Solapas principales

Iberostar sufre con la zona pero se lleva la victoria ante Mornar Bar (74-81)

  • Iberostar Tenerife disputa su segundo partido en algo más de 48 horas después de su visita a Manresa el domingo

Iberostar Tenerife, que había jugado en la jornada matinal del domingo ante Manresa, viajaba directamente desde Barcelona hasta Bar, ciudad montenegrina a las orillas del Adriático, para enfrentarse a un Mornar Bar en el que se encuentran algunos viejos conocidos de la Liga Endesa. Los Shermadini, Yusta y compañía tendrían que lidiar con veteranos como Mirza Begic, Jacob Pullen o Mirko Bjelica.

En un comienzo bastante igualado era precisamente el trío ex-ACB el que surtía de puntos al conjunto balcánico. Especialmente Begic superaba a Shermadini en el duelo de torres -2'16m. cada uno- con seis puntos en los primeros minutos por dos del georgiano. Bien secundado estaba por Pullen que se llevaba algún balón anticipándose a la línea de pase. Su oposición fue Dani Díez que, con 8 puntos en el primer cuarto, entendía muy bien la zona planteada por el equipo local.

Una zona que buscaba anular por todos los medios la aportación del máximo anotador de Iberostar Tenerife, Giorgi Shermadini y que exigió a otros actores aurinegros a aumentar su protagonismo. De hecho, la conexión canaria Álex López-Fran Guerra cerraba el primer cuarto con un favorable 20-24. 

Seguiría completamente bloqueado Shermadini en ataque que sufría con la zona y la experimentada defensa de Begic. Aún así una racha fugaz situaría a los de Vidorreta hasta diez puntos arriba dando la impresión de tener un puntito más que su rival. Sin embargo, las impresiones no dan puntos y con una defensa rocosa sumada a la inspiración del combo-base Antabia Waller en ataque desembocaría en un parcial de 11-3 para los montenegrinos (31-33, min. 16). 

Vuelta a empezar con el mismo panorama del primer cuarto, con muchas complicaciones para entrar en la zona y errores desde el perímetro por parte de los laguneros. Pullen y Bjelica aportaban en campo de ataque para los locales yéndose al descanso con un palmeo final del serbio con una ventaja de 43-40. 

Al volver de los vestuarios, los visitantes no serían capaces de ponerse por delante en ningún instante del tercer cuarto pero cambiaría la imagen vista en la primera mitad. Shermadini se empezaba a encontrar más cómodo y con ello se creaban más espacios para poder atacar el aro, como lo hacían Lundberg y Dani Díez, dos de los más destacados en el día de hoy. De todas maneras, los puntos de Pullen y las asistencias de Needham situaban siempre por encima en el marcador a Mornar Bar. Una embestida final de la pareja de aleros aurinegra salvaba un déficit de 5 puntos comenzando un partido nuevo los últimos 10 minutos (60-60). 

La experiencia y el mayor nivel competitivo de los insulares decantarían el último cuarto. Marcelinho brillaba después del gris partido ante BAXI Manresa y Shermadini ya se tornaba en imparable bajo el aro un partido más. Apoyados también en Santi Yusta, que superaba el papel de un Bjelica con malos porcentajes, la diferencia ascendía a nueve puntos favorable para los chicharreros. Un último arreón final del propio Bjelica llegó a situar el choque en dos canastas, pero de nuevo Yusta sentenciaba el partido con un gran 2+1 confirmando la segunda victoria en dos partidos para el conjunto de Liga Endesa. 

La zona montenegrina determinó el partido: Encerrados y achicando espacios, el objetivo de Mornar Bar desde el primer segundo de juego era el anular a Shermadini debajo del aro. Y les funcionó, confiando en que su rival no tuviera el día desde el triple, hasta que Yusta y Lundberg desbloquearon la defensa montenegrina. Amargo fue el partido de Sasu Salin, Atkins y Huertas en el perímetro con muchísimos fallos causados, quizás, por la acumulación de partidos y el largo viaje. 

Tres viejos conocidos casi amargan la visita a Iberostar: Jacob Pullen, Mirza Begic y Milko Bjelica. Además de coincidir a las orillas del Adriático, en algún momento pasaron por Liga Endesa. Ya sea por récords, duración de la estancia o paso por distintos conjuntos, cualquiera de los tres es recordado por el aficionado de nuestras canchas. El base estuvo a la altura de su fama de tirador siendo el máximo anotador de su equipo mientras que Begic y Bjelica fueron vitales en la defensa de Shermadini. 

Siempre Shermadini: El pívot georgiano nunca desaparece en esta temporada. Le costó mucho incidir en la producción de su equipo en la primera parte por culpa de la defensa balcánica y del marcaje de una torre como Begic. Sin embargo, a partir del descanso se fue desperezando y volvió a sumar una jornada más siendo el jugador más dominante de su equipo. Imprescindible en el esquema de Vidorreta, en el último cuarto se encargó de aumentar la diferencia que, a la postre, daría la victoria a los aurinegros.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
1 año 8 meses
#contenidos: 
140
#Comentarios: 
409
Total lecturas: 
306,006