Solapas principales

Tony Parker, el presidente más "texano" de Europa

En Estados Unidos, desde que los San Antonio Spurs gobernaran la NBA con mano de hierro, de manera fría y calculadora, sin un ápice de emoción de más o una pizca de rigurosidad de menos, se les ha considerado como los hombres de hielo. Algo que fue a más cuando en 2014, en el punto álgido de la afamada serie Juego de Tronos, el portal Bleacher Report empezó a sacar sus cortometrajes animados titulados Game of Zones, contando lo más importante de la NBA al final de cada temporada revistiéndolo todo de los colores de Poniente. Y, como no, los de Popovich recibieron la caracterización de los "White Walkers". Porque eso es lo que son, Caminantes Blancos.

Cuando uno de ellos, en la serie, se quedaba por el camino, o era derrotado por la espada de John Snow, la emoción no tomaba la zona del "cerebelo" que tomaba las decisiones. Eso que dicen de "no prometas cuando estés feliz, no respondas cuando estés enfadado, no decidas cuando estés triste" se aplica perfectamente a su situación. Cuando entras a formar parte de la dinámica Spur', eso es lo que te espera. Avanzar sin tener en cuenta todo lo que pase a tu alrededor porque hay algo más grande en juego. Popovich lo entendió en el momento en que se puso a entrenar, hace ya más de 20 años, y así se lo transmitió a sus pupilos. Su cultura, la cultura "texana", que ha seguido a Tony Parker más allá del Atlántico.

A pesar de que Tony Parker abandonara las facilidades de San Antonio hace dos años para continuar con su carrera en la NBA en Charlotte, bajo la dirección de Michael Jordan. En su momento, uno hubiera podido esperar que San Antonio lo abandonara a él. Pero cuando estás la mitad de tu vida en un sitio, en una cancha de entrenamiento, en un pabellón, y bajo la tutela del mismo entrenador, ese sitio nunca se va de ti. Especialmente, si eras la perfecta extensión de la ideosincrasia de ese entrenador en el terreno de juego. Porque eso era Parker para Pops'. Una extensión de su forma de pensar, porque lo que uno ideaba era ejecutado por el otro sin ningún ánimo de duda.

Y, como decíamos, Parker ha puesto esta teoría en práctica en Europa. En su país de origen, en el club que ya le acogió una vez en 2011 durante el lockout, y en el club que decidió comprar tres años después. El ASVEL Basket. Club que preside con más presencia desde el pasado verano, dejando muestras claras que su mente sigue teñida del negro y plata de los Spurs.

Siendo la primera de ellas el "problema" -que para Parker nunca lo fue- que se generó con Edwin Jackson y su falta de minutos. Tras haber compartido equipo aquel año 2011, e innumerables veranos en la selección, la relación que Jackson y Parker tenían era una relación como la que tienes con tu amigo de toda la vida. El problema viene cuando ese "amigo de toda la vida" tiene la potestad para tomar cualquier tipo de decisión sobre tu carrera. Y cuando el actual jugador de Estudiantes se quejó de su falta de minutos, a Parker no le tembló la mano, ni se le agitaron las emociones, una milésima de segundo. Tal y como dijo en RMC en la web-serie que hay sobre el Asvel.

 

 

"Estoy decepcionado. Pensaba que Edwin era más inteligente que lo que ha mostrado. Para mí fue muy simple. Una vez haces eso, es evidente que voy a defender al entrenador. Nadie puede ir por encima del equipo, del proyecto. El entrenador también es importante, y el año pasado hicimos un doblete sin él. Puede molestar tener a alguien gritándote, pero también se necesita tener disciplina. Y si no lo puedes soportar, cambia de club."

Así, sobrio, sencillo, y muy directo, se mostró Tony Parker. Sin pelos en la lengua.

El proyecto es muy importante. Esa frase ya está grabada en la memoria de todos aquellos que hayan tenido la oportunidad de escuchar a Tony Parker hablar sobre el Asvel desde que lo comprara en 2014. Y desde que comenzara a tomar decisiones sin dudar, porque en su cabeza hay una imagen mayor de todo lo que él ve para el futuro.

Como cuando despidió al entrenador del conjunto, Pierre Vincent, que no sólo lo había entrenado durante su pequeña estancia en Villeurbaunne 3 años antes. También fue su seleccionador en el equipo Junior de Francia que gana el Oro en el 2000 y, a posteriori, en la Plata del europeo de 2011, el 4º lugar de Londres en 2012 y el Oro del europeo de 2013. Es decir, al igual que con Jackson, su mentalidad y su visión de proyecto está por encima de todo. De entrenadores y jugadores.

Por eso, cuando este pasado octubre consiguieron volver a disputar la máxima competición europea, la Euroliga, no dudó en esconder que este había sido su objetivo desde el primer momento. Volver a darle a Francia un equipo rodeado de los mejores focos que se pueden conseguir en el continente. Tal y como confirmó Jordi Bertomeu, actual Director Ejecutivo de la Euroliga, en un encuentro con la prensa antes del partido de su debut contra Olympiacos. “Es un gran día para nosotros, muy especial como Tony ha dicho, porque este es exactamente el momento que hemos estado esperando desde 2014."

Tanto le ha importado a TP la Euroliga, que su conjunto la disputara, que cuando la guerra entre FIBA y la segunda mayor competición del mundo estalló el entonces base de los Spurs tomó parte rápido, diciendo que "la Euroliga es el futuro y el ASVEL quiere jugarla. Yo invierto para ser uno de los mejores equipos europeos y vamos a construir una academia." 

Y Parker lo ha conseguido. A base de alianzas con el Olympique de Lyon -que son propietarios del 25% del conjunto masculino y del 10% del femenino, un proyecto también impulsado por él mismo- y contando con un gran amigo, Nicolas Batum, como Director Deportivo. Además de establecer un estilo propio.

Pocas posesiones, buen uso del balón y la mayor eficacia posible de sus oportunidades en los lanzamientos. Y aunque no vaya bien la temporada -10 victorias y 18 derrotas- en Europa, son co-líderes de la LBN Pro A, la competición francesa, y con 7 jugadores nacidos en el 95 o después. Destacando la figura de Theo Maledon -el futuro de Francia y posible pick de lotería- y Matthew Strazel, nacido en el 2002 y que ya ha anotado más de 10 puntos ante el Real Madrid o el Panathinaikos.

Focus on: Theo Maledon, LDLC ASVEL Villeurbanne

El Asvel ha conseguido marcar como "hecho" el apartado de formar un proyecto ambicioso y ganador, y ahora tiene que buscar algo más complicado. Asentarlo en la vorágine destroza-equipos que es la Euroliga, y que a tantos equipos se ha llevado por delante. Para que no le pase como a Cholet, el mejor ejemplo que pueden tener. Dos años en Euroliga, otros dos en Eurocup y desde 2014, nada. Es decir, hacer que su presencia en Euroliga sea perenne; sin final.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 11 meses
#contenidos: 
139
#Comentarios: 
331
Total lecturas: 
336,404