La importancia de la postemporada (III): Preparadores, fisios, nutricionistas, médicos

En las dos primeras entregas de esta serie hemos recabado la visión tanto de entrenadores como de jugadores sobre lo que supone para ellos el periodo de postemporada. En este tercer artículo ponemos el foco en el resto de especialistas que intervienen y que aportan visiones diferentes de un tiempo muy importante para el deportista:

 

Preparadores físicos, fisioterapeutas, nutricionistas, médico, psicólogo

 

José C. González (Fisioterapeuta y Lic. en CCAFYD)

¿Que diferencia hay en un entrenamiento de temporada a uno de postemporada? 

En postemporada trabajamos las capacidades físicas de una manera más genérica, es decir, sin pisar tanto la cancha y más el gimnasio. Se trata de mantener todo lo posible el estado físico del deportista, para que no empiece desde 0 la pretemporada. Por otro lado es una buena etapa para corregir debilidades musculares que puedan provocar lesiones a la larga o tratar molestias que ha habido durante la misma.

¿Es tan importante para un profesional tratar con preparadores físicos y fisioterapeutas?

Yo creo que es fundamental que los jugadores tengan este tipo de figura cerca, cada uno con sus herramientas ayudan a que el estado físico sea el mejor y cuando no lo es, volver a estarlo lo antes posible para que se pierda el menor número de entrenamientos y partidos posibles.

El preparador físico te ayudará a estar a tu mejor nivel de rendimiento y en comunicación con el fisioterapeuta realizará ejercicios de compensación que te ayuden a no lesionarte, el fisioterapeuta es el encargado de eliminar las lesiones lo antes posible y que la vuelta a los entrenamientos sea lo mas segura posible para que no existan recaídas o molestias.

En medio de los dos existe la figura del readaptador que ya muchos equipos han integrado a sus plantillas y es el encargado de realizar la transición de la camilla a la cancha, mediante entrenamientos enfocados a trabajar las posibles debilidades que haya generado la lesión e ir aumentando la carga y la intensidad de estos entrenamientos hasta que el jugador pueda integrarse al 100% con el grupo.

¿Que podría ocurrir si nos quedamos todo el verano descansando?

La pérdida de forma física general sería importante, la fuerza, la velocidad, la resistencia se verían seriamente afectadas, cuando el jugador llegara a la pretemporada tendría muchos problemas para completar con éxito las sesiones y las contracturas estarían a la orden del día.

El descanso es importante, pero la inactividad no es nada recomendable.

 

Fernando Hernández-Abad. (Doctor en Ciencias de la Salud. Lic. en CAFYD. Preparador físico de deportistas de alto rendimiento).

¿Cómo se orienta la preparación en esta época del año? ¿Es diferente al resto del año?

Sí, es diferente. No existe ningún proceso de entrenamiento donde se haga lo mismo durante todo el año. Cualquier persona que pretenda obtener mejoras en su estado condicional necesita cambios, pues cuando te acostumbras a un mismo estímulo dejas de mejorar (esto es un principio básico del entrenamiento deportivo). La etapa de transición entre temporadas (en la que nos vemos inmersos ahora) se afronta de manera distinta a la competitiva. ¿De que manera? ... pues esto dependerá de cada caso particular, no existen algoritmos exactos, tendremos que contextualizar la situación de cada deportista y tomar las decisiones adecuadas. No obstante, y si no existen problemas, (siempre bajo mi punto de vista y experiencia profesional) me gusta dividir esta etapa en varias fases. Partiendo de la base de que conocemos al deportista, lo hemos seguido y controlamos su historia clínica (es decir tenemos datos previos que nos ayudan a dibujar una hoja de ruta).

Lo primero que recomiendo a un jugador cuando termina la temporada es que desconecte un tiempo. Que le dedique tiempo de calidad a su familia y a si mismo. Su cuerpo y su mente necesitan un descanso, no podemos tener una visión micro (es decir contemplar esa sola temporada) sino macro (pues dicha temporada es producto de muchas otras anteriores y la antesala de las que le quedan por delante). El jugador (o deportista profesional) se ve inmerso en un ecosistema donde su rendimiento depende de múltiples variables donde una de ellas es el descanso de calidad. Esto no quiere decir que esas dos semanas esté completamente parado, se trata de un descanso activo, pero compartido con las personas de su círculo más íntimo.

Una vez finalizado este descanso y contextualizadas las necesidades del jugador (sería el homólogo de un análisis DAFO para un inversor, pero en este caso de su estado condicional) se comienza a trabajar. Esta es una etapa especialmente sensible para generar los cimientos de la próxima temporada, donde en mi caso me suelo plantear como objetivos:

  •  Compensar asimetrías propias de la exigencia que la profesionalización de cualquier deporte genera.
  •  Realización de trabajo complementario a la musculatura motora primaria.
  •  Facilitar adaptaciones estructurales si así fuese necesario (vinculadas a mejoras en el desarrollo técnico-táctico del jugador).
  • Facilitar adaptaciones neurales por medio de la experimentación a través de estímulos inéditos para el deportista.
  • Para mí el escenario ideal sería que esto estuviera reforzado por un trabajo específico de mejora técnico-táctica en cancha, tutorizado por un entrenador de baloncesto.

Todo esto hará que el jugador llegue a la pretemporada con un plus, pues en deportes de equipo se suma desde el minuto uno. “Lo positivo, atrae a lo positivo”.

¿Qué diferencias hay en la preparación de un deportista profesional?

Un deportista profesional siempre requiere de un trato más elaborado. Este tipo de deportista va a verse sometido a un nivel de exigencia mucho más grande y, por lo tanto, necesita tenerlo todo mucho más atado. No podemos perder la perspectiva de que entrenar a un deportista profesional es algo muy serio, requiere no solo de un nivel de implicación extremo en el proceso, sino de un nivel de control del oficio que cierre el margen de error al mínimo. Partiendo de la base de que todos somos humanos y podemos cometer errores, entrenar a un deportista profesional es una responsabilidad muy grande, pues esa persona y su familia comen de que físicamente esté bien, y esto no se puede tomar a la ligera. Necesitas no sólo capacidad para adaptarte como preparador físico a sus necesidades, sino medios de trabajo que respondan a su vez a tus propias necesidades como profesional. Por norma general cuando un deportista de este tipo se pone en tus manos es muy exigente, pues producto de su experiencia tiene un criterio relativamente fiable a la hora de valorarte como profesional. La clave siempre estará en las adaptaciones que seas capaz de generar en él, le puedes contar mil historias, referenciar otros tantos estudios científicos, pero con lo que realmente se queda, lo que lo fideliza, es lo que le hagas sentir mientras entrena y la capacidad que tengas para que, por medio de tu estrategia de intervención su juego mejore.


¿Y respecto a la preparación entre alguien joven y veterano?  

Esto es como todo en la vida, cuanta menos experiencia tienes más margen de mejora y a la inversa. En el caso de los deportes de equipo un jugador joven es mucho más plástico, más permeable, suelen tener un amplio margen de mejora, sus estructuras han sufrido menos estrés. Un jugador joven necesita potenciar sus capacidades y compensar sus debilidades con una estrategia más a largo plazo, mimar esa cultura del esfuerzo que será lo que le ayude a ser una persona íntegra y si tiene suerte llegar a ser profesional. Con ellos es necesario gestionar muy bien los plazos a la hora de introducir nuevos estímulos, métodos o medios de entrenamiento, de manera progresiva para que no se queme ninguna etapa antes de tiempo, para que los contenidos de la preparación física ayuden a mejorar su nivel de autoconfianza y su desarrollo técnico-táctico potencial. Por otro lado, las categorías de formación y primeros años de profesional son etapas clave para que el deportista adquiera conciencia sobre la importancia que, la preparación física tendrá en el éxito de su carrera profesional.

Por el contrario, con un deportista veterano necesitas más oficio, el margen de mejora es menor, por lo que tu experiencia previa es clave a la hora de dar respuesta a sus necesidades. Sus estructuras han sufrido mucho más estrés, por lo que tienes que poner en una balanza costos -vs- beneficios a la hora de seleccionar los contenidos de entrenamiento. Un deportista veterano lo que quiere es seguir haciendo su deporte durante el máximo tiempo posible, y la preparación física y la buena alimentación son dos variables clave a la hora de conseguirlo.

 ¿Si se trata de alguien lesionado, cual es el procedimiento?

 Cuando tienes que trabajar con un deportista lesionado, la clave del éxito está en no trabajar solo. Tienes que rodearte de un equipo sanitario con experiencia previa en el trabajo clínico con deportistas, pues es fundamental tener un buen diagnóstico. A partir de ahí ellos son los que llevan la voz cantante en los plazos iniciales. Nuestra misión como preparadores físicos o readaptadores es facilitar al máximo ese proceso de return to play, pues depende de nosotros en gran medida que esa lesión no se repita. Este proceso es muy complejo y en él, la distancia corta, el conocimiento y la experiencia son directamente proporcionales a la eficiencia del proceso.

 ¿En que ayudan las nuevas tecnologías y máquinas? ¿Son tan útiles esas máquinas que se ven sobre todo en USA de correr en el agua, o meter el cuerpo como en un congelador?

Las nuevas tecnologías y las máquinas ayudan mucho, y siempre serán útiles si de verdad se necesitan, previo análisis de la situación de cada deportista. La tecnología, en mi opinión es útil si no te hace perder el tiempo y mide algo útil, que realmente necesites. Cuando mides situaciones ficticias que no te dicen nada en tu deporte o se hace muy engorroso el análisis de los datos, creo que es una pérdida de tiempo. Por el contrario, si se trata de una valoración relacionada con datos que te aportan información útil sin perder el tiempo y te ayudan a tomar decisiones, me parece importante aprovecharlo.

Respecto a las máquinas de última generación, en deporte de alto rendimiento o profesional ocurre lo mismo, siempre que te ayuden en tu deporte y a mejorar las manifestaciones condicionales del mismo, pues fenomenal. En este sentido, la oferta es tan grande que es imposible aunarlas todas en un mismo lugar, lo que haces es que te rodeas de las que responden mejor a tus necesidades.

De las que me hablas en concreto, en el caso de la primera (correr en el agua) tiene infinidad de utilidades pues está orientada a facilitar los procesos tanto condicionales como de readaptación y recuperación. En el caso de la segunda se utiliza más en el proceso de recuperación. En este sentido todo aquello que ayude a mejorar el proceso de recuperación del deportista es sumar, eso sí sabiendo cuándo y cómo.

No obstante, un apunte a todo esto: El desarrollo y evolución de nuevos medios de entrenamiento facilitan mucho nuestro trabajo, pero no podemos quitar valor a lo realmente importante, el profesional que las utiliza. Muchas veces pensamos que por ir a un centro donde haya máquinas de última generación estaremos en las mejores manos, en este caso estamos dando importancia a la máquina y no al profesional que decide como utilizarla. Creo que el criterio de elección más importante ha de ser ponerse en manos de un profesional con la formación y cualificación adecuada.

 

Marcos Cerveró (Preparador Físico y Readaptador de lesiones especialista en Alto Rendimiento). Ha trabajado en equipos como Astana BC (VTB League), Guaros de Lara (FIBA Intercontinental ‘1 6), Soles de Mexicali (subCampeón LNBP), y como evaluador ayudante en Unicaja Málaga y ha entrenado a jugadores de como Mickel Pietrus y Fran Vázquez, y a atletas como Aroa González (capitana Sel. ESP Rugby XV) o Jose Cuba (Camp. ESP Lucha Libre).

¿Por qué es tan importante la postmporada? ¿En que ha evolucionado con respecto al pasado donde normalmente el deportista español paraba mientras que el americano seguía trabajando?

Como has mencionado antes la postemporada no tenía el mismo valor que se le da ahora mismo, también es cierto que las competiciones de antes no son como las actuales, el baloncesto moderno ha cambiado en muchos aspectos, tal como la carga competitiva y la duración que son mayores. La orientación de la postemporada muchas veces depende del calendario deportivo que se tenga, qué tipo de requerimientos debemos asentar, porque durante la temporada hay muchos aspectos condicionales que ya no se pueden trabajar, básicamente por falta de tiempo la mayoría de ocasiones, por eso este momento se aprovecha, es el ideal de hecho, para mejorar aspectos físicos, de juego o recuperar molestias y/o hacer un trabajo que disminuya el riesgo del jugador a caer en lesión. Esto va a depender de qué te pide el jugador, su equipo, o ambas partes, otras simplemente me toca decidir a mi. Mi trabajo es entrenar para poder entrenar, es muy importante que el jugador llegue en condiciones optimas para la temporada, porque la palabra pretemporada es muy engañosa, desde mi punto de vista profesional, no es es verdad que en un equipo teniendo una carga muy elevada (y a veces irracional) en esta llamada pretemporada de 4-5 semanas vaya a aguantar toda la temporada en un buen nivel de rendimiento, es más, si hiciéramos esto al llegar, cuando el jugador teóricamente viene más desentrenado se podrían producir diversas lesiones, que podrían ser un lastre durante la temporada,de hecho sucedía y quiero pensar que cada vez menos que se observaba el mayor índice lesional en pretemporada. Por eso como mencione anteriormente mi función es preparar al jugador para que luego pueda encajar las cargas de trabajo y entrenar como desea el entrenador, pero este es el trabajo para todo el año, no sólo para las primeras semanas. 

A la segunda cuestión, te diría que los jugadores con el paso de los años se han dado cuenta de la importancia de este periodo para poder aguantar y competir a un gran nivel durante la temporada, que la competición es más exigente cada vez, que el juego evoluciona hacía unas demandas físicas más importantes, y cada jugador va buscando mejorar en los aspectos que él ve mejor para si mismo. Por ejemplo el trabajo que yo he estado realizando con Fran Vázquez estas dos temporadas pasadas, va encaminado a que Fran rinda al máximo nivel en su equipo, la pasada temporada antes de empezar Xisco Sanz , que es un excelente prepa, y yo mantuvimos una conversación para explicarle cómo habíamos trabajado, focos y prioridades del jugador, yo lo conocía de hace años y ya lo evaluaba en Unicaja, por lo que comentamos bastante sobre puntos débiles y fuertes de Fran.  La comunicación fue y es fluida porque como mencione yo trabajo para que él llegue lo mejor posible para estar bajo las ordenes de Markovic, no se trata de competir con el PF de su Club, al revés, yo quiero que el rinda al máximo en el Canarias y obvio ellos también. Trabajamos más para potenciar las capacidades que ayudarán más a su tipo juego como pueda ser realizar un pick&roll e ir fuerte al aro para machacar, o poder ir duro a bloqueos encadenados y que pueda mantener la intensidad en acciones posteriores, aspectos como apoyos o reprogramación de patrones motores que optimicen sus movimientos al poste y finalizaciones, pero lo que no seria normal es incidir mucho en aspectos del juego que luego Fran no usará en el Iberostar Tenerife, se trata de optimizar el tiempo.

¿Varía la postemporada según la edad y el estado físico de un jugador? ¿Buscan nuevas alternativas para mejorar en su juego?

El jugador veterano, normalmente tiende a cuidarse más en cuanto a hábitos y en el aspecto físico, ya no hablo de si un jugador es mas viejo o no, hablo de la veteranía que te van dando los años de juego y sabiendo que es lo que necesitar mantener y mejorar para seguir jugando a un buen nivel. No es que los jóvenes no se cuiden, y gracias a Dios además cuando en las canteras se les educa bien traen cada vez mejores hábitos, pero hay que educar al jugador para crear hábitos de alimentación, prevención….normalmente esta educación en jugadores jóvenes venía siendo más difícil de encontrar, pero según vas cumpliendo años te has ido encontrando gente, preparadores, médicos deportivos, fisios e incluso entrenadores que ha buscado darte consejos para mejorar, para cuidar mejor tu cuerpo, tu herramienta de trabajo, ya puede ser llegar 10 minutos antes a los entrenamiento para hacer 3 cositas diarias que te vana a ayudar o quedarse un poco más para realizar ejercicios ya sean físicos, de recuperación o de mejora individual que a la larga ayudara a que el jugador este mejor y por tanto ayude más al equipo. También es verdad que si hemos tenido una temporada larga con mucha carga de partidos, también es muy importante desconectar por completo del baloncesto para “ impar cabezas” y luego volver con más ganas. Algunos jugadores hablan con los entrenadores para saber qué aspectos de juego son más mejorables o qué esperan de ellos, esto les marca su trabajo de postemporada, algunos jugadores no hacen baloncesto durante el verano, sino se dediquen a cuidar más en el físico, otros sí, esto es muy variable.

Personalmente para mi esta parte, postemporada, es una de las que yo más disfruto, porque al no tener competición, ni entrenamientos de cancha unido a que mi atención está 100% en Fran, en este caso nos permite trabajar y mejorar cosas que durante la temporada es prácticamente imposible, ya sea por tiempo, por el impacto que causarían en la sesión de pista o porque hay prioridades que colocan este tipo de objetivos en un segundo plano.

¿Varía el trabajo de postemporada si te has lesionado en el final de la temporada o has estado lesionado durante ella?

Claro depende del estado del jugador y en caso de lesionarse del tipo lesión, por ejemplo la temporada pasada Fran Vázquez estuvo arrastrando dolores en la espalda varios meses, no eran incapacitantes, pero obviamente en la postemporada pasada lo primero que marcamos como prioridad era que ese dolor desapareciese, y se trabajó para mejorar ese aspecto, se introdujo trabajo de readaptación, corregimos cosas a nivel estructural, y se marcaron objetivos de trabajo, estos los coordinamos con Xisco y de hecho durante esta temporada Fran no ha tenido ninguna molestia en esa zona. Siempre digo aunque suene paradójico que mi trabajo no es hacer que un jugador corra más rápido o salte más (que sí lo es)…sino que mi trabajo es hacer que el jugador pueda entrenar como el entrenador desee, que pueda rendir y cumplir los objetivos que se le designan, y obvio que pueda tolerar las cargas durante la temporada. Creo que nunca es bueno empezar a tope, hay que ser cuidados e y saber qué tenemos entre manos, me gusta mucho la expresión de "entrenar para poder entrenar", el trabajo que yo hago con Fran no consiste en que él llegue en un pico muy alto a la pre temporada, todo lo que hacemos tiene una razón de ser, cada ejercicio pretende un objetivo, mi trabajo es que Fran este en un estado óptimo para el momento en el que llega al Club, que cuando empiecen los entrenamientos Fran pueda hacer todo lo que Xisco y todo el Staff le demanden, y que lo encaje sin riesgo, esto va a permitir una mejor adaptación a esos estímulos, eso pretendemos. La postemporada es un momento estupendo para poner los cimientos para que luego todo salga rodado, y se nota mucho al empezar la temporada cuando un jugador ha trabajado en verano o no.

¿Qué podría ocurrir si un jugador decide parar todo el verano?

Son situaciones que hay que ver desde dentro, a veces hay jugadores que durante varios años consecutivos han tenido mucho volumen de competición con su equipo, y que luego se añade la selección y al terminar vuelven prácticamente directos a pretemporada con su Club, si a eso añadimos que juegan en competiciones internacionales, estamos hablando de una densidad de carga muy importante e igual para este jugador si es muy necesario que haga ese parón, muchas veces hacer más no significa hacerlo mejor, hay que concienciar al jugador para que cumpla bien los tiempos de descanso, la alimentación,…porque en el tiempo de descanso es cuando el cuerpo asimila el trabajo desarrollado. Hay muchos jugadores que podrán decir yo no necesito descanso, quiero entrenar más y con más volumen, o prestan poca atención a detalles que mejoran su descanso o recuperación, y algunas veces tienes que decirle a alguno "hoy no quiero verte la cara es tu día de descanso", y esto es parte fundamental para asimilar mucho de lo que se ha estado trabajando. Si no hay descanso no hay adaptación del cuerpo, lo mismo en el aspecto psicológico y no hablemos de la fatiga mental…sin duda una de las medidas preventivas más eficaces para evitar tener que parar por la fuerza, porque el jugador se lesionó. Nosotros como entrenadores somos generadores de estrés, debemos controlar la dosis y la frecuencia, y el tiempo que damos al cuerpo para que se adapte y pueda soportar la siguiente dosis, esto es el descanso, el jugador mejora mientras está descansando, nunca sale más fuerte del gimnasio o más rápido de la cancha, esta adaptación sucede en su tiempo de recuperación. Muchas veces durante la competición encontramos parones en la competición, o circunstancias que desde el punto de vista teórico, o del entrenador (que siempre quiere mejorar cosas) invitan a meter una semana de carga, o un microciclo de impacto o como queramos llamarlo, y sin embargo intentamos dar unos días de descanso, igual antes eso se aprovechaba o se buscaba ese entrenar más, pero muchas veces hay que dar un respiro, y muchas veces lo necesitas más mentalmente, porque si no estamos bien psicológicamente o anímicamente porque no hemos tenido un descanso necesario, o la tensión es mayor de la que podemos manejar la pelota no termina entrando, y al final esta es la parte fundamental del baloncesto.

¿La altura es un condicionante importante a la hora de trabajar?

Podríamos decir que sí, en parte porque condiciona en la mayoría de los casos la posición de juego del sujeto, y por ende los requerimientos fisiológicos, técnicos y condicionales que éste necesita. Normalmente a los jugadores exteriores se le pide ejecución de movimientos a  más velocidad, cambios de acción más frecuentes o mayores distancias recorridas, esto depende de muchos factores, mientras que los interiores necesitan distancias de desplazamientos diferentes, tienen ratios de trabajo: descanso distinto y han de estar más preparados para los contactos, con lo cual sus necesidades de fuerza son diferentes en algunos matices. Estas necesidades son en todos los aspectos de juego y así se refleja en la pista. Luego dentro de que cada rol tenga unos supuestos patrones de actuación va también a depender de las características del jugador, hay jugadores muy grandes con una gran movilidad, otros con menos, jugadores grandes que no juegan de espaldas al aro sino que su mejor rendimiento lo dan en las continuaciones o la lucha en el rebote, otros son muy duros jugando de espalda pero no tienen capacidad para tirar de lejos… Cada jugador es un mundo, por eso se realizan scounting cuidadosos para fichar, y por eso nosotros como PF debemos realizar el nuestro propio para sabe qué necesidades y qué carencias potencialmente mejorables tienen nuestros jugadores, según el perfil del jugador se trabaja de una manera o de otra, generalizar en alto rendimiento es un error, el trabajo condicional que hacen debe ser para que el jugador mejore las prestaciones que optimizan su rol en el equipo, lo que él hace, trabajar cosas que supuestamente un pivot necesita pero que él por sus características o el rol que tiene en el equipo no va a demandar es perder tiempo que podría usarse en otra cosa útil. 

 

Pablo Llanes (Fisioterapeuta/Osteopata. Profesor de EOM. Holystic Centro de Recuperación. Fisioterapeuta del Real Madrid entre 1995 al 2010. Presidente de la ONG Holystic Fisioterapia Pro África).

¿Cuál es el rol del fisioterapeuta en un equipo profesional?

Sin duda va mucho más allá que el del propio ámbito profesional. Hay que pensar que los integrantes de un equipo muchas veces pasan más horas con sus compañeros que con los miembros de su familia, y precisamente el fisioterapeuta es quien más cerca está de los jugadores para escucharle y atenderle. El hecho de que seamos sus cuidadores cuando tienen un problema físico crea una mayor confía y complicidad con ellos, buscando nuestro apoyo emocional en los malos momentos.

¿Cuales son sus objetivos de trabajo en temporada, pretemporada y post? 

Totalmente diferentes: en pretemporada el objetivo es trabajar para mejorar la condición física general y prevenir posibles lesiones; en temporada mantener al jugador a su máximo nivel y solucionar de manera rápida las posibles lesiones que puedan surgir; y en postemporada combinar descanso con una mejora de los aspectos físicos más determinantes para las capacidades individuales de cada jugador. Todos estas fases variarán mucho en función de los tiempos que tengamos para cada una de ellas. No es lo mismo un jugador NBA con una temporada de 5-6 meses y gran tiempo de descanso hasta la próxima temporada, que un jugador profesional de fútbol con competición Champions League o de baloncesto ACB con un exceso de partidos y casi diez meses de temporada. A veces estos últimos tienen apenas una semana de descanso entre los compromisos de sus clubs profesionales y sus selecciones nacionales. La planificación de estos tiempos es determinante para el éxito deportivo, y si no que se lo digan a Cristiano Ronaldo en la programación de su anterior temporada (en comparación con la anterior).

Siempre nos sorprende que los tiempos de recuperación de un profesional sean relativamente cortos respecto a un amateur ¿a que se debe esto?

A múltiples factores, principalmente la mejor calidad física de los jugadores profesionales y al cuidado continuo al que se ven sometidos. Los jugadores profesionales ACB con lesiones de gravedad que tenemos la posibilidad de tratar de manera privada en nuestra clínica (Holystic Centro de Recuperación) muchas veces tienen hasta 5 horas de trabajo diario en su rehabilitación, nada que ver con las dos o tres sesiones semanales que pueden tener un jugador amateur por la misma afección. También cabe recordar que los equipos médicos que les operan y tratan son del máximo nivel. ¡Mucho cuidado!, que a veces se producen pequeños "milagros" terapéuticos porque la prensa no hace una valoración correcta de la lesión y el jugador parece recuperarse antes de tiempo porque quizás esa lesión era inexistente desde un principio.

¿Se trata diferente a un jugador joven que a un veterano? 

Por supuesto. En un jugador joven los tiempos de recuperación disminuyen porque sus tejidos regeneran más rápido, existe una mayor capacidad de actuación. Por otro lado hay que tener en cuenta que a un jugador joven le van a quedar muchos más años de convivencia con esa lesión que a otro que está terminado su carrera deportiva, por lo que (aunque vayan más rápido) conviene no tener prisa y asentar bien la recuperación. Aunque parezca sorprendente con los jugadores veteranos a veces se arriesga más y se aceleran los tiempos para que no se queden fuera de la "rueda" del equipo. Si ya de por sí un jugador te mete presión, en este caso todavía más, suelen ser ellos mismos quienes aprietan para estar lo antes posible. Eso sí, con sus manías y ganas de hacer las cosas a su manera...

Jugador lesionado, antiguamente se le ponía entre algodones e inmovilización absoluta, ahora la puesta en actividad es muy rápida ¿Cuál es el procedimiento hoy en día? 

Como hemos comentado anteriormente depende de la fase de la temporada y de los objetivos de la recuperación. Imagínese que Messi se hace un esguince de tobillo, el abordaje terapéutico no sería igual en pretemporada que tres días antes de la final de la Champion League. A pesar de todo y aunque haya que respetar los tiempos mínimos de inmovilización siempre se tiende a realizar un tratamiento funcional con los jugadores de élite. Esto es, buscar la pérdida mínima de capacidades físicas en el proceso de recuperación acelerando al máximo la puesta en marcha de la movilidad articular.

A parte de fisioterapeuta es Osteópata, ¿cómo puede ayudar esta formación desde su punto de vista a complementar su labor?

La principal diferencia que aportaba la osteopatía hace unos años era el abordaje global, la visión "holística" del cuerpo humano. Hoy en día probablemente nuestros estudiantes de fisioterapia ya terminan sus carreras con esa visión, y quizás para ellos lo más enriquecedor actualmente sea la capacidad de diagnosticar y tratar de manera eficaz las disfunciones de movilidad en cada una de las diferentes estructuras del cuerpo (ya sean estas del sistema músculo-esquelético, visceral o craneal). El hecho de que haya una grandísima cantidad de profesionales que busquen completar su formación universitaria con cursos de especialización en Osteopatía nos hace ver la gran eficacia de estos protocolos de actuación.

 

Isaac Rojas (Health Space Centro de Entrenamiento)

¿Cómo se orienta la preparación en esta época del año? ¿Es diferente al resto del año?

En la postemporada la preparación es diferente al resto del año. Se comienza a trabajar después de un tiempo de vacaciones o descanso, el trabajo que se desarrolla en el principio es menos especifico, dado que el entrenamiento que buscamos es para prevenir y curar dolencias. Según avanza el tiempo, el trabajo que se desarrolla tienen una mayor carga física en comparación a la parte técnico/táctica.

¿Qué diferencias hay en la preparación de un deportista profesional y uno amateur?

Las diferencias suelen ser las propias de la élite, los profesionales cuidan mucho más la alimentación, tienen unos hábitos más concienciados sobre el tiempo de descanso, entrenamientos, que en algunas ocasiones se pueden doblar, mientras que un amateur lo practica más esporádicamente y no suele cuidar tanto la alimentación, hablamos por norma general, pero sobre todo donde podremos encontrar la mayor diferencia es en el tiempo que se dedica a las sesiones de entrenamiento.

¿Diferencias entre la preparación de un jugador joven y un veterano?

El jugador joven todavía tiene un mayor recorrido, en muchos casos todavía está en desarrollo físico, psicológico, en una persona que aún ha de madurar y por norma general acepta más sesiones de carga física y de mayor duración, por otra parte el jugador veterano busca más cuidarse y llegar lo mejor posible para seguir compitiendo al máximo nivel, por eso el trabajo con ellos suele estar más orientados a prevenir sobrecargas y lesiones y dejarlos en un estado óptimo físicamente, por normal general este tipo de deportista es más maduro y el recorrido le ha hecho ganar experiencia a la hora de cuidarse.

¿Procedimientos a la hora de tratar con deportistas lesionados?

Hay diferentes formas de trabajar con los jugadores lesionados , pero siempre ha de estar primero el trabajo marcado por la cadena sanitaria: médico, traumatólogo, rehabilitador, fisioterapeuta y preparador físico, este último es quien introduce al jugador en la dinámica del equipo. 

Los procedimientos suelen ser los siguiente:

·      Atender al dolor

·      Movilidad

·      Capacidad o Incapacidad funcional

A partir de ahí nuestro trabajo es irlo incorporando poco a poco en la dinámica del equipo y de la competición o como dirían los británicos “Return to play”.

 

Asier Sanchíz (fisioterapeuta de la selección mini canaria) 

¿Cuál es el rol del fisioterapeuta en la selección canaria?

El rol del fisioterapeuta en la selección Canaria Minibasket es como el que dice el mismo que el de un padre, les tienes que vigilar lo que comen lo que duermen y el ocio para que ni se aburran ni se cansen... A la hora de actuar en la cancha hay que hablarles tranquilizarles ya que ellos están a 200 pulsaciones y los necesitas a todos para poder ganar

¿Son diferentes las sesiones en un jugador que todavía está en desarrollo a uno adulto? 

Por supuesto que son diferentes, un niño es un niño y un adulto es un adulto, a veces tratamos todas las patologías igual por ejemplo un esguince de tobillo, un adulto quizás tiene  más dolor que un niño pero hay que tener mucho más mimo y cuidado en los niños ya que les puede repercutir en la edad adulta. 

¿En postemporada que es lo que más trabajas como fisioterapeuta?

Depende de las necesidades del jugador, ya que puede ser un jugador lesionado las orientas más al tipo rehabilitación, prevención y fortalecimiento o si por el contrario es un jugador sano hacer con el un trabajo menos específico de su deporte pero siempre con un objetivo preventivo. Por eso considero que la función de un fisioterapeuta junto a un preparador físico son fundamentales para el perfecto desarrollo del jugador en la postemporada.

 

Lucia Corominas Pérez

Farmacéutica, nutricionista y coach nutricional.

Estoy muy vinculada al deporte por haberlo sido yo misma toda mi vida. Por mi formación y por pasión, me gusta la educación alimenticia y me gustan los casos que parten de lesiones mal curadas, duraderas o repetitivas. Aquí con la alimentación he visto cambios maravillosos.

¿Por qué es importante la alimentación para un deportista?

La alimentación es importante para todos los seres humanos pero es especial para todos aquellos que tengan un gasto energético superior. Por supuesto, no es lo mismo una persona que trabaja 8 horas al día en un despacho sentado, que aquel que sus 8 horas al día de trabajo lo hace entrenando física o técnicamente su cuerpo. Esto requiere un gasto mayor de energía y por lo tanto requiere un mayor cuidado sobre su nutrición.

La alimentación es para las personas como la gasolina para un coche, la pregunta que le formulo siempre a mis queridos deportistas es la siguiente... ¿Qué calidad de gasolina le quieres poner a tu coche? Esto sólo depende de tí mismo, el profesional te acompaña en el proceso y te aporta la información necesaria para ponerte manos a la obra.

¿En postemporada la alimentación cambia? ¿Se pueden dar los llamados homenajes?

La esperada respuesta...... ¡Si! La alimentación cambia. Hay que tener varios factores en cuenta para esto;

Que se haya acabado la temporada de manera regular, sin lesión física ni extremo cansancio muscular.

De cuántas vacaciones dispone el jugador este año, si tiene seguido por ejemplo, entrenamientos con la selección española de baloncesto ajustaríamos la alimentación.

Algunos jugadores prefieren no descansar, sino llegar a su hogar en vacaciones y seguir entrenando o bien viajan a estados unidos para verse con un entrenador de tiro. En esta situación se tendría también que valorar la situación.

Darse un homenaje, muchas veces depende del criterio con el que trabaje cada profesional. Mis clientes se dan homenajes al menos una vez en semana, salvo excepciones. Cuando llega el verano y han cumplido con creces las expectativas de la temporada tienen más que merecido unos días de vacaciones a todos los niveles para favorecer la desconexión y poder volver con las pilas cargadas. Los homenajes tienen mucho que ver con comidas familiares, entre amigos y con comidas en cualquier parte del mundo durante las vacaciones del jugador. Después de un año entrenando duro prácticamente todos los días, viajando y jugando entre uno y dos partidos de competición por semana, conciliar de nuevo la vida social y familiar es crucial para recuperarse a otros niveles, que importan y mucho en la vida del deportista.

¿Qué es lo que no debe faltar en la alimentación de un profesional? ¿Y de un amateur?

Yo trato prácticamente igual ambos casos, con la diferencia de que el profesional pueda tener requerimientos en cantidades diferentes o alguna suplementación natural fija.

Desde mi punto de vista, lo más importante y que no debe faltar es un buen asesoramiento profesional personalizado. Cada persona proviene de un 50% de su madre y un 50% de su padre. Cada uno con una genética única y por lo tanto con unas necesidades únicas, por eso, me centro en tratar al individuo en cuestión con sus virtudes y sus defectos metabólicos y por supuesto, desde el coaching desbloqueando algunas situaciones emocionales para mejorar el desarrollo y la adaptación del deportista.

Ahora yendo al lío, lo que no debe faltar en la alimentación de cualquier deportista es la variabilidad. Con este término me refiero a cambiar las rutinas de comer siempre lo mismo, no salir de las 3-4 verduras o frutas típicas, de los cereales blancos provenientes del trigo y arroz, etc.

Una alimentación equilibrada requiere;

La ingesta de 5-7 piezas de frutas y verduras al día.

Cereales integrales variados para acompañar de alimentos con valor proteico después de los entrenamientos.

Legumbres al menos 2-3 veces en semana acompañadas de verduras y cereales integrales para formar una proteína completa.

Variar las proteínas animales todo lo que se pueda y poner en práctica la ingesta de alguna proteína vegetal.

La hidratación es crucial en los deportistas, nos podemos hidratar de muchas formas, no sólo bebiendo agua.

Las semillas y los frutos secos con gran contenido en ácidos grasos esenciales.

Superalimentos como la maca, espirulina, chía, proteínas vegetales de guisante, arroz o cáñamo.

Y como no, una alimentación equilibrada requiere la total implicación del deportista en la organización semanal de las comidas, su compra y posterior cocinado. Ser curioso, variar recetas, leer... lo que viene siendo "diseñar la gasolina que le vas a aportar a tu cuerpo".

 

Pedro Montesdeoca (Médico del Herbalife Gran Canaria)

Durante la postemporada nuestro trabajo es diferente. Cuando se acaba la temporada a los jugadores que tienen contrato se les dan unas pautas para que se cuiden y estén lo mejor posible cuando se retomen los entrenamientos, sobre todo si son jugadores propensos coger peso y otros factores, a los jugadores nuevos se les pasa reconocimiento medico y se intenta ver el historial medico para ver que el jugador no arrastre alguna lesión que sufriera en el pasado, en cuanto a la cantera no solemos tratar tanto con ellos salvo que sea algún caso que así lo requiera, a los entrenadores no se les marca nada, ya son profesionales y saben cuidarse, si durante la temporada se ha observado alguna patología o algo extraño, solo le recomendamos lo que podría hacer en verano.

 

Pablo de Río (Psicólogo del CSD)

El descanso en los deportistas es muy importante, sobre todo teniendo en cuenta que competición y que ritmo de partidos tengan, a eso tendremos que añadir los minutos disputados y el rendimiento, por ejemplo Rudy Fernández ha tenido una temporada larga y donde no ha jugado al nivel al que nos tiene acostumbrado, en su caso ha sido bueno parar y no acudir a la selección. A otros deportistas se les orienta para que en este periodo de vacaciones vengan lo mejor posible físicamente, sobre todo haciendo incapié al que tiene facilidad para subir de peso. Nosotros no marcamos ninguna tarea para este tiempo, los profesionales ya saben lo que tiene que hacer, muchas veces los entrenadores les recomiendan trabajar algunos aspectos para mejorar.

Las pretemporadas estan muchas veces marcadas por un beneficio económico, por eso cuando hay equipos que se marchan a Estados Unidos o Asia, no lo hacen porque las instalaciones de aquí no cumplan para entrenar, el dinero que se embolsan los equipos es el gran motivo y los jugadores a pesar de poder llevar cansancio son profesionales y para poder cobrar muchas veces hay que hacer este tipo de cosas, luego durante la temporada los tiempos de descanso ayudan a ir recuperando a los deportistas. 

 

Opinión Personal:

 

Después de hablar con los entrevistados anteriormente y otros que han preferido quedar en el anonimato puedo comprobar que el término postemporada a lo largo de los años ha ido mejorando, pero hay dos grandes vertientes y son aquellas donde el jugador, entrenador,… vive exclusivamente del baloncesto o donde tiene que compaginar varias cosas, hay gente que juega en LEB ORO y luego necesita trabajar para seguir comiendo,…así que imaginemos como están las demás ligas. Otro paso que he visto muy importante en la conciencia de los más profesionales es saber como han crecido las comunicaciones y las experiencias, pues recuerdo cuando hace años el jugador español paraba casi todo el verano, mientras que el americano no paraba prácticamente, esto se ha visto mejorado y gracias a ello creo que nuestro baloncesto ha ido evolucionando, también es verdad que muchos de nuestros jóvenes para seguir compitiendo a un bien nivel y computarizarlo con los estudios se marchan a Estados Unidos, allí la conciencia del esfuerzo, trabajo,…es diferente y creo que se ha ido implantando a estos jóvenes. He descubierto muchas cosas y me he dado cuenta de algunas barbaridades que se han podido cometer, ya son cada vez menores las lesiones en pre temporada, porque los jugadores y los preparadores e incluso el nutricionista les preparan para llegar óptimos al comienzo de los entrenamientos grupales. Un dato curioso es ver como la WNBA esta en competición o el poco descanso que reciben las y los jugadores que son llamados con sus respectivas selecciones. Tambien econtramos cosas extrañas como lo que le ocurre a Michael Diouf en Dinamarca, su equipo es el Bakken Bears, es de los pocos equipos profesionales, y que acaban en junio la temporada, pero ya en julio esta en dinámica con el equipo, y el tiempo que es ese de postemporada se dedica a descansar porque solo son 2-3 semanas a lo sumo y enseguida vuelve a entrenar con el equipo, que de paso participa en la Basketball Champion League. 

Podría seguir extendiéndome mucho más, pero ya el reportaje es bastante grande y solo me queda dar las gracias a todos aquellos que directa o indirectamente han participado en este pequeño texto. 

 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
7 años 9 meses
#Contenidos: 
26
#Comentarios: 
10
Total lecturas: 
40,422

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar