Solapas principales

Cáceres, trabajo, humildad y baloncesto

  • Roberto Blanco seguirá, en su cuarto año al frente de los verdinegros, construyendo un proyecto cada vez más sólido.
  • Sólo Jorge Sanz y Devin Schmidt permanecen de la campaña anterior.

Tiene Roberto Blanco un nuevo retro frente a sí en a cuarta temporada en la que el técnico placentino dirija al Cáceres Patrimonio de la Humanidad en LEB Oro.

Desde que Blanco tomase el control del Cáceres Patrimonio de la Humanidad a mediados de la temporada 2018-2019 en sustitución de Ñete Bohigas, el equipo ha conseguido acariciar los playoffs en dos ocasiones. La primera de ellas, en la inconclusa liga 2019/20, en la que el Cáceres se situaba en puestos de luchar por el ascenso cuando el coronavirus provocó la prematura finalización de la competición. La segunda, la pasada temporada, en la que los verdinegros empataron como cabeza de grupo con el Real Murcia Baloncesto, equipo que terminó disputando el playoff gracias al basketaverage.
Se vuelve a confiar en quien consideran un hombre de la casa para conseguir los objetivo del club marcados para la campaña 2021-22.


BASES

Jorge Sanz, capitán del equipo, está llamado a liderar este proyecto desde la dirección de juego. Sanz, que hizo una buena temporada pasada, es una de las dos caras conocidas del club, que ha sufrido una completa renovación. El base madrileño disputo un total de 24 partidos la pasada campaña con unos promedios de 5.1 puntos, 4.2 rebotes y 2.7 asistencias para una valoración de 10.6.

Mateo Díaz será el recambio en la dirección, el joven base italo argentino, de 19 años, llega al equpo a modo de cesión desde el Río Breogan de la liga Endesa. El nuevo jugador extremeño ha sido internacional con la selección argentina en sus categorías inferiores. La pasada temporada promedio 2.7 puntos y 1.2 rebotes para una valoración de 1.5 en casi 10 minutos de juego por noche.

ESCOLTAS/ALEROS

Devin Schmidt fue la primera renovación del Cáceres Patrimonio de la Humanidad. El escolta nacido en Sevierville fue uno de los hombres importantes en los esquemas de Roberto Blanco, acumulando una media de más de 26 minutos por partido. En su labor destacó por su capacidad anotadora en cualquier situación de juego, alcanzando los 15,5 puntos de media. Un peligro constante desde el perímetro.

Manu Rodríguez llega para aportar trabajo en el perímetro extremeño. No tuvo un buen año de cara al aro la pasada campaña en Granada, pero es un magnífico jugador de equipo y un currante del parquet que puede aportar puntos, rebotes, defensa e incluso subir el balón si los bases están presionados. Esperemos recuperar la mejor versión de Manu en Cáceres.

Jaume Lobo, joven escolta de 24 años, completará la rotación en el puesto de 2. Llega desde LEB Plata, donde esta temporaa ha destacado con el CB Clavijo. Lobo (24 años, 1.80m) ha firmado 14.2 puntos y 1.5 asistencias la pasada temporada.

Carlos Toledo es otro joven valor para esta temporada. El alero regresa a la que fuera su casa durante tres años tras militar las últimas dos campañas en el Grupo Alega Cantabria de LEB Plata. Promedió la pasada temporada 9.1 puntos, 4.5 rebotes y 1 asistencia para 9.8 de valoración, vuelve a LEB Oro más maduro físicamente, pieza interesante en la rotación exterior y un jugador en clara línea ascendente.

Romaric Belemene será al músculo de este Cáceres. Puede jugar de alero o de ala pívot dada su espectacular condición física que le permite destacar en defensa y rebote, como demostró la pasada temporada en Coruña donde promedió 5.1 puntos y 2.4 rebotes. Si consigue controlar su ímpetu y evitar acciones precipitadas puede ser un jugador que aporte mucho.

INTERIORES

Duje Dukan llega para ser el recambio de Slavica en el Cáceres. Con 29 años y 2,08 metros de altura, se trata de un habilidoso interior caracterizado por sus buenos movimientos en la pintura y por sus dotes en los lanzamientos tanto de media como de larga distancia. Dukan conoce a la perfección el baloncesto español, cuenta con experiencia tanto en ACB como en LEB Oro. En la temporada 2019-20, con la camiseta de Estudiantes, promedió 5,3 puntos y 2,1 rebotes en 19 partidos jugados. El pasado ejercicio fue una pieza importante en el TAU Castellón, con el que disputó 31 encuentros con un promedio de 6,9 puntos, 2,4 rebotes en poco más de 16 minutos de juego por partido, con unos buenos porcentajes en tiros de campo.

El trabajo y la experiencia bajo aros la pondrá Julen Olaizola. El jugador vasco llega desde el Acunsa GBC de la liga Endesa con los que jugo un total de 31 partidos con unos promedios de 1.6 puntos y 1.8 rebotes en casi 9 minutos en cancha por noche. Este pivot de 2.02m ofrecerá versatilidad al juego interior de Roberto Blanco pudiendo jugar tanto de ala pívot como de cinco puro.

Cáceres cierra su plantilla el camerunés Benoit Mbala procedente del Aix-Maurienne de la PRO B francesa. El jugador africano promeció en Francia 11 puntos y 4.7 rebotes. Mbala tiene experiencia la NCAA tras militar en las universidad de Manila y La Salle, posteriormente debutaría como profesional en México con el Fuerza Regia de Monterrey para posteriormente disputar las ligas de Corea del Sur y Francia, todo un trotamundos capaz de adaptarse a diferentes características del juego. A pesar de sus escasos 2m de altura es un pívot con una gran potencia física, muy ágil y con una buena movilidad en la zona lo que le permite en ocasiones jugar abierto en posiciones de cuatro.

OBJETIVO

Este Cáceres está pensado para no pasar apuros en la mejor LEB Oro de los últimos años. Los extremeños tienen potencial para hacer un buen papel y mirar más hacia arriba que hacia abajo. Roberto Blanco viene haciendo un buen trabajo y busca seguir creciendo, aunque con un bloque totalmente nuevo puede tardar en arrancar.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
14 años 2 meses
#contenidos: 
760
#Comentarios: 
6,509
Total lecturas: 
5,226,697

Comentarios

Leyendo las descripciones y los adjetivos de los jugadores, si cambio los nombres por los de Steph Curry, Lebron James, o Usman Garuba no hay gran diferencia... "joven valor", "ágil y buena movilidad", "habilidoso interior", "versatilidad"... En fin, los licenciados en periodismo deberían cambiar la plantilla que utilizan de vez en cuando para escribir de un equipo, y si un jugador tiene un talento mediocre, pues es que lo tiene, no pasa nada.