La Euroliga, el oscuro objeto de deseo del Barça

Solapas principales

El Barça de Sarunas Jasikevicius ya calienta motores de cara al inicio de los decisivos play-off de la Euroliga.  Los azulgranas bordaron la fase regular con un liderato incuestionable.Algo que. fue la culminación de una mejora, ya definida en la campaña anterior. cuando el conjunto azulgrana marchaba en tercera posición en el momento en que la competición se suspendió por la irrupción de la pandemia de coronavirus.

Bajo el actual sistema de liga regular de todos contra todos,, el Barça había sido quinto (ejercicio 2018-19), y había acabado decimotercero y decimoprimero, respectivamente, en los dos anteriores años.
Ganas de resarcirse en la máxima cita continental en la que el club azulgrana -uno de los históricos del torneo- ha sido campeón solamente en dos ocasiones (Barcelona 2003 y París 2010). Dos citas en las que, por cierto, no estuvo un tal Pau Gasol nmerso, por entonces, en su exitosa carrera NBA y que ahora ha vuelto al club en su dorada madurez. Ya ha llovido. pues,, desde la última ocasión en la que el club levantó el máximo cetro europeo dirigido entonces por Xavi Pascual que, a la sazón será ahora el rival, dirigiendo al Zenit de San Petersburgo,en la cita decisiva de los play-off por lograr un billete para la Final Four de Colonia.
El proyecto culé, liderado por Jasikevicius  desde el banquillo (uno de los miembros de la plantilla campeona hace 18 años) y por Nikola Mirotic en la pista afronta un reto mayúsculo en una temporada que ha transcurrido marcada por la influencia, de nuevo, del COVID-19. Un elenco de lujo al que se ha añadido Pau. ¿Bastarà todo ello?
Todo un desafio en un ejercicio, a nivel global, marcado también en el FC Barcelona por el retorno a la presidencia de Joan Laporta, que era el máximo mandatario, del club cuando la sección de basket logró su segunda Euroliga en París. Un desembarco el de Laporta que implicará, por otro lado, cambios en la cúpula de una sección, que está a la espera de ver como le afecta de cara a la próxima temporada la anunciada 'economía de guerra' a nivel presupuestario que va a vivir la entidad. Ascenso de nombres como Juan Carlos Navarro o Roger Esteller están sobre la mesa, llegadas que, todo apunta,, supondrá salida del actual GM Nacho Rodríguez Movimientos no confirmados oficialmente. 
En este contexto y aislado del ruido exterior, el Barça buscará en la pista, un sueño largamente perseguido. Todo ello en una competición en la que la presencia de aficionados está marcada por las decisiones de los diferentes gobiernos en este contexto de pandemia.Algo que, por ejemplo, se traduce -si nadie lo remedia- en que durante el play-off, el Zenit tendrá apoyo en las gradas mientras que el Barça jugará a, de nuevo, a puerta cerrada en el Palau. Un ejemplo extensible a otros participantes.
Una cuenta atrás de cara a la hora de la verdad en la Euroliga que, por cierto, se ha visto alterada por el anuncio de una reunión, entre bambalinas. La misma, celebrada el pasado domingo en Atenas contó con la presencia de siete clubs (Maccabi, Olympiacos, Panathinaikos,, Armani Milan,. CSKA Moscú, Zalgitis y Anadolu Efes) descontentos, al parecer, por la política económica de la cúpula. ¿Qué saldrá de ahí? ¿Movida en el seno de la máxima competiición continental? Esperaremos acontecimientos. Mientras, sobre el parquet, ese Barça que tanto ha ilusionado en este ejercicio aspira a reencontrarse con la historia en la temporada del coronavirus. Hagan juego.

 

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar