Solapas principales

Que fue de … Marko Banic, el jugador croata que enamoró a la afición bilbaína

  • El interior croata participó en la etapa gloriosa de Bilbao Basket

Hace ya más de diez años, en aquel final de temporada en 2012, en el que Marko Banic puso fin a su carrera en Bilbao Basket. El croata había llegado con tan solo 21 años a la disciplina bilbaína y se fue siendo todo un ‘hombre’ siete años después. En 2019 colgó la camiseta, siendo el ahora ‘desaparecido’ KK Cedevita de Zagreb, su último equipo con 35 años. En Solobasket repasamos que ha sido de Marko Banic.

Disfrutando de su tierra

El fin de la carrera de Marko Banic llegó en 2019, al concluir la temporada 2018-19 y confirmarse la fusión de KK Cedevita con el Olimpija de Ljubiana para la siguiente campaña. Desde entonces, Banic se ha establecido de nuevo en Croacia tras muchos años fuera de su país y se mantiene entre su Zadar natal y la capital, Zagreb, donde acude a eventos profesionales, muchos relacionados con el mundo del baloncesto.

Marko Banic en una entrevista para el medio croata Sport023 reconocía estar disfrutando actualmente de una vida más tranquila en la que disfrutar de cosas que se había perdido con el baloncesto y aprovechar el tiempo con su familia. El croata sigue mirando de reojo el deporte en el que fue profesional y sigue pendiente de los jóvenes de su ciudad, Zadar. Sin embargo, el croata también está probando nuevos deportes como las artes marciales, una de sus pasiones más allá del baloncesto.

Sus últimos destinos

La carrera de Marko Banic acabó en su país de nacimiento, Croacia, en las filas del KK Cedevita Zagreb en 2019. El jugador llegó en noviembre de 2018 y no pudo disputar muchos partidos debido a problemas físicos, lo que evidenció que el final llegaba. El 30 de mayo de 2019 tuvo lugar el último partido de Marko Banic, en la final de la Liga ABA Adriática ante un Cibona Zagreb que se acabó llevando el título tras ganar 98-100, y en el disputó 11 minutos para 6 puntos y 4 rebotes.

Marko Banic con el KK Cedevita. Fuente: ABA League

Antes de recalar en el KK Cedevita, Marko Banic puso fin a su carrera internacional tras una temporada en el Pinar Karsiyaka de Turquía. El croata disputó con los turcos la Basketball Champions League y tuvo su última campaña estable con unos promedios de 19 minutos por encuentro con 8,2 puntos y 2,6 rebotes para 8,9 créditos de valoración.

Dos etapas en UNICS Kazan

A parte de Bilbao Basket, el UNICS Kazan ha sido el equipo en el que más temporadas ha jugado fuera de Croacia Marko Banic. El jugador encadenó tres campañas en el conjunto ruso en dos etapas distintas. La primera de ellas llegó justo después de su etapa magnífica en Bilbao, en el que parecía el trampolín de su carrera deportiva. Lejos de ello, una lesión grave en el cartílago de su rodilla derecha le dejó fuera de la temporada habiendo disfrutado solo tres partidos.

A pesar de que en 2013 las cosas no acabaron bien entre Marko Banic y UNICS Kazan, ya que los rusos rescindieron el contrato del croata a pesar de haberse recuperado satisfactoriamente de la lesión, el jugador regresó al club en 2015 para su segunda etapa. Sin embargo, volvería a no encontrarse Marko Banic. El croata no se adaptó a la fría Rusia como lo hizo en España, y solo contó con una actuación regular en la primera temporada (7,1 puntos y 2,6 rebotes) para ver disminuidos sus minutos en su segunda campaña.

El mejor tiempo de su carrera: los años dorados de Bilbao

Lo que queda claro al repasar la carrera deportiva de Marko Banic en el baloncesto es que sus mejores años los tuvo en el mejor Bilbao Basket. Llegó en 2005 cedido por el entonces Akasvayu Girona, con el que no llegó a jugar, y se quedaría siete años más que le daría para vivir la mejor etapa de la historia de Bilbao Basket.

Marko Banic tuvo su mejor etapa siendo jugador de Bilbao Basket. Fuente: ACB Photo

Y es que lo que lo hizo especial la relación entre ambos fue que Marko Banic creció a la misma vez que lo hacía su equipo. Le costó adaptarse y pasó desapercibido sus primeros años, pero de ahí pasó a ser MVP de Eurocup y formar parte dos veces del quinteto ideal de la competición y alcanzar la final de ACB y debutar en Euroliga con Bilbao. El ala-pívot se convirtió en uno de los jugadores franquicia junto a Alex Mumbrú, Axel Hervelle o Javi Salgado y su implicación haría que fuera muy querido por la afición bilbaína.

En Bilbao se sintió como uno más y de lo más integrado en el vestuario y en una ciudad que lo acogió desde el primer día. De ahí que cuando Marko Banic se despidió de Bilbao Basket salieran lágrimas de sus ojos. Tras ello, el que fue su entrenador en Bilbao, Txus Vidorreta, le ficharía tras su etapa fallida en Rusia para el Movistar Estudiantes con un promedio de 10,5 puntos y 3,8 rebotes en el que sería su última etapa en la Liga ACB antes de fichar por el ALBA Berlín de Alemania.

 

Foto de portada: ACB Photo

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 12 meses
#contenidos: 
547
#Comentarios: 
341
Total lecturas: 
1,085,785