Solapas principales

Exhibiciones de Lleida y Burgos. Partidazo de Pierre Oriola. Navarra, más KO

  • Quesos Cerrato Palencia sufrió mucho más de lo previsto para doblegar al filial del Barcelona, que a punto estuvo de dar la sorpresa
  • Melilla Baloncesto y Peñas Huesca cumplieron en casa ante los dos conjuntos gallegos que ayer entraron en liza
  • Foto de portada: Giné&Enjuanes

RESULTADOS JORNADA 17:

Planasa Navarra - Inst. Fertilidad Clínicas Rincón57-63
Força Lleida Club Esportiu - UFA Oviedo93-81
Quesos Cerrato Palencia - FC Barcelona "B"65-64
Club Melilla Baloncesto - Leyma Natura Coruña81-67
Cocinas.com - Ford Burgos68-83
Peñas Huesca - Ourense Termal73-65
C.B. Breogán Lugo - B.C. River Andorra MoraBanc25/01

Los problemas crecen para un Planasa Navarra que sigue en barrena y una semana más sin conocer la victoria con Sergio Lamúa en el banquillo. Y cada vez le quedan menos oportunidades para subsanar la difícil situación en la que se encuentran tras dejar escapar un triunfo que tenían encarrilado ante Clínicas Rincón. Lo único positivo para los intereses navarros es que el COB sigue sin ofrecer la imagen que se espera de él y ayer tampoco pudo ganar ante un Peñas Huesca más consistente que contó con un gran Pierre Oriola. Siguiendo en la zona baja de la tabla, a punto estuvo el Barcelona "B" de hacer saltar la banca en el Marta Domínguez, pero en los últimos instantes volvió a demostrar Quesos Cerrato Palencia que la experiencia es un grado. Más fácil lo tuvo el Ford Burgos en su visita a Logroño, al igual que un Força Lleida que en casa siempre muestra una gran imagen y esta vez regaló a su afición un auténtico festín anotador ante todo un Oviedo. Por último, no podemos obviar el importante triunfo de Melilla Baloncesto frente a un Básquet Coruña que empieza a mostrar sus primeros signos de debilidad. Hoy será el turno del partidazo entre Breogán y Andorra. ¿Quién se impondrá?

PLANASA NAVARRA - INST. FERTILIDAD CLÍNICAS RINCÓN: 57-63

Un nefasto último cuarto hunde a Planasa Navarra

Planasa Navarra salió enchufado tanto en defensa como en ataque. Sabían que había mucho en juego en este partido y salieron enseñando los dientes en defensa y jugando unos ataques rápidos y fluidos, buscando mucho el tiro exterior. Pronto tomarían ventaja los locales gracias al acierto de Savitski y la buena defensa, donde se centraron sobre todo en que Guillén no recibiera balones. En vista de los problemas para meter balones interiores por parte visitante, fue Luis Conde quien tomó las riendas ofensivas de los suyos. Sus penetraciones hacían daño a la defensa local. Una defensa que estuvo muy intensa durante todo el cuarto, alternando presión en todo el campo con zona y defensa individual con buenas defensas de las líneas de pases. Los locales, que fueron por delante durante todo el cuarto, disfrutaron de su máxima ventaja al final del mismo 26-16.

Dejan Todorovic mostró al inicio del segundo cuarto el gran jugador que es. Cinco puntos suyos consecutivos junto con una canasta de Alberto Díaz ponían a los andaluces a sólo tres puntos. El partido se igualaba ya que el ataque navarro sufrió un colapso. Ya no había tanto acierto desde fuera por parte local y solo David Mesa, no sin dificultades, parecía poder conseguir penetrar el aro visitante. Todorovic seguía a lo suyo y ponía a los suyos a un punto (30-29), pero Antón Savistki, muy activo durante todo el partido, conseguía meter un triple que daba aire a Planasa. Al final del cuarto dos tiros libres de Pozas dejaban el partido 35-32 para los locales.

El tercer cuarto fue algo duro de ver para el espectador. Se tardó más de cuatro minutos en ver una canasta. Fue Antón Savistki quien a falta de 5.45 min para el final del cuarto conseguía meter los primeros puntos en todo el cuarto. La intensidad del partido era máxima, pero el espectáculo de cara al espectador dejaba mucho que desear. Mucho trabajo defensivo, pero muy poco acierto ofensivo. Ricardo Guillén, bien defendido todo el partido, acertó con un triple que ponía a Clínicas Rincón a cuatro puntos (41-37). Las canastas de Christian Díaz, Alberto Díaz y David Mesa cerraban un cuarto con un parcial de 10-7 para los locales (45-39).

Se llegaba el último y definitivo cuarto. La hora de la verdad, y José Pozas puso una marcha más en el partido. Seis puntos suyos al inicio del cuarto dejaban el partido igualado (47-47). Quique Suárez respondía, pero un triple de Dejan Todorovic ponía en ventaja a Clínicas Rincón (49-50) por primera vez en el partido desde 3-4 inicial. Con más de 5 minutos por jugarse los nervios y la presión empezaron a aparecer en los jugadores locales, quienes empezaron a fallar tiros fáciles, libres de marca, y cada fallo local era penado por un acierto visitante. Una canasta con tiro libre adicional de Maodo Malick Nguirane, después de conseguir un rebote en ataque, ponía a Clínicas Rincón seis arriba (49-55) y hacía saltar todas las alarmas en Planasa Navarra. Un triple de Raúl Mena volvía a meter a Navarra en el partido, pero una nueva canasta de Alberto Díaz obligaba a parar el partido al técnico local, que veía como su equipo estaba grogui después de haber encajado un parcial de 7-18 en lo que iba de cuarto.

El tiempo muerto consiguió dar aire a los locales. Una canasta de Savistki, acompañada por una falta en ataque de Todorovic y un triple de Navajas sobre la bocina de la posesión, dejaban el partido empatado a 57. Todo por decidir en los últimos instantes de partido. José Pozas acertó con sus dos tiros libres y en el siguiente ataque David Mesa falló un gancho y la posesión fue para los andaluces. Con 35 segundos por jugarse, los locales decidieron defender y a falta de 3 segundos para terminar la posesión, David Mesa cometió falta sobre Ricardo Guillén quien no falló desde el tiro libre (57-61). Quedaban 10 segundos. Un triple desde la esquina de Quique Suárez se salió de dentro, como se suele decir, y Sabonis anotó los dos tiros libres después de recibir la falta en el rebote (57-63).

Triste final de partido para los locales que pagaron caro su falta de acierto (14 de 45 en tiros de dos) en los momentos decisivos del partido, donde la presión y los nervios ante un partido tan importante para ellos les pudieron y ahora la salvación se ve casi imposible.

LA CLAVE: El acierto de Clínicas Rincón en el último cuarto, que supo aprovechar sus ocasiones ante un Planasa muy nervioso, les dio una disputada victoria.

PLANASA NAVARRA: Mena (6), Mesa (12), Navajas (5), Savitski (15) y Suárez (2) –cinco inicial- Sebirumbi (6), Bonhome (2), Bitinas (3), Diaz (6), Lorenzo (-) y Durchev (-).

CLÍNICAS RINCÓN: Conde (10), Todorovic (13), Díaz (6), Karahodzic (-) y Guillén (9) –cinco inicial- Pozas (12), Soluade (4), Ruiz de Carranza (2), Gutierrez (-), Nguirane (5) y Sabonis (2).

Parciales: 26-16, 9-16, 10-7, 12-24.

Crónica: Josean Martínez

FORÇA LLEIDA CLUB ESPORTIU - UFA OVIEDO: 93-81

Festín del Força Lleida ante un Oviedo que reaccionó tarde

Nueva victoria del Força Lleida (93-81), como no, en un Pavelló Barris Nord donde ha cosechado seis de los siete triunfos que acumula. El buen juego ofensivo, la presión a toda cancha y la intensidad de los de Joaquín Prado, habituales señas de identidad en sus encuentros como local, han resultado factores insuperables por un Oviedo mermado en su juego interior. Los discípulos de Guillermo Arenas siempre han ido a remolque de un rival muy acertado y, cuando parecía que amenazaban con darle la vuelta a la tortilla, un protagonista inesperado ha aparecido para terminar con sus esperanzas: Juampi Sutina.

lleida-oviedo_1_de_4.jpeg

Arteaga directo hacia el aro (Foto: Giné&Enjuanes)
El Força Lleida, consciente de la importancia del choque, derrochaba intensidad desde el salto inicial y no tardaba en conseguir las primeras ventajas gracias a un Víctor Arteaga que constantemente superaba a sus pares (6-2). Su buen amigo Sergio Llorente no quería ser menos y situaba el 9-3 con el primer triple de la noche, aunque Víctor Pérez respondía de inmediato también desde la larga distancia. Osvaldas Matulionis se apuntaba al gran inicio de los locales con un triple que marcaba la barrera de los diez puntos (16-6), e incluso la aumentaba con una canasta de calidad bajo el aro (20-9). Ni una antideportiva de Samu Domínguez sobre Cárdenas podía parar a los chicos de Prado, que de la mano de Llorca y Matulionis cerraban el primer asalto con una clara ventaja (28-15), a pesar de la postrera canasta de Ferran Bassas.

El segundo período transcurriría por los mismos derroteros y, con un triple, Àlex Llorca ponía el 31-17 en el luminoso. Dos triples del Unión Financiera, obra de Bassas y Muñoz, limaban la renta local mínimamente y forzaban el tiempo muerto de un Joaquín Prado que se enfrentaba al equipo de su localidad natal. Un brutal mate de Garrett parecía cortar de raíz las intentonas leridanas de recuperar el control de la situación, pero un Matulionis omnipresente apareció para catapultar al Lleida hacia una nueva máxima renta mediante un triplazo. Fue la última anotación antes de un tiempo de asueto al que se llegaría con el resultado de 48-31 y el debut en Barris Nord de un nervioso Esben Reinholt.

Matulionis empezaba la segunda mitad como terminó la primera, es decir, convirtiendo un triple (53-32). Lejos de recortar distancias, Oviedo cada vez caía por una mayor diferencia y Guillermo Arenas no tenía más remedio que detener el crono para aleccionar a los suyos (57-32). Un triple de Llorente mantenía los veinticinco puntos de ventaja del Lleida que, no obstante, empezaría a perder fuelle frente a un conjunto asturiano acostumbrado a remontar situaciones adversas. Una canasta de un Van Wijk muy trabajador propiciaba otro tiempo muerto, este local, poco antes de la finalización del tercer cuarto (68-52).

Cuatro puntos consecutivos de Ferran Bassas eran el pistoletazo de salida al último parcial y empezaban a meter el miedo en el cuerpo a la afición catalana que, hasta entonces, siempre había visto el partido ganado. Un 2+1 de Kevin Van Wijk limaba las diferencias hasta los nueve tantos, pero Sutina clavaba un triple lateral que era todo un respiro para los de Joaquín Prado (71-59). Por poco tiempo, pues UFA Oviedo anotaba dos triples consecutivos que volvían a demostrar una jornada más que el equipo asturiano no se rinde bajo cualquier circunstancia. Así pues, un tercer triple, este materializado por Fran Cárdenas, colocaba los foráneos a apenas cinco puntos cuando aún restaban por jugarse más de tres minutos y medio. Pero a diferencia de otras ocasiones el técnico local supo parar el partido a tiempo y sus jugadores leyeron mejor el final ante un Oviedo desarbolado. Simeón, que volvía tras un mes parado por pubalgia, ejercía de salvador con un triple frontal y Juampi Sutina ponía la puntilla con cinco puntos seguidos que enloquecían al Barris Nord entero. Y es que de no ser por los dos triples finales de Álvaro Muñoz, el Força Lleida incluso habría remontado el average (93-81).

LA CLAVE: El “rush final” del Força Lleida, con un parcial de 11-0 justo después que Oviedo Baloncesto se colocara a cinco puntos tras llegar a ir perdiendo por veinticinco. Un triple de Simeón, un 2+1 de Vinson y la explosión anotadora de Sutina protagonizaron este momento.

FORÇA LLEIDA: Llorca (9), Matulionis (18), Arteaga (16), Vinson (13), Llorente (12) –cinco inicial- Simeón (6), Sutina (13), Alzamora (4), Domínguez (2), Reinholt (0).

UFA OVIEDO: Cárdenas (10), Sánchez (2), Prieto (3), Pérez (15), Van Wijk (14) –cinco inicial- Muñoz (19), Bassas (12), Garrett (6).

Parciales: 28-15, 20-16, 20-21, 25-29.

Crónica: Marc Retamero Castelló

QUESOS CERRATO PALENCIA - FC BARCELONA "B": 65-64

Una victoria y nada más

Último partido del Palencia antes de la Copa Príncipe. El equipo llegaba de perder en Oviedo, y lo hacía con la baja de Quique Garrido como timonel del equipo, algo que se notó en el campo. 

Aunque los palentinos partían como favoritos, un parcial de 0-7 del Barça plasmaba que el equipo catalán no venía de paseo a Palencia. Al primer cuarto le faltó intensidad, como a todo el partido. Cinco minutos tuvieron que pasar para que los locales anotasen el primer punto, un tiro libre de la mano de Otegui. Las jugadas caían con cuentagotas y los equipos estaban poco acertados en el tiro. Tan solo una canasta de dos puntos anotó el Palencia en los diez minutos y fue de la mano de Bravo, el mejor del equipo hasta el momento. El Barça seguía siendo superior, aunque a dos minutos del final se estancó y el acierto anotador de los locales, otra vez de la mano de Bravo, acercaron a los equipos en el marcador (11-14).

Natxo Lezkano arengó a los suyos para que el equipo despertara del letargo. Y lo consiguió. La defensa en zona de los morados, logró frenar el ataque catalán y ponerse por delante por primera vez en el partido. Abouo comenzaba su racha anotadora en uno de los mejores partidos que ha disputado con el Quesos Cerrato. Josep Pérez se erigía como el líder del equipo visitante con 8 puntos en este cuarto que servían para que los locales no se fueran en el marcador. Pero una canasta muy discutida sobre la bocina de Abouo daba la vuelta al marcador, llegando al descanso con ventaja para los locales (34-31).

Veinte minutos por delante y todo por decidir. Como si de un partido de pretemporada se tratase, ambos equipos se enzarzaron en un sinsentido de acciones que desencadenaban los lamentos de la afición local y los enfados del técnico catalán. Barbour era ahora el mejor del Palencia con 6 puntos en tres minutos y medio, un triple incluído, que marcaba el final del cuarto, y colocaba a los locales con una diferencia relativamente cómoda para afrontar los últimos 10 minutos (51-43). 

Nada más lejos de la realidad. El FC Barcelona se acercaba en el marcador, poniendo emoción al partido y dejando la decisión para los últimos segundos. A pesar de esto, el partido volvió a perder intensidad, las estadísticas volvieron a equipararse a las del primer cuarto, y ambos equipos corrían por el campo sin lograr meter el balón en la canasta. En el último segundo, con el partido ya decidido, el triple de Hakanson maquillaba el resultado pero no lograba, por los pelos, dar la victoria al equipo de Aleix Durán, que había jugado todo el partido de tú a tú al líder provisional de la Adecco Oro (65-64).

LA CLAVE: La segunda juventud de Bravo, que con la falta de Garrido para dirigir al equipo, tiró de veteranía y se echó a los suyos a la espalda para ganar un partido que se le había complicado en los primeros minutos al conjunto morado.

QUESOS CERRATO PALENCIA: Otegui (7), Forcada (2), Barbour (12), Feliu (1), Moncasi (2) –cinco inicial– Abouo (12), Bravo (15), Alonso (3), Rejón (5), Fornas (6).

FC BARCELONA "B": Hakanson (11), Paulí (5), Laviña (2), Spires (6), Zhigulin (9) –cinco inicial– García (13), Cantenys (0), Mbaye (2), Perez (11), Sulejmanovic (5).

Parciales: 11-14, 23-17, 17-12, 14-21.

Crónica: Sara Sánchez Díez

CLUB MELILLA BALONCESTO - LEYMA NATURA CORUÑA: 81-67

Melilla coge aire venciendo al Leyma Coruña

El Melilla Baloncesto ha conseguido una victoria poco menos que balsámica ante Leyma Natura Basquet Coruña (81-67), lo que le ayuda a distanciarse de los puestos de cola de la clasificación de la Adecco Oro. Llegaban los dos equipos con necesidades opuestas. El melillense con la necesidad de alejarse de los puestos de cola de la tabla y el coruñés con las ganas de seguir la estela de los equipos destacados. Este encuentro sirvió para que Jesús Castro se reencontrase con el equipo en el que militó la temporada pasada.

pinazo.jpeg

Sergi Pino, buscando un compañero para asistir (Foto: Melilla Baloncesto)
El encuentro comenzó con un alto acierto por parte de los dos equipos, que lograban anotar con relativa facilidad en cada ataque. Los equipos mostraban que sus respectivas necesidades les obligaban a tener que estar certeros desde el primer minuto. El paso de los minutos demostró el por qué de la situación de los dos clubes, ya que el equipo entrenado por Tito Díaz fue intensificando su nivel defensivo haciendo que el conjunto local fuese perdiendo fuelle. Un parcial de 2-12 liderado por Sean Ogirri hizo que el conjunto coruñés se fuese en el marcador. Al final de los primeros 10 minutos el electrónico mostró el acierto de los visitantes (18-27).

El choque discurrió en el segundo cuarto por la misma senda, aunque agravó la brecha en el número de rebotes capturados entre los dos equipos. El juego interior gallego demostró su superioridad en cada ataque y defensa lo que obligó a Alejandro Alcoba a poner en pista para tapar la hemorragia a Devin Wright, caracterizado por su intensidad en esta faceta y que acabó el partido con un doble-doble (18 puntos y 11 rebotes para 26 de valoración). La diferencia siguió rozando los 11 puntos con momentos en los que el Melilla Baloncesto llegó a reducir su desventaja hasta los 6 puntos. Nuevamente, Ogirri volvió a entrar en acción para aumentar la ventaja aunque un ligero recorte en la diferencia de puntos hizo que el marcador se quedase 36-44 al llegar al descanso. Pintaba muy bien para los coruñeses.

La segunda parte fue el escenario en el que el Melilla Baloncesto se transformó y logró darle la vuelta al choque. El tercer cuarto estuvo protagonizado por la salida del equipo norteafricano que salió con el objetivo de darle una alegría a sus aficionados… y lo logró merced a un parcial de 19-4. Los triples de Riera y Manzano unidos a la incansable labor de Wright en la pintura, a quien le sentó de maravilla la titularidad, hicieron que el conjunto local lograse una épica remontada para admiración de sus aficionados y desesperación de Tito Díaz.

Comenzaba el último cuarto con la duda de saber si el tercero era un espejismo o si por el contrario el equipo de Alcoba mostraba carácter y mantenía el resultado. Primero Durley y luego, sí otra vez, Wright, dejaron las cosas en su sitio. Un ligero acercamiento del Leyma Natura puso los nervios en la parroquia melillense pero un parcial de 8-0, con dos triples seguidos de Manzano y Riera, sentenciaron el encuentro. Los melillenses Pelayo Larraona y Álvaro García dispusieron de unos instantes en el encuentro para orgullo de sus paisanos.

LA CLAVE: Una espectacular segunda parte de los melillenses, protagonizada por las actuaciones de Wright (18+11) y Riera (11 puntos, y 6 asistencias), convirtió el 36-44 del descanso en el 81-67 final para alegría de la parroquia melillense que por fin vivió una remontada a favor de su equipo.

CLUB MELILLA BALONCESTO: Riera (11), Brothers (11), Almazán (12), Manzano (8), Wright (18) -cinco inicial– Fuentes (2), Pino (6), Narros (-), Durley (12), Busma (-), Larraona (1) y García (-).

LEYMA NATURA CORUÑA: Ángel Hernández (9),  Jesús Castro (2), Samuel Haanpää (12), Jason Cain (15), Mario Cabanas (4) -cinco inicial- Sean Ogirri (14), Javi Lucas (2), Óscar Herrero (2) y Omondi Amoke (7).

Parciales: 18-27, 18-17, 23-11, 22-12.

Crónica: Francisco Daniel Sola

COCINAS.COM - FORD BURGOS: 68-83

Autocid se toma la revancha

Pronóstico fallido en el Palacio de los Deportes de La Rioja. Se esperaba una gran igualdad, teniendo en cuenta los dos refuerzos firmados por Cocinas.com durante la semana. La realidad fue un Autocid muy superior sobre el parqué. Los riojanos sólo en escasas fases del partido dieron muestra de plantar cara a los burgaleses. El juego interior con el eterno Pep Ortega y, especialmente, con Antonio Peña y Taylor Coppenrath brilló especialmente. Así, Ford Burgos firmó su cuarta victoria consecutiva y sigue aspirando a todo en la liga.

intimida_copp.jpg

Acción defensiva de Taylor Coppenrath (Foto: Pablo Romero - FEB)
El Palacio de los Deportes de La Rioja acogía uno de los partidos a priori más igualados de la jornada 17 de la Adecco Oro. Andreu Casadevall planteó novedades en su quinteto inicial con Albert Sàbat, Anton Maresch, Antonio Peña, Pep Ortega y Taylor Coppenrth. Estrenó el marcador un inspirado Alex Hall, dejando claro que lo suyo son los triples. Autocid también estaba con ese punto de chispa desde el arranque y pronto se puso a dominar el marcador (5-7). Los locales respondieron bien con un par de ataques para el parcial de 5-0. La sucesión en el electrónico y en los cánticos de la grada era constante (12-15). Los naranjas habían roto el hielo inicial y empezaban a jugar cómodos, con muchos espacios en ataque y generalmente saliendo rápido al campo contrario. Jesús Sala pidió el primer tiempo muerto cuando quedaba algo más de un minuto (12-20). La bocina sonó con una buena renta para los burgaleses (16-22).

Mal inicio de segundo cuarto para Cocinas.com que fallaba por regla y Autocid lo aprovechaba a la perfección. Con dos minutos y medio transcurridos, los de Andreu Casadevall habían anotado el parcial perfecto, 0-10, y el partido al tiempo muerto de manual (16-32). La defensa local mejoró y eso atascó algo la evolución de Autocid. Andreu paró el partido cuando sintió la incipiente recuperación de los riojanos (25-37). Los burgaleses se centraron en seguir combinando bien en la pintura para sobreponerse. El resultado venía desde la encarnizada lucha por cada rebote. El descanso dejaba a un claro dominador de la primera parte, Burgos, y un Cocinas.com que daba muestras de reacción por segundos (31-47).

Andreu repitió el quinteto del inicio de partido que tan buen resultado le había dado. En el tercer cuarto los ingredientes estaban dando el mismo sabor porque un parcial de 8-12, cuando la reacción local en el tercer cuarto era su única opción, estaba más que bien (39-59). El intercambio de golpes favorecía a un Autocid que jugaba con una amplia renta. A tres minutos para el final del tercer cuarto, hubo un cambio de los locales que abría una puerta a la esperanza riojana (51-64). Andreu pidió tiempo muerto y Autocid Ford Burgos salió a aguantar la impulsividad de Cocinas.com y lo consiguió cerrando el cuarto con 52-67 en el marcador.

El último cuarto partía con un +15 para los burgaleses. Renta, en principio, suficiente para acabar el partido por delante. Cocinas.com debía dejarse el resto y algo más si quería enmendar todos los errores cometidos de más durante el partido. Por contra, la herida de los locales sangraba más y más. En el ecuador del periodo, Autocid se había marcado un 5-10 de parcial (57-77). A pesar de estar el partido decidido, Cocinas.com siguió metiéndole intensidad que resultó traducirse en un 9-0 de parcial. Los locales se acercaban pero la remontada era imposible (66-77). Al final, 68-83 y Burgos ya es tercero en solitario.

LA CLAVE: El juego interior burgalés. Pep Ortega estuvo en su línea, Taylor Coppenrath cuajó una de sus actuaciones más completas del curso y Antonio Peña simplemente fue el mejor. 19 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias que dejaron al dominicano con un excelente 28 de valoración.

COCINAS.COM: Mikel Úriz (5), Alex Hall (5), Galarreta (-), Gospic (2), Coego (24) -cinco inicial- Joan Tomàs (5), Dobos (6), Arévalo (-), Ott (7), Zimmy Nwogbo (12), Dani Martí (2).

FORD BURGOS: Sàbat (9), Maresch (7), Antonio Peña (19), Pep Ortega (12), Coppenrath (19) -cinco inicial- Bas (2), Aguilar (0), Jeff Xavier (13), Olmos (2).

Parciales: 16-22, 15-25, 21-20, 16-16.

Crónica: Dpto. de prensa del CB Tizona

PEÑAS HUESCA - OURENSE TERMAL: 73-65

Huesca consigue su primera victoria de la segunda vuelta

Tras el partido me hago una pregunta ¿Cuánto tardara Pierre Oriola en volver a la ACB? Si el inicio en la temporada pasada en Lleida no fue muy destacado, ya apuntó maneras en los últimos partidos de la fase regular y play off. Este año desde el primer día ha dejado claro que es una de las más serías promesas de la liga LEB Oro. En una liga en la que se mezclan veteranos jugadores con pasado ACB con jóvenes promesas, hay que valorar a estos últimos y en el caso de Pierre Oriola es un caso de los que tener muy en cuenta. Lo de hoy ha sido sin hacer mucho ruido, una demostración de fuerza, clase y corazón, 26 puntos, 15 rebotes y dos estratosféricos tapones para una valoración de 35, lo que le supone ser el MVP provisional de la jornada.

img_9654.jpg

Ni con faltas pudo el COB parar a Pierre Oriola (Foto: Kike Casanovas)
Con solo 9 jugadores y con problemas físicos de Lluis Costa comenzaba el partido Huesca, lo que aún se complicaría más con la lesión de Cobos tras un bloqueo terrible de Kale que le impidió volver a jugar. Tras un inicio igualado con poco acierto en el tiro y defensa a toda pista por parte del base oscense a Rivero, Cobos recibió un golpe en el costado en un bloqueo de Jonathan Kale. El base local quedó tendido en el suelo y Ourense, en una acción poco deportiva, continuó la jugada hasta que Huertas anotaba de tres ante la falta de un defensor local. Cuando los árbitros, tras el triple, detuvieron el partido para atender a Carlos y que pudiera ser sustituido Quim Costa protestó y se quejó de la acción a los árbitros, lo que le supuso la técnica. Se llevaban apenas 6 minutos y esta acción polémica podría marcar el devenir del encuentro. La máxima ventaja de Ourense (cuatro puntos) coincidía con la entrada de Edu Gatell, tras la segunda falta de Washburn. La presencia del pivot local cambió el dominio bajo los aros, donde hasta entonces Kale imponía su físico. Tres acciones casi consecutivas de Gatell de rebote ofensivo y canasta acompañada de otra de Oriola daban la primera ventaja a Huesca y suponía llegar al final del cuarto con un resultado de 22-19.

Continuaba Huesca dominando el rebote ofensivo, prácticamente todas las acciones locales terminaban con rebote ofensivo o falta de los interiores gallegos en su lucha por el mismo. En apenas tres minutos Huesca estaba en bonus a su favor. Sin embargo los errores en el lanzamiento exterior, 5 triples consecutivos fallados por Huesca, no permitían que el marcador le fuera más favorable. Tan solo anotaba dos puntos Ourense en 7 minutos de cuarto cuando el entrenador gallego estrenaba los tiempos muertos. Un triple de Frutos terminaba con la sequía anotadora gallega, aun así Huesca llegaba a colocarse 34-26 antes del segundo tiempo de Gonzalo García de Vitoria. Se reducía la ventaja hasta el 35-31 con el que se llegaba al descanso. Kale con 15 de valoración y por parte oscense Oriola (14) y Gatell (12), los mejores de la primera parte.

En apenas un minutos Ourense conseguía empatar el partido, reaccionaba Huesca que volvía a tomar cinco puntos de ventaja. Un triple del ex peñista Iván García y un contrataque de nuevo colocaban el empate en el luminoso. Así continuó el tercer periodo, con mini rachas y parciales de 4 o 5 puntos a favor por cada equipo que no permitía a Ourense ponerse por delante ni a Huesca romper el partido. Se iba a llegar al último cuarto con apenas tres puntos a favor de Huesca, 51-48.

Tenía el Peñas varias opciones de irse en el marcador en el inicio del último cuarto, pero no supo aprovecharlas y Ourense de nuevo mantenía la diferencia en 3 puntos. Seguían sin acierto los exteriores locales, pero Oriola era un coloso bajo los aros y conseguía un 2+1 tras un rebote ofensivo y subir el balón con dos jugadores colgados de sus brazos. Por fin llegaba un triple de la línea exterior oscense, hasta ese momento llevaba 3 y dos habían sido de Pierre Oriola. Jorge Romero colocaba de nuevo la ventaja en 8 puntos a favor de Huesca. Solicitaba tiempo muerto el COB cuando se habían jugado 4 minutos y se le estaba escapando el partido. Pasaba el tiempo y el marcador no se movía y cuando lo hizo fue por un nuevo triple del escolta canario, por primera vez se superaban la barrera de los 10 de ventaja. Solo quedaban ya 3 minutos, 66-53 a favor de los locales, última oportunidad para los visitantes. Un triple de Zamroz y una pérdida de balón del Peñas daban la esperanza a la remontada orensana. Lo intentaron con las faltas pero desde la línea de personal Grigonis no perdonó en dos ocasiones y se cerraba el partido con el debut del junior local, José Malo, y un intento de mate de concurso, con giro de 180º de Grigonis, al que le fallaron las fuerzas y no pudo completar. Al final 73-65, primera victoria de la segunda vuelta para los oscenses que ponen tierra de por medio y prácticamente aseguran la permanencia. Buen partido local y no muy buena imagen de Ourense que fue a remolque prácticamente todo el encuentro y que no dio sensación de poder llevarse el choque.

Tan solo Kale con 19 superó la decena de valoración en los gallegos, mientras que Oriola con 35 y Grigonis con 26 fueron los mejores de Huesca, bien secundados por Gatell y Romero con 18 y 13 respectivamente. Ahora una semana de descanso sin liga, a la espera del encuentro de Copa y donde Huesca intentará cerrar el fichaje de un jugador, tal como comentó su director deportivo al final del encuentro.

LA CLAVE: El trabajo interior de los interiores locales con 46 rebotes, por tan solo 28 de los visitantes. Destacar los 9 ofensivos de Oriola, que él solo capturó más que todo el equipo gallego.

PEÑAS HUESCA: Grigonis (16), Washburn (6), Cobos (2), Oriola (26), Romero (12) -cinco inicial- Lafuente (0), Costa (0), Gatell (10), Múgica (1), Malo (0).

OURENSE TERMAL: Huertas (11), Luettgerodt (2), Rivero (7), Kale (14), Rutkaukas (5) -cinco inicial- Zamroz (14), García (5), Frutos (3), Martínez, Carter (2), Morentín (2).

Parciales: 22-19, 13-12, 16-17, 22-17.

Crónica: Kike Casanovas

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 4 meses
#Contenidos: 
501
Visitas: 
2,725,285
Comentarios: 
2,384

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar