asistencias,  a ahora promediar su máximo de 8, por juego.

 Repito… Durant y  Curry. Creo que allí bastan los nombres. Sin contar que como vimos aquel día antes Los Pacers de Indiana. Klay te pone 40, 50 y hasta 60 puntos cualquier día.

 -Hay que buscar con lupa en los anales de la historia un tío "tercer espada" que te anote 60 puntitos y solo requiera para ello mantener la bola 90 segundos en toda su hazaña. Y ese queridos amigos… Es Klay.-Y allí, en ese escenario, es donde actúa un tío llamado Draymond Green.

 Es decir, sin hablar de su excelente incidencia en el costado defensivo (pues ya os preparo un post de Defense, donde sin duda alguna estará Draymond). Las “habilidades ofensivas” de Green son una apuesta que a lo máximo le habían alcanzado para promediar aquel par de asistencias (que ya les comenté) y “además”, solo 6 puntitos; jugando 21 minutos con sus compañeros del banquillo. Repito… Previa lesión de David Lee.  Y previo a “ser rodeado” de Curry, Klay y KD.

 

 Y os digo, que no es nada personal con Draymond, pues os aseguro que hasta un Dennis Rodman de niño,  al tomar por primera vez un bola; su primera intención fue la de mirar al aro. E incluso apostaría a que Rodman en algún momento de su infancia,  habrá imaginado como muchos de nosotros, aquella célebre escena donde el reloj se agota y sueñas con encestar el tiro ganador… “5, 4, 3, 2…1”… ¡Sí! Ya la recordaste. ¿Cierto?

 Bueno. Todo bien hasta que la cruda realidad nos dice (o nos demuestra)  que NO nacimos para ejercer ese rol. Ese de ser los ejecutores en miras al aro.

Implacable realidad que también nos demuestra que los Anotadores ya han sido seleccionados por el mismísimo Dios. Y misma realidad,  que de seguro le mostró a Rodman, que mejor se enfocara en el rebote, colorearse el cabello y ser un épico en cuanto a la defensa.

 

-Como regalo os cuento que Rodman en la season 88-89, fue el líder en % de tiros de la liga. Dejó 60,1% en la duela-.Y luego del desglose sobre Green. Las pregunta que os hago es:

¿Es realmente bueno (ofensivamente) Green. O  realmente merecía ser un Pick 35?

¿O simplemente es  Draymond un tío con más visión de juego que Derek Fisher. O con más drible y rebote que Robert Horry?

-Tíos que también aprovecharon muy bien jugar al lado de luminarias.-¿O simplemente Draymond Green es tan inteligente. Que maximiza al extremo tener la misma suerte (o mejor) que Derek y Robert… La de “estar rodeado” de grandes tíos?

¿A cuál de los dos Green debemos creerle? ¿Al que no rendía con sus pares del banquillo. O al que bien supo aprovechar la lesión de Lee?

 Cada quien os juzgara a su manera. Lo que sí os puedo yo decir: Es que Draymond NO tiene el Ritmo y debió pasar la bola a KD aquel día vs. Los Clippers. De hecho;  debe pasar la bola de por vida y dedicarse a su excelente defensa, trash-talking e intimidación del rival. Donde sin duda alguna actualmente forma parte del All-Team-Defense  de la liga.

 Pero fijaos cuidadosamente en lo siguiente. No es solo Draymond quien debió pasar a KD aquella bola para definir las cosas.

 Os digo que aún,  jugando KD con cualquiera de los muchos y de los mejores anotadores de la historia en aquella escena. Créanme. Que muy pocos quedarían exentos de no acatar la orden de darle la bola,  para que sea él (KD) quien definiera el momento.

 

 Y sí, muchos crecimos con los highlights de Michael Jordan (me incluyo). Aquellos otros, con los  de Kobe Bryant. Y  algunos pocos nos hemos interesados en ir a revisar el por qué, a  Jerry West le prevalece siempre más el mote de “Mr. Clutch”; sobre aquel mote de: “The Logo”.

 Todos sin dudas excelsos anotadores. Al igual que Durant. Pero donde KD presenta iguales o superiores habilidades en el perímetro, similares destrezas en drible. Y sobre-todo; el mismo instinto  asesino y definitorio, digno de cualquiera de los mejores Anotadores.

 Pero con la variante qué: Durant presenta  una envergadura física muy pero muy superior, dignas de un Ala-Pívot y hasta, de algún mismísimo Pívot que haya tenido que luchar por un lugar en la pintura en aquellos días de Wilt Chamberlain.

   Un breve…

 -Hoy por hoy la altura oficial que muestra la liga de Bill Russell es de 6-10 con 215lb. Pero mucho y largo rato fue de 6-9. Solamente que al masificarse la liga vía la internet  y con tantos galones de aquel Bill en cada una de sus historias (muchas vs los 7-1 y 275lb de Wilt). Como que a la NBA les vino mejor oficializarla en los 6-10 que muestran hoy en día de este.

Un simple ejemplo del misterio sobre  la referida altura del buen Bill, la encontramos en aquellos primeros NBA Live para consolas que incluyeron las plantillas de All-Star 60´s. Donde año tras años la Liga entregaba a Bill con una altura de  6-9, a los tíos de Electronic Arts. Y ¡Ojo! Que aquellos días era imposible hacer  Edit Player. Pero ese es tema para otro post que os guardo de Basketball y Consolas.

 Bueno, os digo que tanto para Bill Russell, como para Kevin Durant. La altura siempre quedará como uno de las grandes misterios de la liga. La oficial de KD es: 6-9 y 240lb.

 Y os puedo decir, y cabe destacar. Que también la altura de  Kobe en aquellas primeras entregas del NBA Live, era de 6-7. Luego, ante tal desarrollo de Bryant  y tal parecido con el juego y legado de Michael Jordan, la liga la oficializó en 6-6… La misma de MJ23.-

 

 Continuamos…

Es decir,  hoy a quien conocemos como KD como alguna vez os comenté.

Es más alto que el mismísimo MJ23 para abusar de los  PG, SG y SF. Y casi con la “misma” altura de un mismísimo Bill; para abusar de los PF y C con su  drible, tiro, perímetro y movilidad.

 En resumen:

¡Error épico el de Draymond Green!

 Pero hagamos un repaso acerca de todos los aportes de esos buenos anotadores que han existido en la liga e incluso, de aquellos que vagaron en cuanta duela existía, antes de su creación. Pero que bien sentaron las bases para que Durant le clavara en las dos últimas Finales a los Cavs; una larga y perimetral daga en cada game #3.

 Pues creo que es la única forma de ejemplificarle, a Draymond y a muchos. Que cuando se juega al lado de un tío de tal calibre (hablando de evolución)  como KD. Desde la Gerencia, hasta el tío que reparte las bebidas energizantes; deben estar en la misma página. Y  tener muy en claro para para quién rayos es y será;  siempre, pero siempre… Esa última bola.

 

 Comencemos…

 Fijaos que NO os traigo un orden cronológico de cada anotador. Tampoco os traigo un ranking de importancia o de excelencia. Simplemente  cada línea de cada historia, nos traerá o dará paso al siguiente invitado a nuestra lista.

Únicamente os pido hacer el ejercicio de contrastar las habilidades, envergadura y posición en la duela de los invitados  vs las bien conocidas destrezas de KD junto a los 6-9 y 240lb que lo definen.

 Y retomando el recuerdo de  aquellos días de Dennis Rodman y su paso a la titularidad en aquellos Bad Boys. Aprovechemos de  traerles, sin mayor anestesia, al primero de los invitados en este desglose sobre el ADN de los  Anotadores:

-Curioso que sea una historia de un ícono de la defensa (como lo es Dennis), quien nos enlaza con el primer invitado en un post de ANOTADORES.- Perfecto el baloncesto.

 

 Adrian Dantley (6-5 y  208lb) Posición: SF.

 Tal vez no gustáis a muchos abrir con Adrian este desglose. Pero os invito a seguir leyendo acerca de este tío y verán, la injusticia que fue la NO inclusión de Adrian (por allá en 1.996) en la lista de los 50 mejores de todos los tiempos.

 Dantley es el único tío NO Ala o NO Pívot, que se puede dar el lujo de decir que con solo sus  6-5 de estatura, figura dentro de los mejores en % de tiros de campo en la historia de la liga. Incluso dejó un %  de campo vitalicio; que supera al mismísimo Wilt Chamberlain. ¡Imaginaos!

 Si os digo la verdad. Guste o no, tal vez sea Dantley el anotador más eficiente de la historia (y sin contar que una sola temporada  fue que superó los más de 20 tiros intentados).

 Y créanme que pocos, pero muy pocos (seguid leyendo y verán),  pueden decir que dejaron 4 temporadas de 30 o más puntos en la liga (5 si le aplicamos el redondeo a la season del 85-86 en que nos dejó 29,8 ppg.).

 Pero es que Adrian fue el primer jugón con poca estatura en  hacer de la pintura su medio para poner tres comidas en la mesa de su casa (ya veremos más adelante que no fue Elgin Baylor).

 

Adrian figura en parte en esta lista,  por enseñarnos como es que se debe ganar una posición en la pintura a espaldas de tu oponente. Sin importar tu envergadura.

 No en vano su mote es el de:

The Teacher”.

 The Teacher figura en esta lista porque más allá de su ya mencionada eficiencia,  nos dejó una escena para el recuerdo. Una donde nunca quedó más claro el mensaje:

Un líder anotador (en pleno prime) nunca aceptará salir del banquillo.

 Consejo: Aunque luego termines siendo  el coach que dirigió al mítico Dream Team original. Nunca pero nunca,  intentes llevar al banquillo a un tío que haya promediado 30 o más puntos en “cinco”  temporadas.

 Y es así. El ADN de un anotador le indica que más allá de su mala, regular o buena defensa; él necesita estar en la duela, en el momento y escena que sea. Aun si significa una carga en defensa para su equipo.

¿O no lo vemos actualmente con James  Harden?

 Pues bien. Los invito a revisar como Dantley y Chuck Daly  cayeron en polémica,  cuando este coach le enviaba a Adrian,  en el último cuarto, a un tío para sustituirlo. Y  así poder mejorar la intensidad defensiva del equipo.

 A Adrián le valió madre que aquel joven tío que intentaba sustituirlo, sería más tarde uno de los mejores defensores de la historia. Un tal Dennis Rodman.

-Y es que Dantley usaba era una bola de baloncesto. No una bola de cristal, para saber el desenlace de las carreras de aquel coach y de aquel chaval llamado de Dennis.-

 Y menos que menos,  un anotador se dejará sustituir, si el equipo al que enfrenta son Los Boston Celtics de Larry Bird. Y ese, para mí, fue el “error” de Daly.

Contra cualquier otro, menos vs Larry.

 Otro aprendizaje que dejó el eficiente Dantley es que un anotador necesita sentir que el equipo,  o es suyo o… Es suyo. Y sin importarle quien llegó antes.

 

¿O no es así Isiah Thomas?

 Esa señal, o más bien esa mirada de “es hora de darme la maldita bola”, un anotador necesita que su equipo entero la entienda. Y Thomas se negó a ello rotundamente.  Acabando con cualquier puente entre él y el Scorer que llegaba a aquellos Pistons de Detroit con el fin de anotar y  definir las cosas.

 -Particularmente os puede decir que nunca en la historia de la liga he visto un primer paso tan terriblemente letal como el que poseía Adrian.-

 Y las palabras del Teacher, siempre fueron unas de las más sabias: (Ojo. siempre parafraseo)

No confiar en Thomas”.

 O aquella vez que dijo algo como:

Todos se emocionan cuando Michael Jordan entra a canasta y logra algo espectacular. Pero cuando es derribado, no os gusta. Pues os digo que no es nada comparado al castigo que yo recibía cuando era el líder anotador.

En fin…  Un grande Dantley que nunca os vendieron.

 

 

 Y hablando de injusticias en aquella lista de Los 50 Mejores de la Historia de aquel año 1.996. Os dejo que si Dantley nos enseñó miles de cosas del rol de un Anotador (como buen Teacher),  es buen momento para hablarle de lo que nos demostró nuestro siguiente invitado en la lista.

 Un tío que sacó al Pívot de la pintura para convertirlo en un tirador letal de corta y media distancia. Y, (como en el caso de Dantley) guste o no… Fue una de las piedras angulares en la transcendencia del baloncesto Europeo.  

Démosle la bienvenida a:

bob_mcadoo_e_darryl_dawkins.jpg

McAdoo defiende a Darryl Dawkins (Foto: Superbasket)
 Bob McAdoo (6-9 y 210lb)  Posición: C. Alterna: PF (casi que “inventó”  la posición).

 Bob nos demostró que un pívot no debe vivir en la  liga solo con sky hook, rebotes o empujando y ganando posición en la pintura  y demás. Sino que también pueden driblar y…Tirar.

 Y más allá nos enseñó,  que si todas las habilidades conocidas de un pívot (hasta su llegada),  las fusionas con una corta y media distancia muy saludables. El resultado es ser el Campeón Anotador por tres temporadas consecutivas (y ¡Ojo! Sobre los 30 ppg.).

 Fijaos que la posición de Ala-Pívot se inicia por allá en Los Minneapolis Lakers de la mano de John Kundla. Quien decide poner en cancha a dos Pívots: George Mikan y Vern Mikkelsen. Pero aquello fue meramente posicional en la duela. Mikkelsen el considerado primer puesto cuatro de la historia. No trajo nada nuevo a la posición (distinto al estilo ya visto del Pívot)  salvo que salir a ocuparla.

 Fue Bob McAdoo quien nos dejó los mejores destellos de una posición desde el Ala. Que bien podía ocuparse con cualidades hibridas de un C y de un SF. Y ello fue porque le trajo a la figura del Pívot (y Ala-Pívot sin saberlo) drible, definición en las transiciones y un doble paso de espanto; muy pero muy largo.

 Lamentablemente las lesiones no le respetaron a Bob luego de su paso por Los Buffalos Braves (ahora Los Angeles  Clippers). Pero aun así, le alcanzó para grabar el mejor promedio en puntos para cualquier tío que haya pasado a pertenecer,  al equipo que hace vida en el mejor escenario sobre la tierra… El Madison Square Garden.

 Bien son conocidas todas las leyendas habidas y por haber de los players que quieren dejar actuaciones memorables en la Gran Manzana. Pues bien, aún hoy 2019, no ha existido un Knickerbocker que supere los 26,7 puntos de promedio que grabó McAdoo con Los Knicks  de New York. Y por ello es digno de pertenecer a vuestra lista.

 Como dicen: No es lo mismo hacerlo, que hacerlo en Nueva York”.

-Bien Michael Jordan guardaba su juego súper (A+),  para aquel pueblito llamado New York.-

 Pero uno de los mejores aportes que nos dejó Bob McAdoo,  es que una vez visto pasar sus mejores años en la liga, trasladó esa cultura anotadora al viejo continente.

 Como siempre os digo, vosotros tienen gran cantidad de megas para ir a revisar todos los estragos que dejó Bob una vez que cruzó el Océano Atlántico. Y por ello no me adentraré en esos números.

 Pero imaginaos toda esa gran cantidad de talento europeo que copió la mentalidad anotadora de este tío.

 Y muy poco se dice del aporte que tuvo McAdoo, cuando se habla del talento que llega desde Europa a la NBA. O,  sobre la globalización de la liga.

 Si se fijan, cualquier prólogo sobre cruzar el charco o globalizar la NBA, siempre  comienzan con aquellos días de Drazen Petrovic y Vlade Divac (los más famosos). Y continúan con aquella participación del Dream Team en Barcelona.

 Pero os repito:

. El primer gran anotador (con galones de Estrella) que vieron en Europa fabricado en los Estados Unidos. Y donde observaron de primera mano la superioridad del talento americano.  Fue Bob McAdoo

  • Y no confundir, George Gervin, sólo estuvo de paso por allá.-

 Así que no olvidáis nunca todas  las contribuciones de McAdoo.

-Y aun así Bob también fue excluido de la lista de los 50 mejores en 1.996.-


 

 Pero seguramente ya estarán preguntándose cómo surgió la idea de tener un Anotador en la duela en un juego que incluye a 5 tíos corriendo de arriba hacia abajo.

 O el  porqué de delegar eso de poner los puntos, sobre un  solo tío.

 En qué momento de la historia aquel consejo de baloncesto a cualquier niño de:

“Si te gusta el basketball debes aprender a jugar sin la bola. Pues al haber 5 tíos en tu equipo, todo indica que solo tendrás la bola un 20% del tiempo”.

-Y hasta un 10% si incluimos a los 5 tipos del equipo rival. Simple matemáticas.-

¿Quién inventó tal consejo? No lo sé. Y, ¿Quién inventó a los Anotadores?

Tal vez Dios para unos; o el mismísimo Diablo para otros.

 

Comentarios

Como bien dice un compañero, es que hay anotadores que nacen (Oscar o Navarro, por ejemplo) y otros que se hacen (Petrovic o Epi, por ejemplo). Porque ves a algunos jugadores cómo tras duro trabajo consiguen anotar (Santos, Esteller, De la Fuente...) y otros lo hacen de una facilidad extremecedora. Y ahora hay mucho jugón por el mundo (la mayoría con muchísimo trabajo detrás), pero sólo a unos pocos se les nota ese halo de naturalidad a la hora de encadenar rachas salvajes de puntos.

Siempre que pienso en Oscar Schmid. Siempre me viene a la mente una frase que dijo alguna vez Romário de Souza cuando le preguntaron sobre como llegó a meter tantos goles en su carrera.
Dijo algo como: "La verdad es que odiaba a todos los porteros".

Os invito a revisar la vez que Drazen puso 112 puntos. Literalmente fue casi que una tormenta perfecta para lograr tal hazaña.

-Ambos son dos de los más grandes sin duda...-

En una ocasión, un buen entrenador me dijo... el anotador es el que no falla canastas fáciles y, a veces, también mete las difíciles.

Muy cierto, pero aquí creo que donde vamos es a unas condiciones innatas, a ser capaz de meter y meter sin el trabajo que supone practicar y practicar hasta conseguirlo.
Petrovic era un anotador compulsivo, y sin embargo la impresión que me daba era de que lo suyo era producto de un trabajo descomunal, esta misma sensación la tuve mucho tiempo con Kobe, al contrario que me pasaba con Iverson o Jordan.
Y en tiempos recientes, recuerdo viendo las olimpiadas de 2012 y comparando dos estilos completamente diferentes entre Durant y Lebron, como uno parecía que lo hacía todo fácil, y las metía, y otro, una explosión de físico y las metía también, era como reeditar aquel Hakeem Olajuwon vs Shaquille O'Neil de las finales de 1995.

Para mí, el concepto de anotador es aquel que, sin trabajo aparente, es capaz de lanzar y anotar. Eso, como dice el artículo, se tiene o no se tiene, pero no se consigue.
KD, desde que llegó a la NBA, impresiona por eso mismo, por la fluidez con que pasa todo lo que llega a sus manos, no hay movimientos ni ortodoxos ni heterodoxos, es un movimiento nada más.
Solo he conocido un jugador así, y es el máximo anotador de la historia del baloncesto, donde coger el balón, lanzar el tiro y anotar canasta fuera un todo, no la suma de las partes, Oscar Schmidt Becerra.

La primera injusticia que vivió el bueno de Bob McAdoo fue nada más adentrarse en profesionales. Uno de los mayores fiascos del Draft, el pobre Martin LaRue, fue elegido en la lotería de 1972 en primera posición. Bob fue segundo.

33135_0.jpg

LaRue Martin, presionado sin ser presionado. Considerado el peor nº1 del Draft de la historia de la NBA
LaRue Martin, presionado sin ser presionado. Considerado el peor nº1 del Draft de la historia de la NBA

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar