Solapas principales

Hanga y Davies reviven al Barça (81-78)

  • Hanga robó dos pelotas claves para sellar la victoria
  • Brandon Davies mantuvo a flote al Barça durante todo el encuentro
  • Will Thomas ejerció de 'Robin' pero no tuvo a su 'Batman'

saras avisaba

“Hace dos meses que vengo avisando que no estamos bien”. Estas palabras de Sarunas Jasikevicius, en la rueda de prensa posterior al primer partido, delatan un mensaje autocrítico rotundo. Porque el Barça jugó mal ante Zenit, pero no parecía llegar mal, como él dice, a los playoffs. Esa es la línea de exigencia que le marca Saras al equipo, y por ello la derrota ante los rusos en el primer duelo fue tan dura. Es cierto que necesitaron del mejor Pangos para poder ganar, y lo hicieron apenas por dos puntos, pero la imagen que dejó el Barcelona fue la de un equipo muy verde para la maduración que se le presuponía a estas alturas de la temporada. El Barça llegaba al segundo cruce aguerrido, tocado. Le habían dado en el orgullo, y su derrota la habían orquestado dos ex de la casa como Pascual y el propio Pangos. Más que venganza, el Barça llegaba buscando redención. El Zenit, en cambio, buscando disfrute. Ellos ya habían cumplido.

oriola y bolmaro, carácter por naturaleza

Sabía Saras que debía hacer ajustes para poder nivelar la balanza del partido táctico y por ello fue Oriola quien se vistió de corto desde el inicio en lugar de Pau. El de Tárrega le da sentido a la propuesta del entrenador lituano en defensa y le permite elevar el ritmo en ataque. Su velocidad lateral le permitió defender en flash las jugadas de bloqueo directo con Pangos y así ahogó la principal fuente de generación del Zenit. En ataque, el capitán del Barça impuso su velocidad sobre la intimidación de Tarik Black y Poythress gracias a sus veloces continuaciones hacia el aro. Más garra que acierto, pero esta vez importaba más lo primero que lo segundo. También apareció Bolmaro en el partido, que entró en la convocatoria por Westermann, para encararse con Pangos en todo el campo. El argentino brilló en su rol de stopper sobre Pangos y aportó atrevimiento en ataque, fundamental para un Barça oxidado en campo ofensivo.

la alternativa es will thomas

Debido al bajo nivel de injerencia de Pangos en la generación de juego de su equipo -propiciado por una áspera defensa de los blaugranas- el Zenit tuvo que rebuscar en el armario para encontrar vías de creación que sustituyeran a las del canadiense. Se cargó Will Thomas con esa responsabilidad ejerciendo de veterano. Su juego de pies en el poste acompañado de su prodigiosa muñeca volvieron a ser la solución de los rusos a la ausencia de Pangos. Se encaró Thomas con Mirotic sin resquemor ninguno y con la convicción de quien se sabe superior, o al menos más productivo en lo que llevamos de serie. Sabedor de las dificultades del montenegrino en ataque, optó por apuntar hacia él en defensa para acabar de ganarle terreno, incluso abriendo el campo y castigando desde el triple. Su polivalencia equiparó a la de los interiores blaugranas y desdibujó el planteamiento de Saras. Su equipo, eso sí, supo buscarlo cuando estaba siendo provechoso. Méritos por ello.

bienvendio, adam

 

davies en estado puro

En partidos del calibre de este se valora más el carácter que el talento. Porque el primero garantiza resultados y el segundo no. Mirotic es el mejor anotador del Barça y Calathes el mejor pasador, pero ninguno pudo acomodarse al partido -en parte por sus vaivenes y en parte por una gran defensa propuesta por Xavi Pascual-. Higgins bailó en la irregularidad aunque ocultó todo con su impoluto paso por la línea de tiros libres. Y entre tanto talento apareció Davies. Que no es que no lo tenga, pero su carácter puede más que su muñeca.

Brandon fue el único que dio la cara durante todo el encuentro, jugándolo casi todo y recordando su mejor versión, la del Zalgiris. Tenía enfrente a dos bloques como Poythress y Black, que se cansaron de incomodarlo con el contacto físico y condenarlo al roce infinito. No era suficiente. No fue suficiente. Su talante pudo más. Fue el carácter lo que le permitió mantener al Barça en partido, el mismo que evidenció que en finales encubiertas el alma y la garra, en ocasiones, pueden más que el cerebro.

11 minutos y 33 segundos

¿Se puede ser el jugador del partido jugando 11 minutos y 33 segundos en un encuentro que tuvo prórroga? Sí. La respuesta a tal pregunta no es otra que Adam Hanga. El húngaro robó las dos pelotas más importantes del partido, anotó un triple fundamental y mantuvo la calma en la línea de tiros libres en los segundos finales. El húngaro es uno de los jugadores que ha visto su rol disminuir en los últimos meses debido a un gran nivel de sus compañeros de posición. No por ello había dejado de ser un jugador importante para Saras, pero sus minutos habían descendido de forma notable. En su ceño convive el carácter de un tipo tan luchador como sereno, capaz de no inmutarse ante una jugada decisiva o de celebrarla como si fuese un título. Hanga tiene una capacidad muy ‘futbolística’ que es la de aislarse del contexto y jugar su propio partido. Desde el momento en que consiguió eso, decidió el encuentro. Hanga se cansó de brillar por el reflejo de las estrellas con las que convive y decidió hacerlo por su cuenta. Su luz eclipsó la del resto.

ESTADÍSTICAS

captura_de_pantalla_2021-04-23_a_las_23.38.42.png

Estadísticas Barça. Vía: Euroleague.

captura_de_pantalla_2021-04-23_a_las_23.38.55.png

Estadísticas Zenit. Vía: Euroleague.

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 11 meses
#contenidos: 
205
#Comentarios: 
443
Total lecturas: 
416,567

Comentarios

Señores, ante el temblor de Canillas del dúo sacapuntas, un magiar llegado del frío recondujo el barco a la deriva. God Save Sarunas!

Mirotic lleva varios partidos jugando muy mal. Sus quejas tienen ese trasfondo, más allá de las fobias/filias al jugador. En cualquier caso, ayer hubo instantes en el partido en el que no sabía si estaba viendo un partido de la NBA/NCAA o europeo porque todos los jugadores menos dos (el montenegrino con pasaporte español y el canadiense Pangos) eran estadounidenses. La verdad es que debería existir algún control porque hay equipos que son más americanos que otra cosa. Por ejemplo, el Bayern y el Zenit tienen SIETE norteamericanos. Y el Armani es una cosa loca: NUEVE (cuento también los nacionalizados ad hoc). Si sigue así la cosa, entre la invasión de jugadores de EEUU en la Euroliga (y en muchas ligas europeas) y los chavales que se lleva la NBA, nos van a quedar unas competiciones europeas preciosas. En la liga Europea se debería imponer un mínimo de jugadores europeos o, mejor dicho, de jugadores formados en Europa (para evitar las nacionalizaciones fantasma). No creo que hubiera problemas con la ley Bosman (quizás con los cotonous, pero eso no sería tanto problema). Y debería existir coherencia y coordinación entre las medidas impuestas en las ligas locales/regionales y la Euroliga porque ahora mismo hay equipos que salen beneficiados por la libertad de contratación en algunas ligas. La cuestión es que a mi, particularmente, se me quitan las ganas de ver partidos, viendo tanto yanki en nuestras ligas (e intuyo que no soy un ser excepcional). Quiero ver jugadores europeos, para lo otro ya tengo la NBA, que nos lo meten hasta en la sopa. Y sería una medida de protección ante el avasallador dominio del jugador norteamericano.

Sí, y reservar un par de plazas para minusválidos y que la mitad sean mujeres, por aquello de la paridad ... seamos serios: El baloncesto PROFESIONAL no debe tener límite alguno, pues los equipos deben poder contratar (como ocurre en EL) a los mejores jugadores posibles, tengan el pasaporte que tengan. A ver si superamos los tics "federativos" de una vez. Yo prefiero una Euroliga lo más potente posible, no una "preciosa" competición con cupos para mantener medianías.

Hombre, para pedir seriedad tienes que empezar de otra forma. Esas bromas chusqueras sobran un poquitín. El baloncesto profesional se basa en que haya jugadores formados en las canteras de los países donde se juega profesionalmente. EEUU sale con ventaja en muchos sentidos. Los límites son razonables cuando hay igualdad en la teoría y en la práctica. Por desgracia, no existe ni igualdad ni equidad entre el baloncesto europeo y el americano. Porque además de tener la mejor cantera del mundo con diferencia, tienen más dinero que nadie (probablemente esté todo relacionado). Por otro lado, los jugadores americanos que llegan y que ocupan el puesto quinto, sexto o séptimo de la plantilla de un equipo de euroliga, por ejemplo, no son mejores que los europeos en términos generales. El problema es que suelen ser más baratos, son más fáciles de conseguir (por ejemplo, por la existencia de competencia en las ligas locales/regionales) o no requieren de un trabajo de cantera. Para que EEUU tenga el nivel que tiene, se fomenta enormemente el nivel de sus high school, de sus universidades, de sus equipos formativos (ahora en G-league y otras competiciones que nacerán pronto). Y eso se hace con muchos recursos económicos. No sale del maná. Ahora bien, igual es mejor seguir con el papanatismo de que todo lo americano es mejor y tal (prefiero los "tics federativos" españoles/europeos que los americanos, igual es porque soy español/europeo). El modelo neoliberal que apoyáis tanto (porque eso de la ausencia de límites o de regulación me suena) se sustenta en una enorme desigualdad. Algunos estamos en contra de esa desigualdad. Pero los que estáis a favor no nos contéis películas sobre los límites o los "tics federativos", las posiciones que defendemos cada uno tienen fundamentos ideológicos. No lo dudes. La cuestión es saber qué ideología es mejor para todos. No sólo para unos (en este caso, los americanos).

Estoy de acuerdo contigo pero pienso que también se debería acotar el concepto de jugadores formados localmente porque lleva a que los equipos juniors de casi todas las canteras ACB y algunas no ACB se llenen de jugadores extranjeros por si suena la flauta y cuatro años después les sirven de algo, cortando la progresión de jugadores españoles en cuanto salen de cadete (donde además se añade que muchos clubes tienen un solo junior, donde además añado, la mitad pueden ser extranjeros).

Estaba comentando el tema de los jugadores europeos porque me refería a la euroliga. Es decir, debería existir una regulación para beneficiar al jugador europeo en el ámbito europeo. Después tenemos cada país, en donde se debería fomentar la formación del jugador local. En el caso español, estoy de acuerdo en parte, pero más que cupos reales, que también, lo que debería haber es una política de cantera en la FEB, que no existe. Por ejemplo, mejorando las estructuras de las ligas LEB. En particular, habría que fusionar la LEB oro con la ACB (dos divisiones de 16 sería lo ideal y cerrada la segunda). Ese formato profesional debería tener menos "límites". Y después debería haber una Liga LEB ampliada o una EBA reducida en donde tuvieran cabida los equipos de cantera, con un mayor número de jugadores formados localmente por equipo, además de una liga junior como dios manda. En España no hay apenas clase media de jugador nacional. O eres una estrella o una medianía, no hay término medio. Y eso es por la falta de estructuras intermedias entre la época junior y la ACB/LEB Oro.

Con todo el talento que tiene, da pena ver a Mirotic todo un partido llorando porque no le pitan las mismas faltas por flopping en Euroliga que le regalan en ACB.

Cierto le pitan tantas faltas por flopping en la acb que es el 21º en faltas recibidas, no es ni el que más faltas recibe del Barça y 16º en tiros libres lanzados. Cuanto daño ha hecho su marcha en algunos, ya es hora que lo supereis. Si no fuerais tan ratas a la hora de pedir todo el dinero del mundo para los que se van, Mirotic no estaría en el Barça porque os hubierais guardado sus derechos en europa.

Yo personalmente no lo querría en el Madrid por toda la pasta que le estáis dando. Si es que podéis terminar de pagarla.

Aunque seguro que con que os dé la mitad de alegrías que el otro "robo" Tomic, ya estaréis contentos.