Solapas principales

Palencia revalida la Copa tras dos prórrogas agónicas. Dani Rodríguez, clutch y MVP

  • Melilla Baloncesto, que dispuso de dos posesiones para ganar, nunca se rindió y dignificó la mejor final de la historia de esta competición

Con muchísimo sufrimiento. Con toda la épica del mundo. Con el empuje de todo un pabellón entregado. Con dos prórrogas agónicas ante un rival que nunca se rindió e hizo iguales méritos para obtener la victoria. Y con un héroe, Dani Rodríguez, ejerciendo como tal. Con todo ello y mucho más el Quesos Cerrato Palencia ha logrado repetir título y depositar en sus vitrinas su segunda Copa Princesa. El Club Melilla Baloncesto no ha podido conseguir su cuarta Copa, pero su afición ha de estar muy orgullosa por el trabajo realizado durante los 50 minutos que ha durado el choque, a pesar de la crueldad de la derrota. Y es que los norteafricanos han disfrutado del último balón tanto en el tiempo reglamentario como en las prórrogas. La fortuna, sin embargo, no ha estado de su lado.

24399437980_a06dab883d_k.jpg

Suka-Umu lanza forzado en suspensión (Foto: Alberto Nevado/FEB)
La final, en un Marta Domínguez lleno hasta la bandera, arrancaba con una canasta de Lamont Barnes. Los interiores palentinos hacían mucho daño de inicio jugando el Pick&Roll con Dani Rodríguez y en un visto y no visto el Quesos Cerrato se situaba con un 6-0 a su favor. Los de Alcoba, no obstante, no se pusieron nerviosos. Con un triple de Franch abrieron la lata y con la aparición fulgurante de Edwards (mate, tapón y triple) remontaron el marcador (6-8). En el posterior intercambio de golpes salió mejor parado el conjunto local, con un gran Dani Rodríguez que establecía el 17-12 con un triple en carrera "marca de la casa", apenas un pequeño prólogo de lo que sucedería en los minutos venideros. El primer acto terminaba con el 21-17 campeando en el luminoso.

La zona planteada por Alejandro Alcoba generó dudas en los locales, que se atascaron por momentos en el segundo cuarto. Una bomba de Dani Pérez frenó un poco ese colapso, pero ahora eran los melillenses quienes se encontraban más cómodos. Entre Pablo Almazán y Josep Franch culminaron la remontada y Sergio García no tuvo más remedio que parar el partido con un tiempo muerto. De poco sirvió ante la efectividad de los visitantes en el tiro exterior. Triples del propio Franch y de Sonseca inquietaron al conjunto morado (30-36), que empezó a pecar de precipitación hasta cerrar la primera mitad cayendo por ocho puntos (32-40). Y es que Melilla acreditaba un genial 7/11 desde el 6.75. El problema para ellos sería que tras el descanso caería en picado ese porcentaje.

Dani Rodríguez, siempre él, empezaba la segunda parte anotando un triple. Un punto de inflexión, sin duda, para los de casa, a pesar de los errores que acumulaban desde el tiro libre y que les impedían poner en apuros a los norteafricanos. Hasta que Marc Blanch destapó el tarro de las esencias con un triple (41-44). Fakuade, en el segundo intento, dio la vuelta al marcador y el Quesos Cerrato empezó a llevar la voz cantante ante un rival voluntarioso pero desacertado. Dani Pérez, penetrando hasta la cocina, cerró el tercer acto con un 55-52 favorable a su equipo.

24329141749_805ad73a9e_k.jpg

Romà Bas defendido por Zengotitabengoa (Foto: Alberto Nevado/FEB)
Palencia había pasado en apenas diez minutos de perder por ocho a ganar por tres. Sin embargo, Melilla aún no había dicho su última palabra. Ni muchísimo menos. La cuarta falta de Sonseca y la insistencia bajo aros de Fakuade y Otegui parecían acercar el triunfo al Marta Domínguez, pero todo cambió tras el tiempo muerto de Alcoba a cinco minutos del final. Así, del 61-56 se pasó al 61-65. Sí, un inapelable parcial de 0-9 culminado por un gran Suka-Umu ya en el último minuto. El Quesos Cerrato estaba contra las cuerdas pero se agarró a los tiros libres para volver a la vida. Urko Otegui y Joan Tomàs no fallaron desde el 4.60, dejando una última posesión a los visitantes para alzarse con el título. Suka-Umu, esta vez, no consiguió anotar y el partido se fue a la prórroga (65-65).

En el tiempo extra empezaron a pesar los nervios propios de una final y la igualdad persistía a base de tiros libres fallados. Héctor Manzano, Urko Otegui... perdonaban una y otra vez. No lo hicieron, en cambio, Pablo Almazán y Dani Rodríguez, este último faltando solo cuatro segundos, para forzar una nueva prórroga (74-74). Y es que la última posesión melillense de nuevo fue infructuosa. Sí entró el milagroso triple desde su propia cancha de Urko Otegui, sin duda la canasta de la temporada de no ser porque estaba claramente fuera de tiempo.

Sí valió, y mucho, el triple de Dani Rodríguez, erigido ya en el hombre del partido, para poner el 79-75. Los de Sergio García tenían la Copa en la mano, pero Melilla resucitó otra vez de entre los muertos para provocar el infarto a más de uno en el Pabellón Marta Domínguez. Un triplazo de Pablo Almazán colocaba a un punto a los de Alcoba y un colosal rebote ofensivo de Edwards suponía una nueva remontada visitante (82-83). Una sensacional penetración de Almazán, que estaba en todas, con falta del defensor incluída, permitía a los foráneos encarar con ventaja los últimos segundos. Eso sí, de un único punto, pues el alero granadino marró el tiro libre adicional. Balón para Palencia. Estaba claro quién se lo iba a jugar, Dani Rodríguez, faltaba ver cómo, cuándo y desde dónde. El base catalán asumió la responsabilidad con un valiente triple a diez segundos del final y desató la euforia entre la afición morada. Como quien no quiere la cosa, acababa de alcanzar los 30 puntos anotados. Almazán asumió la última intentona de los de la ciudad autónoma en busca del triunfo. Sin embargo, el otro héroe palentino, el incombustible capitán Urko Otegui, se interpuso en su camino con un tapón con sabor a gloria. La Copa Princesa se quedaba en casa (87-85).

MVP DE LA SEMANA: DANI RODRÍGUEZ (QUESOS CERRATO PALENCIA)

24580175542_c919a574b9_k.jpg

Dani Rodríguez, MVP de la Copa Princesa (Foto: Alberto Nevado/FEB)

MVP de la Copa Princesa con total merecimiento, pues además de ser el jugador más valorado de la final ha sido el hombre decisivo en el triunfo del Quesos Cerrato Palencia con un triple ganador a diez segundos de la conclusión de la segunda prórroga. El playmaker catalán se ha echado el equipo a la espalda desde el inicio con una auténtica exhibición que le ha llevado a terminar el partido con 30 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 27 de valoración.

 

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
8 años 9 meses
#Contenidos: 
501
#Comentarios: 
2,384
Total lecturas: 
2,642,332

Comentarios

Esto no es NUEVO de AHORA, más vistosa la LEB ORO mil veces...que la acb
Ese partido parecía que no se iba a acabar nunca jaja
Gran FINAL y grandes ambos equipos y afición, ejemplo...

Lo vi por FebTV (magnífica calidad de streaming por cierto, y buena producción). Partidazo total, dignísima final, que tuvo de todo, hasta el tapón final de Otegui. La verdad es que se vió muchísima calidad, y jugadores muy buenos. Toca reflexionar por qué estos equipos no pueden tener una oportunidad en ACB mientras otros equipos ACB se arrastran con plantillas mediocres y extranjeros, comunitarios y coutonus de risa

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar