Solapas principales

La sinfonía de Pedro Rivero que ilusiona en Alicante

  • El equipo dirigido por Pedro Rivero es una de las revelaciones de la LEB Oro 2019-20

El HLA Alicante es el equipo del momento en LEB Oro, con permiso del líder Carramimbre CBC Valladolid. En su regreso a la LEB Oro tras una larga travesía por el desierto, y con uno de los presupuestos más modestos de la liga se ha situado en quinta posición y encadena la mejor racha de toda la competicón con seis triunfos consecutivos, los dos últimos ante claros candidatos al ascenso como Palma y Breogán.

Alicante vuelve a respirar ilusión por el baloncesto. Al Pabellón Pedro Ferrándiz acuden más de 3000 espectadores de media cada partido para disfrutar con el juego que propone el equipo dirigido por Pedro Rivero.

LA AZAROSA TRAYECTORIA DEL LUCENTUM

Para poner en valor este momento actual es necesario hacer un breve repaso a lo que ha vivido el baloncesto alicantino en la última década. Un tiempo en el que la afición alicantina ha visto a su equipo competir en cuatro categorías diferentes.

El Lucentum estaba disputando la Copa del Rey hace apenas 8 años. A partir de ahí, explotó su situación económica y la mala gestión arrastrada durante años. El club vendió su plaza ACB al CB Canarias (hoy campeón de la Copa Intercontinental) y pasó a competir en LEB Oro a pesar de acabar 8º en la ACB 2011-12. Aquella temporada en LEB Oro el club entraba en concurso de acreedores (más de 9 millones de euros de deuda) y también lograba un brillante ascenso en Andorra al que renunció una semana después y que acabó con el equipo en Primera Nacional.

27730986177_ce24e93f3d_k.jpg

Álvaro Lobo tras la derrota que dejaba sin ascenso al HLA Alicante ante Canoe (Foto: Carla Cortes-FEB)

El club cambió de directiva y de línea de gestión. Desde Primera Nacional se pasó a LEB Plata, donde se creó la Fundación Lucentum y acabó disolviéndose el anterior CB Lucentum. Después de cinco temporadas en LEB Plata, con algunas alegrías y también jarros de agua fría como aquella derrota ante Real Canoe ante un pabellón abarrotado que dejaba al equipo sin el ansiado ascenso en 2018.

La pasada campaña, con Pedro Rivero como entrenador, el HLA Alicante firmó una brillante temporada en LEB Plata, donde llegó a encadenar 16 triunfos seguidos, que le dio el ascenso directo a LEB Oro.

DEL FACTOR SORPRESA AL ‘EFECTO RIVERO’

El club llegaba a LEB Oro con una apuesta de continuidad (siguen cinco jugadores del bloque del ascenso) y con la incorporación de jugadores sin experiencia en la categoría. Fichajes LEB Plata como Onwenu y Mendiola. Todo ello coronado con el regreso de un ídolo de la afición alicantina como Pedro Llompart para liderar el equipo. Y a esto se sumó finalmente el fichaje de Bamba Fall, un jugador experimentado en muchas ligas europeas pero del que se desconocía el impacto que iba a tener en la liga.

Con estos mimbres, el equipo no estaba en ninguna quiniela para ser candidato a estar en los Playoff.

Los dos primeros partidos de liga sirvieron para que todas las miradas fueran a un Bamba Fall que firmó 84 de valoración en dos partidos. El equipo competía ante cualquier rival y también emergía la figura de Justin Pitts, el base norteamericano que lideró al equipo en su ascenso y que se ha adaptado fenomenalmente a la categoría. Con esas referencias y el liderazgo de Llompart el equipo creció y se convirtió en uno de los más solventes de la liga.

49332590341_a6a4cec4e6_b.jpg

Bamba Fall en acción ante unas gradas llenas en Alicante (Foto: Jose Fco Martínez)

La guinda llegó con la incorporación de Pep Busquets, internacional sub 20 cedido por el Joventut. Su fichaje fue la pieza que dio el equilibrio perfecto a la sinfonía que dirige Pedro Rivero desde el banquillo. El nivel defensivo del equipo creció de manera lineal y se ha convertido en la mejor defensa de la liga en las últimas 8 jornadas. El resultado: el equipo suma seis triunfos seguidos, ha asegurado ya su objetivo de la permanencia y se encuentra en buena posición para afrontar la lucha por entrar en los Playoff.

HIGHLIGHTS | HLA Alicante - Leche Rio Breogán #LEBOro J21 (07/02/2020)

Se comenzó con un factor sorpresa, pero el avance de la competición sigue haciendo a los de Rivero un equipo difícil de parar. El técnico segoviano ha sabido dar formar a un equipo con un estilo de juego definido y en el que cada pieza sabe asumir el rol que le corresponde. Las genialidades de Pitts, la intensidad defensiva de Chumi Ortega o Pep Busquets, la energía de Galán, la capacidad anotadora de Schmidt, la fiabilidad de Onwenu… hasta la aportación desde un rol más secundario de jugadores como Thiam, Mendiola, Díaz o Arcos, todo suma en el esquema de Rivero.

Todavía no se sabe donde está el techo de un equipo que a partir de ahora va a competir sin presión. La lógica presupuestaria hace pensar que a la larga hay equipos que acabarán imponiendo su ley con sus amplias rotaciones de calidad, pero llega un momento en la competición en que las dinámicas pueden estar por encima de esos factores. Ahí tenemos al Carrambimbre CBC Valladolid, aguantando los envites de los equipos más poderosos. El tiempo dirá.

41695887325_60404a95ba_k.jpg

La afición del HLA Alicante (Foto: Carla Cortés-FEB)

EL REGRESO DE LA ILUSIÓN POR EL BASKET A ALICANTE

El juego alegre del equipo, el espíritu y la intensidad... y, obviamente, los buenos reusltados han conseguido obrar el milagro. Alicante vuelve a vibrar con su equipo. El Pabellón Pedro Ferrándiz acoge a más de 3000 espectadores cada partido y el ambiente en las gradas se acerca, y mucho, al de etapas ACB. Ese es el mayor triunfo del equipo y de un club que ha llevado siempre un lema por bandera “crecer con los pies en el suelo”.

En Alicante se disfruta del baloncesto y se empieza a ver menos lejos el sueño de poder llegar algún día a la Liga Endesa. Mientras tanto, el HLA Alicante y su afición disfruta del camino con el lema de la incombustible Peña Kali Nord: "Quien nunca se rinde, al final triunfa".

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
10 años 8 meses
#contenidos: 
1,426
#Comentarios: 
4,995
Total lecturas: 
6,854,045