Solapas principales

El lado más personal de Nico Richotti fuera de las pistas

  • El aurinegro comparte lo que hace cuando no está sobre el parqué
  • La fotografía, los videojuegos, la música y la naturaleza son algunas de sus aficiones
  • Cree que Tenerife tiene muchos rincones bonitos donde perderse

En cualquier deporte es necesario que los jugadores no se obsesionen con el mismo las 24 horas del día, puesto que esto podría originar serios problemas. Hay un tiempo para jugar y otro para descansar. La Liga Endesa es una de las categorías más competitivas y exigentes para sus practicantes, que se someten a duros entrenamientos para rendir al máximo posible en los partidos. Hace unos días tuvimos la oportunidad de entrevistar a Nico Richotti para conocer -entre otros aspectos- cómo está viviendo su sexta temporada al frente del Iberostar Tenerife. Sin embargo, el escolta bahiense quiso compartir su lado más personal fuera de las pistas y qué hace en su tiempo libre para dejar de pensar en su trabajo.

Sentado en la grada del pabellón Santiago Martín mientras se escucha de fondo a algunos aurinegros que comienan a ejercitarse, Richotti no tiene reparos en admitir que le resulta bastante difícil desconectar del baloncesto. "Cuando termino de entrenar y voy a casa siempre estoy mirando algo de baloncesto -alguna Eurocup, Euroliga, NBA, Liga Argentina, estadísticas, etc.- Estoy bastante enganchado, pero bueno me encanta hacerlo". El argentino es uno de los jugadores más reconocidos en Tenerife. Cuando pasea por las calles es habitual que los aficionados le paren para pedirle autógrafos y fotografías, algo que lleva bien. "Es lindo que te reconozcan por tu trabajo, por algo que haces y siempre lo hacen con muchísimo cariño y respeto.  Estoy muy agradecido".

Aquellas personas que más conocen al capitán aurinegro son conscientes de que una de sus pasiones es la fotografía. "Todo empezó por una simple compra. Siempre había querido tener una cámara réflex y en el momento que la compré me empecé a enganchar, a leer, me fue gustando y de ahí se ha convertido en uno de mis hobbies preferidos. Hice un curso de fotografía y durante la temporada uno no tiene tanto tiempo como para salir porque necesita descansar. Pero en los días libres siempre que puedo me hago una escapadita a sitios para sacar fotos. Me gusta retratar paisajes y la fotografía nocturna. Eso es lo que más me llama la atención".

Los videojuegos también constituyen uno de los principales pasatiempos de Richotti y no resulta extraño verle compartir imágenes junto a otros baloncestistas -como Facundo Campazzo o Nicolás Laprovittola- cuando juegan entre ellos a través de su Twitter oficial. "Voy a hacer una confesión que no la sabe nadie: llevo casi dos años enganchado a un juego del ipad que se llama Clash of Clans y ese es prácticamente un vicio. Y después juego al Call of Duty en la PlayStation con compañeros del equipo, jugadores de otros conjuntos, amigos de Argentina, etc. Hay acá un par en el equipo que juegan y la verdad es que sí hay pique, pero yo no puedo picar mucho porque no soy muy bueno, así que me tengo que callar la boca" -reconoce entre risas-.

Centrándose en Tenerife destaca qué es lo que más le gusta: "La calidad de vida a pesar de que todos a veces se quedan con el clima, que eso también influye. La gente es muy amable, te trata muy bien, te hace sentir muy cómodo y es una isla que tiene muchas cosas para disfrutar". La isla cuenta con numerosos rincones donde disfrutar de un bonito paisaje. "Normalmente me gusta irme al norte a las zonas de Garachico, Los Silos, Teno, Buenavista, etc. Pero cada vez que puedo y tengo tiempo me gusta subir a El Teide porque es un lujo tenerlo cerca y es uno de mis rincones preferidos". De no haberse dedicado al baloncesto, Richotti tiene claro que al ser un "amante de la naturaleza" probablemente hubiese trabajado profesionalmente en algo relacionado con ella.

En lo que respecta a sus gustos musicales no se decanta por ningún estilo en concreto y confiesa que le gustan absolutamente todos. "Depende también del momento del día y demás, pero soy capaz de escuchar desde Hip hop hasta a Malú". Su amor hacia la música se remonta a su juventud, cuando decidió tocar un instrumento. "Toco la guitarra desde hace mucho. Comencé en Argentina cuando tenía aproximadamente 15 años en porque en mi grupo de amigos siempre había un par que tocaba. Cuando nos juntábamos siempre había una guitarra y ahí empecé a intentar tocarla. Fui una vez a clases pero un mes nada más y después todo lo demás lo aprendí de forma autodidacta. Es algo que me gustaba y sinceramente llegó un punto en el que le dije a mi padre -que él también tocaba- que me regalase una guitarra. Cada vez que tengo tiempo la toco, es algo lindo". Richotti es el encargado de animar el vestuario al son de su guitarra, como en la temporada pasada cuando aceptó el reto de la Liga Endesa e interpretó junto a los demás aurinegros la canción La bamba:

El reto de la Liga Endesa: Iberostar Tenerife


 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
6 años 7 meses
#contenidos: 
39
#Comentarios: 
106
Total lecturas: 
128,748