Solapas principales

El Ferrari de Pesic necesita un piloto

  • Se nota la falta de un base puro
  • La enfermería del Barça alberga a Pangos, Delaney, Heurtel, Ribas y Claver

Con los visto durante los primeros partidos de temporada, pocas dudas quedan de la calidad del nuevo Barça. Un equipo aspirante a todo y que además debe marcarse como objetivo ser uno de los equipos presentes en la Final Four.

A pesar del gran inicio, ganando sus cuatro partdios de Euroliga -tres de visitante- y con récord de 4-2 en Liga Endesa, los de Pesic están notando la falta de un base puro. Con Heurtel, Pangos y Delaney en la enfermería, el conjunto culé se ha visto obligado a emparchar la situación utilizando a Hanga de base.

A pesar de que el húngaro está cumpliendo con lo que se le pide, está a la vista que esa no es su posición natural y el primero que lo nota es él. En Liga Endesa, ha aumentado su número de asistencias con respecto a la última temporada (de 1.5 a 4.3)  pero ha disminuido el de puntos (de 9.9 a 7.2), el porcentaje de tiro de dos (de 59.3% a 50.1%)  y de tres (de 35% a 24.8%). También ha doblado su número de pérdidas por partido (de 1 a 2.3) y ha aumentado su número de faltas por encuentro (de 2.1 a 2.5). Todos síntomas de un jugador que está forzando la maquinaria.

hanga_ante_estrella_roja.jpg

Hanga ante Estrella Roja. Vía: Barça

Por otra parte, también se hacen eco de ello sus compañeros. En un equipo con tanto talento ofensivo y tantos jugadores capaces de crearse su propio tiro, el Barça está echando en falta a ese base capaz de levantar la cabeza, parar el juego y ordenar algún sistema.

En algunos partidos es algo que ha pasado desapercibido, porque el partido se rompe muy rápido o simplemente porque el Barça es superior sin necesidad de ser organizado. En otros casos, como ante Estrella Roja, no fue así. El ataque se hizo muy espeso en algunos tramos del encuentro y solo se buscaba sacar ventaja desde las individualidades. Lo mismo pasó ante Zaragoza, y seguirá pasando mientras no se recuperen Pangos y Delaney.

En otro plano está Leandro Bolmaro, una de las perlas argentinas que acoge el Barça y que ha visto como su protagonismo en el primer equipo a pasado de cero a mil en un par de semanas. Bolmaro tampoco es un base puro, es más un escolta con buen manejo de balón, a pesar de que en el primer equipo siempre ha ejercido de base. Resulta utópico pedirle a él, al rookie, que sea quien organice el juego. Sin embargo, es quien mejor lo está haciendo. A pesar de sus prisas y errores de novato, ha demostrado que tiene condiciones para jugar en Liga Endesa y que puede ser un jugador de rotación muy válido.

bolmaro_ante_alba_berlin.jpg

Bolmaro ante Alba Berlín. Vía: Barça

Este Ferrari que tiene Pesic necesita un conductor, pero le sobra gasolina, y es por eso que urge aún más recuperar a los lesionados. De todas formas, no hay que perder la cabeza. Si están con récord de 8-2 (entre Euroliga y Liga Endesa) sin ningún base, imagínense de lo que son capaces con los 15 jugadores de la plantilla sanos.

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
2 años 4 meses
#contenidos: 
149
#Comentarios: 
300
Total lecturas: 
314,214

Comentarios

Espero ver al equipo con los jugadores ya recuperados de sus lesiones.
Son muchas en este momento y casi todas focalizadas en la misma posición.