Solapas principales

Los problemas de los "modestos" para crecer, mayores cada día

  • Los equipos humildes ven como sus principales estrellas se marchan ahora mediada la temporada
  • Sekulic, Muscala o Shermadini abandonan sus equipos, dejándoles bastante tocados en algunos casos

Hay un realidad que todos conocemos. Los equipos más humildes suelen servir de trampolín a los jugadores para que se fijen en ellos equipos más grandes. Es el crecimiento natural en la carrera de un jugador y es algo que viene ocurriendo desde siempre, que no nos suena extraño.

Conocemos casos de equipos que cada verano deben reinventarse, que sabemos que los dos o tres jugadores que les vemos destacar en ellos van a salir el siguiente verano hacia equipos de mayor solera, historia y posibilidades. El principal ejemplo viene siendo Gran Canaria, donde se viene realizando un gran trabajo en la captación de jugadores que apenas se mantienen en La Isla más de dos años, casos como los de James Augustine, Jaycee Carroll, CJ Wallace, Ryan Toolson o Spencer Nelson nos lo demuestran, llegaron al conjunto canario sin gran nombre y allí explotaron, poniendo sus ojos en ellos equipos importantes de Europa.

Gran Canaria es sólo un ejemplo, hay muchos más equipos que han debido de vivir estas situaciones. Y la pregunta que surge es: Si tan bien se hacen las cosas por esos equipos, ¿por qué no pueden llegar a formar un equipo para estar arriba? Una respuesta puede encontrarse en las competiciones europeas. Jugar Euroliga es una quimera para estos equipos, habiendo cuatro Licencias A en España que te obliga a jugar como mínimo la Final de la Liga Endesa para obtener un billete, algo que consiguió Bilbao Basket en una ocasión. Y jugar la Eurocup es, en muchas ocasiones, deficitario, teniendo que renunciar a participar en ella este año el mismo Herbalife Gran Canaria y Obradoiro. En años anteriores hemos visto a equipos como Akasvayu Girona o Cajasol llegar a finales de esta segunda competición, pero hoy día los equipos modestos pocas veces se aventuran a jugarse la lotería de participar en una competición que pueda costarles dinero, hasta mucho dinero.

Al no poder jugar en Europa, estos equipos tienen difícil retener a sus estrellas, movidos por los cantos de sirena de poder participar en el mejor escaparate, en la principal competición europea, no digamos ya si la llamada viene del otro lado del Atlántico desde alguna franquicia de la NBA.

Pero de un tiempo a esta parte viene sucediendo un nuevo hándicap para los equipos más humildes. Ya no sólo ven sus plantillas debilitadas en verano, es que a mitad de temporada pueden ver como su jugador más destacado hace el petate y se marcha, haciendo caer el castillo de naipes que en algunas ocasiones son las estructuras de las plantillas, formadas en base a dicha estrella.

En las últimas dos semanas hemos visto como se han marchado de sus respectivos equipos Blagota Sekulic, Mike Muscala y Giorgi Shermadini, dejándoles muy debilitados para lo que resta de temporada. Pero esto ya ha ocurrido en los últimos años. Los casos más sonados pueden ser la marcha de Joe Ingles, de Granada a Barcelona, la de Esteban Batista, de Fuenlabrada a Vitoria, o la de Kyle Singler, de Alicante al Real Madrid, si bien esta última tenía la particularidad de la locura de Lockout de la NBA.

Así pues, hoy día no sólo para los equipos modestos es imposible mantener a sus principales estrellas de un año para otro, si no que ven cómo pueden volar mediada la temporada, lo que supone una mayor fractura en las distancias entre equipos, pues los más humildes cada vez tienen mayores dificultades para competir y poder intentar crecer y establecerse entre los grandes. 

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 3 meses
#contenidos: 
207
#Comentarios: 
2,393
Total lecturas: 
1,232,531

Comentarios

¿Os acordáis de la Lega Italiana? De lo que era y en qué se ha convertido ahora (hablo en su conjunto). ¿Pensáis que puede pasarle lo mismo a la L.Endesa?

Efectivamente parece que va camino de ello. Pero por un lado nos dicen que ya hemos tocado fondo economicamente en este pais, y que a peor no vamos a ir.
Pero por otro lado ¿hasta donde se podrá mantener este estado general de mafiocracia? Soy partidario de sanear todas las cuentas de todos los negocios y administraciones habidos en "la piel de toro", y empezar de cero, como parece que se ha hecho o hizo en el basket en Italia. No sería ningún trauma. La base baloncéstistica está desatada desde el boom de los chicos de Oro (Pau, Navarro, Felipe, Calderón, etc) ese es nuestro auténtico valor, y no la ACB.

Esto demuestra lo que demuestra: Que el futuro del basket profesional en Europa es una Euroliga larga, cerrada y económicamente saneada. Las ligas nacionales tienen sus días contados como alternativa a nivel de gran élite en el Viejo Continente.

Una Euroliga larga, cerrada y económicamente saneada no es el futuro del basket profesional en Europa. Es el futuro del basket profesional de los cuatro equipos que participan, pero no del resto de la afición de baloncesto. Para seguir una liga cerrada que nunca veré juegar en mi ciudad (Zaragoza), seguiré la NBA. ¿O se creen que siendo seguidores del CAI Zaragoza, Valencia Basket, Estudiantes, Joventut, etc. nos vamos a hacer hinchas y comprar camisetas y merchandising del Baskonia, Unicaja, Barcelona, Madrid, CSK u Olimpiakos? ¿Se creen que voy a hacer viajar a mi hijo un fin de semana para ver un Baskonia-Panatinaikos, porque ya no ha liga ACB los fines de semana, o directamente no existe la liga ACB?

Aficionados al baloncesto somos pocos y hay una parte que viven con ilusión seguir a un equipo que no es de euroliga, si desaparece su liga, ¿tu crees que mostrarán ilusión por la euroliga? Es que veo más factible que sigan la NBA antes.

Que se eliminen los méritos deportivos año a año para acceder a jugar la euroliga generaría ilusión en muchos aficionados, si no, que se lo digan a los del CAI o Herbalife que se ganaron su derecho "deportivo " el año pasado.

También veo muy necesario que sigan existiendo los descensos y se facilite que suban los ganadores de la LEB Oro a la ACB.

Ah, mijuan, está por ver si sería saneada la Euroliga (lo de generar beneficios...), tomando el ejemplo de vitorianos y malagueños, este año han bajado incluso presupuesto a pesar de jugar Euroliga.

La crisis es la que es y tenemos que apechugar con ello.Lo dije ayer y lo sigo manteniendo,estos jugadores dejan sus equipos para marcharse,Muscala a los Hawks,Sekulic al Fenerbache y Shemardini a Olimpiacos.Me empezaria a preocupar si estos jugadores hubieran dejado la liga Endesa para irse a jugar por ejemplo,uno al Budivelnik,otro al Cantu u otro al Limoges,pero no es el caso y estos jugadores se han ido porque en 2 de los casos el dinero era suculento y el otro cumple su sueño de jugar en la NBA.

Es un mismo patron pero distintos casos...
Muscala se hubiese ido si o si, firmar por un equipo europeo como trampolin era su meta, y es mas que probable que firmara con el Obra (como equipo pequeño) por tener mas facilidad para poder irse... Ademas yo creo que el Obra era consciente de esa posibilidad y por otro lado ha dejado un buen redito economico.
El caso de Sekulic yo lo veo peor para el Tenerife, al fin y al cabo pierde a su estandarte que se va a Turquia de temporero ante la plaga de lesiones. Segun tengo entendido solo rescindio, sin compensacion para el club, y por tanto ahora tenerife debe fichar un jugador del sueldo de Sekulic y que presumiblemente no tendra el excelso nivel que mostro el bosnio. Este es un caso putada.
Y luego esta el caso Shermadini, que creo que se juntan varios factores y es la buena experiencia de Shermadini en grecia pese a no jugar mucho, la recuperacion de Norel por parte del CAI y la buena marcha del CAI en liga. Yo creo que si el CAI hubiese estado en peores condiciones clasificatorias no hubiese "soltado" tan facil a Shermadini.

Cierto que fue un movimiento importante, pero desestimé anotarlo por no considerar a Baskonia un modesto. Gracias por el apunte, un saludo
Lo que más fastidia de todo esto es que los clubes modestos son los 'bancos de pruebas' de los grandes. El equipo pequeño arriesga con un NCAA o con un jugador en progresión... si le sale mal se lo come con patatas... y si le sale bueno, se lo lleva un grande (sin correr ningún riesgo) a cambio de unos miles de euros. Y encima el equipo pequeño se queda agradecido por ese dinero. Así está el panorama... ni descensos, ni equipos pequeños que puedan mantener a buenos jugadores, ni patrocinadores, ni ingresos televisivos...