OKC Thunder: primer estruendo

Solapas principales

 

Cuando uno valora lo que supone la entrada de una nueva franquicia en la NBA, el amplio abanico de incógnitas y variables a tener en cuenta se multiplica más que en ningún otro caso. Si a la vez, es resultado de la herencia de una plaza histórica como eran los Sonics en Seattle, la sensación de responsabilidad y de sentirse observado aumenta exponencialmente. Y sí, algo parecido es lo que le está ocurriendo a los Thunder una vez que la venta de los Supersonics fue aprobada por la liga.

Los primeros pasos ya se dieron durante la temporada pasada, novedades en los frentes más importantes, y un eterno rumor de que todos aquellos que trabajaban en la "ciudad de la lluvia" deberían pensar en mudarse con el fin de la Regular Season.

Hace unos días, los Thunder anunciaban el despido de su entrenador jefe PJ Carlesimo tras un inicio de 1-12. Esto los devolvía a una primera linea de actualidad informativa, aunque sin demasiada presencia a este lado del Atlántico. Donde, por otra parte, tengo la sensación de que puede ser uno de los equipos más difíciles de valorar y analizar dada la mentalidad europea que todos tenemos, en mayor o menor medida, cuando hablamos de deporte. Ya de por sí es difícil diseccionar el presente como para acertar de pleno, haciéndolo dentro de un prisma que te lo proyecte al futuro, lo pretendido se complica notablemente.

Mi intención no es otra que dar una vuelta de tuerca más, valorarando informaciones para explicar mi particular visión (en la que se incluye una confianza plena en Sam Presti) de lo que actualmente viven los Thunder. Intentaré alejarme de lo más obvio. El que lo consiga será ya otra cosa (esperando la comprensión del lector en caso de no alcanzar el objetivo).

Retomemos el tema inicial: el despido de PJ Carlesimo.

¿Qué motivos pueden llevar al despido de un entrenador en una franquicia que trabaja para obtener los primeros réditos al menos a dos años vista -2010/11-?.

Sam Presti, respondía así: "There’s obviously a number of factors when making a decision like this.”

Estoy seguro que ha sido una decisión difícil, no hay que olvidar que el binomio Presti-Carlesimo ha trabajado durante años de forma conjunta para la mejor organización del deporte profesional norteamericano: San Antonio Spurs. Ideas conocidas y métodos de trabajo no alejados; sin ir más lejos, el pedir permiso para negociar con el ex-coach de Seton Hall fue uno de los primeros pasos que se dieron en la nueva gerencia.

Ya durante el verano se habló mucho de su posible no continuidad, pero ha sido al mes de competición cuando la situación ha terminado en su despido. Evidentemente, el comenzar una temporada 1-12 es un motivo para elevar tu preocupación, incluso en una franquicia donde toda la organización conoce que los objetivos son bien distintos al poder acercarse a un 50% de victorias ya mismo. Aunque no sólo es el perder partidos el motivo principal en este caso; sí uno de los datos a tener en cuenta.

(1) - El respaldo y confianza de tus jugadores. Horas después de la destitución, este ha sido uno de los temas de los que se ha hablado más en la prensa de Oklahoma City. Al parecer, el paso de los días ha ido alejando a los jugadores de las ideas que su entrenador transmitía, e incluso ya se ha podido contemplar algún "roce" con Kevin Durant (ver el partido frente a Rockets del 17/11)

Si tomamos como referencia unas declaraciones recientes de Reggie Theus en referencia a "sus" Kings: "I try to create an element of truth in the locker room where I can look my guys in the face and tell them how I feel, and I accept when they look me in the eyes and tell me how they feel, which sometimes is not always good."

Cuando este intento no parece tener visos de realidad, el ambiente y comunicación en el vestuario puede pasar a ser irrecuperable. De ahí que pueda no tener sentido mantener una relación distante, cuando el objetivo común se va alejando a medida que las distancias entre los estamentos que forman el grupo aumentan.

De hecho, y aunque apenas se haya comentado, Carlesimo no es el único miembro del staff técnico que ha sido relevado de sus funciones. Paul Westhead también abandona su cargo como asistente.


(2) - Entrega, sacrificio, voluntad.
Todos coincidimos en que el roster de los Thunder los sitúa en el vagón de cola de la NBA y todavía está lejos de lo deseado y requerido. Una franquicia en construcción a todos los niveles no puede escapar de un lento desarrollo deportivo. La implantación de una identidad, dotar de sentido al proyecto y el desarrollo de los jóvenes pasan a ser prioridad; dejando los resultados en otro plano. La búsqueda de la victoria es el objetivo, pero siempre hay formas y formas de no conseguirla. Hay formas de perder.

"(Effort is) something we feel is not negotiable. We have to play hard and put ourselves in positions to compete and win basketball games.” declararía Presti.

Lo cierto es que nada tiene que ver la imagen ofrecida en los primeros 5 partidos de RS con la observada en las últimas actuaciones del equipo. Tengo que reconocer que dentro del nivel mostrado, me habían gustado varias cosas que el equipo estaba apuntando en este inicio de temporada: una mejor actitud y rendimiento defensivo (reflejado estadísticamente, incluso), sus capacidades en el rebote ofensivo, Jeff Green o la competitividad que aseguraba una segunda unidad con los veteranos Mason-Wilcox-Smith. Todo esto había sido clave en su victoria ante los Wolves y también de la buena imagen mostrada frente a Celtics y Hawks. El rendimiento en ataque, especialmente en el 5x5 a media pista, pasaba por ser el talón de Aquiles, pues hacer una canasta les costaba un mundo; lógico dado los porcentajes de sus exteriores y la escasa capacidad en el interior.

Sin embargo, todo este pequeño castillo se desploma por completo. Derrotas estrepitosas con diferencias abultadas, recibiendo nuevamente más de 100 puntos cada noche y con los problemas en su ofensiva repitiéndose una y otra vez. Lo decía antes: hay formas... y formas.


(3) - Oklahoma: nueva ciudad, nuevas ilusiones
. Cuando los abonos se pusieron a la venta, la ciudad respondió con una nota excelente; y el ambiente que se respira en el Ford Center es más que vibrante para un debut. Pero, en la NBA nadie quiere ser la "nueva Memphis"... .

Una franquicia de las grandes ligas que aterriza en un nuevo mercado, no escapa a la necesidad de venderse por escasa que sea la competencia a niveles profesionales. Pues el mercado del football y el deporte universitario/colegial está más que arraigado en el Estado; es decir, los Thunder no son la única oferta deportiva disponible. Aunque todo el mundo sepa que el número de victorias oscilará entre las 20-25 en el mejor de los casos, tienes que luchar por aparentar que puedes ganar una decena de partidos más. Una apariencia vital en tus enfretamientos como local.

La presencia NBA más reciente en Oklahoma la supusieron los Hornets, en su traslado forzoso con motivo del huracán Katrina. Ciertamente, en nada se puede comparar lo que ofrecieron, con la que podrán ofrecer estos chicos. De hecho, ya se pudieron escuchar algunos abucheos frente a los Clippers, quizá injustificados, pero que pueden ser intuitivos y un aviso a navegantes.

La paciencia tendrá que ser uno de los ingredientes más abundantes, pero no puede ir acompañada de dejadez. A nadie le gusta vivir en un estado permanente de (re)construcción y el salir con sensaciones positivas de la mayoría de los envites ayudaría a evitar los sentimientos de frustación y abandono.


(4) - El futuro.
Es un equipo destinado y que se está trabajando a medio-largo plazo, su gestación aún pasa por las primeras fases y son muchas las decisiones que quedan por tomar. Lo decía al principio del texto, las manos encargadas de dirigir la nave son muy válidas, y en este contratiempo, tampoco rehuyen la responsabilidad y lo que realmente esperan de todos y cada uno de los miembros de este equipo. El no mostrarse conformista, es algo digno de alabar, y demuestra personalidad. Que el nivel de exigencia no sea comparable al de otros lugares no implica su no existencia.

"We felt we needed to take a different direction. We were not seeing the progress or improvement we felt was necessary for our team at this stage. We decided making a change was necessary at this point."

"We’re capable of playing much better basketball. Our focus is to get better. We clearly have some work to do. I don’t want to paint a picture we’re down or discouraged. We have to recognize where we are and move on from this point. The way to do that is looking where we are and put in the work."

"We feel we have a group of players that we’re confident in. We feel these guys are guys we want to support. But they also understand we have high expectations of them as well." (Presti, dixit)

El espacio salarial creado fundamentalmente gracias a los movimientos de Allen-Lewis, ya podrá ser usado en el próximo verano, aunque también pueden optar por esperar al ya famoso verano del 2010. Activos en forma de elecciones, las cuales pueden aumentar este mismo año: Smith, Mason y Wilcox en su último año de contrato estoy seguro que pueden convertirse en piezas con las que negociar; y el talento de la gerencia son los argumentos a los que agarrarse. Y aunque no suene "popular", son argumentos más que válidos (a riesgo de equivocarme).

Con todo, no hay que esconder que el despido del entrenador elegido al inicio del segundo año de vida, es un paso atrás. Un obstáculo que ahora tienen que salvar. De momento la opción ha pasado por nombrar de forma interina a Scott Brooks para el resto de la temporada.

 

 

Texto extraído del blog All Around The Basket

Comentarios

Gracias, REM. Me alegra saber que mis textos también puedan despertar el interés de los que ahora podais estar más alejados de la NBA. Ojalá el número de adeptos vaya en aumento.

Aprovecho para aclarar/editar la cita de Reggie Theus, que nada tiene que ver con los Thunder pero me parecía ideal para resumir la idea a explicar. Lo cierto es que releyéndola podía dar lugar a equívocos.

A pesar de que, como sabes, la NBA actual no es de mi máximo interés, no por ello dejaré de leer análisis tan ambiciosos como el que haces. Me interesa sobre todo la relación Durant-Theus/Brooks- por cierto anhelo insatisfecho del Madrid de Karl- y el afianzamiento de la personalidad como líder de vestuario del ex Longhorn que siempre me pareció un tipo poco dado a demostrar sus sentimientos.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar