Solapas principales

África: en busca de la hazaña histórica en la Copa del Mundo

  • Las tres selecciones africanas intentarán lograr el hito de pasar a octavos.
  • Angola parte como la selección que podría dar la sorpresa pese a no contar con su estrella, Carlos Morais.
  • Se espera una gran evolución de los jóvenes, y de forma especial a los de Senegal.

Es cierto que África nunca ha dado ningún campeón de la Copa del Mundo de baloncesto y, de la misma manera, tampoco se prevé que vaya a ser este el año que lo logren. Lejos queda ya aquel quinto puesto de Egipto en el primer campeonato mundial, allá por 1950, o el decimoprimer lugar de Angola en Estados Unidos en 2002. Llegan, pues, sin hacer mucho ruido, como siempre. Las expectativas, por lo general, tampoco son muy altas puesto que lo más probable es que los tres combinados acaben eliminados en primera fase, pero sí que se espera que peleen como siempre lo han hecho, y que los jóvenes, de los que se espera bastante, hagan un buen papel y dejen buenas sensaciones, pues son la base del futuro de dichas selecciones. A continuación, os dejamos un análisis exhaustivo de los tres bloques que representan al continente africano para el gran evento mundial de baloncesto al que le quedan escasos días para su arranque.

ANGOLA

De las tres, es la más fuerte, o por lo menos eso demostró el año pasado en Abidjan (Costa de Marfil), al proclamarse campeones del Afrobasket de 2013. ¿El inconveniente? Su estrella, Carlos Morais (1'90/28 años), no ha entrado en la lista definitiva de Angola para la Copa del Mundo. ¿El motivo? Una lesión de rodilla por la que estuvo de baja unos meses. Se esperaba que llegase a tiempo para la preparación, pero en su vuelta a los entrenamientos con el combinado angoleño, el escolta notó de nuevo unas molestias que finalmente le han llevado a tomar la decisión de perderse el Mundial. Angola ya está sufriendo su baja, pues tan solo ha cosechado dos victorias en la preparación, una contra Euskadi (80-77) y otra frente a Filipinas (83-74); probablemente siga acusando la baja de Morais una vez haya arrancado el campeonato puesto que fue el MVP del último Afrobasket, además de estar incluido en el mejor quinteto de dicha competición junto a Souleymane Diabaté (Costa de Marfil), Maleye Ndoye (Senegal), Assem Marei (Egipto), y su compañero de selección Eduardo Mingas. Así pues, Angola deberá afrontar un difícil reto: luchar cada partido pese a no poder contar con su estandarte ofensivo de estos últimos años.

1708d7bd5d2a.jpg

Angola, campeona en el último Afrobasket (FIBA)

Con todo, la selección angoleña no era, ni es, únicamente Morais. En su plantilla cuenta con jugadores muy aptos como Olimpio CiprianoJoaquim Gomes o el propio Mingas. El primero, Cipriano (1'93/32 años), es ya un veterano del conjunto agoleño: con unos números más que notables (14.8 puntos en el Mundial de 2010 con un 71% en T2, 11.3 puntos en el Preolímpico de 2012 y 7.8 puntos el año pasado en el Afrobasket), cierto es que el alero ha ido bajando su rendimiento, pero la polivalencia y su potencial ofensivo le mantienen en primera línea de jugadores importantes del equipo, tal y como está demostrando en los partidos de preparación (14 puntos ante Argetina y 29 frente a Filipinas). El segundo, Joaquim Gomes (2'03/33 años), es otro de los que están curtidos en mil batallas y cuya aportación ofensiva ha ido decreciendo. Aun así, el interior angoleño puede seguir aportando tanto ofensiva como defensivamente, pues fue el máximo anotador en el partido de preparación contra Canada (21 puntos); es decir, que aunque sus números hayan sufrido una caída, aun le queda cuerda para seguir dando rebotes al equipo pese a su estatura para ser pívot. El tercero, Mingas (1'96/35 años) logró, junto con Moore, ser el máximo anotador frente a España en el partido de hace unos días. Sorprendió a propios y extraños cuando en el Preolímpico de 2012 llegó a promediar 20.3 puntos (51% en TC); se sabía que Mingas podía aportar en ataque, pero quizás no tanto como para rebasar los 20 puntos por partido. En el último campeonato africano, el ala-pívot rebajó sus números ofensivos (8.6 puntos), pero subió los defensivos hasta llegar a los 6.6 rebotes, hazaña costosa debido a su pequeña estatura que, al igual que Gomes, las pasan canutas ante interiores de más altura.

También se podría incluir en este grupo al interior americano y nacionalizado angoleño Reggie Moore, cuyo recuerdo está grabado en las retinas de los jugadores de la selección española: capaz de anotar 17 puntos teniendo como defensores a los interiores españoles, con un notable 9 de 12 en tiros de campo. En el último Afrobasket, haciendo gala de su potencial ofensivo, llegó hasta los 10.1 puntos de media. Por último, debe hacerse mención especial a un joven del que se espera mucho, Valdelicio Joaquim (2'08/24 años), presente y futuro de la selección angoleña. El pívot cuenta con experiencia en EEUU (Universidad de Hawaii), donde firmó unos números de líder, con 14.3 puntos8.3 rebotes, además de un 43% en T3. Puede generarse sus propias opciones ofensivas pero necesita ganar físicamente y en consistencia.

En resumidas cuentas, los pupilos de Macedo buscarán conseguir un resultado más positivo que el de 2010, donde quedaron decimoquintos. El punto fuerte de los angoleños reside en su experiencia, garra, y en el propio conocimiento del propio grupo; el débil es la falta de centímetros en la pintura y el hecho de que ningún jugador juegue fuera del continente africano, excepto Yanick Moreira, que lo hace en la NCAA. El quinteto inicial, probablemente, esté formado por Armando Costa (base), Milton Barros (escolta), Olimpio Cipriano (alero), Eduardo Mingas (ala-pívot) y Joaquim Gomes (ala-pívot). Está encuadrada en el grupo D, junto a Australia, Corea, Eslovenia, Lituania y México. 

EGIPTO

Subcampeona del pasado Afrobasket en el que perdió contra Angola por 57 a 40, Egipto vuelve tras una larga ausencia en los mundiales de 20 años. En 2013 volvío a ocupar un puesto en el medallero del campeonato africano después de no haber estado desde 2003 en Alejandría. Al igual que Angola, no tiene unas expectativas que cumplir e irán sin presión. No le deben nada a nadie e irán sin complejos. ¿Su objetivo? Dejar buenas sensaciones y seguir fortaleciendo el grupo de cara al Afrobasket de Túnez del año que viene, donde se jugarán un sitio en los próximos Juegos Olímpicos. Ciertamente, la plata conseguida en Costa de Marfil fue bastante inesperada, pero le dio una plaza para disputar el Mundial: todo un regalo que Egipto acepta con la intención de llenar de experiencia a los jugadores, especialmente a aquellos nacidos en la generación de los 90, que no son pocos. También como Angola, sufrirán la baja de su estrella y joven talento Assem Marei (2'06/22 años). Se pierde el Mundial por lesión, como Morais. El interior egipcio juega actualmente en la Universidad de Minnesota de la NCAA, donde ha sido uno de los baluartes ofensivos promediando unos magníficos 16.3 puntos 8.3 rebotes. Todo un portento para la pintura que se queda sin disputar la Copa del Mundo a causa de una lesión; Egipto se queda sin su principal hombre, que ya fue escogido para el mejor quinteto del pasado Afrobasket. Otra baja sensible del combinado africano será Omar Oraby (2'18/22 años), otro pívot con experiencia en la NCAA. Con todo, Egipto luchara por conseguir alguna victoria; ecuadrada en el grupo A, tendrá como rivales a España, Brasil, Francia, Irán y Serbia. 

a7cf0c3e6aab.jpg

La selección de Egipto (FIBA)

Si analizamos en profundidad el bloque que el seleccionador Amr Abu El-Kheir ha llevado al Mundial, uno se da cuenta del escaso fondo de banquillo del que goza Egipto. Intentarán paliar ese punto débil con su quinteto inicial, que a priori puede ser este: Khedr (base), El Gammal (escolta), Abdalhalim (alero), R. Abdalla (ala-pívot), y Khalifa (pívot). La selección egipcia deberá aferrarse al juego en equipo puesto que las individualidades es poco probable que les sean beneficiosas: Abdalhalim (1'91/23 años) puede servir, en algunos momentos de partido, como desatascador en ataque ya que goza de un notable tiro en la media distancia (9.4 puntos por partido en el pasado Afrobasket), aparte de poder aportar en el rebote. Otro de los nombres es el de El Gammal (1'89/26 años), del que se espera bastante tras la ausencia mencionada de Oraby y Marei. Es un jugador polivalente que, aunque no sea un anotador compulsivo y no tenga los mejores porcentajes de tiro, ha demostrado que puede promediar hasta 10 puntos por partido en los dos últimos campeonatos continentales. Es capaz, también, de ser el encargado de dar un plus de defensa al equipo en cuanto a intensidad. El tercero en discordia es el pívot Khalifa (2'06/26 años), quien intentará agudizar el daño que puede causar las bajas ya mencionadas de los hombres importantes. Pese a su baja estatura, ha ido incrementando su aportación anotadora hasta alcanzar los 7.1 puntos de media el año pasado, además de 6.3 rebotes. No viene, ni mucho menos, para ser el salvador ni la estrella, pero puede dar a Egipto algo de consistencia en la pintura, aunque en defensa sufra contra atacantes más altos que él.

Otros nombres que pueden ayudar al equipo en momentos difíciles son el de Abouelanin (1'92/28 años), con su buena mano desde más alla del perímetro; el de AbdAlla (2'05/26 años), quien también puede lanzar de tres con acierto y abrir el campo para crear tiros cómodos a sus compañeros, o el de Khedr (1'97/35 años), base con una dilatada carrera y experiecia de sobra como para llevar el timón del equipo.

A modo de síntesis, Egipto viene como una de las cenicientas, y es muy probable que acabe con ese cartel, pero de lo que no hay duda es que vienen con ganas y con muy poco que perder.

 

SENEGAL

Medalla de bronce en el último Afrobasket, también fue una de las sorpresas, pues nadie apostaba por ellos. Sin embargo, en el modelo africano se fijan los grupos iniciales en 4 equipos: de estos 4, ninguno se elimina directamente, sino que el último pasa a jugar contra el primero de otro grupo, y el tercero con el segundo de otro grupo. Así, Senegal consiguió, tras dos victorias y una derrota , ir venciendo hasta toparse con Egipto y perder en semifinales. Acabarían venciendo, en el partido por el tercer y cuarto puesto, a la anfitriona Costa de Marfil. Un hito que los mismos senegaleses no se creían. Aun así, estuvieron a punto de no participar porque debían abonar una multa de la FIBA, y al retrasarse ascendía a 473.000 euros, pero finalmente pagaron. 

min_dieng_gorgui.jpg

Gorgui Dieng (Foto: NBA MEDIA).
Gorgui Dieng (Foto: NBA MEDIA).

No queda tan lejos el recuerdo del referente interior de Boniface N'Dong, pero al parecer le ha surgido un sucesor que parece tener un futuro estable en la NBA. Hablamos de Gorgui Dieng (2'11/24 años), pívot de los Minnesota Timberwolves. ¿El inconveniente? Su poca experiencia con la selección de Senegal y con el grupo: hasta la fecha no había disputado ningún partido oficial con su país. Realmente se espera de él que sea el verdader líder del equipo, la cabeza visible del ataque del combinado que dirige Cheikh Sarr. En el último tramo de la temporada, Dieng ha mostrado su mejor versión, y ha sabido cubrir a la perfección la baja de Pekovic como acompañante de Love en la zona de los Wolves. Buenos fundamentos aunque quizás falto aun de físico para ser dominante, se espera que lleve en volandas a su selección en todos los aspectos de la cancha. Tiene una oportunidad de oro para madurar como jugador y mejorar. Contra España logró 12 puntos11 rebotes, para un total de 16 de valoración

Sería un error centrarse tan solo en la figura de Dieng para analizar a Senegal. Se pervé que el quinteto titular esté compuesto por D'Almeida (base), Maleye N'doye (escolta), Diop (alero), N'diaye (ala-pívot) y Dieng (pívot). Aparte de la estrella del equipo, mención especial deben recibir jugadores como Maleye N'doye (2'03/34 años), alero asentado ya en la máxima competición francesa, donde esta última campaña promedió unos meritorios 8.9 puntos. Con la selección, en los últimos tres Afrobasket ha alcanzado, o ha estado a punto, la cifra de 10 puntos por partido (10 en 2013, 8 en 2011 y 9.1 en 2009). Puede aportar intensidad y calidad en el bloque senegalés, además de echar una mano en el rebote ya que su estatura se lo permite pese a tratarse de un escolta-alero. El segundo nombre a destacar es su homónimo, Mamadou N'doye (1'90/34 años), quien en muchos momentos puede tomar las riendas del ataque saliendo desde el banquillo: será interesante su aportación cuando no haya un referente en pista. Otro nombre a destacar y que puede realizar un buen campeonato es el de N'diaye (2'12/27 años). El interior debutó en la NBA y también ha participado en la NBA D-League, pero su sitio parece estar en China: este último año ha sido el referente en los Guangxi, donde ha disputado 43.8 minutos por partido en los que ha llegado hasta los 16.8 puntos 12 rebotes. Por último, otro anotador nato y con experiencia europea, Faye (2'08/28 años). Este desconocido ala-pívot tuvo sus años de oro en los campeonatos continentales de 2009 y 2011, donde promedió 17.3 21.7 puntos por encuentro, respectivamente. Aunque su nivel en la anotación haya caído en picado, el año pasado consiguió un priomedio de 9.1 puntos, nada mal. También es capaz de ir con potencia al rebote con su notable salto.

Es decir, Senegal, a priori, tiene madera para poder lograr alguna victoria: está en un grupo difícil, el grupo B, donde se encuentran potencias como Croacia, Argentina o Grecia, además de Puerto Rico y Filipinas. Veremos qué puede proporcionar Senegal a su país, si puede sorprender como en el pasado Afrobasket, o se queda con el último puesto del grupo.

¿Y tú, qué opinas sobre las selecciones africanas? ¿Crees que alguna de ellas tiene opciones reales de llegar a octavos, o seguirá siendo una utopía para África que alguna de sus selecciones logre esta hazaña?

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 9 meses
#Contenidos: 
661
#Comentarios: 
2,003
Total lecturas: 
2,158,534

Comentarios

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar