Solapas principales

Bamberg campeón de Copa por tercer año seguido (Foto: beko-bbl.de)

Copa de Alemania: Bamberg campeón por tercer año consecutivo; Marcus Slaughter, MVP

  • Brose Baskets superó en la final a los anfitriones, Telekom Baskets Bonn por 82-73

PORTADA ¡LIGAS EXTRANJERAS!

CONSULTA LA GUÍA DE LA LIGA ALEMANA

Semifinal Beko BBL Top4 - Copa de Alemania -
Telekom Baskets Bonn - New Yorker Phantoms Braunschweig
77-64
ratiopharm ulm - Brose Baskets 96-99
Tercer y Cuarto puesto Beko BBL Top4 - Copa de Alemania -
New Yorker Phantoms Braunschweig - ratiopharm ulm
68-85
Final puesto Beko BBL Top4 - Copa de Alemania -
Telekom Baskets Bonn - ratiopharm ulm
82-73

Resumen de la TOP4 Beko Pokal - Copa de Alemania -

New Yorker Phantoms Braunschweig fue el inesperado invitado a la TOP4, partía como hipotética "cenicienta" y confirmó los pronósticos, ha sido el único equipo que se ha marchado sin conocer la victoria en el Domo Telekom de la ciudad de Bonn.

En la primera semifinal les enfrentó al equipo local, Telekom Baskets, que tras derrotar a Braunschweig se plantaba, ante su público, en su pista, en la final para intentar conseguir el título copero por primera vez en su historia.

El Domo Telekom ha presentado durante toda la competición un lleno absoluto, 6000 espectadores han vibrado con el juego de los cuatro equipos participantes, con un ambiente espectacular entre las diferentes aficiones, y un gran despliegue visual de la organización para hacer del evento la Gran Fiesta del Basket Germano.

La primera semifinal, como decíamos, se la llevó Bonn por 77-64 ante Braunschweig.

El partido comenzó equilibrado, con cautela por parte de los equipos, que sabían lo que había en juego, pero un parcial 12-3 mediado el segundo cuarto puso a los "rossos" en ventaja al descanso (41-34). Michael Umeh mantenía a Braunschweig en el partido con un juego descarado y acertado, aunque tenía poco apoyo en ataque por sus compañeros, atenazados por la defensa local y el ambiente en contra de las gradas.

La defensa de Bonn supo mantener a raya el ataque rival, Umeh no encontraba tiros fáciles, y el balón pesaba en las manos de los tiradores de Braunschweig (9 puntos en el tercer cuarto), los porcentajes de tiro bajaron escandalosamente (2-15 en Tiros de Media Distancia / 8-24 en T3), a pesar de todo, Branko Jorovic y Rich Melzer tomaron la responsabilidad en ataque, comenzaron a dominar el rebote ofensivo (Jorovic 12 rebotes, 5 ofensivos), pero sólo servía para que Telekom no se escapara en el marcador.

La máxima diferencia se conseguía en el minuto 37 (70-54) momento que aprovechó Mike Cook para dar descanso al quinteto titular de cara a la final, circunstancia que aprovecharon los Phantoms para maquillar el resultado, con un Melzer muy inspirado.

Los mejores del partido fueron, por parte de Telekom, Chris Ensminger (11 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias), Jared Jordan (10 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias, 3 recuperaciones) y Tony Gaffney (20 puntos, 9 rebotes, 1 tapón) que fue MVP del partido con 27 puntos de valoración personal. Por Braunschweig destacar a Branko Jorovic (14 puntos, 12 rebotes, 2 asistencias, 1 tapón) y Rich Melzer (21 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia y 2 recuperaciones).

RESUMEN DEL PARTIDO

En la segunda semifinal se pudo vivir uno de los mejores partidos que se pueden ver actualmente en la Bundesliga, los dos equipos llamados a jugarse el título de liga, primero contra segundo, el topoderoso Brose Baskets Bamberg contra el aspirante a todo ratiopharm ulm.

Fue la Final Soñada anticipada en forma de semifinal, y la espectación no defraudó a las 6000 almas que abarrotaron el Domo Telekom de Bonn.

El partido comenzó con un claro dominador, Bamberg, que endosó un parcial 19-4 que hacía presumir un partido cómodo para el actual campeón germano, pero si algo tienen los granjeros de Ulm es casta y coraje, comenzaron a cargar el juego sobre un magnífico John Bryant, que sabía buscar al mejor tirador en el mejor sitio para abrir la zona que Chris Flemig había diseñado, y se llegó al minuto 11 con empate a 28. Desde entonces fue un basket total por ambos equipos. Defensa dura, tiros abiertos, penetraciones, una guerra por cada rebote, un partido inmenso que no dejaba a ninguno de los contendientes irse en el marcador.

A falta de 5 segundos para el final Casey Jacobsen tuvo el partido en sus manos al convertir un triple estratosférico, ponía el partido 86-88 para Bamberg, pero Ulm tiene un jugador mágico, su nombre es Isiah, como el profeta, y se apellida Swann, que en alemán se asemeja a "cisne", y como tal sobrevoló la defensa rival para hacer un "buzzer beater" que llevara al partido a la prórroga.

En el tiempo extra el cansancio hizo mella en las filas de Ulm, les era mucho más difícil anotar, pero Bamberg tampoco conseguía puntos fácilmente. A falta de 15 segundos Tibor Pleiss cogió un balón complicado y machacó el aro rival para darle una renta de 3 putos a su equipo, renta definitiva que dejó el marcador en 96-99.

La igualdad en el partido fue máxima. Fijándonos en los apartados estadísticos queda demostrado: Ulm 52.2% en TCamp - Bamberg 53.4% en TCamp / Ulm 35 rebotes (8/27) - Bamberg 34 rebotes (12/22) / Ulm 108 de valoración - Bamberg 105 de valoració colectiva.

Las mayores diferencias entre ambos equipos fueron: Ulm falló 1 sólo tiro libre (14/15) mientras que Bamberg falló 8 lanzamientos (13/20). Ulm perdió 16 balones por tan sólo 10 de Bamberg. Ulm dio 22 asistencias por tan sólo 12 Bamberg, por contra Bamberg robó 11 balones (4 Ulm) y puso 4 tapones (2 Ulm), además de cometer menos faltas (18 por 23 de Ulm).

Los mejores jugadores de Ulm fueron Isaiah Swann (17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 2 recuperaciones, 1 tapón), Toomy Mason-Griffin (11 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias, 1 recuperación), Dane Watts (17 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias, 1 recuperación y 1 tapón) y por supuesto, un espectacular John Bryant con 25 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 36 puntos de valoración personal.

Por Brose Baskets destacar a Tibor Pleiss (11 puntos, 8 rebotes), Anthony Leon Tucker (17 puntos, 7 rebotes, 5 recuperaciones), Marcus Slaughter (8 puntos, 6 rebotes, 3 tapones) y Anton Gavel con 30 puntos (10-14 en TCamp), 3 asistencias y 1 recuperación para 29 de valoración personal.

RESUMEN DEL PARTIDO

En el partido entre los dos perdedores de la semifinal, lo que en Alemania se denomina Spiel um Platz 3 (partido por la tercera plaza), tan sólo se jugaba la honrilla de no irse sin una victoria en la competición, y dicha honra fue concedida a ratiopharm Ulm.

El partido comenzó siendo dominado por Braunschweig, con un juego rápido, con ganas de demostrar que pueden aspirar a hacer cosas grandes en los playoffs, con un baloncesto sencillo y efectivo endosaron un parcial 25-16 al final del primer cuarto. Ulm despertó en ataque en el segundo cuarto (20-22 de parcial) aunque la defensa seguía siendo un coladero, además de conceder el rebote propio al rival, situación que no gustaba a Throster Leibenath. El entrenador de Ulm le puso las cosas claras a sus hombres en el vestuario porque la defensa de los granjeros comenzó a funcionar y dejó a Braunschweig en 15 puntos en el tercer cuarto y en tan sólo 8 puntos en el último cuarto, eso sí, sin mermar la anotación propia, lo que hizo aumentar la diferencia hasta el 68-85 final, máxima en el partido.

Michael Umeh fue una auténtica pesadilla para la defensa de Ulm, anotó 31 puntos (12-19 en TCamp), más de la mitad en la primera parte, además de 3 rebotes y 3 asistencias. El cansancio y la defensa rival le hizo perder 6 balones en la segunda mitad del partido. Destacar también al joven Daniel Theis, pivot de la casa que ante el gigante Bryant consiguió 6 puntos y 11 rebotes (6 ofensivos), además de 3 asistencias.

El discreto partido de Ulm tuvo como protagonista a Roderick Trice, que fue el mejor de su equipo con 19 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 1recuperación. John Bryant anotó 12 puntos y capturó 5 rebotes, además de 2 asistencias, 1 recuperación y 2 tapones.

En la Gran Final de Copa, Brose Baskets Bamberg, dominador del baloncesto germano en el último lustro, se impuso ante 6000 espectadores y un ambiente infernal en contra, al equipo anfitrión, Telekom Baskets Bonn, por 82-73 en un partido vibrante que le dio a Bamberg su tercera copa consecutiva.

El campeón alemán comenzó el partido con mucha intensidad, con un juego muy agresivo y acciones realmente espectaculares que apabullaron a Telekom, al final del primer cuarto dominaban 29-17. En el segundo cuarto, los hombres de Chris Fleming se metieron en el partido, mejoraron su defensa y dirigido por un buen Jared Jordan consiguieron poner la igualdad en el marcador antes del descanso, aunque Jacobsen, y un contundente Marcus Slaughter pusieron el marcador 46-35 al descanso para Bamberg.

Los locales fueron un quiero y no puedo constante, Mike Cook sabía cómo parar a su rival y así se lo repetía a sus jugadores desde la banda constantemente, una defensa fuerte, muy agresiva en el pase y mover mover y mover el balón en ataque, sin prisa y buscando siempre al hombre mejor dispuesto para encestar fueron las armas de Bamberg. Telekom tan sólo pudo recortar 3 puntos de la renta conseguida por Bamberg en los minutos finales, nunca tuvo opción de acercarse a su rival, aunque demostraron una fe infinita que no estuvo acompañada por acierto cara al aro.

La clave del partido fue el rebote. Bamberg dominó ambas zonas con 45 rebotes (14 ofensivos) por tan sólo 33 de su rival. Aunque Telekom robó 6 balones y forzó 17 pérdidas de Bamberg no tuvo su día en el tiro (23-63 36% en TCamp), con muchas dificultades bajo aro (13-26) y en tiro de larga distancia (7-26 en T3). Bamberg no hizo un partido brillante, pero sí se mostró más acertado, sobre todo en la zona (18-37) con varias acciones de rebote ofensivo y canasta que hicieron mucho daño a la defensa rival.

Los mejores hombre de la final fueron, por Telekom, Tony Gaffney (17 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia, 3 recuperaciones y la friolera de 7 tapones) y Talor Battle (19 puntos, 5 rebotes). Por Bamberg destacaron Predrag Suput (16 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias), Casey Jacobsen (12 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias) y un espectacular Marcus Slaughter (17 puntos, 9 rebotes).

mvp de la final: Marcus Slaughter (brose baskets)

El pivote de Bamberg hizo un partido muy intenso, dominó la zona en los 24 minutos que estuvo en pista, y ante el flojo partido de su compañero Tibor Pleiss tomó las riendas del juego interior y doblegó al veterano Chris Ensminger, al que paró en ataque y superó en defensa.

Slaughter sumó 17 puntos, además de 9 rebotes (5 ofensivos), 1 asistencia, 1 recuperación 1 tapón para 24 puntos de valoración, lo que lo coronó como MVP de la Final

 

PORTADA ¡LIGAS EXTRANJERAS!

 

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
14 años 4 meses
#Contenidos: 
767
Visitas: 
5,298,157
Comentarios: 
6,518

Comentarios

Tony Gaffney es un jugador que he seguido desde que salió de la Universidad y que todavía no hemos podido disfrutar en nuestras ligas. No lo entiendo. Buen reboteador, excepcional taponador para su estatura y correcto en ataque. Llegó a jugar (marginalmente) en Lakers y Celtics en la misma temporada y luego creo que ha estado por Israel. A ver si algún GM se atreve y lo ficha...

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar