Solapas principales

  • España consiguió superar a Canadá en cuartos con un último parcial de 29-7
  • 20 puntos de Gari, 15 de Ndour y Romero

España 80 - Canadá 62

Un paso más y España ya está metida en la lucha por las medallas. El último fue superar a Canadá en el cruce de cuartos, el otrora maldito, en un partido duro en el que la igualdad se mantuvo hasta el final. En el cuarto tiempo, sin embargo, las españolas hicieron visible su superioridad para lograr la victoria y el pase a semifinales, donde espera Francia, que superó a Brasil (39-51). 

Y es que los cruces son traicioneros, el todo o nada eleva la tensión de los enfrentamientos y se igualan las fuerzas. Así fue en el partido entre España y Canadá, que como suele suceder, comenzó con los dos equipos dubitativos y reñidos con el aro. Pocos puntos en el comienzo en el que las norteamericanas se ponían por delante, 3-7 tras más de cuatro minutos de juego. No conseguían las españolas encontrar una referencia ofensiva como en otras ocasiones, algo que no importaba cuando todas conseguían anotar; Gari, Pujol, Ndour, Romero, Arrojo y la última, Rodríguez, que ponía el definitivo 14-16 con el que se cerraba el primer parcial. 

small_okav8a3341.jpg

Irene Gari (Foto: FIBA)
Sacudidos ya los nervios, el equipo español se vio decidido a dominar el partido y pronto lo consiguió con el marcador, a base de triples, dos consecutivos de Gari y De Alfredo para poner a España por primera vez por delante en el segundo cuarto, 19-18. Colley y Grant-Allen respondían por parte del conjunto canadiense para mantener la igualdad y el partido volvía a entrar en una fase de errores; las americanas sólo anotaban desde el tiro libre y las españolas se pasaban casi tres minutos sin anotar, hasta que en la recta final del segundo parcial, cuatro puntos de Ariadna Pujol, un triple de Leticia Romero y dos puntos de Belén Arrojo volvían a poner a España por delante. Cooper cerraba la primera parte y dejaba a Canadá mandando por la mínima, 36-37. 

El descanso le sentaba bien a las españolas, que salían con aires renovados y con hambre de victoria. Parcial de 6-2 de salida que contrarrestaban con presteza las canadienses con un 0-5. Entraba ahí en escena la figura de Ndour para anotar seis puntos consecutivos y dejar claro que quería ser quien dominase la zona a ambos lados de la cancha. Sin embargo, más de cuatro minutos sin conseguir anotar en la recta final del tercer cuarto era demasiado y Canadá se aprovechaba con un 0-9, que hacía pasar el marcador del 51-46 al 51-55 con el que se entraba en los diez últimos minutos. 

No imaginamos como fue la reprimenda de Carlos Colinas, seleccionador nacional, en el tiempo entre el tercer y el cuarto cuarto, pero fuera como fuera, surtió efecto. Aplicadas en defensa y eficaces en ataque, casi como si de otro partido se tratase, España pasó por encima de su rival en el último parcial. Incluso así, fue difícil, al menos en los primeros instantes, en que Wolfram se empeñaba en responder a cada acierto español, hasta que estas, llegaron en oleada. Anotaban todas de nuevo: Astou Ndour, Belén Arrojo, Elena De Alfredo, Irene Gari, Leticia Romero, Ariadna Romero y Yaiza Rodríguez; así hasta 29 puntos en un último cuarto magistral, que por fin, le daba la victoria a España por 80-62. 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
13 años 2 meses
#Contenidos: 
654
Visitas: 
3,339,645
Comentarios: 
2,928

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar