Solapas principales

Proyecto Movistar Estudiantes 15/16: Incógnitas y esperanzas

  • Jugarán hasta cinco canteranos: Jaime Fernández, Darío Brizuela, Edgar Vicedo, Juancho Hernangómez, Fran Guerra
  • Han solucionado la falta de un cinco con la llegada de Stimac

La temporada pasada no presentó demasiadas complicaciones para el equipo de Magariños. El club, acostumbrado a sufrir, materializó 14 victorias en la temporada, en las que fue capaz de dar gratas sorpresas a sus aficionados, colgándose el cartel de matagigantes. El Palacio de los Deportes se convirtió en el mayor de los fortines. En casa cayeron el Real Madrid en un eléctrico y competido partido, el Barcelona, el Laboral Kutxa, el Bilbao Basket o el Fiatc Joventut. Es un equipo que se siente grande y, que a pesar de jugar en otra liga, la de los problemas económicos y el vaiven de jugadores, saca el orgullo y el coraje ante cada potencia en una autoafirmación. Pero en cada viaje al exterior se encontraba con la dura realidad.

Este año será una temporada de cambios. Una vuelta a los orígenes, por necesidad y por querencia. El primero de todos, el timonel. A Txus Vidorreta, que acumulaba detractores y defensores a partes iguales, le sustituye el ourensano Diego Ocampo, que llega después de realizar una buena campaña en el UCAM Murcia. De su boca salió que "ser entrenador es ser formador", y es que desde Magariños han valorado su perfil de instructor, con experiencia como seleccionador nacional sub16 y sub17. El reto que tiene delante no es baladí, ya que se enfrenta a la plantilla más joven de los últimos años. Su cometido será situar al equipo en unas posiciones no demasiado peligrosas a la par que forma en la alta competición a los canteranos que llegan este año.

"De este Peñas veo muy difícil que algún jugador juegue el año que viene en ACB”, aseveró Quim Costa en Abril. A pesar de ello, tanto Darío Brizuela como Edgar Vicedo han dado el salto del Peñas Huesca al primer equipo del Estu, de la misma manera que vuelve Fran Guerra. Ellos tres, junto a Juancho Hernangómez y Jaime Fernández, el que más temporadas acumula en la plantilla a pesar de sus 22 años, forman el núcleo canterano en la plantilla. No han sido pocas las imaginaciones de un Ocampo alineando un quintento formato únicamente por canteranos, con Jaime, Darío, Vicedo, Juancho y Guerra.

En el capítulo de salidas, las de Diamon Simpson y Xavi Rabaseda son muy sensibles. El americano fue capaz de conectar con el pabellón, a pesar de que en su primer tiro libre no lo presagiaba, pero cumplió con garra. Rabaseda dio un notable paso en su crecimiento tras una primera campaña con luces y sombras, y ahora vuela (y hará volar) hacia tierras canarias. Pietro Aradori siempre fue un regalo con fecha de caducidad, de un solo uso. Por último, Fede Van Lacke y su sonrisa tampoco serán azules.

En cuanto a las entradas, se ha arriesgado con jugadores como Graham. Como antaño, el nivel de los americanos marcará en buena medida los objetivos finales de la plantilla, junto a la adaptación de los cachorros del Ramiro.

"Siempre hay que tener exigencia pero también saber enseñar. Me gusta enseñar, que los jugadores mejoren". El mismo Diego Ocampo marcó el principal reto que tiene por delante. No será fácil.

Bases: Salgado / Jaime Fernández / Brizuela

1415_rmb-mov-29.jpg

Jaime Fernández

Javi Salgado (35 años, 1,78). Segundo año del bilbaíno comandando la nave estudiantil. Este año no tendrá a su inseparable Txus Vidorreta en el banquillo, pero su rol no variará: Ser el jugador que imponga orden en la cancha y aporte veteranía en la joven plantilla. Fue de más a menos en la temporada pasada, y en esta se espera que a sus 35 años las piernas no le fallen para ser el contrapunto de Jaime y Darío. Débil defensivamente, Vidorreta escondía sus carencias por medio de los sistemas, está por ver que soluciones propone Ocampo. En ataque es un buen organizador, aunque abuse de bote, y un triplista que se crece en los momentos adversos y complicados.

Jaime Fernández (22 años, 1,86). Uno de los preferidos de la afición. Cada año, de él se ha esperado una explosión y ver al jugador que puede llegar a ser. Sin embargo, lo que ha ofrecido el canterano ha sido una mejoría paulatina pero continua, paso a paso. Es ya un veterano del equipo, habiendo debutado hace cinco años. El año pasado regaló espectáculo a las gradas del Palacio, en la que se convirtió, por fin, en uno de los pesos de la rotación. Debe mejorar su dirección de juego si finalmente ubica su carrera en la posición de uno.

Darío Brizuela (21 años 1,96). "No debe tener ninguna presión, tiene que hacer lo que cualquier chico de 20 años, estudiar, entrenar al máximo y ser feliz". Así se refirió Ocampo cuando le preguntaron por él. Es un jugador muy vertical, que le encanta ir hacia al aro, de un perfil similar al de Jaime. Ha dejado destellos de brillantez en la pretemporada. Jugará tanto de uno como de dos, aunque tiene que ganar pausa y dirección para la primera posición, y físico para la segunda.

VALORACIÓN SOLOBASKET: La organización del equipo se mantiene constante, pero no necesariamente invariable. Si el físico de Javi Salgado aguanta y Jaime Fernández da un paso más, la dirección del equipo estará bien cubierta. De cómo se relacionen esos dos factores dependerá si mejoran o empeoran el rendimiento del año pasado. Brizuela deberá ser un plus que revolucione partidos.

Escoltas-Aleros: Graham / Thomas / Hernangómez / Vicedo

juancho-hernangomez-estu-e1441053530339.jpg

Juancho Hernangómez. Foto ACB.

Zach Graham (26 años, 1.98). El estadounidense jugó la pasada campaña en Puerto Rico. Es un auténtico tratomundos, habiendo pasado por Turquía, México, Filipinas, e incluso con una escasa experiencia NBA en Atlanta Hawks. Se espera de él que sea un buen anotador. Sin embargo, su adaptación a una liga más exigente como la ACB es una total incógnita. En el básket europeo solo jugó en la Segunda División turca. El año pasado el experimento Nunnally salió mal, pero Graham ha rendido bien en pretemporada, siendo muy capaz de fabricarse sus propios tiros y ser una constante amenza ofensiva. Una riesgosa, aunque interensate, apuesta del club colegial.

Brandon Thomas (31 años, 1,98). El complemento de Graham. No tiene mal tiro, pero es un jugador que destaca por su físico y las prestaciones defensivas que puede ofrecer. Ocupará un rol similar al de Xavi Rabaseda en los dos últimos años. Llega contrastado, pues el año pasado jugó en el Nanterre francés, y también cuenta con experiencia en el Bayern, entre otros. Quiere recuperar su mejor nivel, pero lo tendrá que intentar en una liga muy fuerte.

Juancho Hernangómez (20 años, 2.04). Tras un año de adaptación con poca presencia en la rotación de Vidorreta, busca explotar este año sin dilación. Ya al final de la última temporada se apreció una mejoría en su juego, fruto de una mayor confianza. En la pretemporada no ha dejado de aumentar su presencia. Es un jugador alto, que combinará las posiciones de 3 y 4, y jugará mucho como ala-pívot abierto. Es capaz de desenvolverse en las cercanías del aro, a la par que puede juegar de cara y tirar de larga distancia con efectividad. Su evolución parece inmediata, y no sería verle extraño enfundado la camiseta de otro equipo con mayor potencial económico en los próximos, o próximo, años. Este mismo verano sonó para el Barcelona o el Valencia, pero antes tiene mucho trabajo por delante.

Edgar Vicedo (20 años, 2,01). Otro de la camada del 94, y una de las nuevas esperanzas del club colegial. El alero compartió vestuario con Darío en Peñas Huesca, donde ya estuvo en el último tramo de la anterior. Dio un paso al frente como hombre importante en la rotación, con más de 13 puntos de valoración por partido. Al final del año pasado disfrutó de minutos sin presión que le pueden ayudar a su adaptación esta temporada. En pretemporada no ha gozado de un papel importante.

VALORACIÓN SOLOBASKET: En el puesto de dos, la sombra de Pietro Aradori es alargada. A pesar de ser efímero, fue el líder que le faltaba al equipo. Este año la referencia no llegará por ahí. De hecho, los jugadores que pueden ser alineados en esa posición deben de dar un paso al frente para que no falte anotación exterior, como ya sucedió en otros momentos. Brizuela y Graham jugarán buena parte de los minutos, junto a Jaime Fernández cuando el equipo no lo necesite en la posición de uno.

La posición de tres será uno de los puntos fuertes del equipo. Los cuatro jugadores pueden desembolverse en esta posición, por lo que los minutos serán caros y la competitividad alta. Pero Rabaseda era uno de los pilares del equipo y olvidarle no será sencillo.

Ala-pívots: Nacho Martín / Bircevic

Nacho Martín (32 años, 2,05). El controvertido Nacho Martín vuelve a vestir la camiseta azulona. Será el postín ofensivo de los jugadores altos. Tiene un juego muy bueno de cara al aro, y cuanto esté enchufado llevará a su equipo a las espaldas. Competitivo, pero hay partidos en los que se borra. Es una de las referencias de Juancho. Sus prestaciones están fuera de toda duda.

Bircevic (25 años, 2,09). El serbio llegó con un buen cartel hace un año, en buena medida fruto de la medalla de plata conseguida en el Europeo del año anterior. Sin embargo, el ala-pívot decepcionó en su estreno. Es un jugador capaz de abrir campo gracias a un tiro exterior bastante bueno, empero, no fue capaz de sacar réditos de su altura en las inmediaciones del aro, acusado de debilidad. Con alergia a la pintura y al contacto, debe aportar más en esa faceta si quiere progresar como jugador.

VALORACIÓN SOLOBASKET: Misma pareja del año anterior, de la que se espera una mejoría. De Nacho Martín ya se sabe lo que se puede esperar, que no es poco. Mientras, el internacional Bircevic solo puede mantener el nivel del año pasado o ir a mejor, ya asentado y sin lastres físicos Además, la mayor presencia de Hernangómez en el puesto de cuatro aportará frescura y motivación, que gozará de minutos importantes en el año de su consolidación. Como debe, los tres presentan perfiles con bastantes similitudes, lo que podría desembocar en falta de alternativas.

Pívots: Stimac / Fran Guerra

Stimac (28 años, 2,11). Dupla de serbios para las posiciones interiores. Con la espantada de Ike Ofoegbu, el Estudiantes se encontró con el serio problema de encontrar a un cinco de garantías a pocas semanas de la competición. Tras tantear la suculenta opción de Hettsheimer, la directiva consiguió otro perfil igual de interesante. Vladimir Stimac, que estaba sin equipo, jugó el año pasado en la Bundesliga de la mano del Bayern con unos números de 8.7 puntos y 5.3 rebotes. Es un pívot clásico que desenvuelve todo su juego en el poste bajo. En Estudiantes será la referencia fuerte interior, con galones.

Fran Guerra (22 años, 2,14). El techo ha dado varios tundos en los últimos años, pero en el último encontró su sitio en Lleida. En la ciudad catalana pudo rendir a gran nivel en la Adecco Oro, buscando la experiencia necesaria para volver este año a la ACB y por fin asentarse. Tiene buenos movimientos cerca del aro y demostró que es un buen reboteador. Su objetivo es no defraudar como suplente de todo un equipo ACB.

VALORACIÓN SOLOBASKET: La baja de Simpson es sensible ante la falta de un interior fuerte reboteador, una constante en los últimos tiempos del Estudiantes. Con Stimac incorporan a un jugador fiable que buscaba un equipo superior. Guerra debe demostrar que puede ser un suplente solvente para que la rotación no se quede en extremo corta. De lo contrario, el equipo sufrirá contra equipos de mayor fortaleza.

TODOS LOS PROYECTOS LIGA ENDESA 2015-16

Sobre el autor

 
Antiguedad: 
9 años 1 mes
#contenidos: 
40
#Comentarios: 
285
Total lecturas: 
173,894

Comentarios

Ocampo encaja como anillo al dedo en este Estudiantes. Esta experiencia puede ser muy beneficiosa para ambas partes, tanto la entidad en general como para Ocampo en particular.

Para mi el mejor fichaje es el Ocampo. El resto suena bastante bien. Saldremos ganado con la espantá de Ofoegbu, Stimac es pura pasión y la Demencia lo elevará a sus altares. Juancho es demasiado joven aún, pero tiene magia, es capaz de lo que sea. Salud!!