Solapas principales

WNBA logo

Guía WNBA 2011: El espectáculo está de vuelta

  • Conoce a los cinco iniciales de cada equipo que disputará la WNBA, competición que reúne a las mejores jugadoras estadounidenses, este año sin las europeas, que se quedaron por la disputa del Eurobasket

32680_0.jpg

WNBA logo
Después de haber ganado el título en 2010, las Seattle Storm parten como favoritas para la nueva temporada, aunque el refuerzo de varios equipos hará que todo sea posible.

La Conferencia Oeste está muy fuerte, con las Minnesota Lynx de Maya Moore presentándose como candidatas, y donde las Mercury de Diana Taurasi y las Sparks de Candice Parker tienen algo que decir, a buen seguro, frente a las campeonas Storm.

En la Conferencia Este las Atlanta Dream esperan dominar, pero es muy probable que equipos como las Chicago Sky o las New York Liberty puedan combatir la superioridad del equipo de Angel McCoughtry.

27856_0.jpg

Sancho Lyttle (Foto: Lafargue)
La ausencia de las jugadoras europeas, debido a su presencia en el Eurobasket 2011, afectará, sin duda, a la competición. Las de Seattle son quienes podrán sentir más la falta de sus “europeas”, pero los refuerzos de su plantilla se hicieron para anticiparse a las ausencias. Las Connecticut Sun se quedan sin Sandrine Gruda y las Chicago podrán perder a Ephiphany Prince a favor de la selección rusa.

La representación española en la WNBA quedará así reducida a Sancho Lyttle, en las favoritas del Este, Atlanta Dream.

Los partidos comienzan a disputarse el 3 de junio y todos se podrán seguir a través de WNBA Live Access.

 

Conferencia Este

Washington Mystics

32751_0.jpg

Alana Beard (wnba.com)
Después de terminar la Conferencia Este en la primera plaza, las Mystics cayeron en la primera ronda de los playoffs en 2010, así que algo había que cambiar en el Distrito de Columbia. El primer cambio fue la entrenadora, promoviendo a Trudi Lacey, que llevaba dos años como asistente en el equipo. Otro cambio será el regreso de Alana Beard, que no jugó la temporada pasada por lesión. Ahora, será ella quién conducirá el balón en el equipo de Washington. A su lado, la finalista de la temporada pasada, Kelly Miller, que llega de Atlanta con un gran deseo de tener más minutos.

Para la posición de alero, Marissa Coleman (que jugó en MKB Euroleasing Sopron) asegura su posición. Debajo de los aros, Nicky Anosike, de Ros Casares, y Cristal Langhorne formarán una nueva dupla para intentar volver a tener éxito en la Conferencia Este. Las previsiones no son muy favorables y las Mystics podrán tener dificultades para llegar al playoff.

New York Liberty

Confirmando los cambios en la Conferencia Este de WNBA, el segundo clasificado de la temporada pasada tendrá grandes problemas para repetir sus éxitos. El equipo que juega en Newark tiene un nuevo entrenador, John Whisenant, que vuelve a la WNBA después de haber sido campeón en 2005 con las Sacramento Monarchs. En la equipo de la Big Apple se mantiene una fuerte candidata al premio de MVP en la temporada regular. Hablamos de Cappie Pondexter, que es el alma y el corazón de las Liberty. Leilani Mitchell, la pequeña base que ha llegado a la final de Eurocup con el Arras, volverá a tener la responsabilidad de dirigir el juego de su equipo.

Nicolle Powell, que conquistó la Liga Polaca, es una de las piezas clave en el equilibrio del equipo, contando con Plenette Pierson y Janel McCarville como fuerzas interiores, que tienen la gran responsabilidad denos hacer olvidar a Tay McWilliams-Franklin, que salió para Minnesota. Las Liberty contarán en su plantilla con la polaca Ewelina Kobryn, una de las pocas europeas en la competición, que hará, a los 29 años, su temporada rookie.

Indiana Fever

32752_0.jpg

Tamika Catchings (wnba.com)
El equipo de Indiana presenta una plantilla donde es evidente un conflicto de generaciones, pero hay que esperar lo mejor de un conjunto que tiene en su plantilla dos All-Stars y experiencia combinada con algunos valores de futuro. La entrenadora Lin Dunn regresa para su cuarta temporada con las Fever y volverá a poner su equipo en las manos de su más joven titular, Briann January. Como escolta, Katie Douglas, WNBA All-Star y jugadora del Ros Casares tendrá como misión anotar lo máximo posible. La figura del equipo es Tamika Catchings, también WNBA All-Star y líder en puntos, rebotes y asistencias durante la temporada pasada.

En el juego interior, Tangela Smith (llegada de Phoenix) y la canadiense Tamara Sutton-Brown imponen mucha experiencia y poderío físico. La cuestión es si su experiencia puede acabar por ser un punto negativo, con la edad teniendo más peso que su aporte al equipo. Pero si las lesiones se evitan, Indiana podrá ser uno de los principales candidatos a ganar la Conferencia Este.

Atlanta Dream

La gran sorpresa de los playoff de la última temporada, cuando después de obtener la última posición en la segunda fase, acabó campeón de Conferencia y finalista de la WNBA. El fabuloso trabajo de la entrenadora Marynell Meadors, se basó en la gran temporada de Angel McCoughtry, que regresa a Atlanta después de haber sido una de las mejores jugadoras de la Liga Turca. Pieza también fundamental en este equipo es la española Sancho Lyttle. La campeona de Euroliga ha sido decisiva en su aporte al juego interior de las Dream.

Confirmándose como el equipo más 'extranjero' de la WNBA, Atlanta presenta en su cinco inicial la dupla brasileña Iziane Castro Marques y Erika de Souza. Es un Dream de sueño. Mientras la temporada pasada el conjunto fue liderado por la base Shalee Lehning, este año llega Lindsey Harding, internacional estadounidense que jugaba en Washington. Las dos lucharan por una plaza en el cinco, aunque la certeza es que las dos tienen mucha calidad para dar buen resultado.

Connecticut Sun

32753_0.jpg

Tina Charles (wnba.com)
En el equipo de Connecticut todo acontece en torno a Tina Charles y Renée Montgomery. Las dos jugadoras formadas en la Universidad de Connecticut conducen al equipo profesional de su estado, haciendo que todo qude en su entorno. Ambas terminaron temporadas europeas con gran éxito individual pero sin lograr títulos colectivos, y lo mismo pasará en la WNBA. El equipo necesita más valor y la ausencia de la francesa Sandrine Gruda volverá aún más complicada la temporada de las Sun.

El entrenador Mike Thibault tiene así una complicada tarea, la de llevar su equipo a un lugar en los playoff. En el cinco titular encontraremos a la base Kara Lawson y en las alas, a la experimentada Asjha Jones y la joven Kelsey Griffin. Será también importante medir la influencia de Kalana Green, ex compañera de Tina Charles en la Universidad, que llega de New York en un traspaso. Su integración en el juego de Thibault podrá acabar por ser decisivo en los éxitos de Connecticut.

Chicago Sky

El equipo de Chicago será, probablemente, el equipo del que más se espera en la nueva temporada. Para comenzar, buscó en Europa una entrenadora de gran calidad, Pokey Chatman, que se estrena en la WNBA después de ganar dos Euroligas y una Liga Rusa. Su impacto se hizo notar en la noche del Draft, escogiendo a Courtney Vandersloot en el número 3. Escoger a Vandersloot ha sido sorprendente, pero lo que pasó desde ahí convirtió a la base de Gonzaga en una de las más esperadas rookies de la temporada.

Con sus actuaciones en los entrenamientos de la selección estadounidense se espera que ella se haga la dirección del equipo de Chicago de inmediato. Así, Epiphanny Prince podrá salir a jugar como escolta, su posición favorita. La estrella de Chicago es Sylvia Fowles, que explotó en la temporada pasada, acabando siendo reconocida como miembro del primer equipo de la WNBA. Las otras dos plazas en el cinco titular serán ocupadas por Shameka Christon y Cathryne Kraayeveld. Es casi seguro que Chicago llegará a los playoffs. Su tope, lo descubriremos pronto.

 

Conferencia Oeste

Seattle Storm

No hay mucho que cambiar en un grupo campeón. Es lo que piensan los directores de las Storm y el entrenador Brian Angler lo confirma. Manteniendo el quinteto titular de la temporada pasada, donde el equipo ganó su Conferencia en la fase regular y siguió hasta el título en los playoffs, hubo que centrar la atención en reforzar el banquillo, dado que Svetlana Abrasimova y Jana Vesela no estarán disponibles para jugar en la WNBA en 2011. Así, la defensa del título continuará en las manos de la estrella australiana Lauren Jackson, que fue la mejor anotadora y la mejor reboteadora del equipo.

En la dirección del juego estará la magnífica Sue Bird, complementada en sus acciones por Tanisha Wright. Como alero, tendremos a Camille Little y en una posición más interior, la poderosa Swin Cash intentará imponer su calidad. Para complementar las ausencias europeas, las Storm buscaran la experimentada Katie Smith, base que jugó en Washington, y la campeona de Euroliga Belinda Snell. Las expectativas son que las dos puedan asegurar el camino victorioso de un equipo que solo las lesiones podrán parar en 2011.

Phoenix Mercury

23408_0.jpg

Lanzamiento de Taurasi (foto: wnba.com)
Si algo hubo de positivo en la polémica sobre el dopaje de Diana Taurasi en Turquía fue la posibilidad de verla, ahora, en su mejor forma física, cuando comienza la temporada de WNBA. La cuestión es, cuánto podrá mejorar Taurasi en comparación con las últimas temporadas, donde ella sempre ha sido una de las mejores jugadoras de la competición. Otras dos jugadoras muy importantes en el éxito de las Mercury son la australiana Penny Taylor y Candice Dupree. Las Mercury tienen muchas opciones para el juego interior y podrán explotarlo de una forma diferente, disminuyendo el ritmo alucinante de su ataque y buscando un juego más organizado.

Muy importante parece ser el papel de DeWanna Bonner, de Rivas Ecopolis, en las dinámicas creadas por el entrenador Corey Gaines. Después de su excelente temporada en la Liga Femenina, Bonner comprobará su status de all-around player, ganando posiciones tanto interiores como exteriores. El cinco inicial quedará completo con la llegada de Marie Ferdinand-Harris, que viene de las LA Sparks. La otra opción pasará por hacer crecer aún más el juego interior de las Mercury, incluyendo a la pívot Kara Braxton, adquirida de las Tulsa Shock durante la temporada de 2010.

San Antonio Silver Stars

32755_0.jpg

Sophia Young (wnba.com)
Conducida por una de las mejores bases de la liga, Becky Hammon, el equipo de San Antonio pasará por dificultades esta temporada, dado el creciente nivel de juego de la Conferencia Oeste. La ahora veterana jugadora pasó, en la última temporada, el testigo de mejor jugadora de su equipo a Sophia Young. Las dos All Stars garantizan experiencia en los partidos más disputados y capacidad de lucha hasta la bocina, pero faltará consistencia en el resto del grupo. El entrenador Dan Hughues notará la falta de Jayne Appel, que fue operada y solo podrá volver al entrenamiento de aquí a algunas semanas. Su ausencia pondrá todo el peso del juego interior en las espaldas de Ruth Riley.

Completando el cinco nos encontraremos a otra veterana, Tully Bevilaqua, australiana que llega de Indiana, mientras que Scholanda Robinson y Jia Perkins se disputaran la plaza de escolta. Las San Antonio van a necesitar llegar al final de la fase regular sin más lesiones y esperar una rápida recuperación de Appel para poder buscar una plaza en los playoff.

Los Angeles Sparks

La entrenadora Jennifer Gillom fue, seguramente, una de las personas más felices con la temporada de Candace Parker con las rusas de UMMC. Con la recuperación de su pívot, Gillom volverá a tener todas sus principales piezas para afrontar una temporada dura, con el objetivo de asegurar una plaza en los playoff. Candace Parker es la figura central de un cinco veterano, pero que terminó la pasada temporada en muy buena forma. Ticha Penicheiro lideró la WNBA en asistencias, la pasada temporada, y su pasaje por la Liga Portuguesa permitió asegurar ritmo competitivo sin abusar de su físico. A su lado, encontraremos a Noelle Quinn, que hizo su mejor temporada en WNBA en 2010 y podrá ahora confirmar su gran potencial.

Otras dos grandes señoras del baloncesto mundial completan el cinco de las Sparks: Tina Thompson y Delisha Milton-Jones aseguran experiencia y calidad. Uno de los grandes problemas del equipo de Los Angeles, en la pasada temporada, fue la contribución del banquillo. La preocupación de Jennifer Gillom pasó por completar su rotación con las adiciones de la jugadora de Hondarribia-Irun, Natasha Lacy, y las pívots Ebony Hoffman, de las Fever, y la rookie Jantel Lavender.

Minnesota Lynx

32756_0.jpg

Maya Moore (wnba.com)
Si puede parecer un poco alejado de la realidad que la entrenadora de un equipo que no obtuvo plaza en los playoffs en 2010 se atreva a defender que las Lynx jugaran para ser campeonas en 2011, hay que analizar los condicionantes. En primer lugar, Cheryl Reeve quedó fuera de las eliminatorias por un desempate puntual con las Sparks, sin tener dos de sus más jugadoras más influyentes disponibles. Esta temporada Seimone Augustus y Candice Wiggins entrarán en la temporada en perfectas condiciones físicas y las Lynx son esperadas como uno de los equipos más prometedoras de la WNBA.

Además, hay que contar con Maya Moore. La número 1 del draft, y más reciente contratación del Team Jordan, promete ser la gran figura de la WNBA en el futuro próximo, y, además de con sus cualidades deportivas, contribuye con una fuerte imagen comercial. La base Lindsay Whalen y la jugadora de Ros Casares, Rebekkah Brunson, completarán el cinco de Minnesota, que tiene también en su plantilla una prometedora jugadora, escogida como número 4 del draft: Amber Harris. Es una potente ala-pívot, que podrá también jugar como pívot, mejorando así la mayor fragilidad anterior de las Lynx: su juego interior.

Tulsa Shock

Segunda temporada para un equipo donde se puede imaginar un futuro, pero el presente se mantiene como un mar de dudas. La más evidente: ¿Por qué continua Nolan Richardson como entrenador? Después de una temporada con solo 6 victorias y con innumerables cambios, Richardson no tiene la confianza de ningún analista, pero continúa en el liderazgo del equipo de Tulsa. En un cinco inicial my renovado, dos rookies tienen la obligación de ser las líderes del grupo. La australiana Elizabeth Cambage mostró dificultades en su primer partido con las Shock y tendrá que crecer en el campo, pudiendo esperarse una temporada bien difícil para la joven “opal”. Otra rookie, Kayla Pedersen, llega de Stanford y tendrá que mostrar la realidad de las comparaciones que hacen con Larry Bird. Ambas tienen mucho peso y responsabilidad y de su respuesta dependerá el suceso de las Shock.

Otra sorpresa en el cinco inicial es el regreso de Sheryl Swoopes. Con 40 años y después de dos temporadas sin jugar en la WNBA, la MVP del All Star Game de 2005, intentará ayudar a sus jóvenes compañeras, en un grupo donde destacan aún la base Ivory Latta y la ala-pívot Tiffany Jackson. Para el equipo de Tulsa, solo hay que mejorar los números presentados en 2010, pero sus problemas, en una Conferencia muy fuerte, son más que muchos. Difícil es imaginarlas acabar en otro lugar que no sea el último.

Sobre el autor

Antiguedad: 
9 años 7 meses
#contenidos: 
34
#Comentarios: 
103
Total lecturas: 
210,420