Solapas principales

Lucas Mondelo y Victor Lapeña (Foto: Juan Carlos García Mate)

Lucas Mondelo: "Si no hay lesiones, podemos aspirar a las semifinales del Mundial"

  • Hablamos con Lucas Mondelo de todo lo que afecta a la actualidad del baloncesto femenino español

Cazamos durante apenas media hora al seleccionador nacional femenino: Lucas Mondelo. Acaba de salir de ofrecer una charla a los entrenadores del futuro, los que están aprendiendo en el Curso Superior de Entrenadores y en un rato, otra charla, esta vez en el Máster FEB de Formación Permanente; todo ello en Zaragoza. Después, volverá a Madrid para la tercera concentración de la selección española femenina de cara al Mundial de Turquía que se disputará a final de septiembre. Mucho baloncesto y muchas cuestiones que tocar en tan poquito tiempo, pero Lucas Mondelo habla claro y llano, tanto que a veces se hará difícil transcribir con exactitud las palabras del seleccionador.

img_6710a.jpg

Lucas Mondelo (Foto: Dani Marzo)

Estás en Zaragoza con motivo del Curso Superior de Entrenadores y el Máster FEB, ¿qué le dice un seleccionador nacional a los entrenadores del futuro?

Bueno, yo parto de la base de que si están aquí es porque tienen un amor exacerbado por el baloncesto. Porque el baloncesto es una forma de vida, seas profesional o no, es una forma de vida. Mucha gente: parejas, familiares, amigos; a veces no entienden. Entonces es una forma de vida en distintas facetas: arbitraje, periodistas, jugador, entrenador. Sobretodo, que no pierdas la pasión por lo que hagas y que prueben cosas y hagan cosas. Se equivocarán y acertarán, pero sobretodo que lo hagan con pasión; en el momento en que pierdan la pasión, que hagan otra cosa. Es una forma de vida y nos lleva a ser de una manera; deben estar muy orgullosos de lo que hacen.

"Soy entrenador de baloncesto, no de género"

Luego, esto es una pirámide y no todos pueden estar arriba. Pero es que, ¿cual es la diferencia entre ganar y éxito? Nuestra sociedad ha llevado a equiparar ganar y éxito, y ganar es una consecuencia de. Entonces, si tú tienes la quinta plantilla y quedas segundo, no has ganado, quedas segundo, pero es un éxito. Has hecho mejor a tu equipo, a tu equipo técnico, a tus jugadores, eso es éxito. Les he dicho que ellos sean felices con las herramientas que tienen y en el sitio que juegan. Es lo que deben perseguir. A partir de ahí, si alguno tiene la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado, perfecto. Yo estoy viviendo de mi pasión, no me diferencio de ellos en nada, lo único es que yo me gano la vida con esto; en lo demás, soy igual que ellos y seguramente pienso y actúo como ellos. Eso he intentado trasmitirles.Luego, esto es una pirámide y no todos pueden estar arriba. Pero es que, ¿cual es la diferencia entre ganar y éxito? Nuestra sociedad ha llevado a equiparar ganar y éxito, y ganar es una consecuencia de. Entonces, si tú tienes la quinta plantilla y quedas segundo, no has ganado, quedas segundo, pero es un éxito. Has hecho mejor a tu equipo, a tu equipo técnico, a tus jugadores, eso es éxito. Les he dicho que ellos sean felices con las herramientas que tienen y en el sitio que juegan. Es lo que deben perseguir. A partir de ahí, si alguno tiene la suerte de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado, perfecto. Yo estoy viviendo de mi pasión, no me diferencio de ellos en nada, lo único es que yo me gano la vida con esto; en lo demás, soy igual que ellos y seguramente pienso y actúo como ellos. Eso he intentado trasmitirles.

¿Crees que el contexto económico condiciona a estos futuros entrenadores?  

¿A qué te refieres?

A la imposibilidad de ganarse la vida con esto.

Cuando empiezas nunca piensas al 100%: “Yo voy a ser Xavi Pascual, voy a ser Aíto, voy a ser Obradovic”. Hay un cierto componente; porque somos humanos, somos ambiciosos, somos competitivos. Porque si no fuéramos competitivos no estaríamos aquí. Tienes ese pensamiento: “A ver si algún día”. Pero al principio es porque vas a tener mejores jugadores, vas a jugar mejores competiciones y eso es lo que te gusta, más que el componente económico. Cuanto más escales, mejores jugadores, mejores ligas; luego está el componente económico en paralelo, a veces no al mismo nivel, pero en paralelo.

Lo económico a veces en cierta manera te condiciona un poco, pero tienes que intentar, si llega a ocurrir que tienes la suerte de ser un privilegiado, no olvidarte de tus orígenes y ser auténtico. Que ser auténtico no significa que lo hagas todo bien, o todo mal, simplemente que eres tú, con tus ideas. No te olvides nunca de cómo has llegado hasta ahí, qué te ha hecho ganar o qué te ha hecho llegar hasta ahí y eso tienes que intentar no cambiarlo, porque te estarías equivocando. Si tú eres lo más auténtico posible, cuando lleguen las vacas flacas, esto es deporte, tú con eso puedes vivir, porque has llegado de una maneras y has hecho lo que creías. A partir de ahí, con eso puedes vivir, tengas éxito o no.

Para acabar con las preguntas sobre entrenadores, ¿fuiste tú el que dijo que no había entrenadores de género?

Sí, con esto acabo rápido. No hay entrenadores de masculino o femenino, esto es más fácil, porque además ha habido trasvases entre los dos lados; hay pocos pero hay ejemplos. No voy a entrar en lo que ha pasado con los que han ido de un lado o han ido del otro, no voy a entrar en eso, el que quiera que investigue. El tema es que yo soy entrenador de baloncesto. Te puedo gustar más, te puedo gustar menos, estar de acuerdo o no. Eso es asumible. Lo que no es negociable es si soy entrador de chicas o de chicos. Soy entrenador de baloncesto, no de género. A partir de ahí, podré ser mejor o peor. En eso, nada que decir.

Lo que pasa es que a veces se encasilla un poco a los entrenadores. Hablas de trasvases pero en realidad tampoco hay demasiados.

Bueno, en masculino no apuestan mucho y en femenino hay menos equipos. Hay menos agentes, menos jugadoras, menos equipos, está más cerrado. En masculino, está más abierto, hay más jugadores, más equipos y es normal que se nutran de los que ya están ahí. Contra eso no puedo hacer nada ni pienso perder un minuto en eso. Si alguien alguna vez piensa que puedo llevar un equipo, veré si la oferta me gusta; sobretodo en plano deportivo, pero no pierdo un minuto. También, los que tienen la suerte de estar en este momento al nivel que estamos algunos; que es momentáneo, que es ahora, pero dejará de ser. Entonces ahora a mí no me interesa pasar a masculino, en el tema deportivo estoy en China y en la selección española jugando mundiales, me gano bien la vida con esto, entonces para mí, ¿por qué voy a bajarme de la ola? Ya me tirará la ola, me caeré de la tabla.

ac34d803-1825-42da-9878-96ba1f23012aflexible.jpg

Con la selección (Foto: Fiba Europa)

Hablando de la selección. Comienza la tercera concentración del verano, ¿cómo se trabaja en estas concentraciones?

Este año hemos planteado esto, que no es habitual. Es una idea que surge de gabinete, el líder fue Ángel Palmi. Buscábamos una fórmula, porque la gente acababa muy pronto, cuatro meses de vacío; excepto Sancho Lyttle y Anna Cruz, que están en WNBA, las demás. Eso nos daba miedo. Tampoco queríamos hacer concentraciones largas. Además, con peligro inherente de lesiones, de problemas de coco y con un coste económico, las tres cosas por ese orden. Pero había que hacer algo. Ahí Ángel, asesorado por gabinete propuso una idea: mantener un control sobre las jugadoras. Es físico y médico sobretodo. Haces concentraciones de tres días y vas introduciendo elementos de batería táctica con tranquilidad, con 'defensas en sombra' o sin defensa, situaciones 'por cero', que vayas viendo lo que asimila la gente y lo que no. Les pasas vídeos, se los llevan a casa. Es una concentración de cuatro meses realmente, pero que no casca a la jugadora porque se van a casa, tienen un mes de vacaciones y al mes vuelven. En esta última la cosa cambia, hacemos test físicos 'de verdad', hacemos pruebas médicas en el Consejo Superior de Deportes y hacemos un trabajo físico individualizado que se llevarán a casa para que trabajen cinco semanas en casa y llegar niqueladas al Mundial. Porque el torneo es muy corto y hay que estar muy bien físicamente. Entonces se hacen estas pruebas físicas y médicas y las jugadoras hacen un trabajo a la carta. No es lo mismo un base que un alero y un alero que un pívot. Ni corren los mismos kilómetros, ni necesitan la misma fuerza en las piernas. Unas son más de explosividad, las otras más fuerza. No es lo mismo una jugadora de 35 (años) que una de 22. No es lo mismo la que tiene problemas de cuádriceps que la que tiene problemas de rodilla.

Además estas concentraciones sirven para ver jugadoras nuevas: Novo, Forasté, Romero, Arrojo... ¿Qué opciones tienen?

"En 2018 se juntarán las tres generaciones de más éxito"

Sí. Lo que está claro es que hay un núcleo duro de jugadoras, que por su trayectoria no las va a discutir nadie. Pero después, hay una liga y jugadoras que destacan en esa liga. Sólo por eso, tienen que tener un premio. Luego, hay que darles la oportunidad de competir con las que ya están y luego ya veremos. Eso son Arantxas, Miriams, Lauras, que ya han estado en selecciones inferiores. A parte, las que suben tienes que introducirlas en dinámicas; luego ya veremos si están preparadas ya o todavía no. Lo normal es que no estuvieran, pero cuidado, a lo mejor sí y nos llevamos alguna sorpresa. El tema es que a las que suben y van triunfando hay que darles una oportunidad también, sino ¿para qué sirven los éxitos? Con todo ese puzzle hay que trabajar. Vamos 17 a la concentración y tres que no van: Astou (Ndour) que está probando en Estados Unidos, Lyttle y Cruz. En realidad la lista que manejamos para quedarnos con 16 en agosto, es de 20. Nunca se había hecho una lista tan larga, se había hecho de 16 para quedarnos con 14.

Pero Lyttle y Astou no pueden jugar juntas...

Aquí no hay un debate Mirotic-Ibaka porque son cosas muy diferentes. A Sancho (Lyttle) no la discute nadie. Es la pívot titular, MVP del europeo, ha sido decisiva en la liga del Galatasaray, ha sido decisiva en la Euroliga de Salamanca, es decisiva en el oro de España. Eso no ofrece discusión. Astou: mejor jugadora joven, MVP de nuestra liga... Juegan en la misma posición, de 'cuatro'. Sancho tiene un recorrido y nos tiene que ayudar hasta el final, pero Astou tiene que introducirse ya en la dinámica y es lo que hacemos. Además, Sancho no está porque está en la WNBA. Astou nos ayuda porque juega parecido a Sancho; nos ayuda mientras no está. Cuando Sancho venga, Astou habrá acabado su misión y nuestra misión con ella; habrá entrado en dinámica, nos habrá ayudado y ella es consciente de todo esto. Algún día acabará Sancho y estará ahí Astou. Que tenemos la desgracia, espero que no pase, de que Sancho se lesiona; tienes una jugadora que ahora mismo, a día de hoy, dentro de dos años no se, no es Sancho todavía, pero tienes una jugadora preparada y motivada. Un poco por eso lo hacemos.

¿Y a Anna Cruz cómo la estás viendo en WNBA?

Lo está haciendo muy bien. Lo ha hecho muy bien en Orenburg jugando en la posición de base, teniendo mucho el balón, mucho bloqueo directo y está en la WNBA, con un juego muy abierto, sin ayudas, donde lo está haciendo muy bien. Ella va a estar en la lista, el año pasado no fue porque estaba lesionada, sino hubiera ido. Este año, es una jugadora que tiene posibilidades de estar, pero como otras. También viene Nuria Martínez y otras que el año pasado no estuvieron. Nuria Martínez jugando de alero en Turquía ha jugado muy bien. Hay una serie de jugadoras que vendrán y se jugarán el puesto. Cruz es una fija en la lista. Luego tendrá que ganarse el puesto, porque además en la selección no va a jugar en el puesto que juega habitualmente. Tenemos a Laia (Palau), Silvia (Domínguez), Cristina (Ouviña), Leticia (Romero); no va a jugar en esa posición, va a jugar en otra que le implica otra situación en el campo: menos rato el balón, menos minutos en pista, más bloqueos indirectos que directos. Cambia su situación. Vamos a ver como se adapta a eso, pero desde luego Cruz es fija en la lista de la selección. Hay que competir como en un 'training camp' americano y luego las doce mejores son las doce que irán. ¿Quienes? Ahora podemos decir tres o cuatro que nadie va a discutir y otra serie de jugadoras que se jugarán el puesto.

¿A qué aspira España en el Mundial?

fc94e395-043e-408a-b279-b5cb2cd5463cflexible.jpg

Con Alba Torrens (Foto: Fiba Europa)
A lo que aspira España es a competir, porque llevas el nombre de España y eso ya es una responsabilidad. Todo lo que arrastramos nos obliga. Hay dos puntos esenciales que no podemos perder de vista: Juegos Olímpicos y Mundial 2018. La selección es joven y además para 2018 estarán juntas las tres generaciones que más éxito han dado en formación. Xargay y Torrens tendrán 28 años, serán jóvenes todavía. Tenemos que conjugar el trabajo a medio y largo plazo con el éxito inmediato. Eso es complicado. Hay que ver como adaptan los roles las jugadoras. Amaya (Valdemoro) y Elisa (Aguilar), han dejado de estar, buques insignia de la selección. Y aunque el año pasado su incidencia en pista fue menor; aunque ayudaron en momentos puntuales, en cuartos Amaya y contra Italia Elisa contra la zona. Ayudaron al equipo, ayudaron más desde fuera que desde la pista. Claro, las jugadoras importantes que cogieron el mando las tenían detrás a ellas dos y este año no las van a tener en el vestuario. Hay que ver eso como presiona a la jugadora y la jugadora con presión como rinde. Eso es una incógnita, hasta que no estemos allí no lo sabremos. Podemos teorizar, pero hasta que no estemos allí no lo veremos. ¿Qué ocurre? Que nos ha tocado un grupo muy fuerte; que el campeonato es express, no permite errores, es de nueve días y si no quedas primero de grupo juegas octavos, no cuartos. Y después cuartos sin descansar. El Mundial es arbitrajes FIBA Mundo. Está Australia. Está Estados Unidos. Está Canadá, que son muy físicas. Está Francia, que les hemos ganado pero es Francia. Está Turquía que es anfitrión y es más parecido a nosotros. Entonces es un tema muy complicado.

De entrada yo creo que hay que estar en cuartos de final. El año que fuimos bronce, que fue la hostia, perdíamos de 14 faltando tres minutos contra Francia. Remontamos el partido, ganamos y fue la leche. Luego el tercer y cuarto puesto le ganamos a Bielorrusia. Era la primera vez que se conseguía una medalla, nunca antes se había conseguido una medalla y fue un éxito, pero es muy difícil. Te puedes ver catorce arriba y perder, es un mundial, eso en un europeo es más difícil que pase. Como objetivo de mínimos, pensando en el Eurobasket de Hungría en el que hay que buscar la clasificación olímpica; es un año para preparar a las jóvenes sin dejar de competir. No dejar de competir es estar en cuartos; después, yo creo que si no hay lesiones podemos aspirar a estar en semifinales y luego ya cuando estás ahí puede salir cualquier cosa. El objetivo de mínimos es llegar a cuartos.

Hay que quedar campeón de grupos para coger el camino corto a cuartos. Para eso está Brasil; está República Checa, que nos costó en el Eurobasket ganarle en cuartos y no tenía ni a Vesela ni a Viteckova y este año estarán las dos y Japón es el campeón de Asia. Contra Japón hay que jugar y ganar, además el primer partido, porque Japón tiene una forma de jugar muy diferente a la nuestra.

¿Cómo sigues a las jugadoras desde China?

Tenemos siete horas de diferencia con China, yo voy siete horas por delante, entonces madrugando o acostándome tarde. Veo los partidos de Liga Femenina o entro en la página FEB y me descargo los partidos. En Euroliga también tengo mi clave para descargarme los partidos que quiera. No los veo todos, porque verlos todos es una tontería. Veo los partidos importantes donde ves cómo reacciona emocionalmente la jugadora. Ver en los partidos importantes cómo rinde. Además no hace falta ver veinte partidos un día; ves uno, a los cuatro días ves otro, dos días seguidos ves uno y uno, una semana no ves ninguno. Pero al final del camino has visto muchos partidos y partidos importantes. Luego aquí tienes gente que te asesora, que te hace seguimiento diario. Además tengo conocimiento de las jugadoras porque muchas las he llevado tanto en categorías inferiores como en club o las dos cosas.

En China has coincidido con Britney Griner...

Con Griner y con Cambage, la mejor pívot del mundo para mí.

¿Crees que es o va a ser un impacto para el baloncesto femenino la llegada de Griner?

A mí me metió cuatro mates en un partido, en el All-Star de la Liga China. En cambio en el playoff de semifinales, en tres partidos me metió uno. No es lo mismo un All-Star que no defiende ni dios que un playoff. Es una jugadora que le gusta más tirar que ir hacia dentro y eso es una ventaja. Ya fomentamos nosotros que tire; así no está al rebote ni nos saca faltas. Es un impacto porque es una jugadora diferente. Cambage también, es una tía de 2.03 que tira de tres, baja la pelota; para mí es la mejor pívot del mundo. Australia le aguantó en semifinales tres cuartos a Estados Unidos hasta que se le acabó la gasolina a Cambage, hasta que no pudo pelear con todas las pívot norteamericanas.

Luego Maya Moore, Sylvia Fowles, Lauren Jackson... había varias top. Había más tops en la Liga China que en Europa. El nivel de jugadoras en Europa, el nivel medio es superior, porque allí solo se permite una americana por equipo. Luego empiezas a contarlas y dices: ¿Contra estas tengo que jugar yo? Además todas juntas y luego Parker, Tina Charles, Taurasi, Wahlen... Ojalá pero que sea en la final y nos divertimos todos.

Griner dunks in WCBA 2014 All-Star Game

Y de las españolas que vienen por detrás, ¿quién crees que puede ser un impacto?

"La jugadora española involuciona en NCAA"

Yo creo que hay una serie de jugadoras con mucha proyección. En la U16 hay varias; tenemos a Umi (Diallo), a ver si sacamos un pívot ahí. En la U17 está Salvadores, está Cazorla; está Iris, cuidado con Iris, está Iho. En la U18, está Laia Flores, está Quevedo; hay una serie de jugadoras. Está Sara Zaragoza, una pívot de 1.95 que a ver como evoluciona. En la U20 tenemos a Leticia (Romero), a Belén (Arrojo), tenemos a Astou (Ndour). Tenemos material. He nombrado a estas y otras que me he olvidado. Tenemos una serie de jugadoras con mucho futuro pero cuidado, no nos pasemos tampoco alzándolas. Ni para que se lo crean ni para meterles presión demasiado pronto. Ya les metemos la presión de tener que ganar en los campeonatos, ya crecen en esa presión y se van educando; no les metamos más.

Podemos estar tranquilos, por lo menos exteriormente, hasta la posición de 'cuatro'. La posición de 'cinco' es más problemática porque no hay. Está Sara, está Umi, pero no hay ninguno más.

De la selección U20 (reciente subcampeona de Europa), la mitad está en Estados Unidos, en la NCAA. ¿Qué te parece esta tendencia que parece creciente?

A nivel de vida, de crecimiento personal, de idioma; yo creo que ir a una universidad americana es una buena decisión. Vienes bilingüe, te tienes que desenvolver solo, te becan, es una esperiencia vital importante. Lo que pasa es que luego no van a universidades que están entre las 64 mejores al final, que están en el 'marzo loco'. No están. O casi ninguna está en universidades de estas. Ese es otro tema. Porque prima más lo académico que lo deportivo.

A nivel deportivo yo creo que involucionan. Lo que está pasando cuando las recogemos es que físicamente han engordado. El juego de allí es diferente a nivel de lectura. Yo creo que por el nivel al que está España; a lo mejor en otro país no, pero al nivel de España, de nuestro tipo de juego. Yo creo que no ayuda. Además solo juegan cuatro meses. A nivel de baloncesto no ayuda, normalmente vienen peor físicamente y han empeorado en la lectura de juego. Pero es un tema muy delicado por el equilibrio entre el baloncesto y los estudios.

Pero es una forma de buscarse una salida al margen del baloncesto.

Claro. Si la liga española estuviera de otra manera, no hubiera la crisis que hay a nivel económico. Que incide en todos los deportes pero en el femenino más. A lo mejor alguna jugadora contemplaría ser bilingüe aquí y estar en la liga. Pero como eso no pasa y la realidad es la que es, tenemos mucho éxodo a Estados Unidos, que a nivel deportivo, a día de hoy, no ayuda. Hay una diferencia física y de juego; luego tienen que adaptarse otra vez al juego europeo y les cuesta. Puede ser un hecho puntual o no.

¿Te preocupa la situación de la Liga Femenina?

"La crisis le está dando una oportunidad a las jugadoras jóvenes"

Bueno, me preocupa la situación en general de vida por la economía, fuera del baloncesto. La vida cotidiana, la que vivimos todos. Me preocupa la crisis. Me preocupa como está el mundo por el tema de la crisis, eso me preocupa. Dicho esto, tiene una incidencia proporcional sobre el deporte. Porque el deporte profesional necesita de mecenas, de esponsorizaciones, que claro, en tiempo de vacas flacas va para otras cosas, hay que priorizar. Si a eso le añadimos que es deporte femenino; aunque sea el deporte con más licencias y el más profesional de los deportes femeninos tal vez y en Turquía o Rusia sean ligas con un nivel económico importante. Si incide en el baloncesto masculino, cómo no va a incidir en el deporte femenino. Así una cosa me lleva a la otra, la preocupación parte del mundo en general que incide directamente en el deporte femenino que es donde estoy yo.

Pero un descenso del nivel de la liga también afecta a la selección...

A largo plazo sí. Pero bueno, las crisis todas tienen una oportunidad. Ahora está jugando gente joven que no hubiera tenido la oportunidad hace cuatro años. Había comunitarias de primer nivel, extranjeras de primer nivel y esas jugadoras jóvenes que están en desarrollo, que ganan cosas en formación iban al banquillo. Ahora esas jugadoras están teniendo minutos, están teniendo responsabilidades. Eso es bueno. A medio plazo sería bueno que hicieran eso y además tuvieran delante gente extranjera de mucho nivel. Vamos a ser positivos, de momento están jugando minutos jugadoras que no jugarían.

Luego, el segundo punto. Tenemos la suerte de que nuestro nivel es muy alto y tenemos siete tías de la selección absoluta jugando fuera. Que se están peleando con tías extranjeras, se están ganando el respeto de los árbitros... Tenemos esa suerte. De momento esa combinación es buena. Si se alarga en el tiempo, no será bueno, pero ahora mismo es una oportunidad para las que no tendrían espacio, que ahora lo tienen y se están desarrollando. Si tengo que pedir algo es que a medio plazo haya menos crisis y podamos introducir en la liga gente de un nivel importante que ahora están en Rusia o están en Turquía. Eso sería cuadrar el círculo.

Etiquetas

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
11 años 6 meses
#Contenidos: 
655
#Comentarios: 
2,931
Total lecturas: 
3,075,703

Comentarios

Lleva bastante razón en muchas cosas, pero sobretodo en el tema de oportunidades, que en España, si no fuera por la crisis económica, no estaríamos viendo a jugadoras jóvenes, en evolución y formación que antes se paraban porque no jugaban. En cierto modo también ha pasado en ACB, donde proyectos como Cajasol con muchos jugadores de formación no había, solamente los oasis de Joventud y Estudiantes.
La pena es que, este tipo de jugadores/as, si quieren compaginar deporte profesional y estudios tienen que salir a USA, que en este país somos incapaces de tener un sistema deportivo con formación, donde el futuro deportivo y académico se pueda conseguir (no querría tampoco los beneficios académicos por éxitos deportivos, tampoco hay que pasarse).

Deja tu comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar