Preguntas desde la contradicción

Solapas principales

 

“El foco se controla mediante preguntas. Si te preguntas cosas diferentes, llegarás a respuestas diferentes.” (Tony Robbins)


Me preguntaba  cómo queria hacer este post que será el que llegue a las 100.000 lecturas en este pequeño rincón de reflexiones baloncestísticas. Qué me gustaría transmitir? (ha sido la pregunta)...

Lo primero que me viene es gratitud hacia los que habeis hecho clic en algun momento, muchos sin interactuar, y otros muchos respondiendo pública o privadamente. Lo que más feliz me hace son comentarios que he recibido de entrenadores que conozco personalmente, y de otros que no conozco, explicándome cómo han utilizado alguno de mis textos para sus equipos. Porque al final, tener la sensación de aportar algo de valor es muy importante para mí. La ventana que me ha ofrecido solobasket.com durante este tiempo, me ha permitido expandir mi contacto con el baloncesto, trascender la interacción con el equipo , club donde haya estado en cada momento.  Este feedback es el que permite seguir escribiendo, “por encima del resultado”. Creo que muchos entrenadores se pueden identificar con mis historias y mis reflexiones porque escribo desde la normalidad, del “entrenador humano”; el que pierde, gana, se frustra, fracasa, consigue cosas que se plantea y deja de conseguir otras.Como dije hace tiempo, vivir por encima de la victoria y la derrota solamente se puede hacer si crees que estás siendo honesto contigo mismo y con las personas que te rodean ( “Exito en la Derrota”, febrero 2011 en este mismo blog)


Lo segundo es compromiso con el entrenador y con el baloncesto, por encima de lo “políticamente correcto”. Pienso que en general, no hay contrapoder, no hay espíritu crítico suficiente en nuestro baloncesto. Esto me lleva a una contradicción de la que he tomado consciencia hace poco gracias a un amigo: la contradicción entre las necesidades de “destruir”  y  de “construir”.  El me dijo un día que ambos propósitos eran incompatibles. Parece obvio, pero es clave identificarlo para decidir dónde enfocarse, ya que  pretender construir en una base no-sólida puede llegar a ser tan frustrante como sacrificarte destruyendo lo que está podrido -cayendo tú mismo en ese proceso-  para que otros puedan construir desde bases nuevas.  Nuestro baloncesto, como nuestra sociedad debe reconstruirse, pero nadie con el poder quiere asumir ser el que “destruye” lo podrido para que otros puedan construir. Seguramente el poder seguirá apretando las tuercas hasta que la cosa llegue al punto crítico, momento en el cual va a salir en en globo hacia un nuevo espacio de poder distinto. Es lo mismo que el planeta, los que mandan prefieren pensar en el equilibrio de poder actual, que en el futuro de la humanidad.  Desde esta energía contradictoria van esas preguntas:


Quienes son los “paises pobres” del baloncesto español ? –y no hablo solamente de regiones o equipos en concreto-. Quienes son los “paises” ricos? Cómo explotan los paises ricos a los pobres? Qué deciden los poderosos acerca de los derechos de los “inocentes” (los que no deciden)? Y aquí viene el drama: Cual es el precio que pagaremos a cambio de  “ser inocentes”? Queremos seguir siendo inocentes?
 

Y en tercer y último lugar, me apetece una invitación a la reflexión, para los entrenadores y jugadores que lean esto:
 

1.-Relaciona “felicidad”  “frustración” y “baloncesto” en una misma frase con la que te identifiques. Qué quieres hacer con esta frase?
 

2.- Qué importancia les das tú a tu estado mental y emocional en relación a tu rendimiento? Si no lo ves claro en ti mismo, hazte la misma pregunta pero enfocada a tus compañeros o a tus jugadores. Entonces, ¿qué porcentaje de tus recursos dedicas a mejorar en esta faceta?
 

Espero que alguna de las preguntas lanzadas te sirva para encontrar respuestas distintas, para seguir aprendiendo!

Gracias por haber leído este post!


"Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él." (Ralph Waldo Emerson)

Comentarios

- Me frustra ver que mi "equipo" no es feliz cuando "juega" al baloncesto.

- Esta es precisamente la enfermedad, contra la que, cuando aparece, mas miedo me da luchar. Es a su vez reto para construir,pues algo que estaba construïdo quiza se deba destruir.

"Trabajo emocional es la única vacuna y/o medicina contra esto"

Ens veiem.
Esteve Caballol

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar