Solapas principales

Theodore impide la resurrección del Barça en Milán (78-74)

  • Desperdician una ventaja de 15 puntos los de Sito

Cuando uno se topa de frente en Milán con la Piazza Affari y la sede central de la Bolsa, se da cuenta enseguida de la importancia de este centro comercial e industrial, que acoge a sedes de tantas multinacionales de renombre. Como si quisiera pujar en esa compra-venta de expectativas, intentaba esta noche el Barça recuperar créditos perdidos por una mala semana en la que encadenara tres derrotas seguidas e hiciera bajar sobremanera la cotización de sus perspectivas después de tan inmaculado comienzo. Buscaba este Barça perdido recobrar parte de aquella solvencia, quizás en el más adecuado de los escenarios, el Mediolanum Forum del equipo más glamuroso de la Euroliga. En cambio, sale de Milán este disoluto Barça con su curva de cotización aún en caída y su prima de riesgo al alza, sin que haya podido resolver los problemas que empezaran en Belgrado hace apenas seis días, con unos acreedores que comienzan a pedir cuentas y unas agencias de calificación que empiezan a revisar análisis y rendimientos. Cuatro son ya las derrotas seguidas, pero peores son, si cabe, las formas y las impotencias demostradas en cada una de esos reveses. Eso, las expectativas y los créditos, es lo que más debe preocupar ahora mismo en Can Barça.

Para empezar la cotización de hoy, iniciaban los de Sito con cuatro ataques sin fallo con los que despejar fantasmas y una defensa ajustada que reconstruyera orgullos y créditos perdidos. Con el jugón Theodore en el quinteto titular por la obligada baja de última hora de Goudelock, buscaba Pianigiani ahondar en la herida más evidente de esta semana trágica blaugrana, pero no le salía la jugada al técnico italiano, cosido por el rebote ofensivo de Vezenkov y el tino exterior, hoy sí, de Heurtel.

Fluía el básquet en el glamuroso pabellón milanés y casi todos los ataques acababan con final feliz para subir cotizaciones, hasta que el ácido láctico y el poco aire en los pulmones comenzaban a bajar porcentajes y generar pérdidas. Así, el marcador que tanto corría al principio, se congelaba en los tres últimos minutos del primer cuarto, hasta que Moerman clavaba un triple mientras sonaba la bocina, para dejar la primera pausa en 17-22.

Aprovechando las debilidades defensivas italianas, hasta Pressey y Navarro anotaban con facilidad para poner máxima ventaja al inicio del segundo cuarto (19-26 min. 12). La Leyenda abusaba de la defensa de Cinciarini para poner +10 y ocho puntos en su haber en un par de minutos. Cuestión de reputaciones. El enésimo show de La Bomba al calor de la perezosa defensa roja. En cinco minutos el parcial era de 2-12 para renacimientos blaugranas y 15 puntos de ventaja.

Y cuando este Barça bipolar se asomaba al hidromasaje y a la sauna de recuperación en el mejor y más idílico de los escenarios que le permitiera recuperar clasificaciones de créditos en mayúsculas, un 12-0 de parcial proveniente de los primeros valores negativos de Navarro y de la repetición de errores pasados, metían de nuevo en partido a Armani Milán, de la mano del lituano Kalnietis y del estadounidense Tarczewski (35-37 min. 19). Jordan Theodore sacaba su clase de jugón para dejar un floater que empataba la partida al descanso (39-39) y devolvía a la negra realidad a los de Alonso. Una vez más, iba y venía este Barça ciclotímico que ríe y llora en la misma jugada, que aparece y desaparece como famosos ríos, tan sensible él, que equipos sin victorias y sin jugadores franquicia son capaces de endosarles parciales como el de los últimos minutos del segundo cuarto.

Nadie imponía su juego en los cinco primeros minutos de la reanudación, hasta que Heurtel afinaba su puntería para sumar ventaja de cuatro (46-50 min. 26). El francés acompañaba a Navarro en dobles dígitos de anotación, justo cuando éste regresaba a la cancha. No generaba el de Sant Feliu los fuegos artificiales del segundo cuarto y el partido se volvía feo y desagradable, como si no quisiera saber nada del entorno en el que se jugaba. Dos canastas seguidas de Kalnietis daban de nuevo la ventaja a los locales, para cerrar el periodo en 54-53 y mucho más error que acierto sobre la pista.

Highlights: AX Armani Exchange Olimpia Milan - FC Barcelona Lassa

Pressey, Navarro y Koponen (quien lo diría) conformaban la línea exterior para empezar el último acto, mientras Theodore afilaba instintos en la banca. Nadie anotaba y el partido se tornaba ya definitivamente sin crédito alguno que entusiasmase a futuros inversores. Kalnietis seguía castigando aquellas rotaciones y ponía +5 a los suyos a falta de seis minutos, justo cuando comparecía por primera vez Oriola en el partido.

Seguía calificando a la baja el Barça al regresar los despistes detrás, el descontrol delante y Theodore a la cancha. Dos penetraciones a derechas sobre la defensa de Hanga del de Englewood mantenían la ventaja local (65-60 min. 35), mientras Heurtel intentaba ganar el partido solo. Los síntomas del enfermo se reproducían y los nervios afloraban. Theodore hacía de Goudelock para amasar posesiones y sumar desde el tiro libre. A partir de la velocidad de sus piernas dejaba atrás al alero húngaro, responsabilizado por su entrenador de parar la única arma ofensiva italiana.

Y cuando el ex de Banvit tenía que soltar el balón por mor de los traps agresivos, Gudaitis aprovechaba las rotaciones defensivas de los interiores para palmear media victoria local (74-65 min. 38). Dos triples consecutivos de Moerman y Ribas buscaban la injusta redención sobre una perdida convicción blaugrana que comenzara a desaparecer en Belgrado y a reproducirse en Milano.

Aunque tampoco es que anduvieran los de Armani sobrado de confianza, con su casillero de victorias hasta hoy en cero. Varias pérdidas suyas daban la oportunidad al Barça de tener posesión para empatar. Una bola que Oriola estallaba sobre la canasta en un roll desequilibrado después de más de treinta minutos en el banco y una antideportiva de Moerman terminaban de desplomar el valor de las acciones blaugranas en forma de cuarta derrota consecutiva en apenas seis días. Así es este mundo de las volatilidades en los proyectos que empiezan. En la Piazza Affari lo saben muy bien. Ni tan alto era el valor de aquellas acciones hace una semana, ni tan baja la calificación en la cotización de mañana. Pero así funciona este mercado. Cuestión de expectativas. Y de juego, claro.   

1 A falta de Goudelock, bueno es Theodore: poco antes de comenzar el partido se sabía de la baja de la Mini-Mamba y el otro gran jugón del equipo asumía roles y posesiones. Aceptaba el reto sin dudarlo el jugador estadounidense, acostumbrado a echarse a las espaldas equipo de menos encanto y peores ligas. Sus 19 puntos, 7 asistencias y la velocidad de sus piernas fueron imposibles de asumir para los defensores azulgranas. Otra vez, donde más duele y más carencias se observan, pica el equipo contrario para sacar ventajas y sobre todo, victorias.

2 Este Barça es un Guadiana: aparece y desaparece. Ríe y llora. Viene y va. O no vuelve. Este Barça es capaz de encadenar parciales que le ponen 15 arriba con la solvencia del que ataca las debilidades del adversario, como es capaz de dejarse comer el terreno con la impotencia de quien lo ve y nada hace. El segundo cuarto de hoy, un botón de muestra ideal. De la derrama de puntos de Navarro para sumar ventajas cómodas a llegar con el partido empatado al descanso, sin identificar muy bien porqué. O sí, y no saber remediarlo.

3 Las extrañas rotaciones: otra vez sorprendía Alonso con su gestión de minutos y de banquillo. Cuando todos nos preguntábamos si a Oriola le pasaba algo para que no jugara nada hasta el minuto 34, apostaba las castañas Sito con el de Tárrega en los últimos seis minutos de encuentro, sin que Tomic y Seraphin nunca fueran hoy factor. Con Ribas viendo desde su asiento como Theodore rompía una y otra vez a Hanga y Pressey perdiéndose una vez más por entre el engranaje de su equipo, llegaban los despistes detrás y el descontrol delante, acuciado nuevamente por la falta de gobierno que tanto afecta a este equipo últimamente. Y que tanto le está costando.  

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
4 años 11 meses
#Contenidos: 
143
Visitas: 
445,706
Comentarios: 
651

Comentarios

Ten dignidad don Sito y dimite como tu amigo Prigioni. No hagas la montaña de mi3rda mas grande de lo que esta.
Te traen lo que pides y sigues haciendo aguas. Ni eres un entrenador "lider" ni haces jugadores "lideres" porque aun ninguno es capaz de dar un paso adelante cuando las aguas se enturbian. Sale una estrellitta diferente cada partido, y asi no puede ser Don sito. Lo mismo aparece koponen, que otro partido aparece moerman, que otro Seraphin...etc. Incapaz de que 3-4 jugadores sean regulares de manera continuada.
Mandarinas Heurtel parece que juega por hacerse la foto mas que por dignidad de ser "recordado".
Don Acabado Navarro sacando la cara por los colores, para mear y no echar gota

Yo creo que no mijuan. Este año hay una plantilla más física (hecho importante ante el aluvión de partidos durante la temporada y para mantener intensidad) y la relación con el entrenador no es como la que había com el griego al cual le hacían la cama. Aunque parezca paradójico quizá recuperar a Rice sea una opción, ya que en el puesto de base hay un agujero (Heurtel es buen jugador pero no es cerebral y Pressey no lo veo para un Barcelona). Hay tiempo y mimbres (falta Sanders) para reconducir la situación, el año anterior no daba esa sensación

Veo al equipo tan perdido como la pasada temporada.Con más calidad aunque no mejorar éste año se hace difícil.
Coincido en que falta un lider o líderes en el equipo. Un jefe o 2° entrenador en la cancha.
Y en cuanto al juego interior... si tenéis que depender de Sehaphin...pues apaga y vámonos.Si con Tomic teníais una losa que soltar,creo que éste año van a ser dos

Era un partido para dos equipos necesitados. El Armani no es la banda de hace unos años, tiene mejor pinta y al fin compite. En el Barcelona de ha desvanecido la ilusión inicial, no es mal equipo pero tampoco la máquina física que parecía que ganaría sus partidos por aplastamiemto. Aún es pronto y ya hemos visto que las sensaciones que transmiten Madrid y Barcelona se han volteado...puede volver a pasar a la inversa, la temporada es larga. Don Alfonso volvió a contar con Navarro y éste demostró que le puede aportar algo aún. Con los pívots no se aclara cuál le gusta más

Es verdad que al Barça le falta un líder: Heurtel, Ribas, Hanga o Koponen son buenos jugadores pero no líderes
Y menudo paquete es Seraphin, jugador sobrevalorado..
Y un respeto para JeanCarles que ayer fue un complemento de lujo

Ojo con el momento del FCB. Equipo en construcción casi completa, entrenador sin grandes éxitos, jugadores que necesitan apoyo y confianza para madurar o recuperar, y un jugador agotado que lidera emocionalmente un vestuario pero sin peso en la pista. Esperemos que varias victorias balsamicas seguidas recuperen el timon...

Niebla espesa en el techo de palau, y una voz cada vez mas nitida, procedente de Atenas......" balones a Juanqui, balones a Juanqui, balones a Juanqui" 3 veces

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar