La oportunidad de Mike James

Solapas principales

James era una estrella en Europa” decía el locutor estadounidense durante la retransmisión del Brooklyn Nets - Milwaukee Bucks que acabó con la importante lesión de tobillo de Kyle Irving, derrota y Steve Nash abandonando el partido a algo más de 4 minutos cuando su equipo estaba a unos 15 puntos por debajo.

Reconozco que me está costando ver jugar a Mike James en la NBA. Discreto, contenido, terciario… supongo que su abrupta salida de Moscú es tan reciente, hace menos de dos meses, que no hay forma de olvidar cómo dominaba en la Euroleague desde un equipo del calibre del CSKA. Cierto que volvió a destacar por su concurso individual que no por conseguir títulos.

El caso es que con la lesión de Irving su equipo, los NETS, se quedan prácticamente huérfanos en la posición de base y James, mira por dónde, se coloca como el jugador con más capacidad para ocupar muchos minutos ahí. Sí, ahí, en unas semifinales de conferencia junto a Kevin Durant y… ya veremos para cuándo también... junto a James Harden. Su equipo ha pasado a ser favorito al título a no poder plantarle cara a unos Bucks de calidad rebosante pero limitado ADN ganador.

Parece que Harden volverá pronto, más ahora que, si en 4 días pierden los dos siguientes partidos (la serie está empatada, 2-2) harán las maletas para irse de vacaciones. Viendo las imágenes, y aunque las últimas noticias es que no hay rotura, Irving va a estar fuera entre 15-20 días por un fuerte esguince. Eso coloca a James en el puesto titular de base para, como poco, esos decisivos dos próximos partidos ante los de Milwaukee. Si no me fallan los apuntes, los guarismos de James en los partidos que ha jugado en la regular han sido de 7.7 puntos y 4.2 asistencias con un porcentaje de 37% en tiros de campo y un 35.5 % en tiros de tres en 18.2 minutos de juego. En playoff, su tarjeta de presentación y protagonismo han menguado aún más, y se han quedado en unos pírricos 4.1 puntos y 1.6 asistencias con un porcentaje de 33.3% en tiros de campo y tiros de tres en 13.7 minutos de juego

Sabemos que James firmó por un contrato de 10 días con los NETS y se lo ampliaron hasta final de temporada, que siempre fue más un 2 que un 1, que por ahora ha demostrado que se le da muy bien ser cabeza de ratón, que este año tuvo la oportunidad de ganar la Euroleague y no supo convivir con Itoudis, que empezó en la NJCAA y nunca fue elegido en el Draft. También que Irving es uno de los mejores y más decisivos jugadores del mundo y es casi irreemplazable pero ¿quién habría dicho que este tío, cuando fichó por el Baskonia en 2014 procedente del Kolossos Rodou BC iba acabar siendo la estrella del CSKA de Moscú y la mejor competición de clubes de Europa?

Sin duda, a Mike Perry James le ha llegado la oportunidad de su vida a los 30 años para convencer a toda la NBA de que su sitio está allí. Steve Nash, uno de los mejores bases de la historia de la NBA, también tendrá su cuota de responsabilidad para poder sacarle a James el máximo rendimiento.
 

Comentarios

Bueno James desde que llegó no está siendo un convidado de piedra. Comentaba hace poco a propósito del star system y la constelación Nets que está bien para cuando vas perdiendo efectivos sobre la marcha, pues alguno te quedará sano. Una carrera de resistencia donde la suerte prima sobre el juego, junto al acierto en el tiro de 3. Ya lo estamos viendo en PO a uno y otro lado del charco, con partidos que se dirimen en minutos, y eliminatorias que se resuelven por la vía rápida (tan solo el Memphis versus Warriors del play in y el Mavs-Clippers se salvan de la quema).

p.d: @cjimenez. Algo ocurre en tu blog que se mueve la pantalla mientras escribo estas líneas y no no es enajenación transitoria por sobredosis de basketball.

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar