Solapas principales

Isaiah Canaan y John Brown quieren pasar a la historia en su debut en la Euroliga

  • Toca hablar del sorprendente UNICS Kazan de Velimir Perasovic y especialmente de sus dos debutantes destacados
  • Isaiah Canaan lidera la anotación mientras busca un récord en triples
  • John Brown pone la intendencia junto a Jekiri y batirá el récord de recuperaciones en una temporada

UNICS Kazan es sin duda el equipo revelación de esta primera vuelta de la Euroliga. El equipo dirigido por Velimir Perasovic está situado actualmente en la sexta posición con 10 victorias y 7 derrotas. Tras un inicio que apuntaba a fracaso con un solo triunfo en sus cinco primeros partidos, con una derrota por 39 puntos contra Fenerbahce incluida anotando solo 41 puntos, los rusos han encadenado una racha de nueve partidos ganados por solo tres perdidos, con victorias de mucho prestigio como la que consiguieron contra el Real Madrid o las apabullantes contra Armani Milán y contra el CSKA, a los que apalizaron por 97 a 71 y por 67 a 88 respectivamente. Y la racha hubiera sido mejor aún de haberse llevado el partidazo contra el Barça, en el que dominaron hasta el último cuarto, llegando a tener ventajas de 20 puntos y sufriendo la mayor remontada histórica de los blaugranas en la competición.

Hay mucho que hablar de este equipo, comenzando por la gran dirección desde el banquillo de Perasovic, que está realizando una temporada que recuerda mucho a la que realizó con un Baskonia que también apostaba por jugones como Darius Adams y Mike James en posiciones exteriores. Antes de comenzar la temporada, la plantilla generaba muchas dudas por estar compuesta por jugadores que destacaban individualmente pero no por su capacidad de jugar en equipo. La combinación de talentos como Lorenzo Brown, Mario Hezonja, Isaiah Canaan, Andrey Vorontsevich, OJ Mayo o Marco Spissu provocaba comentarios como “el UNICS es el nuevo Khimki” o “es un proyecto abocado al fracaso”. Pero Perasovic ha despejado todas esas incógnitas y cerrado muchas bocas en esta primera vuelta, pudiendo presumir no solo de que su UNICS es uno de los equipos más divertidos de ver, si no del buen juego y la cohesión mostrada por sus jugadores.

Habría que seguir por el rendimiento de Lorenzo Brown, que está jugando su mejor baloncesto en Europa y por primera vez ejerce de líder de un equipo que está en posiciones de playoff en Euroliga. Sus números de 13’5 puntos, 4’1 rebotes, 5’8 asistencias, 1’6 robos y 17’4 de valoración lo sitúan en el puesto 15 en puntos, le hacen comandar la clasificación de pases de canasta, a lo que hay que añadir que es el quinto que más balones recupera, para ser el quinto más valorado de la temporada. Estas estadísticas superan con mucho su ya brillante temporada en Estrella Roja y dejan en el olvido su irregularidad en Fenerbahce.

También sería lógico escribir de Mario Hezonja, que parece estar en el camino de la redención. Perasovic ha conseguido, de momento, centrar a su compatriota y la facilidad de Mario para producir estadísticas (14'5 puntos, 5'5 rebotes y 14'9 de valoración) gracias a su mezcla de talento y físico se ha sumado a una mejorada selección de tiros y a un cambio en su actitud. Es cierto que Hezonja siempre tendrá “sus momentos” y es el jugador que más tiros de campo intenta del equipo, pero quien haya visto los partidos de UNICS esta temporada habrá comprobado que no “exige” el balón como antes y acepta su rol en un ataque en el que comparte responsabilidades con otras estrellas.

 Y sin duda habría que destacar en cuanto al juego de equipo como compensan a los jugones exteriores la pareja de zona formada por Tonye Jekiri y John Brown, que es uno de los dos protagonistas que vamos a destacar en este artículo. El ex de Baskonia y el jugador de aspecto peculiar suman el músculo y la intendencia necesaria para que los mencionados jugones brillen y lleguen las victorias. El nigeriano es el cuarto mejor reboteador de la competición y está en números similares a los de su brillante temporada de debut con ASVEL Villeurbanne con 12’1 de valoración por los 12’8 que promedió con los franceses.

unics-kazan-celebrates-eb21.jpg

Lorenzo Brown lidera la ofensiva mientras Jekiri y Brown ponen el trabajo (foto: Euroleague.net)

Pero aunque todo lo comentado es clave, este artículo vamos a centrarlo en el gran papel de dos debutantes en la competición y la posibilidad de que acaben consiguiendo dos récords históricos de la Euroliga.

ISAIAH CANAAN, A POR EL MAYOR NÚMERO DE TRIPLES EN UNA TEMPORADA

El pequeño pero fuerte combo de UNICS Kazan ha sido el mejor triplista de esta primera mitad de la temporada sin ninguna duda. El nacido en Biloxi (Mississippi) lleva anotados 52 triples en estos 17 partidos, sacando una buena distancia al segundo en este apartado que es Scottie Wilbekin con 40, a pesar de que el de Maccabi ha intentado cinco tiros más (115). El acierto de Canaan está siendo casi sobrehumano, ya que es el tercero con un 47’27%, pero con un volumen muy superior a Nikola Mirotic (48’53%) y Nicolas Laprovittola (48’53%). La pareja del Barça lidera este apartado pero lo hacen habiendo realizado 68 intentos por cabeza, mientras que Isaiah se va a los 110.

Canaan se convirtió en el partido contra el Barça en enemigo íntimo de la afición blaugrana tras su gesto de silenciar el Palau al anotar un triple que pudo ser decisivo y, posteriormente, en blanco de burlas al fallar dos tiros libres claves y ganar los de Jasikevicius el partido. Pero eso solo es una anécdota que muestra el carácter del pequeño jugón que está realizando una temporada impresionante en su debut en la competición. Es el máximo anotador de este sorprendente UNICS con 14’8 puntos a pesar de jugar tan solo 25:28 minutos de media, siendo el cuarto de su equipo por debajo de los Brown, John y Lorenzo, y de Mario Hezonja. Estos números lo sitúan el sexto anotador en la general, el quinto en la proporción a cuarenta minutos (23’28).

Pero lo que queremos destacar en este artículo es que Canaan está en disposición de pelear por el récord de más triples anotados en una temporada. Alexey Shved sumó 107 canastas de tres en la temporada 17/18 y el segundo en este apartado es nuestro Sergio Rodríguez con 92 en el mismo curso jugando para CSKA. El francotirador ruso jugó 34 partidos, de los cuales 4 fueron de playoffs, siendo 91 triples los que anotó en la fase regular. Si Isaiah juega los 17 partidos que le quedan manteniendo el nivel de acierto (3’06, 12º en este apartado en una temporada en la historia y sexto en la proporción a cuarenta minutos con 4’8) acabaría con 104, batiendo el récord en la liga regular y quedándose a solo tres de los totales, sumando todas las fases. Y este UNICS tiene muchas posibilidades de jugar playoff, por lo que el récord general podría caer en manos del jugador formado en la universidad de Murray State.

isaiah-canaan-unics-kazan-eb21.jpg

Isaiah Canaan anotó 6 triples en la victoria contra Milán (foto: Euroleague.net)

JOHN BROWN III BATIRÁ EL RÉCORD DE ROBOS EN UNA TEMPORADA

Sin duda se trata de una afirmación categórica, pero es que tanto los números como las sensaciones son claras y tan solo algún tipo de lesión podría impedir que John Brown se convierta en el jugador con más robos en una temporada de la Euroliga. El intenso jugador de UNICS Kazan lleva actualmente 44 recuperaciones, quedando por jugar toda la segunda vuelta, mientras que el mayor número de robos en un curso son los 64 de Ginobili en la temporada inaugural de la Euroliga (00/01). Es cierto que, en cuanto a medias, los 2’59 de Brown solo lo sitúan en el puesto 21 histórico, en una lista en la que hay hasta doce jugadores con promedios de 3 o más robos, entre ellos nuestro Ricky Rubio (6º), que consiguió 3’19 en la 06/07 con DKV Joventut. Pero esto no quita mérito al hecho de que, si juega todos los partidos de la segunda vuelta y mantiene la media actual, dejaría el récord en 88 recuperaciones, muy por encima del actual.

El de las rastas y gafas peculiares lidera una clasificación que suele estar dominada por jugadores exteriores, como demuestra el hecho de que para ver otro interior nos tenemos que ir al puesto número doce donde vemos a Nicolo Melli, seguido de Guerschon Yabusele. Pierria Henry, otro ilustre ladrón, encabeza la lista de perseguidores pero a cierta distancia con 1’94. Hay que mencionar que John Brown es el segundo jugador que más minutos juega de media en esta Euroliga con 30:29 tras los 31:50 de Vladimir Lucic, pero aunque jugara menos seguiría dominando esta estadística, ya que en la proporción a cuarenta minutos sus 3’4 aún sacan más ventaja a los 2’69 de Henry.

Las recuperaciones del jugador con nombre muy común y aspecto peculiar son solo una pequeña muestra del trabajo que realiza en la cancha. John Brown es un guerrero incansable que ha sido el mejor defensor de esta primera vuelta de la Euroliga. Su intensidad permanente aporta intangibles contínuamente para su equipo pero también se convierte en algo medible con promedios de 9'6 puntos, 4'5 rebotes y 1'2 asistencias, lo que sumado a las mencionadas recuperaciones lo lleva a 11'3 de valoración. Su nombre seguro que ya está en las agendas de los equipos más potentes de la competición y ya ha despejado todas las dudas que su escaso tamaño para un interior generaban en el inicio de su carrera.

john-brown-unics-kazan-eb21.jpg

Jhon Brown anota en postura acrobática contra CSKA (foto: Euroleague.net)

YA ESTUVIERON A PUNTO DE CONSEGUIRLO EN LA EUROCUP

Isaiah Canaan y John Brown ficharon por UNICS Kazan en la temporada 20/21. El exterior debutaba en Europa tras haber jugador 235 partidos en la NBA y de promediar 21’4 puntos y 3’7 triples con los Stockton Kings en la G League en la 19/20. El camino de Brown había sido totalmente distinto, subiendo año tras año “ganándose el pan con el sudor de su frente”, como diría Andrés Montes, tras haber debutado en la A2 italiana en 2016, como nos contaba nuestro redactor Lander Pérez en este artículo sobre su trayectoria titulado “John Brown, el extraño elemento de UNICS Kazan”.

El equipo que juega como local en el Basket Hall de Kazan lleva años siendo uno de los equipos potentes de la historia de la Eurocup, competición que ganó en 2011, y con la de esta temporada suma su cuarta participación en la Euroliga. Pero el curso pasado UNICS no era el principal favorito del torneo, papel que estaba claramente reservado a la Virtus Bolonia de Milos Teodosic y Marco Belinelli. Pero los de Kazan realizaron una temporada ascendente que los llevó a la final de la competición tras eliminar precisamente al equipo italiano. No pudieron hacerse con el título al perder con AS Monaco pero se llevaron igualmente el premio de volver a la Euroliga.

El líder de esa plantilla era Jamar Smith, el fino tirador que pasó por Unicaja y que es uno de los jugadores históricos de la Eurocup. Smith fue el máximo anotador y el más valorado del equipo, pero seguido de cerca en puntos por Canaan (14’1) y por Brown en valoración (14’5).  El equipo entrenado por Dimitris Priftis comenzó flojo con 6 victorias y 4 derrotas en la fase regular, entre ellas los dos partidos contra Joventut, pero ya empezó a carburar en el Top 16 con 5 triunfos y un solo partido perdido. En cuartos de final tuvo un duro rival en sus compatriotas de Lokomotiv Kuban, cuya estrella era el actual base del Real Madrid Nigel Williams Goss, bien acompañado por jugadores como Kevin Hervey, Mantas Kalnietis o MIndaugas Kuzminskas. Smith, Jordan Morgan y Okaro White fueron los jugadores claves en esta elminatoria.

Llegaba el coco en forma de un equipo con algunos de los mejores finos estilistas de Europa como Milos Teodosic pero enfrente se encontraron a un guerrero como John Brown III. El nacido en Jacksonville (Florida) se fue a 18’3 de valoración para liderar con su trabajo una de las sorpresas de la temporada. Sus 20 puntos, 8 rebotes, 2 robos y 31 de valoración en el tercer encuentro dieron el pase a la UNICS a la Euroliga.

Volviendo a las dos facetas estadísticas en las que más destacan respectivamente Canaan y Brown, el exterior sumó 62 triples en 24 partidos, a solo uno de Chris Lofton. El fantástico tirador que tuvo un breve paso por nuestro país en las filas de Estudiantes y Baskonia mantiene el récord y lo logró en 18 partidos con un 41’2% de acierto, mientras que Canaan no fue tan efectivo ese curso ya que lo que si batió fue el récord de intentos triples totales en una temporada con 174 (35’6%).

John Brown se quedó un poco más lejos del récord en robos de la Eurocup en una temporada al conseguir el tercer hito histórico con 45 robos en 24 partidos. Por encima de Brown está la 13/14 de Justin Doellman con 46 en 24 partidos y, sobre todo, la barbaridad de Jerry McCullough, que consiguió 49 en tan solo 13 partidos. McCullough fue un pequeño base (1’79) que jugó en Euroliga con la Cibona en la 06/07 y que pasó por la Eurocup en las filas del propio UNICS Kazan. También jugó en la liga francesa y fue compañero de nuestro Roger Esteller en PAU Orthez en la 00/01, ganando el título y siendo el “Tigre de Sants” el MVP de la final. Su récord fue con Metis Varese en la 03/04 en la aún llamada ULEB Cup, temporada en la que logró el récord en un solo partido con 11, hito que aún mantiene empatado con Dror Hagag, que lo consiguió en la 06/07 con Hapoel Migdal.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
5 años 6 meses
#Contenidos: 
1,307
#Comentarios: 
3,113
Total lecturas: 
3,654,726

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar