Solapas principales

La fiesta del triple de Andorra se impone a un combativo Ulm (87-99)

  • Moussa Diagne no volvió a jugar tras dos faltas tempraneras

Morabanc Andorra vence a domicilio a Ratiopharm Ulm por 87-99 en un partido que comenzó con una lluvia de triples por parte de los de Ibón Navarro. Llegando a gozar de ventajas superiores a 20 puntos, un gran tercer cuarto local devolvió la igualdad al marcador. Finalmente, un parcial de 10-0 en el último cuarto sentenciaba el partido para los del Principado. De esta manera, se sitúan terceros, a expensas de lo que haga el Monaco mañana ante uno de los líderes del grupo A, Promitheas Patras. 

Policías y ladrones: La defensa de Morabanc Andorra sería un muro en el primer cuarto. Completamente inexpugnable y con Bandja Sy robando 4 balones en 6 minutos, los locales se desesperaron con muchas pérdidas. Los 9 robos al descanso fueron un mal presagio de lo que pasaría en la segunda parte, donde solo robaron uno. Al final, los andorranos se llevan una victoria de Ulm después de haberse llevado más de un balón en el primer cuarto. 

Banda de francotiradores: Morabanc Andorra parecía una banda organizada y especializada no solo en robar balones sino en defender el botín con un acierto desde la larga distancia espectacular. Un 12/21 en triples es una notable tarjeta pero si contamos que al descanso esa tarjeta era de 11/17, la cosa cambia. Les entraba prácticamente todo a Massenat, Walker y Hannah en la primera parte. 

Killian Hayes: Así, sin nada al lado, porque tenemos que hablar del base de 18 años como un caso aparte. Si bien es cierto que aún le quedan algunos defectos por pulir, el francés pinta muy, muy bien. Excelente visión de juego y capaz de anotar casi de cualquier lado, aún le falta mejorar en la toma de decisiones y afinar en los pases. Cometió cinco pérdidas, sí, pero sumó 19 puntos, 6 asistencias y 3 rebotes con 18 años. 

Como una moto salía Morabanc Andorra en Ulm. Arrasando la defensa de cambios por la que apostó Jaka Lakovic, el trabajo de los pirenaicos se cultivó atrás, robando más de un balón por minuto, y dio frutos en ataque con un parcial de 4-17 y una solvencia desde el perímetro espectacular (5/7).  El veterano Per Günther salía como revulsivo para los farmacéuticos, con nueve puntos, pero nada podían hacer los locales ante el festín que se estaban dando Frantz Massenat, Clevin Hannah y Dejan Todorovic desde la línea de tres. El partido era de Morabanc al final del primer cuarto con un contundente 17-30.

No era cosa de unos minutos lo visto hasta ahora y Todorovic, en la primera posesión de la que gozó en el segundo asalto, avivó la herida de un Ratiopharm Ulm que no lograba entender los bloqueos directos que propiciaban los lanzamientos liberados. Viendo la que estaban montando sus compañeros, David Walker decidió asistir a la fiesta. Llegó tarde pero llegó en el momento justo, como es ideal. Tres triples sin fallo le harían el jugador más valorado al descanso -18 créditos-. Isaiah Briscoe y el prometedor Killian Hayes se perdían entre el universo de manos de Andorra con siete pérdidas entre ambos. Las diferencias oscilaban entre los 15 y los 20 puntos, un lujo para Andorra jugando de visitante. Faltando algo menos de cuatro minutos llegaban los visitantes a los 50 puntos (28-50) y solo un parcial de 11-4 comandado por Briscoe rebajó la distancia al descanso (39-54).

Por cierto, de Moussa Diagne, que cometió dos faltas rápidas al empezar, no había rastro. Después de la exhibición desde lejos no hacía ni falta. Algo más se sabía del francés de 18 años Killian Hayes, que se aquejaba de daño sufrido en el tobillo izquierdo, aunque continuaría en la segunda parte. 

La vuelta de vestuarios nos traería la foto del partido con un brutal mate de David Walker, sin fallos hoy, sobre Derek Willis. Y no solo eso, también vendría Andreas Obst en plan estelar con 12 puntos en este cuarto, y con él la remontada de los naranjas. Massenat y Hannah seguían a lo suyo y la diferencia llegó a ser de 19 puntos hasta que Tyson Pérez se doblaba el tobillo en una caída (46-65, min. 24). Volvería más tarde el dominicano, pero el pequeño parón reactivó de alguna manera a los locales que devolvieron el parcial inicial de 17-4. El tridente Obst-Briscoe-Hinrichs desarmaría la defensa de los de Ibón Navarro en seis minutos, quedándose a un punto con un triple del americano sobre la bocina, 73-74. 

De canasta a canasta y tiro porque me toca, debió pensar Hayes que con un maravilloso stepback colocó por delante a los de Lakovic por primera vez en el partido (76-75). Otro triple del base servía de antesala de un nuevo parcial de 10-0 de los andorranos, sustentado por grandes defensas y un recuperado Tyson Pérez que reventó el aro por partida doble (79-90, min. 37). El buen hacer de Massenat y Llovet no dejaron a los locales bajar la diferencia de los dobles dígitos para acabar consiguiendo una gran victoria fuera de casa.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 9 meses
#contenidos: 
149
#Comentarios: 
430
Total lecturas: 
331,456