Solapas principales

El Barça rema hasta el final pero cae ante Maccabi en Tel Aviv (92-85)

  • Wilbekin y Dorsey fueron el motor de los israelíes
  • Mirotic fue el máximo anotador del encuentro

En Maccabi hay mucho talento:

El conjunto israelí está cuadrando una gran temporada, y su actuación en el encuentro de hoy es una prueba más de ello. En parte es por la labor de Sfairopoulos, pero también por los jugadores que tiene. Más allá de Wilbekin, destacaron jugadores del calibre de Caloiario, Cohen e incluso Zoosman. Este ámplio abanico de alternativas fue lo que permitió a Maccabi competir de tú a tú durante todo el encuentro.

 

Dos locos sueltos:

Antes comentábamos que el Maccabi tiene un gran equipo, y que gran parte de los resultados que obtienen los consiguen gracias a ello, pero sin duda el factor X de este equipo son Scottie Wilbekin y Tyler Dorsey. Los dos desplegaron todo su talento y fueron la clave de la victoria. Además de su acierto y su calidad, dejaron muestra de su juego divertido y eléctrico que engachó a todos los presentes en el pabellón.

 

Tercera derrota consecutiva:

Hasta hace apenas unos días, los blaugranas no sabían lo que era perder dos partidos consecutivos esta temporada. Hoy certifican la tercera al hilo y se abre una vez más el tarro de las dudas. El escenario que les espera para remontar la situación no es el ideal. Estambul es un sitio complicado para redimirse, aunque también puede ser un golpe moral si lo logran.

Jugar en territorios israelíes nunca fue tarea fácil. Porque no se juega contra los doce jugadores de la plantilla, sino que se lucha contra las miles de almas que se hacen presentes en el pabellón para animar al Maccabi de Tel Aviv. Los gritos, el fervor, las ganas de comerse el mundo y el ansia de victoria de estos aficionados podría levantar revivir un muerto, incluso ser la cerilla que encienda toda la gasolina que tienen los jugadores de Maccabi.

 

Wilbekin y Dorsey son quizás la segunda pareja más divertida de toda Europa, solo por detrás de Micic y Larkin. Dos jugadores a los que se les caen las puntos de las manos, pero que además son de los que sacan sonrisas a los espectadores con su juego. Rápidos, con instinto asesino y una calidad a la altura de pocos en el continente. 

 

Sin embargo, estas no son las únicas armas que presentaron los dirigidos por Sfairopoulos. De hecho, la gran plantilla de la que disfrutan es lo que les está permitiendo ser uno de los equipos más en forma. Cuando no fue Zoosman fue Cohen, Caloiaro, Otello Hunter o, incluso, un ex Barça como Jaylen Reynolds.

 

Del otro lado, la antítesis. Mirotic, Mirotic y Mirotic. Las indicaciones de Pesic fueron siempre para la defensa de un equipo que permitió más puntos de los que le gustaría al entrenador serbio. El ataque fue el ostracismo en su máxima expresión. El reflejo de lo que se viene cociendo hace ya unos cuantos partidos y que hoy se volvió a hacer presente. Los individualismos como base, el juego colectivo como utopía.

 

 

Un partido de alto voltaje físico en el que, por el lado de los israelíes, se vio una gran combinación de talento individual y de juego colectivo. Desde la actitud, desde la confianza y sobre todo desde el trabajo defensivo. Ese trabajo que logró volver loco a Mirotic, hasta tal punto de verlo cargado de faltas y con una antideportiva tras un roce con Caloiaro, que realizó un gran encuentro.

 

Los locales pregonaron un juego divertido, de muchos puntos y donde todos los jugadores fueron partícipes. El Barça fue un cúmulos de individualidades que nunca logró involucrar a todos. Grandes jugadores e incluso grandes actuaciones, como las de Mirotic y Higgins, o también los aportes de Kuric y Delaney, aunque eso no pueda traducirse al parquet. Los de Pesic lucharon hasta el final, pero Sfairopoulos se apuntó una victoria muy importante para confirmar que Maccabi ha vuelto a estar entre los grandes del continente.

 

 

Tercera derrota consecutiva para los hombres de Pesic que ahora deberán medir su recuperación nada menos que ante el Fenerbahce en Estambúl. Un escenario más que complicado para los blaugranas. Las victorias no salen nada baratas en esta Euroliga, y menos aún si del otro lado espera Obradovic y los suyos.

 
 

estadisticas_maccabi_vs_barca.jpg

Estadísticas Maccabi. Vía: Euroleague.
 

estadisticas_barca_vs_maccabi.jpg

Estadísticas Barça. Via: Euroleague

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
120
#Comentarios: 
234
Total lecturas: 
229,911